Muchísimas gracias.

Muchas gracias a todas las mujeres, a todas las mamás que están aquí reunidas.

Permítanme, antes de hacer uso de la palabra. Platicando con mi esposa, Angélica, ella también quiere transmitirles un mensaje.

Si me lo permiten, le voy a ceder el uso de la palabra, y después yo dirijo mi mensaje.

Muchas gracias.

-SEÑORA ANGÉLICA RIVERA DE PEÑA: Muchas gracias, amor. Gracias.

La verdad es que me da mucho gusto acompañar aquí, a mi esposo; estar aquí, con todas ustedes.

Me siento muy emocionada de estar aquí, con toda la gente hermosa del Estado de México.

A todas las mamás, muchas felicidades.

Ayer nos dejamos consentir por nuestros hijos, por toda nuestra familia.

Y la verdad que ser madre es la bendición más grande que nos puede dar la vida. Somos el pilar de nuestra familia.

Y las mamás realizamos un trabajo incansable, de amor y de entrega, todos los días, sin esperar nada a cambio.

Las mamás de hoy somos amigas, maestras, compañeras de juego, doctoras. Tenemos todas las profesiones las mamás, porque los hijos así nos las pusieron, y nos convertimos en todo lo que nuestros hijos necesitan de nosotras.

Hay que sentirnos muy orgullosas de ser mamás, porque es un privilegio hacer y formar niños y niñas de bien.

Nuevamente, muchas felicidades a todas las mamás de México.

Y gracias a ti, amor, por esa entrega y ese apoyo que nos das a todas las mujeres.

Gracias.

-PRESIDENTE ENRIQUE PEÑA NIETO: Muchas gracias, amor.

Muchas gracias por ese mensaje y, sobre todo, por dar un testimonio de quien es mamá; de quien es mamá de seis hijos: tres y tres, pero ya es una familia de seis.

Muchas gracias por lo que haces por ellos, por estar al pendiente, por cuidar de ellos y ayudar realmente a la formación de nuestros seis hijos.

Señor Gobernador:

Muchas gracias, nuevamente, Eruviel, por tu hospitalidad.

Muchas gracias por la calidez con la que invariablemente recibes al paisano de todos ustedes, al Presidente de la República. Gracias por la anfitrionía.

Al tiempo que saludo a todas las mujeres, especialmente a mujeres integrantes del Gabinete del Gobierno de la República; a las mujeres que forman parte del gobierno del Estado de México, de los gobiernos municipales, que están aquí presentes; especialmente de Huixquilucan, el municipio que hoy nos recibe.

Saludo a todas las autoridades de todos los órdenes de Gobierno que están aquí reunidas.

Pero especialmente el motivo de esta visita, además de entregar esta Ciudad de la Salud para la Mujer, que hoy estamos inaugurando, una obra que ha edificado aquí, el gobierno del Estado de México, el motivo principal.

Yo quiero decirles que el motivo principal de estar hoy aquí, es decirles a las mamás, ustedes aquí presentes y a todas las mamás de México, que el día de ayer celebraron el Día de la Mamá, felicitarles ampliamente.

Y sobre todo hacerles amplio reconocimiento y gratitud por todo lo que hacen todos los días, en favor de sus hogares, en favor de su comunidad, en favor de ese lugar en donde viven y en donde se desarrollan todos los días.

Porque ustedes, las mujeres, las mamás especialmente, son las constructoras, son las artífices, son las pilares; son quienes van edificando precisamente el país que todos queremos ver y tener.

Gracias a las mamás de México, por su entrega diaria y por su esfuerzo en favor de México.

Y miren. México prospera, y lo que estamos haciendo en equipo las distintas autoridades, el Gobierno de la República, el gobierno del Estado de México, los gobiernos municipales, es hacer equipo y trabajar para que México prospere; para que México depare a esta generación, a esta sociedad y a las futuras generaciones, una mejor Nación.

Las mamás, si de algo se ocupan es precisamente de que sus hijos, de que su hogar, tenga las mejores condiciones y sus hijos tengan la formación debida para que sean mujeres y hombres de bien.

Creo que ese es el principal deseo de toda madre.

Todos los días hacen sus mejor esfuerzo, su entrega total.

Primero, para preparar a sus hijos, desde que son muy pequeños, para que se vayan a la escuela. Y antes de ello, para que reciban la debida atención médica; la salud que deben tener y cuidar de ella.

Pero, además de eso, muchas mujeres son jefas de familia, muchas mujeres tienen que salir a trabajar, precisamente, para proveer al hogar del que ellas son jefas.

Esa es la tarea incansable de todas las mujeres y, especialmente, madres de familia.

Es una tarea que verdaderamente merece todo nuestro reconocimiento.

Y, hoy los esfuerzos que realizamos los gobiernos son, precisamente, para que sumados a ese empeño, a esa dedicación diaria de las mamás de México, podamos ir creando entre todos una mejor Nación.

Hoy estamos entregando esta Ciudad de la Salud, que es una ciudad que es particularmente dedicada a las mujeres, que el gobierno del Estado de México ha venido edificando en distintos espacios. Está la de Cuautitlán, ahora entrega aquí, la de Huixquilucan, que beneficia a miles de mujeres, no sólo de este municipio, sino de varios municipios vecinos a Huixquilucan.

Y el propósito es prestarles atención médica, asesoría jurídica gratuita, darles apoyo, acompañar especialmente a las mujeres de esta región del Estado de México.

En el Gobierno Federal tenemos un programa parecido, que son las Ciudades de la Mujer, que son ciudades donde también se prestan distintos servicios en apoyo a las mujeres de México.

Y estos son esfuerzos que complementan todas las otras tareas que estamos llevando a cabo para apoyar a las mujeres y apoyar a la sociedad en general.

Déjenme sólo referirles algunos temas, en alcance a una estricta rendición de cuentas de lo que venimos haciendo, porque al final de cuentas, y yo lo escuché de varias de ustedes, que les agradezco además, a quienes fui saludando, varias voces, varias de ustedes me dijeron: Presidente, estamos con usted; Presidente, entendemos que esto lleva tiempo, sabemos que esto es un proceso, pero le acompañamos en este esfuerzo.

Gracias, porque realmente todas estas expresiones de apoyo y de respaldo alientan mucho y motivan lo que estamos haciendo.

Por una parte, tenemos varios programas desde el Gobierno de la República, dedicados a apoyar exclusivamente a las mujeres.

El Seguro de Jefas de Familia, que alcanza ya más de cinco millones de mujeres de nuestro país, que les permite tener un seguro de vida y por lo menos la tranquilidad de que, en caso de faltar, sus hijos tendrán el apoyo económico necesario y suficiente hasta que puedan cursar sus estudios universitarios.

Tenemos, también, los Comedores Comunitarios, que aquí han venido demandando.

En qué consisten los Comedores Comunitarios.

Es parte del despliegue de una política dedicada a combatir el hambre que hay en nuestro país. La Cruzada Nacional contra el Hambre fue un programa, o una cruzada que partió de reconocer que, lamentablemente, hay millones de mexicanos que pasan por hambre, que no tienen asegurada su diaria alimentación.

Y, por eso, los Comedores Comunitarios es una nueva política, dentro de la política social del Gobierno de la República, acompañada de los esfuerzos de los gobiernos estatales para llegar a lugares muy apartados, muy dispersos o a regiones urbanas en donde hay pobreza y hay hambre.

Y en estos Comedores Comunitarios lo que ocurre es que ahí se presta alimentación diaria a adultos mayores, a mujeres embarazadas y a niños, y esto está permitiendo que más mexicanos tengan asegurada su alimentación.

Por eso, esta acción en la edificación de Comedores Comunitarios es una tarea que no está agotada, y vamos a seguir construyendo más comedores para beneficiar a más mexicanos de todo el país.

Junto a todo esto están otros programas. Ya aquí, en el Estado de México, señor Gobernador, son mil 300 comedores instalados, en una meta que nos hemos propuesto de llegar a dos mil comedores en todo el Estado de México, que hoy atienden ya a 130 mil personas diariamente estos comedores.

Pero, junto a todo ello, hay otras tareas y hay otras acciones.

Hemos venido ampliando la red de tiendas DICONSA, en donde las familias pueden comprar productos básicos a mejores precios, 15 productos de alimentación básica en las que los pueden adquirir a mejores precios.

También, hemos ampliado la cobertura de LICONSA, porque al final de cuentas, como madres, ustedes quieren que sus hijos estén bien alimentados, que reciban todos los nutrientes necesarios para su debida formación, y eso es lo que hemos venido haciendo a través de las lecherías LICONSA.

No sólo hemos mantenido este programa, sino que lo hemos ampliado y hoy son ya más de 6.4 millones de mexicanos que reciben atención y apoyo a través de leche fortificada, es parte de la acción de los comedores y de las tiendas LICONSA que hay todo el país.

En otro ámbito, a ver hay otro ámbito de acción que no sólo está inscrito dentro de la política social o es parte de la política social.

Déjenme referir que dentro de las grandes metas que nos trazamos desde el inicio en esta Administración, una de ellas tiene que ver con la educación. Y ustedes, que tienen ahí a sus hijos, que procuran que sus hijos vayan a la escuela, lo que hemos venido haciendo con la educación del país, primero, es fortalecer el marco legal para que haya educación de mayor calidad.

Porque ahora no sólo se trata de que haya cobertura, es decir, que haya escuelas cerca de donde están ustedes viviendo, que eso en buena medida ya se cubre, más del 97, 98, por ciento en el nivel básico se tiene cubierto.

Pero ahora se trata de que haya calidad en la educación, porque de nada serviría que sus hijos fueran a la escuela si la educación que reciben no es la mejor y no es la que les va a permitir tener un mejor trabajo, un mejor empleo y, sobre todo, la oportunidad de realizarse plenamente.

No queremos formar y educar para la frustración. Queremos educar para que sus hijos tengan herramientas que les permita encontrar un mejor futuro, por eso trabajamos en favor de la educación y, sobre todo, de la calidad de la educación.

Además de lograr este propósito, hoy estamos implementando Escuelas de Tiempo Completo; de 6 mil 700 pasamos a tener hoy 23 mil Escuelas de Tiempo Completo a las que asisten casi tres millones y medio de niños de todo el país y donde el horario de atención a los niños se ha ampliado.

Esto, por un lado, facilita que las madres, jefas de familia, que tienen que trabajar puedan hacerlo, puedan extender su horario de trabajo o puedan estar con la tranquilidad de que tienen más tiempo para estar en su trabajo y que sus hijos están bien cuidados en las Escuelas de Tiempo Completo.

Este Programa de Escuelas de Tiempo Completo se mantiene y se extiende para llegar a más niñas y niños de todo el país.

Y junto a ello está el Programa de Estancias Infantiles; un buen programa que hemos ampliado también para que en estas Estancias Infantiles, mientras las madres jefas de familia trabajan, sepan que sus hijos están bien cuidados.

Son parte de los programas que estamos llevando a cabo; son parte de las acciones aquí con las que quiero ilustrar, muy específicas, que están dedicadas a las mujeres y particularmente a las madres jefas de familia.

Pero esto no es lo único, éste es un Gobierno que se ha propuesto y así lo estamos haciendo, romper inercias; no sólo administrar la inercia, sino encontrar nuevos mecanismos que nos permitan lograr que nuestro país avance y tenga mayor desarrollo y progreso.

Por eso muchas de ustedes y muchos de ustedes se preguntarán cuando han escuchado: qué son las reformas estructurales de las que tanto se habla. Qué significan.

Fueron cambios legales, fueron cambios a la Constitución y a otras leyes, a distintas leyes, que van a permitir que nuestro país tenga mayores espacios y oportunidades de generar empleo en distintos ámbitos en donde prácticamente el espacio estaba cerrado.

Por ejemplo, en el tema de las telecomunicaciones, la Reforma Energética abre un amplio horizonte para que llegue más inversión a estos sectores.

Y qué significa que llegue más inversión.

Significa que entonces se abrirán nuevas plazas de trabajo, nuevos espacios laborales, en donde sus hijos tendrán la oportunidad de realizarse plenamente.

La ruta que seguía nuestro país, de mantenerse como íbamos, difícilmente íbamos a poder generar más espacios y mayor crecimiento, y mayor inversión y más empleo.

Necesitamos explorar nuevas rutas, y por eso hicimos las reformas.

Sí, es cierto, las reformas no dejan beneficios de la noche a la mañana. Los beneficios de las reformas se van a ir sintiendo gradualmente.

Hoy, algunos de estos beneficios, ustedes ya los sienten directamente.

Ya no pagan larga distancia. Gracias a la Reforma en Telecomunicaciones, dejaron de pagar la larga distancia y no sólo ello, sino el costo de la telefonía, en términos generales, también, se disminuyó.

Gracias a otra de las reformas estructurales que hicimos, por primera vez empieza a haber una disminución en la tarifa de luz eléctrica, en los hogares, en los comercios, en la industria, lo cual nos permite ser más productivos.

Qué significa ello.

Que nos permite generar bienes y servicios a mejores costos y, en consecuencia, la población en general se ve beneficiada, porque esos productos que se ofertan a la población deberán tener mejores precios, precisamente porque cuestan menos.

Y una parte, o en buena medida parte de ello, es porque los insumos básicos para la generación de muchos productos y servicios se van abaratando.

La luz eléctrica. El costo de la luz eléctrica, es un insumo esencial que hoy está, por primera vez en la historia de nuestro país, que cada año, cada enero que venía había un incremento en la tarifa. Hoy, eso ya no está ocurriendo, gracias a las reformas que hemos impulsado, con el apoyo y respaldo de todas y de todos ustedes.

Estamos trabajando también, estamos trabajando para tener un país más tranquilo y más seguro. Y tampoco es algo que se logra de la noche a la mañana.

Todos los indicadores que hay en materia de seguridad demuestran que hay una reducción en la violencia, que hay menos homicidios, que muchas ciudades del país que antes vivían condiciones, verdaderamente, de violencia, hoy están en una mejor condición.

Y ésta es una tarea inacabada y que no se ha agotado. Una tarea en la que no estamos satisfechos, pero sí de algo estamos seguros: que estamos trabajando y que estamos siguiendo la ruta correcta, porque hay una disminución y hoy, hay mejores condiciones de seguridad para las familias mexicanas.

Seguiremos trabajando, no cejaremos un ápice en este esfuerzo, y seguiremos entregándonos en cuerpo y alma, con mayor coordinación con todos los órdenes de Gobierno, para lograr el México de paz y de tranquilidad para todas las familias mexicanas.

No me quiero extender mucho porque ustedes ya me han dedicado espacio para la atención y, sobre todo, para que les pueda compartir sólo algunas de las tareas y acciones que venimos llevando a cabo, y lo estamos haciendo, porque entre todos queremos construir un mejor país.

Ese es el deseo que tienen ustedes como madres de familia; ustedes quieren que su hogar, que su comunidad, que la ciudad en la que viven tengan esas mejores condiciones para ustedes, pero estoy seguro que lo piensan especialmente para sus hijos.

Cuenten y tengan la certeza de que los gobiernos y el Gobierno de la República, es un Gobierno aliado de ese objetivo que ustedes persiguen.

Que aquí trabajamos juntos, y aquí buscamos sumar esfuerzos al que ustedes realizan ahí, en su espacio de actuación, en el trabajo diario, en su hogar, en cualquier tarea a la que ustedes se dediquen, sepan que están contribuyendo con lo que hace, también, el Gobierno de la República, a que entre todos tengamos una mejor Nación.

Ésta es tarea de todos. Tarea de un esfuerzo conjunto de sociedad y Gobierno para entre todos edificar el México que queremos para nuestros hijos.

Gracias por esta dedicación y esta entrega cotidiana.

Quiero concluir con lo siguiente:

Primero, y quizá por ahí debí de haber iniciado, pero ya lo dijo el Gobernador, es cierto, a mí me da mucho gusto regresar a esta que es mi casa, el Estado de México.

Tienen a un paisano que es hoy Presidente de la República, que sirve a todas y a todos los mexicanos, y que se siente muy orgulloso de su origen mexiquense. Y, por eso, siempre es motivo de gran alegría y satisfacción el regresar aquí, a mi casa, regresar con los míos, regresar con mis paisanos.

Gracias por estar aquí, por esa calidez.

Y sólo quiero concluir con esto.

El día de hoy hemos cancelado un Timbre Postal, y le decía yo al Gobernador, es la expresión técnica que se utiliza, porque eso de que cancelamos el timbre postal dedicado al Día de la Madre.

Qué significa.

Que estamos poniendo en circulación, alguien lo tenía por ahí. Todos lo tienen, verdad. Les entregaron este timbre postal.

Ahí se los van a entregar ahora. Muchos sí lo tienen. Muchas y muchos sí lo tienen.

Es un timbre postal conmemorativo del Día de las Madres. Significa que con motivo del Día de las Madres hemos puesto, el Gobierno de la República, un timbre en circulación dedicado a las mamás de todo México.

Felicidades mamás.

Y muchas gracias por su hospitalidad.