El Presidente de la República, Enrique Peña Nieto, encabezó hoy la presentación del Programa Nacional de Infraestructura 2014-2018, que prevé una inversión global de 7.7 billones de pesos; es decir, 7.7 millones de millones de pesos, y es “la hoja de ruta que ya guía nuestros esfuerzos para edificar el México moderno y competitivo que queremos todos los mexicanos”.

Señaló que “el desarrollo de infraestructura es una de las máximas prioridades del gasto público; es una de las decisiones de gobierno más trascendentes para detonar el crecimiento del país y mejorar la calidad de vida de todos los mexicanos”, pues actualmente, no obstante el esfuerzo de varias generaciones, “la infraestructura que tenemos aún es insuficiente para el tamaño e importancia económica de México”.

Subrayó que el Programa Nacional de Infraestructura “es la estrategia general para construir las obras y concretar los proyectos que contribuyan de manera importante a liberar el potencial de nuestro país”.

El Primer Mandatario indicó que con las obras del Programa Nacional de Infraestructura “estamos cambiando el rostro de México y construyendo juntos, literalmente, un mejor futuro para todos”. En esta administración, continuó, “ya hemos iniciado una nueva era en la construcción de grandes obras y el desarrollo de proyectos estratégicos en toda la geografía nacional”.

Apuntó que al concluir esta Administración “queremos una nación mejor comunicada, con carreteras en buen estado y autopistas de altas especificaciones en los ejes troncales; con tránsito vehicular más fluido en las grandes ciudades, gracias a libramientos, distribuidores viales y segundos pisos. Escribiremos un nuevo capítulo en la historia del transporte en nuestro país, con modernos trenes de pasajeros conectando a nuestras ciudades; con buques de gran calado zarpando de puertos de clase mundial; y con más vuelos comerciales, despegando de aeropuertos renovados”.

Será un México, continuó, “con acceso generalizado a internet de alta velocidad; con mejores servicios de telefonía, televisión y radio, apoyados por modernos satélites. Tendremos pozos petroleros en aguas profundas; instalaciones para explotar el gas shale; modernas hidroeléctricas y plantas de ciclo combinado, así como extensos gasoductos llevando gas natural a los principales centros industriales. Será un México con mayor acceso a servicios de salud; con ciudades que aseguren servicios básicos a todos sus habitantes; con renovados centros turísticos que fomenten el desarrollo regional”.

Éste es el México moderno, dinámico y de progreso que veo, y es el México que juntos ya estamos construyendo, destacó.

El Presidente Peña Nieto aseguró que el Programa Nacional de Infraestructura 2014-2018 tiene un enfoque integral, transversal y social, en el que por primera vez se incluyen seis sectores estratégicos que cuentan, cada uno, con un monto de inversión total y un objetivo general: Comunicaciones y Transportes; Energía; Hidráulico; Salud; Desarrollo Urbano y Vivienda; y Turismo.

Precisó que el Programa Nacional de Infraestructura “también promueve el desarrollo de cada región, con acciones específicas y diferenciadas para el norte, centro y sur-sureste de México”. Como ejemplo, citó que en la región sur-sureste se impulsarán “189 proyectos con una inversión de prácticamente 1.25 billones de pesos, para detonar su potencial turístico, agropecuario, energético e industrial, así como para fortalecer su conectividad”.

Añadió que “sin considerar los proyectos de alcance nacional, ésta es la región donde realizaremos el mayor gasto de inversión en proyectos estratégicos para aumentar las oportunidades de superación y mejorar la calidad de vida de todos sus habitantes”.

Puntualizó que, “a pesar de ser la décimo cuarta economía del mundo, en calidad de infraestructura ocupamos el lugar 64 entre 148 países, de acuerdo con el Índice Global de Competitividad del Foro Económico Mundial”.

Explicó que “la experiencia internacional es clara: a mayor y mejor infraestructura, hay más oportunidades de atraer inversiones productivas, generar empleo y mejorar los ingresos de las familias”.

SEIS SECTORES ESTRATÉGICOS DEL PROGRAMA NACIONAL DE INFRAESTRUCTURA 2014-2018

El Presidente de la República agregó que el Programa Nacional de Infraestructura considera inversiones, en materia de Comunicaciones y Transportes, por más de 1.32 billones de pesos. El objetivo en este rubro es “contar con una infraestructura y una plataforma logística modernas, que fomenten una mayor competitividad, productividad y desarrollo económico y social”.

“Queremos consolidar a México como un gran centro logístico global de alto valor agregado. Para ello, se aprovechará de manera integral su privilegiada ubicación geográfica, su amplia y creciente red de Tratados de Libre Comercio, así como su probada capacidad exportadora de calidad mundial”, resaltó.

Para ilustrar la trascendencia de este rubro, mencionó algunos proyectos considerados: los trenes de pasajeros México-Querétaro y México-Toluca, así como el Tren Transpeninsular, en Quintana Roo y Yucatán. Igualmente, la ampliación del Tren Eléctrico de Guadalajara y el Metro de Monterrey. También se concretarán diversos proyectos ferroviarios para el transporte de mercancías, entre otras obras.

Precisó que para cerrar la brecha digital entre los mexicanos, se respaldará la instalación de una red nacional compartida de banda ancha; el acceso universal a Internet en 250 mil espacios y sitios públicos; y la operación plena del Sistema Satelital Mexsat.

En materia de Energía, añadió, se prevén inversiones por prácticamente 3.9 billones de pesos. El objetivo es generar la infraestructura necesaria, para “contar con energía suficiente, de calidad y a precios competitivos”.

Entre las acciones previstas, destacan las inversiones en recuperación mejorada de los campos petroleros de Ku-Maloob-Zaap y Cantarell, en costas de Campeche; y para aumentar la capacidad productiva en la Cuenca de Burgos, en Coahuila, Nuevo León y Tamaulipas. Para darle mayor valor agregado a nuestros productos petroleros y reducir la dependencia del exterior, se acelerará la modernización de las refinerías de Madero, Minatitlán, Salamanca, Salina Cruz y Tula. Igualmente, a fin de garantizar el abasto de gas natural a la industria nacional y a las plantas generadoras de electricidad, se desarrollará un Plan Nacional de Gasoductos.

Indicó que con respecto a la generación de electricidad, se impulsarán todas las fuentes de energía. Destacó la construcción de una planta de ciclo combinado, en Nuevo León; dos hidroeléctricas, en Chiapas y Nayarit; seis centrales eólicas, en Oaxaca; y 16 campos solares, en el norte del país.

En materia de Infraestructura Hidráulica, el Presidente Peña Nieto afirmó que la inversión prevista rebasa los 415 mil millones de pesos. El objetivo, mencionó, es “incrementar la infraestructura hidráulica, tanto para asegurar agua destinada al consumo humano y riego agrícola, como para saneamiento y protección contra inundaciones”.

En este marco, apuntó, “se construirán obras como la Tercera Línea de Conducción del Sistema Cutzamala, en beneficio de los habitantes del Valle de México; el Acueducto Monterrey VI; y el Proyecto El Zapotillo, este último en apoyo de León, Guanajuato. También destaca la construcción de presas, como la de Santa María, en Sinaloa; plantas desalinizadoras, en Baja California Sur; o el Canal Centenario, en Nayarit. Además, se concluirán las obras del Túnel Emisor Oriente y del Plan Hídrico Integral de Tabasco, para reducir el riesgo de inundaciones catastróficas en el Valle de México y en la ciudad de Villahermosa, respectivamente. Se contemplan también múltiples plantas de tratamiento de aguas residuales, en las que sobresale la de Atotonilco, en el Centro del país.

En el renglón de Salud, se prevén inversiones por un monto de 72 mil 800 millones de pesos. El objetivo es “contribuir a fortalecer y optimizar la infraestructura interinstitucional en salud, para garantizar el acceso efectivo a servicios de salud con calidad”.

En este propósito, dijo, “se fortalecerá la infraestructura en los tres niveles de atención. Destaca la ampliación del Hospital General de México y la construcción de la nueva torre de hospitalización del Instituto Nacional de Cancerología, en el Distrito Federal; así como la edificación de hospitales regionales de alta especialidad y generales. Igualmente, el IMSS y el ISSSTE construirán hospitales en distintas entidades del país”.

En Desarrollo Urbano y Vivienda, se prevén inversiones por más de 1.8 billones de pesos. El objetivo es “impulsar el desarrollo urbano y la construcción de viviendas de calidad, dotadas de infraestructura y servicios básicos, con el acceso ordenado del suelo”.

Y finalmente, en materia de Turismo, se prevén inversiones por más de 180 mil millones de pesos. El objetivo es “desarrollar infraestructura competitiva, que impulse el turismo como eje estratégico de la productividad regional y detonador del bienestar social”.

Con ese fin, indicó, “se ampliará y actualizará la infraestructura turística del país. Se brindará especial atención al fortalecimiento de los Centros Integralmente Planeados del Pacífico, al rescate de playas y centros históricos, así como a la consolidación de nuestros pueblos mágicos. En el rubro turístico, sobresale el desarrollo de Centros Integralmente Planeados, en las zonas arqueológicas de Calakmul, Chichén Itzá, Palenque y Teotihuacán”.

ABSOLUTA TRANSPARENCIA EN LOS RECURSOS PÚBLICOS DESTINADOS AL PROGRAMA NACIONAL DE INFRAESTRUCTURA: VIDEGARAY CASO

El Secretario de Hacienda y Crédito Público, Luis Videgaray Caso, destacó que el Programa Nacional de Infraestructura contempla 25 estrategias, 83 líneas de acción y 20 indicadores con sus metas específicas que permitirán evaluar puntualmente su desempeño. Asimismo, contempla 743 programas.

Dijo que por instrucciones del Presidente de la República, el Programa pone por primera vez un énfasis especial en la región sur-sureste a la que se destinarán un billón 250 mil millones de pesos.

Señaló que los recursos públicos destinados a la ejecución del Programa Nacional de Infraestructura deberán ejercerse con absoluta transparencia y en apego al orden legal. Por ello, sus objetivos, estrategias, líneas de acción e indicadores, así como cada uno los programas y proyectos, están disponibles para el conocimiento de la ciudadanía en la página pni.gob.mx.

UNA INFRAESTRUCTURA MODERNA Y EFICIENTE EN LAS DIFERENTES REGIONES DEL PAÍS ES FUNDAMENTAL PARA ELEVAR EL DESARROLLO ECONÓMICO: RUIZ ESPARZA

El Secretario de Comunicaciones y Transportes, Gerardo Ruiz Esparza, expresó que la visión del Gobierno de la República en este sector es “que una infraestructura moderna y eficiente en las diferentes regiones del país, que facilite el transporte multimodal y las plataformas logísticas, es fundamental para elevar la productividad y la competitividad del desarrollo económico”.

Dijo que una mejor conectividad interna resulta imprescindible para alcanzar un desarrollo regional equilibrado “ya que acerca a las comunidades más alejadas y con ello facilita el acceso a la educación, a los servicios públicos básicos, a la generación de empleos y a una mejor calidad de vida”.

CON LA REFORMA ENERGÉTICA SE ASPIRA A PRODUCIR 3 MILLONES DE BARRILES DIARIOS: PEDRO JOAQUÍN COLDWELL

El Secretario de Energía, Pedro Joaquín Coldwell, expresó que en el marco legal de la Reforma Energética impulsada por el Presidente Enrique Peña Nieto, el capítulo de energía del Programa Nacional de Infraestructura es el conjunto de proyectos más ambicioso que se haya puesto en marcha.

Destacó que se alcanzará una inversión en exploración y explotación de hidrocarburos de 2.4 billones de pesos, correspondiendo 1.7 billones a la inversión de Pemex y el resto a la aportación privada, con lo que será posible aumentar la producción a 3 millones de barriles de crudo diarios hacia el 2018.

La inversión en el Sistema Nacional de Gasoductos, explicó el titular de Energía, llegará a 227 mil millones de pesos, 10 veces más de lo invertido en el periodo 1995-2012. El abasto de gas natural por ductos promoverá el crecimiento económico y la creación de empleos, la formación de cadenas productivas, fomentará las exportaciones y hará posible abatir los precios de electricidad para los consumidores.

ATENCIÓN PRIORITARIA A LA CONSTRUCCIÓN DE INFRAESTRUCTURA HÍDRICA: GUERRA ABUD

El Secretario de Medio Ambiente y Recursos Naturales, Juan José Guerra Abud, informó que la dependencia a su cargo trabaja en tres estrategias fundamentales en materia hídrica: construcción de infraestructura para incrementar las coberturas de los servicios de agua potable, drenaje y saneamiento; para usos hidroagrícolas y para disminuir los riesgos provocados por fenómenos hidrometeorológicos extremos como consecuencia del cambio climático.

En el marco del Programa Nacional de Infraestructura, enfatizó que se dará especial atención a la zona sur-sureste la cual incluye 9 estados donde se realizarán obras para incrementar la cobertura de los servicios de agua potable, drenaje y saneamiento, así como obras de modernización en materia hidroagrícola.

SE INVERTIRÁN MÁS DE 72 MIL MILLONES DE PESOS EN EL SISTEMA NACIONAL DE SALUD: MERCEDES JUAN

La Secretaria de Salud, Mercedes Juan López, adelantó que el Sistema Nacional de Salud invertirá más de 72 mil millones de pesos, de los cuales más de 10 mil millones de pesos son recursos del Sistema de Protección Social en Salud, para financiar la construcción y el equipamiento de 29 unidades hospitalarias de segundo y tercer nivel en 15 entidades federativas.

Informó que durante la presente Administración, se han inaugurado obras de infraestructura física en salud, en los estados de Chihuahua, México, Guanajuato, Guerrero, Michoacán, Nayarit, Puebla, Querétaro, San Luis Potosí, Sinaloa y Veracruz. Además, se destinarán más de 50 mil millones de pesos en la infraestructura hospitalaria de alta especialidad, a través de nueve proyectos de fortalecimiento de los institutos nacionales de salud y hospitales federales de referencia.

SEDATU PARTICIPA CON 5 ESTRATEGIAS EN EL PNI: RAMÍREZ MARÍN

El Secretario de Desarrollo Agrario, Territorial y Urbano, Jorge Carlos Ramírez Marín, estableció que la aportación que hace la SEDATU al Programa Nacional de Infraestructura consiste en el impulso al desarrollo urbano y la construcción de viviendas de calidad, dotadas de infraestructura y servicios básicos, garantizando el acceso ordenado al suelo a partir de cinco estrategias: Primera. Mejorar las condiciones y servicios de las viviendas en un entorno de desarrollo urbano, sustentable e inteligente, para lo cual se destinarán 113 mil millones de pesos; Segunda: Se reducirá de manera responsable el rezago de vivienda en localidades de menos de 2 mil 500 habitantes y para ello se invertirán en el sexenio 14 mil millones de pesos.

La tercera estrategia orientará el financiamiento para la vivienda digna y sustentable. Para esto, los sectores público y privado destinarán un billón 708 mil millones de pesos; Cuarta: Impulsar la participación de los desarrollos inmobiliarios, por lo que se propondrán esquemas para rehabilitación, y viabilidad de las zonas de vivienda abandonada a través de una inversión conjunta del sector público y el privado por 127 mil millones de pesos; y, la quinta estrategia consiste en planear, convenir y ejecutar una política nacional de suelo integral. Para su cumplimiento se invertirán 9 mil 900 millones de pesos en conjunto con el sector privado.

EL SECTOR TURISMO, DETONADOR NATURAL DE INFRAESTRUCTURA E INVERSIÓN: RUIZ MASSIEU

La Secretaria de Turismo, Claudia Ruiz Massieu, indicó que el sector turismo es un detonador natural de infraestructura y de inversión pública y privada, por lo que invertir en infraestructura con sentido turístico genera alto beneficio social y rentabilidad económica.

Destacó que el turismo tiene una amplia capacidad integradora de actividades económicas que favorece la movilidad laboral y las transacciones comerciales, genera economías de escala y es un sector altamente distribuidor de riqueza; por ello, puede multiplicar más y mejor los efectos positivos de la construcción de infraestructura.

EL PROGRAMA NACIONAL DE INFRAESTRUCTURA OFRECE UNA VISIÓN CLARA, INTEGRAL Y DE LARGO PLAZO: CMIC

Luis Fernando Zárate Rocha, Presidente de la Cámara Mexicana de la Industria de la Construcción (CMIC), destacó que “el Programa Nacional de Infraestructura 2014-2018, ofrece una visión clara, integral y de largo plazo de esta importante palanca del desarrollo nacional y cumple el objetivo del Poder Ejecutivo Federal de impulsarla”.

Aseguró que la CMIC comparte “la visión política del Gobierno Federal, así como su visión económica para detonar los factores estructurales que impulsan el desarrollo”.

Zárate Rocha propuso la creación de una “Coordinación Nacional de Infraestructura, presidida por el Gobierno Federal, que incorpore a los gobiernos locales, legisladores, sector privado, así como instituciones financieras y a la academia”, con el propósito de dar seguimiento puntual al Programa.