“Ningún proyecto económico está por encima de la salud de los ciudadanos y de la debida conservación de los recursos naturales del país” aseveró Eduardo Sánchez Hernández, Vocero del Gobierno de la República, en conferencia de prensa en la que el Procurador Federal de Protección al Ambiente (Profepa), Guillermo Haro Bélchez, y el Comisionado Federal para la Protección contra Riesgos Sanitarios (Cofepris), Mikel Arriola Peñalosa, dieron a conocer las acciones del Gobierno Federal para atender la problemática del río Atoyac.
 
Eduardo Sánchez precisó que el operativo conjunto que la Profepa, la Cofepris y la Comisión Nacional del Agua (Conagua) llevaron a cabo en el río Atoyac, el cual cruza los estados de Puebla y Tlaxcala, evidenció que once empresas operaban irregularmente en perjuicio de la calidad del agua del río y, consecuentemente, ponen en riesgo la salud de quienes habitan en las comunidades cercanas. 
 
Subrayó que en respuesta a esta situación, las instituciones del Gobierno de la República desplegaron acciones, primero, para monitorear el estado de salud de los habitantes en las zonas afectadas; segundo, para sancionar a las empresas infractoras que deberán ponerse en orden antes de volver a operar; y tercero, diseñaron el Plan de Atención para el río Atoyac que incluye el fortalecimiento de la regulación y vigilancia por parte de la autoridad local.
 
También contempla el monitoreo del desempeño ambiental de las empresas y el desarrollo de programas para mejorar la calidad del agua del río. “La autoridad federal vigilará que el Plan se cumpla y seguirá actuando para que quienes afectan la salud y el medio ambiente no queden impunes”, añadió.
 
El Vocero del Gobierno de la República enfatizó que las empresas que generan residuos contaminantes en sus procesos productivos tienen normas que cumplir y la autoridad tiene la obligación de vigilar que así lo hagan. En este sentido, destacó que Profepa, Cofepris y Conagua trabajan de manera coordinada para vigilar que las actividades industriales del país no afecten los recursos naturales, ni constituyan un riesgo para la salud de los ciudadanos.
 
Señaló que mediante operativos permanentes en todo el país, vigilan que el agua de ríos, lagunas o lagos cercanos a corredores industriales se mantengan dentro de las normas ambientales y sanitarias. Indicó que la ciudadanía puede jugar un papel fundamental para combatir este tipo de prácticas, presentando denuncias anónimas en el teléfono 01 800 Profepa, o en el 01 800 033 5050 de la Cofepris. También en los portales: www.profepa.gob.mx y www.cofepris.gob.mx, y en las cuentas de twitter: @profepa_mx y @cofepris.