El origen del Instituto del Fondo Nacional para el Consumo de los Trabajadores se sustenta en el Artículo 123 de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos:

ARTÍCULO 123:

El inciso f) de la fracción XI señala que el Estado establecerá, a favor de los trabajadores “un sistema de financiamiento que permita otorgar a éstos crédito barato”.

El artículo 123 fue de carácter vanguardista ya que en su momento, gracias a este mandato constitucional, México fue una de las primeras naciones en reconocer expresamente los derechos de los trabajadores. La consecuencia lógica de dicho reconocimiento de derechos se tradujo en la defensa y promoción de los mismos como un principio orientador de la acción del gobierno y de la actividad legislativa.

A pesar de que ha transcurrido casi un siglo desde que el artículo 123 fue promulgado, la esencia de su mandato tiene plena vigencia. En resumen, se trata de garantizar la dignidad del trabajo y del trabajador. Y para tal efecto, contiene un vasto conjunto de disposiciones relativas a temas tan variados como el salario y las prestaciones a que los trabajadores tienen derecho, la duración de la jornada de trabajo, la capacitación y el adiestramiento, las condiciones en que debe desarrollarse la actividad laboral, el derecho de trabajadores y patrones para coaligarse en defensa de sus intereses y el de recurrir al paro de labores, así como el reconocimiento del derecho a la seguridad social.

Conoce esta y otras actividades que, en el marco de la conmemoración del Centenario de la Constitución de 1917, se llevarán a cabo visita el sitio:

http://www.constitucion1917.gob.mx

/cms/uploads/image/file/240385/img1.jpg