-MODERADOR: Tiene la palabra el Gobernador del Estado de Guerrero, licenciado Ángel Aguirre Rivero.

-GOBERNADOR ÁNGEL AGUIRRE RIVERO: Muchas gracias.

Señor Presidente:

Bienvenido a Ometepec. Bello nido de infinitas ilusiones, como decía Agustín Ramírez.

Qué bueno que decide usted conocer este pueblo, El Capricho. Muy cerca de aquí está El Terrero, está Piedra Boluda, Piedra Labrada, Milpillas. Todos estos pueblos que conforman el Municipio de Ometepec.

Yo le había dicho a usted desde hace muchos años, le había presumido que la Costa Chica, la región de donde yo soy originario, es una zona muy bonita. Y usted lo acaba de constatar, con el Secretario de Gobernación, con el de Marina, con el de la Defensa, con la de Desarrollo Social y todos los miembros de su Gabinete. Tenemos, sí o no compañeros, los ríos más bonitos de todo el Estado de Guerrero.

Por eso, hay muchos tonos aquí de lagarto y de sapo y de otras cosas.

Tenemos playas de una belleza sin igual. Ahí está Punta Maldonado. Le platicaba al señor Presidente que es un lugar muy bonito. Le platicaba también, cómo ahí fue el asiento de los negros en la época de La Colonia. Ahí llegaban los negros cimarrones que salían huyendo y fueron allí a asentarse, a Cuajinicuilapa, porque encontraron un ambiente, una vegetación, un clima muy similar al del África.

Baste conocer el libro de Gonzalo Aguirre Beltrán, de nombre Cuijla, donde retrata a los negros de Cuaji con los del África y tienen una gran similitud.

Y por qué les digo negros.

Porque aquí, en la Costa Chica, no lo vemos de manera despectiva. Aquí nos gusta que les digan negros. O no es cierto. Por eso, Álvaro Carrillo dijo: Soy negro de la Costa de Guerrero y de Oaxaca. No me enseñen a lazar, porque sé cómo se laza y en el agua sé lazar sin que se moje la reata.

O como dijo Rubén Mora: Negra, sin tu amor no me hallo, nada, nada me divierte. Mejor que me parta un rayo, negra, para dejar de quererte.

Por eso, hoy hay quienes han dicho: El Presidente de la República, Enrique Peña Nieto, visita mucho Guerrero. Quiero decirles que es la décima vez que nos visita. Y yo quiero contestarles; en mes y medio 10 veces nos ha visitado.

Y quiero contestarles a aquellos que de alguna manera han hecho este tipo de críticas o de consideraciones.

Saben por qué es el Presidente que más nos ha visitado.

Más allá del cariño que le pueda tener al estado de Guerrero, porque es el Presidente que se ha compenetrado. Es el Presidente que está conociendo de cerca y viviendo en carne propia la pobreza ancestral en que hemos estado los guerrerenses. Esa es la razón, compañeros, no hay otra más que esa.

El Presidente sabe que si no es con la ayuda de su Gobierno, difícilmente podremos salir de esa situación de atraso que vivimos.

Y aquí hay recursos. Aquí la gente no quiere nada regalado; la gente lo que quiere son oportunidades, la gente lo que quiere es tener un proyecto productivo, tener unas vaquitas, tener unos chivos, tener unos borregos, unas gallinas, unos guajolotes o uno que otro buey también, porque lo usan como yunta, también, señor Presidente.

Aquí, tenemos las mejores tierras junto con Costa Grande y Tierra Caliente, usted las pudo haber observado. Aquí se siembra el mango, aquí se siembra el maíz, aquí se siembra la jamaica, aquí se siembra el chile.

Qué más.

Frijol, plátano, coco.

Pero sabe cuál es nuestro gran problema; La falta de canales de comercialización.

Llegan los de fuera, los acaparadores, se llevan el kilo de becerro al precio que ellos quieren y son miles de becerros que se llevan al año. Llegan los acaparadores, y cuando ya el maíz empieza a tener gorgojo ellos vienen y dicen: Te lo compro a tal precio, si quieres.

Aquí todavía persisten prácticas del pasado que deberían ya de estar desterradas para siempre, llegan y les compran al tiempo a los productores.

No es cierto, compañeros.

Qué quiere decir al tiempo, señor Presidente.

La gente que más dinero tiene, los riquillos. Llegan y les dan por anticipado un recurso, antes de que produzca su tierra. Eso es condenable, es criminal.

Y obviamente, cuando ya está la producción plena, llegan y le ponen el precio que los acaparadores y los intermediarios quieren.

Por eso, queremos abrir directamente canales de comercialización, y ahí tengo que reconocer al Secretario Enrique Martínez y Martínez, con quien estamos trabajando en este proyecto.

Estamos dándole ya semilla mejorada; están elevando su rendimiento de maíz; estamos apoyándolos con bombas para agroquímicos, con fertilizantes. Y como muchos de ustedes perdieron sus cosechas, pondremos en marcha un programa adicional de resiembra, porque ustedes saben que muchas de nuestras tierras son de Chahue. Y esas las podemos aprovechar una vez más.

Quiero solamente decirle al Presidente, que en este día me siento profundamente emocionado. Me siento satisfecho de que el Presidente, mi amigo Peña Nieto, me cumplió con lo que un día me dijo: Voy a visitar tu tierra, Ometepec.

Y sé que después de esta visita aquí, al Capricho, por caprichudos, después de esta visita al Capricho, señor Presidente, ya me dijo el Presidente que va a visitar la cabecera municipal para que nos inaugure varias de las obras, y vamos a visitar también a Huajintepec, en donde hay, por allá, una deuda pendiente del anterior Gobierno Federal.

Muchas gracias amigas y amigos del Capricho.

-MODERADOR: En uso de la palabra la Secretaria de Desarrollo Social y Responsable de la Región 1 del Programa de Atención a Entidades Federativas, la maestra Rosario Robles Berlanga.

-SECRETARIA ROSARIO ROBLES BERLANGA: muy buenas tardes.

Señor Presidente Enrique Peña Nieto.

Señor Gobernador Ángel Aguirre.

Señor Presidente Municipal, Antonio.

Compañeros del presídium.

Me da mucho gusto estar otra vez aquí, en Ometepec.

Habíamos estado, Presidente, en una comunidad en Vista Hermosa, en el marco de la Cruzada Nacional contra el Hambre, porque éste es un municipio que forma parte de la Cruzada Nacional contra el Hambre, abriendo el trabajo de los comedores comunitarios.

Aquí, en Ometepec, tenemos 13 comedores comunitarios; 13 comedores que durante la contingencia apoyaron y permitieron mitigar el impacto de los fenómenos climatológicos y comedores que, como el de El Capricho, fueron puestos por la propia comunidad y el Comisario; y que hoy serán parte ya de la estrategia de comedores comunitarios de la Cruzada Nacional contra el Hambre.

Quiero informarle que, por sus instrucciones, seguimos trabajando en el proceso de reconstrucción de Guerrero.

Tuvimos, el sábado pasado, una reunión para afrontar el desafío de comunidades que todavía en la Montaña guerrerense y en la Sierra, no hemos podido llegar por tierra por la situación de sus caminos.

Y pusimos en marcha, junto con el Gobierno estatal, un programa emergente para atender y trabajar conjuntamente con los Presidentes Municipales entregando maquinaria, entregando apoyos para que estos caminos se restablezcan inmediatamente.

Y pusimos, también, en marcha un plan todavía con mayor refuerzo con el Ejército y la Marina para seguir por aire, llegando con despensas. Llegaron 32 mil más el lunes pasado a Guerrero, para llegar a estas comunidades que aún están incomunicadas.

El 21, presentamos ante la opinión pública, como usted nos lo instruyó, el impacto de la reconstrucción en el FONDEN, que asciende a alrededor de 22 mil millones de pesos, que de este fondo vendrá a Guerrero, para el proceso de reconstrucción.

Pero es muy importante, señalar algo:

A las comunidades a las que vamos, y particularmente, aquí, en Ometepec, la gente nos ha dicho que no hagamos un proceso de reconstrucción como en el pasado. Ometepec fue víctima o sufrió los efectos de los sismos de 2011 y 2012.

En aquel momento, más de tres mil casas fueron afectadas parcial o totalmente. El Gobierno Federal definió un mecanismo: Yo hago la mitad de las casas y tú, Gobierno del estado, haces la otra mitad.

El Gobierno estatal cumplió con su parte. Cuando nosotros llegamos al Gobierno, a la Secretaría de Desarrollo Social, nos dimos cuenta que aquí, en Ometepec, había una situación que teníamos que investigar. Que aquí, en Ometepec, no se había cumplido con la reparación y la reconstrucción de estas viviendas.

Iniciamos este proceso. Llamamos a las empresas; 21 empresas que no habían cumplido. Les dimos oportunidad de un plazo para que cumplieran con este compromiso. Y sólo nueve acataron esta decisión, las demás, Presidente, no han cumplido.

Y por eso, seguimos con el procedimiento y estamos por definir las responsabilidades por un daño patrimonial de 50 millones de pesos que no lo podemos permitir, porque es en agravio de la gente de Ometepec y de la gente de Guerrero.

Quiero pedirle al Gobernador, y aquí enfrente del pueblo de Ometepec y de usted, Presidente, que estas empresas que no cumplieron, que tenemos relacionadas, y la empresa supervisora que certificó que las casas estaban, aún cuando no estaban y fueron pagadas, y aquí hay también servidores públicos que tendrán que asumir las consecuencias de sus actos, que estas empresas no sean tomadas en cuenta para el proceso de reconstrucción. No se merecen trabajar en la reconstrucción con la gente.

Y también que este proceso de reconstrucción, como usted lo ha instruido, Presidente, sea de la mano con el gobierno estatal. Aquí nada de que nos dividimos la mitad; unos hacen una cosa, otros hace la otra. Aquí hemos ido trabajando de la mano, porque fue la instrucción que usted nos dio desde un inicio, desde el primer momento, y así seguiremos trabajando.

Pero lo más importante; lo haremos con la gente en este Consejo de Reconstrucción, y con la instrucción que nos dio también la Secretaría de Hacienda, de que todos los recursos federales sean controlados socialmente, vigilados por comités comunitarios, y aquí, en Ometepec tenemos muchos comités comunitarios de la Cruzada Nacional Contra el Hambre, que podemos convertir en comités comunitarios vigilantes de la reconstrucción para que sea de la mano de la gente, con la gente, escuchando a la gente, porque así es como podemos salir adelante de esta contingencia que vivió Guerrero.

Quiero concluir, diciendo, Presidente, que parte del trabajo de la reconstrucción tiene que ver con reconstruir, trabajar y reforzar las estrategias de la Cruzada Nacional Contra el Hambre.

Hoy mismo estaremos abriendo simultáneamente en todo el estado, 200 nuevas lecherías de LICONSA que no llegaban a estas comunidades apartadas.

Hoy, con la entrega de la Tarjeta LICONSA aquí, en esta comunidad, estaremos abriendo 200 nuevas lecherías.

Igualmente, teníamos previstas dos nuevas tiendas DICONSA por municipio. Ahora, después de la contingencia, vamos a abrir tres nuevas tiendas DICONSA en cada municipio de la Cruzada Nacional Contra el Hambre.

Y hoy, tenemos ya 220 comedores comunitarios de los 500 que se van a llevar a cabo en esta región de la Costa Chica y la Montaña. Uno de ellos visitaremos en un momento.

Y quiero pedir un aplauso y un reconocimiento a las mujeres que aquí están, que se organizaron, que son el alma de los comedores comunitarios.

Párense, por favor, todas nuestras voluntarias.

Mujeres, Presidente, que son las que dan de comer a estos niños, que asumen en sus manos los comedores y que nadie mejor que ellas para estar al frente, y para garantizar que sus niños coman bien y nutritivamente.

Muchas gracias, mujeres.

Esta reconstrucción sin las mujeres no es posible. Somos el corazón, el alma y la mitad de todo este proceso que vamos a llevar a cabo. Muchísimas gracias a todos.

En un momento, Presidente, aquí se entregarán los apoyos que forman parte de este proceso: Pago de cosechas siniestradas, apoyo para proyectos productivos; avanzaremos en la Estrategia Cruzada Nacional contra el Hambre, y seguiremos trabajando de la mano con el gobierno estatal y con el pueblo de Guerrero, porque esa ha sido la instrucción de usted, señor Presidente, para sacar adelante a Guerrero.

Muchas gracias.

-MODERADOR: Acto seguido, el Presidente de los Estados Unidos Mexicanos, Enrique Peña Nieto, realizará la entrega de apoyos a beneficiarios del Estado de Guerrero.

(ENTREGA DE APOYOS)

-MODERADOR: A continuación, escuchemos al Presidente de los Estados Unidos Mexicanos, licenciado Enrique Peña Nieto.

-PRESIDENTE ENRIQUE PEÑA NIETO: Tomen asiento, señores.

Buenas tardes a todas y a todos ustedes.

Me da mucho gusto saludarles.

Y antes de dirigirles un mensaje y de compartir con ustedes la razón por la que estamos hoy, aquí. Antes, o más bien, a mi llegada, tuve oportunidad de hablar con su comisario, con el Presidente Municipal de Ometepec.

Y saliéndome un poco del programa que está establecido para este evento, donde se han entregado distintos apoyos, donde además les quiero compartir lo que queremos hacer, precisamente, no sólo en esta región del Estado de Guerrero, sino en toda la entidad, que fue el estado más afectado por las lluvias intensas que tuvimos hace prácticamente mes y medio.

Yo quiero pedirle que un poco me comparta, tanto el señor Presidente Municipal de Ometepec y el señor Comisario de aquí, de El Capricho, los comentarios que me hicieron a mi llegada, las preocupaciones que tienen, y de ellas quiero obtener yo una respuesta muy puntual.

Sé que no estaba en el programa. Pero, Presidente, te animo a que con toda libertad expongas la problemática que hay aquí, en tu municipio.

Y después, si me lo permiten, les tendré un mensaje para todos ustedes.

-ANTONIO ATENÓGENES VÁZQUEZ RODRÍGUEZ, PRESIDENTE MUNICIPAL DE OMETEPEC: Hace ocho días, justamente el día martes, tuve la oportunidad, a través de un amigo, de un hombre que ama mucho a Ometepec y que ya, creo que lo sabe de antemano, se propició la invitación para estar aquí, en mi municipio, donde le digo que Ometepec lo quiere, lo admira y lo respeta, señor Presidente.

Bienvenido a Ometepec. Sí o no, paisanos.

Comparto el mismo mensaje a un hombre que no hace falta su presentación. Él es un ícono de Ometepec donde quiera que esté; Ángel Aguirre Rivero.

Gracias, Gobernador.

Señor Presidente:

Soy un convencido que el mejor discurso se estructura del conocimiento de las cosas.

Y creo que de manera unánime, aquí está la gente afectada. Aquí está la gente que se le citó y la que pudo llegar por lo accidentado de los caminos, la cuestión del campo, que ya se empieza a atender de una u otra manera, pueden estar aquí. Que hay un Presidente que no los ha dejado solos. Un Presidente Municipal que si no tiene dinero, por lo menos tiene gestión, y gracias a la gente que me ha tendido la mano.

Gracias, Rosario. Gracias, Nuvia. Gracias a todos los que han hecho posible, sobre todo la llegada de los comedores comunitarios.

Para todos ellos mi reconocimiento, pero, sobre todo, mi agradecimiento.

Quiero decirle que se encuentra usted en la parte baja de Ometepec, si la pudiéramos describir en tres niveles.

La parte afromexicana es donde estamos situados, y aquí hubo afectadas 14 poblaciones.

Luego está la parte media, que es la parte mestiza.

Y luego está la franja amuzga, en la parte superior.

Allá, como acertadamente usted lo decía, tiene la información y la pudimos compartir, sobre todo coincidir.

La Administración Federal pasada, porque aquí habrá uno que otro de Huajintepec o de Huixtepec, o de Ladrillera, nos dejó pendientes. Pendientes que se adquieren de manera institucional y ahora, como me han dicho ellos, hoy no es tiempo de ejercicios; danos solución.

Yo les digo de una vez, para que les quede claro. El dinero del FONDEN lo da directamente el Gobierno Federal, el gobierno del estado en un momento dado, pero nunca el gobierno municipal.

El gobierno municipal sólo sirve para hacer gestión y gracias a Dios, hoy tenemos un Presidente de la República y un Gobernador comprometidos con el pueblo de Guerrero, comprometidos con Ometepec.

Son muchas las cosas que quisiera decirle y pedirle. Me comen los labios, pero mejor lo dejo así, yo creo que en cortito resulta mejor, y no le pido para mí, le pido para mi pueblo.

Yo creo que si Guerrero tiene esa esperanza, porque la esperanza es el sueño del hombre despierto, y yo creo que aquí hay gente despierta, pero gente trabajadora y que quiere una oportunidad.

Bienvenido a Ometepec.

Y qué bueno, aquí a mi ladito está David Korenfeld.

Yo quiero preguntarles. Hay gente de Las Iguanas aquí.
Dónde están.

A ver, si lo que digo es chisme.

Es que le voy a comentar.

Señor Presidente:

Resulta que a ese pueblo, tradicionalmente en época de lluvia, se inundaba con la llegada de un arroyo que surca la ciudad de Ometepec, que se llama arroyo de la Hontana, desembocaba prácticamente ahí.

Pero en una de las ocasiones que tuve, la primera ocasión que tuve de saludar a nuestro amigo, porque yo al que quiere a Ometepec le digo amigo.

Como decía un amigo, un Coronel: A los amigos, justicia y benevolencia. Y a los que no, nada más justicia.

Así es que yo quiero un aplauso para mi amigo David Korenfeld, que está con nosotros, porque cuando yo le comenté, señor Presidente, que Ometepec tenía esta comunidad y le describí tal cual era, hay gente que tiene ya una enfermedad de hongos, pero ya de forma crónica.

Le dije que el problema del político hoy en día no es decirlo, sino traducirlo en realidad. Y yo agradezco que él me dijo: Fíjate que el Presidente de la República acaba de autorizar un programa que se llama Protección de Áreas Productivas.

Ese muro hoy, porque no entró el arroyo como algunos creen, entró la fuerza brutal del río, el pueblo se inundó. Pero le voy a decir por qué.

De forma brutal, cuando golpeó, chocó con el muro se fue abajo. Y como dice el dicho, que el hilo siempre se rompe por la parte más delgada, en la parte de abajo aún no había superficie de roca, de tal manera que el agua entró de reversa, pero en forma mansa. Si no, díganme paisanos, hubiera habido muertos ahí.

Muchas gracias, David, pero muchas gracias Presidente, que Dios le bendiga, y muchas gracias.

-PRESIDENTE ENRIQUE PEÑA NIETO: A ver, aquí el señor Comisario.

-FIDEL FRANCO VARGAS, COMISARIO MUNICIPAL DE EL CAPRICHO: Señores, muy buenas tardes.

Antes que nada, darle aquí la bienvenida al señor Presidente Enrique Peña Nieto, al señor Gobernador y a la señora Rosario.

Estamos muy agradecidos, señor Presidente, con su presencia, y dándole las gracias por haber elegido nuestra comunidad como pueblo más afectado de los huracanes Ingrid y Manuel.

Me da mucho gusto que usted personalmente se esté dando cuenta qué tanto daño nos ocasionó Ingrid y Manuel.

Pero antes, en el mes de julio, el señor Presidente. Yo le avisé, señor Presidente: el río se está comenzando a meter por esta parte de arriba. Y dice: Sí, Comisario, qué bueno que vienes a reportarme.

De volada, ahora sí al momento, mandó a Protección Civil, se presentó él y esas personas, que son cinco personas que primero se desalojaron hacia la parte segura. Y hasta ahorita, señor Presidente, nuestro Presidente Municipal no nos ha dejado de la mano a El Capricho.

Y por eso, de antemano yo le agradezco también que todos los apoyos o programas que usted tiene destinado para las comunidades, que si han llegado a nuestra comunidad, que se no queden trabados. Como pasó cuando el Huracán Paulina.

Ya nos pasó. No nos llegaron los apoyos que la Administración que estuvo actuando. Aquí, a El Capricho, los afectados no recibimos nada. Así se lo digo francamente, porque así fueron los hechos.

Aquí, tenemos presentes compañeros del Charco de la Puerta, de El Tamarindo, de El Terrero, pueblo vecino más cercano.

Yo le pido, señor Presidente, y de antemano le agradezco mucho lo del comedor comunitario. Es un comedor que está abasteciendo a mujeres en la estancia, a gente discapacitada, mujeres embarazadas y los de tercera edad.

Y parte de la población que hoy tuvimos este siniestro, tuvimos aquí, ahora sí, toda la comunidad tomando los alimentos que gracias a usted aprobó este comedor para que llegara a nuestra comunidad.

Señor Presidente:

El pueblo de El Capricho fuimos afectado toda la comunidad, solamente que fue en diferentes daños. Todos perdieron sus parcelas, sus productos.

Señores:

Somos como 90 casas que se inundaron, y esas personas y el pueblo El Capricho ya estamos puestos, señor Presidente, para la reubicación.

Ahora sí que ya no nos va a pasar tres veces; nos azotó Paulina, hoy nos azota Manuel. Hoy, ya decidimos ser reubicados.

De antemano, señor Presidente, como también le doy las gracias aquí, al señor Gobernador, que también le hicimos llegar a su esposa una solicitud de la reubicación, y otra le hicimos llegar a usted para que la cuadrilla sea reubicada a un lugar ya seguro, porque la verdad ya perdimos todo, señor Presidente.

Estamos durmiendo en las colchonetas que nos han mandado para apoyarnos para dormir. La mayoría de la gente ya regresamos a nuestros hogares, porque ya no podemos estar con el primo, con la tía, con el vecino arrimados,

Estuvimos un mes y 10 días dándoles molestias a los compañeros que, gracias a Dios, fueron personas que nos ofrecieron su apoyo. Aquí acomódense.

Tenemos esa Comisaria que el río nunca había subido ni le había dado vuelta hacia aquel lado, como lo hizo Manuel e Ingrid.

En eso, señor Presidente, yo pienso que sí está usted en la mejor disposición para apoyarnos y mover nuestra comunidad a un lugar seguro.

De antemano, señor Presidente, muchas gracias.

Y señores:

Se les agradece su visita a esta comunidad que, vuelvo a repetir, hoy, señor Presidente, El Capricho es un pueblo que esto lo va a tener para la historia; ni un Presidente de la República había visitado un pueblo rural, siempre a la cabecera de Ometepec.

Gracias, señor Presidente.