-MODERADOR: En uso de la palabra el Presidente de la Bolsa Mexicana de Valores, doctor Luis Téllez Kuenzler.

-DR. LUIS TÉLLEZ KUENZLER: Muy buenas tardes.

Señor Presidente de la República, licenciado Enrique Peña Nieto; señor Andreas Preuss, Presidente de la Federación Mundial de Bolsas de Valores y Director General del Grupo Deutsche Börse; colegas de la Federación Mundial de Bolsas de Valores; colegas de las instituciones financieras mexicanas; señoras y señores.

En nombre de la Bolsa Mexicana de Valores, es para mí un honor darle la más cordial bienvenida, señor Presidente, a esta Asamblea General de la Federación Mundial de Bolsas de Valores.

Integran esta Federación 57 Bolsas de Valores y derivados de países de todas las regiones del mundo. Se trata de los centros financieros en los que se realiza prácticamente la totalidad de las transacciones financieras bursátiles a escala global.

Actualmente, los mercados establecidos se caracterizan por la utilización intensiva y el cambio constante de la tecnología, así como por su estrecha conexión e interdependencia.

En las instituciones de esta Federación, se encuentran listadas más de 45 mil empresas, cuyo valor de mercado es superior a 60 millones de millones de dólares. El importe negociado de las mismas, en septiembre pasado, ascendió a 4.4 millones de millones de dólares.

Por su parte, durante 2012, en los mercados financieros de derivados, aquí también representados, se negociaron más de 25 mil millones de contratos de futuros y opciones. Éste es uno de los segmentos de mayor crecimiento, en virtud de los cambios en la tecnología, la investigación financiera y los profundos ajustes regulatorios en el mundo, surgidos de los acuerdos del G20 en respuesta a la crisis del 2008.

Además de la Bolsa Mexicana de Valores, algunas empresas de nuestro país encuentran opciones de financiamiento, cobertura, transacciones adicionales en otras bolsas aquí presentes.

Para el sector financiero bursátil de México, es un honor recibir a nuestros colegas de todo el mundo, y este honor es aún mayor con su presencia, señor Presidente.

La Bolsa Mexicana de Valores se ha modernizado gracias a que contamos con un Consejo de Administración consciente de la necesidad de mantenernos tecnológica, operativa y económicamente competitivos en relación con nuestras contrapartes del resto del mundo.

Durante poco menos de un año que ha transcurrido de su mandato, señor Presidente, en la Bolsa Mexicana de Valores se ha registrado el mayor financiamiento bursátil para el sector productivo del país en toda nuestra historia.

Del 1 de diciembre del 2012 a la fecha, hemos tenido siete ofertas públicas iniciales por más de 48 mil millones de pesos; cinco ofertas públicas subsecuentes por una cantidad mayor a 58 mil millones de pesos; seis ofertas de fideicomisos de inversión en bienes raíces, mejor conocidas como FIBRAS, por más de 52 mil millones de pesos.

Asimismo, se realizaron cuatro ofertas de Certificados de Capital de Desarrollo o CECADES, por un monto superior a tres mil 700 millones de pesos.

Éste es un instrumento innovador en el mercado mexicano, que ha permitido destinar recursos al financiamiento de infraestructura, bienes raíces y capital para el crecimiento de las empresas medianas.

En total, durante estos meses tuvimos 22 ofertas en el mercado de capitales mexicano, por un monto superior a 163 mil millones de pesos.

Junto con las emisiones de bonos de deuda de corto y de largo plazo, las cifras totales de financiamiento en bolsa, al día de hoy, ascienden a más de 670 mil millones de pesos, también, un máximo histórico en nuestra Bolsa.

Por su parte, las transacciones en el mercado accionario mexicano han tenido un crecimiento notable, al pasar de un promedio diario operado de seis mil 900 millones de pesos hace sólo cinco años, a casi 15 mil millones de pesos en lo que va de 2013; es decir, un aumento de 115 por ciento.

Estos logros se han obtenido a pesar de un contexto de mercados financieros muy volátiles y de una situación económica mundial todavía incierta, y muestran con toda claridad la confianza de inversionistas nacionales y extranjeros, individuales, e institucionales, en el crecimiento y la rentabilidad de las empresas en nuestro país.

Esto, a su vez, implica una sólida confianza en la estabilidad y el crecimiento futuro de nuestra economía.

Señor Presidente:

La confianza y el prudente optimismo que hemos visto reflejado este año en el financiamiento canalizado a través del mercado bursátil mexicano, se deben en gran medida a su visión, liderazgo y voluntad de impulsar las reformas estructurales, que desde hace mucho tiempo sabemos que México necesita.

Asimismo, a su capacidad para forjar acuerdos políticos, y hay que decirlo, en un momento en que esto se logra en pocos países.

Gracias a estos acuerdos, las iniciativas que usted ha enviado al Congreso han sido aprobadas después de fructíferos debates, o están por discutirse y aprobarse.

Al financiar, sin precedente al sector productivo de nuestro país, los inversionistas nacionales y extranjeros están mostrando en los hechos, señor Presidente, que durante su Administración se generará mayor crecimiento económico, mayor consumo, más actividad para las empresas que obtienen financiamiento en bolsa y con todo ello, mayor bienestar.

Señoras y señores:

Con base en la experiencia internacional, los intermediarios bursátiles mexicanos y la Bolsa Mexicana están a la altura de los retos que nos impone un mundo en transformación continua y cada vez más demandante por la globalización y la tecnificación de los mercados financieros.

En este contexto, México desempeñará un papel cada vez más importante en el que se conjugarán las fortalezas del desarrollo mundial con la estabilidad, con las reformas estructurales y con la capacidad empresarial de nuestro país.

Una vez más, muchas gracias, señor Presidente, por acompañarnos.

Muchas gracias, señoras y señores.

-MODERADOR: Corresponde la siguiente intervención al Presidente de la Federación Mundial de Bolsas, señor Andreas Preuss.

-SR. ANDREAS PREUSS (Interpretación del Inglés al Español): Señor Presidente; señoras y señores.

En el transcurso de esta mañana, los mercados financieros y la economía han sido un tema de nuestra conferencia.

Desde el advenimiento de la crisis financiera en 2008-2009, la relación entre los mercados financieros y la economía, de manera continua ha sido un foco de atención, no sólo en nuestra industria, sino, también, para los reguladores, los políticos y el público en general.

Por favor, permítanme tomar esta oportunidad para ver dónde creo que estamos parados hoy en esta relación, y cuál es la función de las Bolsas.

Primero. El objetivo de los mercados financieros es servir a la economía real, que haya suficiente acceso a capital y su asignación eficiente, junto con los medios eficientes y efectivos para cobertura. Son elementos indispensables de la economía moderna.

Sin que funcionen bien los mercados financieros, los prospectos de crecimiento de la economía van a sufrir. Esto resalta la importancia y la responsabilidad que tienen los mercados financieros a nivel macroeconómico para el crecimiento.

(Corte de audio)

Entonces, los mercados de capital mundial se han estabilizado y han comenzado a recuperarse.

Las actividades y los precios de los activos se han estabilizado, pero la situación no puede considerarse que ha llegado a un estado estable aún.

Si bien las reformas en el mercado están avanzando a nivel mundial con iniciativas importantes especialmente en Europa y Estados Unidos, dista mucho de haberse completado.

La política monetaria está floja, la liquidez sigue siendo alta y los niveles de interés están cercanos a cero.

En paralelo los mercados financieros están en medio de cambios estructurales y en consecuencia la industria de los servicios financieros también.

Nuestros clientes, sobre todo los bancos, enfrentan desafíos importantes en liquidez, riesgo y la gestión de colaterales o de garantías. Desafíos que requieren soluciones para poder mejorar la estructura de los mercados con base en los imperativos estratégicos para mercados que funcionen bien: Seguridad, integridad, eficiencia e innovación.

Esto significa que al avanzar hacia una nueva norma para los mercados financieros, tenemos que fortalecer la seguridad y la integridad, sin dañar la eficiencia del mercado ni su capacidad para innovarse.

Fundada en 1961, la Federación Mundial de Bolsas cuenta con 57 miembros a la fecha, que operan en más de 100 mercados regulados en todo el mundo, que son el hogar de más de 45 mil compañías que cotizan en la Bolsa, con una capitalización de mercado que excede el PIB mundial.

Por ello, la Federación es un punto de referencia para la industria de valores y para las bolsas mismas. Ofrece a sus miembros guía, orientación en estrategia de negocios y en la práctica de la administración.

A lo largo de las crisis, las bolsas han regulado los mercados y han probado ser robustas y resilientes. Los imperativos de los mercados que funcionan bien, son inherentes a nuestros modelos de negocios.

Como Federación de Bolsas en todo el mundo, estamos todos conscientes de la importancia de un diseño sensato de los mercados, únicamente con base en un diseño sensato tal puede uno esperar que los principios de mercados funcionen como es deseable, con resultados económicos y sociales óptimos, tanto a nivel macro como a nivel micro.

Y esto es lo que yo creo fervientemente pueden aportar para completar las reformas en los mercados las bolsas. Esto a través de precio de descubrimiento justo, transparencia óptima en los mercados, gestión de riesgos eficaz y complejidad manejable en los mercados.

Estos elementos son parte de la solución cuando hablamos acerca de mercados financieros que funcionan correctamente, que desarrollan su función en forma eficaz y responsable.

Muchas gracias.