-MODERADORA: Queda en uso de la palabra el Secretario de Hacienda y Crédito Público, doctor Luis Videgaray Caso.

-SECRETARIO LUIS VIDEGARAY CASO: Con el permiso del señor Presidente Enrique Peña Nieto.

Saludo y doy la bienvenida a los señores Gobernadores, al señor Jefe de Gobierno del Distrito Federal a esta reunión de trabajo, en la que se anuncia un Programa para la Aceleración del Crecimiento 2013-2014.

Este programa es resultado de una labor en equipo, de un esfuerzo compartido, de un objetivo común entre los gobiernos de los estados, el Gobierno del Distrito Federal y el Gobierno de la República.

En un entorno de crecimiento internacional y también en lo nacional, donde la desaceleración es evidente, el Estado mexicano está obligado a responder. Está obligado a tomar medidas oportunas para acelerar el crecimiento, acelerar la creación de empleos y asegurar que pronto retomemos una dinámica que nos permita lograr mejores condiciones de oportunidades y de vida para la población.

Con el permiso del señor Presidente, quiero compartir con ustedes algunas láminas sobre el contexto económico en el que estamos y las medidas que se están adoptando el día de hoy, insisto, de manera conjunta entre los gobiernos de los estados y el Gobierno Federal.

En primer lugar. Es un hecho, que el entorno internacional está debilitando la capacidad de crecimiento de México, en esta coyuntura.

En la gráfica, pueden ver ustedes el contraste entre las expectativas de crecimiento que había hace apenas unos meses, hace menos de un año, en octubre del 2012, y las expectativas de crecimiento revisadas en julio de este año. En ambos casos, son datos del Fondo Monetario Internacional.

Como se puede observar en esta gráfica, las expectativas de crecimiento en, prácticamente, todas las regiones del mundo han disminuido. Destacan, por ejemplo, el caso de Brasil, destaca el caso de Rusia, e indudablemente también México es parte de este fenómeno de desaceleración.

Este fenómeno global, es también agravado, por situaciones específicas del entorno doméstico en México, como son la contracción que hemos observado en los sectores de la construcción, particularmente la construcción en la vivienda.

Ante esta situación, apenas el 4 de septiembre pasado en San Petersburgo, el Grupo de los 20, el G20, se pronunciaron los Jefes de Estado y de Gobierno que participan en esta importante instancia internacional, de manera unánime a favor de que los gobiernos tomen medidas para impulsar el crecimiento y reducir el desempleo. Es decir, México es parte de un concierto internacional en el cual la prioridad de los gobiernos debe ser tomar medidas para impulsar el crecimiento económico.

Las finanzas públicas se encuentran en una sólida posición y las perspectivas económicas a mediano plazo, sin duda, son favorables.

Y el objetivo es utilizar esta fortaleza de las finanzas públicas para darle un impulso decidido y contundente al crecimiento económico.

Y, si bien, la deuda pública ha crecido en los últimos años, hay que recordar que en el 2006, la deuda pública neta del Gobierno de la República representaba el 22.3 por ciento del Producto Interno Bruto y al cierre del 2012 representaba ya el 35.5 del Producto Interno Bruto.

Este nivel de endeudamiento es considerablemente menor al que tienen otras naciones, lo cual , sin duda, nos da la fortaleza, nos da el espacio para poder aplicar medidas de reacción inmediata a través de un déficit fiscal moderado, manejable y, sobre todo, transitorio.

Tomar en este momento estas medidas que han sido ya presentadas a la Cámara de Diputados como parte del Paquete Económico 2014, sin duda, es la acción responsable y oportuna en este momento donde enfrentamos el reto de acelerar el crecimiento.

Para acelerar el crecimiento, además de la propuesta de incurrir en un déficit transitorio y manejable en los años 2013 y 2014, se propone un Programa de Aceleración del Crecimiento a través de distintas medidas que habremos de tomar en conjunto los gobiernos de los estados, el Distrito Federal y el Gobierno de la República.

A continuación me referiré a los elementos centrales de este Programa de Aceleración del Crecimiento.

Son tres ejes del Programa:
El primero. Son medidas de colaboración entre el Gobierno Federal y los estados para acelerar la ejecución del gasto público a través de programas específicos, con fondos Federales que habrán de ejercerse a través de los estados.

Segundo. Un impulso a distintos programas de crédito a través de la Banca de Desarrollo, particularmente orientados a fortalecer la capacidad de consumo de las clases populares.

Y tercero. Un apoyo decidido al financiamiento en el sector de la vivienda.

En primer lugar. Con respecto a las medidas que se toman en conjunto entre el Gobierno Federal y los estados, se propone:

Primero. Realizar diversos convenios con las entidades federativas para que obras específicas que fueron señaladas por la Cámara de Diputados en el Presupuesto de Egresos de la Federación para 2013, sean ejecutadas, no por la Secretaría de Comunicaciones y Transportes, sino directamente a través de los estados.

Se está proponiendo realizar convenios por un monto de dos mil 800 millones de pesos. Y quiero informarles, señores Gobernadores, que el Secretario de Comunicaciones y Transportes ha suscrito ya todos los convenios que han sido remitidos a sus oficinas para que sean firmados, y que de inmediato este paquete de obras pueda ser ejecutado por los gobiernos de los estados.

En segundo lugar. A partir de economías y eficiencias presupuestales que se proyectan para el final del año, se están promoviendo dos fondos para ser ejecutados directamente por los gobiernos de los estados.

El primero es un fondo de equipamiento hospitalario, por un monto de dos mil 500 millones de pesos. Este fondo reconoce que uno de los grandes retos que enfrenta el Sector Salud, como lo ha señalado reiteradamente la Secretaria, la doctora Mercedes Juan, es el equipamiento hospitalario.

En los años anteriores han habido esfuerzos muy significativos en la construcción de infraestructura, pero la capacidad para financiar equipamiento no ha estado, todavía, a la altura de lo que se requiere.

Y, por lo tanto, se propone este programa, este programa emergente, para que en el resto del año, de aquí a diciembre, pueda atenderse esta necesidad con dos mil 500 millones de pesos adicionales.

Asimismo, se propone un fondo de pavimentación para ser ejercido por los gobiernos de los estados, por un monto de cinco mil millones de pesos. Sin duda alguna, existen enormes necesidades de pavimentación en las zonas urbanas de todo el país, y son también obras que pueden hacerse con la celeridad que requiere el impulso al crecimiento.

Estos programas han sido ya dados de alta en el sistema presupuestal de la Secretaría de Hacienda, y se ponen ya a consideración de los gobiernos de los estados con la atenta solicitud de que se ejerzan de manera inmediata y oportuna, antes de que termine este año 2013.

Finalmente, les informó que ha sesionado ya el Órgano de Gobierno del Fondo de Desastres Naturales, el FONDEN, y se han agilizado: la autorización de dos mil 500 millones de pesos de recursos que estaban todavía en trámite en el FONDEN, han sido ya liberados para que los estados que tienen recursos pendientes del FONDEN para atender contingencias que han ocurrido puedan ser ejercidos ya de manera inmediata.

A estas acciones, hay que sumar acciones propuestas por la Secretaría del Trabajo y Previsión Social a través del Sistema Nacional del Empleo en las 32 entidades federativas, que también tendrán un incremento presupuestal.

El valor de estas acciones, coordinadas entre el Gobierno de la República y los gobiernos de los estados asciende a 13 mil millones de pesos.

En segundo lugar, la Banca de Desarrollo, tendrá una disponibilidad adicional de mil millones de pesos para potenciarlos en programas específicos de crédito, a los hogares para la adquisición de bienes durables con ahorro energético, como pueden ser calentadores de agua a través de NAFIN; programas para empresas y productores agrícolas, a través, por ejemplo, de adquisición de fianzas y apoyos en tasa y subsidios productivos para el campo.

Y para los gobiernos estatales y municipales, también programas de sustitución vehicular del transporte público con los gobiernos estatales, como por ejemplo, taxis y camiones; y cambio de luminarias, es decir, de alumbrado público en los municipios.

Se estima, que por cada peso de este programa adicional de mil millones, podamos tener un impacto de alrededor de cinco pesos; es decir, la Banca de Desarrollo multiplica por cinco el impacto de esta asignación adicional.

Y finalmente, un programa emergente de financiamiento a la vivienda. Es de todos conocido, que el sector de la vivienda, particularmente las tres principales empresas desarrolladoras de vivienda popular atraviesan por una profunda crisis financiera y que el sector de la vivienda es un pilar del crecimiento económico.

Por ello el Gobierno de la República, está reaccionando con oportunidad a través de incrementar; primero, de seis mil a 18 mil millones de pesos, es decir, aportando 12 mil millones de pesos adicionales a la línea de crédito sindicada entre NAFIN y la Sociedad Hipotecaria Federal, para financiar la construcción de la vivienda.

Con esto, lo que se busca es asegurar que el resto del sector de la vivienda, las empresas desarrolladoras, que están sanas y que siguen trabajando, cuenten con los recursos suficientes, con independencia de las decisiones que tome la Banca comercial.

Ante la situación financiera compleja que atraviesa el sector de la vivienda, la Banca de Desarrollo será un soporte muy importante para que las empresas tengan los recursos para seguir trabajando y, adicionalmente, por instrucciones del Presidente de la República, se incremente en mil millones de pesos más el subsidio que se otorga a través de la CONAVI.

La suma de las medidas del Programa para la Aceleración del Crecimiento es de 27 mil millones de pesos, en acciones coordinadas entre los gobiernos de los estados, el Distrito Federal y el Gobierno de la República. Acciones específicas para impulsar el crédito al consumo y acciones específicas para el sector de la vivienda.

El señor Presidente de la República nos ha instruido a actuar con oportunidad y con decisión para enfrentar el reto que implica acelerar el crecimiento económico.

Agradecemos a la CONAGO, al señor Presidente de la CONAGO, al señor Presidente de la Comisión de Hacienda; el Gobernador Calzada, también de la CONAGO, y a todos los Gobernadores; al Jefe del Distrito Federal la gran disposición con la que nos han permitido trabajar en conjunto, para generar este programa que, sin duda, conforme a la instrucción del Presidente de la República, representará un impulso decidido para reactivar y acelerar el crecimiento económico en nuestro país.

Muchas gracias, señor Presidente.

Gracias a todos.

-MODERADOR: Escuchemos la intervención del Gobernador del Estado de Querétaro, maestro José Eduardo Calzada Rovirosa.

-GOBERNADOR JOSÉ EDUARDO CALZADA ROVIROSA: Muchas gracias.

Muy buenos días.

Señor Presidente de la República, licenciado Enrique Peña Nieto.

Nos da mucho gusto saludarle.

Señor Secretario de Hacienda, doctor Luis Videgaray Caso; señor Gobernador del Estado de Puebla y Presidente de la CONAGO, licenciado Rafael Moreno Valle; señores Secretarios, señora Secretaria; señores Gobernadores.

En primer término. Expresar mi reconocimiento a este paquete, a este programa, que se está presentando el día de hoy. Que evidentemente tiene dos grandes vertientes: La vertiente de la inversión y la vertiente del consumo.

Los Gobernadores nos sumamos, señor Secretario, señor Presidente, nos sumamos por supuesto a esta iniciativa que evidentemente tiene como consecuencia o tendrá como consecuencia el poder detonar el crecimiento y el desarrollo económico en nuestro país.

Nos sentimos muy halagados, por tomar en consideración la coadyuvancia que podemos ejercer las entidades federativas, evidentemente, también, haciendo sinergia con los municipios, porque CONAGO a través de los años ha venido impulsando una agenda federalista, en la cual, se tome y se contemple la participación de las entidades federativas como parte de los motores del desarrollo y del crecimiento económico nacional.

Queremos reconocer, señor Presidente, que en las iniciativas que se han presentado en los últimos meses.

Uno de los ingredientes importantes de esas iniciativas, tiene que ver con Federalismo, tiene que ver con la opinión y tiene que ver, también, con los beneficios a las entidades federativas.

Usted en su momento como Gobernador del Estado de México, hizo muchas de estas propuestas que hoy retoman de manera muy particular y singular la Reforma Hacendaria, presentada hace un par de días: temas que tienen que ver con la educación, que tienen que ver con la infraestructura, que tienen, también, que ver con la salud, que tienen que ver con la seguridad. Están contempladas e incorporadas a estas Reformas.

Por eso los Gobernadores, cuando conocimos la Reforma Hacendaria nos sentimos incorporados y, también, comprometidos a apoyar estas reformas.

El día de hoy, con la presentación de este importante paquete, que reitero, tiene como dos de sus grandes pilares la inversión y el consumo, estamos plenamente seguros que coadyuvaremos, las entidades federativas y cuente con ello, señor Presidente, porque haremos nuestro mejor esfuerzo en detonar a través del gasto público eficaz y transparente un mejor crecimiento económico para nuestro país.

Es cuanto, señor Presidente.

Muchas gracias.

-MODERADORA: Corresponde el uso de la palabra al Gobernador del Estado de Morelos, licenciado Graco Ramírez Garrido Abreu.

-GOBERNADOR GRACO RAMÍREZ GARRIDO ABREU: Muchas gracias.

Señor Presidente de la República, licenciado Enrique Peña Nieto.

Luis Videgaray Caso, Secretario de Hacienda y Crédito Público; Mercedes Juan, doctora Secretaria de Salud; Gerardo Ruiz Esparza, Secretario de Comunicaciones y Transportes; Jorge Carlos Ramírez Marín, Secretario de SEDATU; Aurelio Nuño, Jefe de la Oficina de la Presidencia; Rafael Moreno Valle, compañero Gobernador del Estado de Puebla, Presidente de la Conferencia de la CONAGO y Miguel Ángel Mancera, Jefe de Gobierno de la Ciudad de México; compañeros Gobernadores.

Amigas y amigos.

Es evidente la pertinencia de este Programa de Aceleración del Crecimiento Económico. Absolutamente pertinente.

Y quiero decirles que estamos comprometidos los Gobernadores para que exista transparencia en el ejercicio de estos montos de inversión, porque es una obligación que tenemos con los ciudadanos y la sociedad: saber con claridad y certeza qué hacemos con sus recursos.

Las prioridades del programa han sido explicadas por el Secretario Videgaray, pero, efectivamente, nos permiten a nosotros poder hacer esfuerzos para ampliar las escuelas de calidad que faltaron. En cada entidad podemos superar la meta de escuelas de calidad.

Podemos equipar y rehabilitar centros de salud que nos faltan. Podemos hacer caminos de saca, mantenimiento de carreteras vecinales. Y podemos, por supuesto, recuperar espacios públicos para lograr la paz y la seguridad. Pero, sobre todo, también hacer vivienda rural, no solamente la vivienda en las ciudades. Vamos a la vivienda rural.

Es evidente la ecuación: si generamos empleo, fortalecemos el ingreso de las familias. Si hay ingreso, hay capacidad de compra, esto fortalece el mercado, esto impulsa la economía.

Es evidente que tenemos que hacerlo en esa dirección. Vamos a reactivar, vamos a acelerar la economía.

Con esta propuesta presentada el día de hoy, por 27 mil millones de pesos, es evidente que las entidades federativas somos parte del todo. Esto es lo evidente, se hace en el marco de la CONAGO, se construye el acuerdo entre todos.

Y quiero decirlo que esto es un trato diferente, y es diferente porque antes el Subejercicio Federal se decidía por afinidad partidista o por filias o por fobias. Aquí la ventaja que tenemos nosotros, en este momento, aquí y ahora, es que quien preside la República fue Gobernador de oposición, el licenciado Enrique Peña Nieto estuvo sentado aquí, en la CONAGO y fue Gobernador. Y sabe muy bien que esas son las cosas que están cambiando, que debieron y estamos cambiando entre todos.

Yo quiero decirle a todos mis compañeros que aquí prevalece el diálogo y el acuerdo, y el Pacto por México no es retórica. El Pacto por México es un nuevo arreglo republicano, lo estamos viendo como un ejemplo hoy día.

Aquí, con este acuerdo, estamos todos ciertos, gana la República, ganamos todos, ganan todos los ciudadanos que nos toca atender en nuestras entidades y municipios.

Viva la República.

-MODERADOR: Enseguida interviene el Gobernador del Estado de Puebla y Presidente de la Conferencia Nacional de Gobernadores, licenciado Rafael Moreno Valle Rosas.

-GOBERNADOR RAFAEL MORENO VALLE ROSAS: Licenciado Enrique Peña Nieto, Presidente Constitucional de los Estados Unidos Mexicanos:

Agradezco a nombre de la Conferencia Nacional de Gobernadores que hoy nos reciba en la Residencia Oficial de Los Pinos, en un ejercicio republicano para fortalecer la coordinación entre los diferentes órdenes de Gobierno y acelerar el crecimiento económico en nuestro país.

Es un gusto que se encuentre entre nosotros el doctor Luis Videgaray, Secretario de Hacienda y Crédito Público.

Celebro la compañía del maestro Aurelio Nuño, Jefe de la Oficina de la Presidencia.

Valoro la presencia de los integrantes del Gabinete Legal y Ampliado del Gobierno Federal.

Saludo con respeto y aprecio a mis compañeros Gobernadores de los Estados de la República y al Jefe de Gobierno del Distrito Federal.

Dicen que la diferencia entre un político y un estadista, es que el político siempre está pensando en las próximas elecciones, mientras que el estadista está pensando en las próximas generaciones.

En este sentido, debemos reconocer la visión del señor Presidente de la República, Enrique Peña Nieto; así como de Gustavo Madero, Presidente del Partido Acción Nacional; Jesús Zambrano, Presidente del Partido de la Revolución Democrática, y César Camacho, Presidente del Partido Revolucionario Institucional, por haber suscrito el Pacto por México.

Este instrumento ha permitido alcanzar 95 acuerdos relevantes que están dando paso a reformas tan importantes como la educativa, financiera, laboral, de telecomunicaciones y estamos seguros que también se aprobarán otras reformas estructurales como la Política, la Hacendaria y la Energética.

Estoy convencido que la modificación de un marco jurídico que fue concebido en otro tiempo y en otras circunstancias permitirá detonar el extraordinario potencial que tiene México.

Hoy, resulta imperativo que el país crezca en lo económico a tasas superiores a las registradas en las últimas dos décadas. No solamente para generar mayores oportunidades de empleo productivo a las nuevas generaciones de mexicanos, sino también para avanzar en un objetivo irrenunciable en el concierto de un régimen democrático: El bien común y la justicia social para los más desprotegidos.

De acuerdo con datos de la Organización para la Cooperación y Desarrollo Económico, OCDE, se prevé que el crecimiento del Producto Interno Bruto de los Estados Unidos será de apenas 1.9 por ciento en 2013 y de 2.8 por ciento en 2014.

De manera similar, la zona Euro enfrenta una difícil situación, con una reducción de su Producto Interno Bruto del 0.6 por ciento en este año y un posterior repunte del uno por ciento en el 2014.

Esta falta de dinamismo de nuestros socios comerciales, aunado a un desempeño insuficiente en sectores como la construcción, tanto pública como privada e hidrocarburos, han provocado una desaceleración económica mayor a la esperada.

A pesar de mantener una tasa de inflación estable, solidez en los principales indicadores macroeconómicos y continuar siendo un destino atractivo para la inversión extranjera, se estima que durante el año 2013 el valor real del Producto Interno Bruto de México registre un crecimiento anual del 1.8 por ciento.

En este sentido, el Programa de Aceleración del Crecimiento Económico que propone el Presidente de la República Enrique Peña Nieto prevé la ejecución acelerada del gasto en lo que resta del año, favoreciendo con ello a las entidades federativas mediante la creación de diversos fondos y la realización de convenios para la ejecución de obras públicas.

Este programa muestra la convicción federalista del Primer Mandatario y representa un paso importante en la dirección correcta.

Para la Conferencia Nacional de Gobernadores es un orgullo que uno de nuestros integrantes hoy sea el Presidente de la República. Porque usted, señor Presidente, mejor que nadie conoce los retos que enfrentamos las entidades federativas.

Agradecemos su disposición para permitir que, a través de nuestras Comisiones, hayamos entablado una fluida comunicación con su equipo de trabajo, para poder manifestar nuestras inquietudes y necesidades.

Es tiempo de hacer a un lado las diferencias partidistas para privilegiar los intereses de la República.

Es tiempo de redoblar esfuerzos desde el ámbito de nuestra responsabilidad para contribuir a la construcción de un país más justo, más próspero y con oportunidades para todos.

Muchas gracias.