Muchísimas gracias, señor Director.

Si me permiten, yo quisiera hacer algunos comentarios ya de carácter general, y aprovechando la presencia de los medios de comunicación, para tener debidamente informada a la sociedad mexicana de lo que está ocurriendo en el país.

La razón de haber estado en esta región del Golfo de México fue, precisamente, el poder mostrar a la opinión pública del país los efectos, o algunos de los efectos que se han resentido en esta zona.

Como se puede observar, ha llovido en gran cantidad. La zona lagunera que se tiene en esta región, colindante entre el Estado de Tamaulipas y el Estado de Veracruz, prácticamente muestra una gran cantidad de agua acumulada, pero que también sirve como un gran vaso regulador al agua que corre por distintos ríos y cauces.

Hemos hecho un sobrevuelo por los ríos en los que advertimos puedan presentar un riesgo mayor para esta zona, que es justamente la confluencia del Río Tamesí con el Río Pánuco, y que de llegarse a desbordar, especialmente el Río Pánuco, podría causar algunas afectaciones e inundaciones, especialmente en la zona de Tampico, de Madero, y eventualmente en la colindancia con el Estado de Veracruz.

Esto simplemente lo anoto como una previsión, con las prudencias que los dos gobiernos estarán ya tomando para que en caso de que esto ocurra, podamos atender la contingencia de forma inmediata

Esto puede derivar de los escurrimientos, como lo ha señalado ya el Director de la CONAGUA, como de otras lluvias asociadas al fenómeno climatológico que está en estudio y en observación en la Península de Yucatán.

Pero, lo que sí es un hecho es que el efecto de todo este, del impacto de la tormenta tropical de lo que originalmente se advertía podría tratarse de un Huracán, Ingrid, y que fue degradándose a tormenta tropical, derivó prácticamente en lluvias muy intensas, en daños en algunas comunidades de manera aislada, donde se ha prestado toda la atención y auxilio a la población, a través de albergues que se han instalado, a través de haber prestado apoyo a la población, de haber evacuado zonas de alto riesgo, como ocurrió en el Estado de Veracruz, y lo mismo en el Estado de Tamaulipas.

Y ha habido contención y control sobre los daños causados, por eso mi interés de hacer el recorrido el día de hoy en esta región, para mostrar los efectos y la atención que se ha venido dando, y la que se está preparando ante posibles lluvias, intensas, que puedan presentarse en las próximas horas.

En la parte del Pacífico, también hemos venido informando a la opinión pública del impacto, del efecto, de la Tormenta Tropical, Manuel.

Como lo he señalado, de manera reiterada, el impacto más dañino y de mayor efecto se presentó, sin duda, en el Estado de Guerrero, sin por ello dejar de mencionar, también, algunos efectos, en los Estados de Chiapas, en el Estado de Oaxaca, en el Estado de Jalisco, en el Estado de Colima, pero, también, de forma aislada y donde ha habido contención del problema.

El daño mayor, sin duda, ha sido en el Estado de Guerrero, en 49 municipios. De manera muy señalada en los municipios que ya he podido visitar, con los representantes de los medios de comunicación, que han sido: Acapulco, Chilpancingo, Ixtapa Zihuatanejo, donde también tuvimos algún problema, pero que se ha venido atendiendo, sobre todo por alguna infraestructura dañada que impidió la comunicación de este lugar con la colindancia en el Estado de Michoacán.

Desde el Estado de Guerrero, y particularmente en el centro de operaciones que se tiene instalado en el Centro Naval de Acapulco, se ha venido prestando atención a los municipios, sobre todo de la zona serrana, donde no se había podido llegar por las condiciones climatológicas.

Lamentablemente, hoy se llegó a una comunidad, seguramente ya es conocido de la opinión pública, o de los medios de comunicación, a la Comunidad de La Pintada, en el Municipio de Atoyac, donde se generó un deslave mayor, que prácticamente sepultó a una parte de una comunidad, de una pequeña comunidad de aproximadamente 400 habitantes, sin que hasta el momento se tenga certeza de cuántas personas, eventualmente, lamentablemente, hubiesen quedado atrapadas bajo el lodo, bajo el deslave ocasionado.

Tengo el reporte, directamente del titular de Gobernación, quien está personalmente operando desde el Centro de Acapulco, y habiendo ya hecho, también presencia y sobrevuelos a las zonas afectas, de que se han rescatado ya a 288 personas, que 91 personas todavía permanecen en este lugar y están por ser evacuadas.

Y se reportan 58 personas desaparecidas, sin que se pueda precisar si eventualmente estas personas lamentablemente pudieran estar bajo el lodo provocado por este deslave.

Quiero apuntar que el Gobierno de la República sigue trabajando de forma coordinada con las autoridades estatales, sigue emitiendo las alertas correspondientes y de prevención para que se tomen las medidas que corresponda, así ha venido ocurriendo.

En el caso de esta región del Golfo, ya lo señalé, los Gobernadores llevaron a cabo evacuaciones de zonas en las que se alertó podría haber lluvias muy intensas y que tradicionalmente o históricamente han tenido, en algunos casos, inundaciones y por eso la evacuación.

En otras, no previsibles, se han presentado inundaciones y ha habido atención inmediata a la población, prestándoles auxilio en albergues, dándoles, a través de la aplicación del PLAN DN-III, alimentación, comida, ropa y en la espera de poder drenar el agua acumulada en aquellas zonas que se han visto impactadas.

Ustedes pudieron conocer hoy en la zona de Mante, en la comunidad de El Limón, cómo estaba anegada toda esta parte, una pequeña población y que como éste se han presentado otros hechos aislados, pero que se han venido atendiendo.

En el Estado de Guerrero seguiremos prestando la ayuda tan rápido como sea posible, con la participación de la autoridad estatal y de varias dependencias del Gobierno de la República, insisto, por ser ésta, la zona más afectada.

Ya ha comentado el señor Director de la Comisión Nacional del Agua, se prevé se presente en Sinaloa ya, a unas horas y probablemente después en la Península de Baja California, impacto de lo que puede eventualmente catalogarse como Huracán 1 de lo que anteriormente era el efecto Manuel, mismo efecto Manuel, que ha cobrado fuerza y puede convertirse ya en un Huracán Categoría 1.

Seguiremos trabajando, prestando la atención y auxiliando a la población afectada.

Pero debo reconocer en las autoridades estatales la debida coordinación, el estar pendientes a las alerta que el Gobierno Federal está emitiendo a través de la Comisión Nacional del Agua y de la Coordinación General de Protección Civil para que articulemos esfuerzos, podamos prevenir y donde, insisto, no pueda haber previsión porque no haya antecedente histórico o porque no se pueda precisar el nivel de intensidad de las lluvias que vaya a haber en algunos lugares. Estamos para atender de inmediato a la población.

Personalmente, también quiero dejar aquí constancia de que no obstante tener en la agenda de la Presidencia de la República comprometida una visita, no una visita, sino una participación en la apertura de la Asamblea General de las Naciones Unidas, a realizarse la próxima semana, de encuentros programados con otros Jefes de Estado de la Alianza del Pacífico, que están comprometidos.

Quiero dejar aquí hoy afirmado que, no obstante estos compromisos adquiridos con anterioridad y hechos ya del conocimiento público o informados a la opinión pública, no me habré de alejar y menos dejaré de atender la contingencia que se está presentando en distintas entidades y de ser necesario pospondré o simplemente cancelaré mi participación en estos eventos de carácter internacional.

Hoy para mí retiene la mayor prioridad la presencia de un servidor en la atención a la contingencia que está viviendo el país, a prestar toda la coordinación y toda la participación del esfuerzo del Gobierno de la República con las autoridades estatales para apoyar a la población en condición de desastre.

Y espero que esta contingencia que estamos viviendo podamos atenderla de forma oportuna y eficaz, como se ha venido informando a la opinión pública y se ha venido apoyando a la población y se ha informado a la sociedad mexicana, a través de los medios de comunicación.

Esta contingencia es, para el Gobierno de la República, una condición prioritaria y que merece la mayor atención y es por ello que personalmente estaré abocado, dentro de la agenda de trabajo, a prestar esta personal atención, acudiendo a los sitios de mayor impacto y mostrando también a la opinión pública lo que está ocurriendo.

Quiero decir que hay atención, estamos contendiendo el problema, en algunas entidades, en la mayor parte de las entidades del país. El efecto de esta contingencia ha estado bajo control y, por supuesto, es en el Estado de Guerrero donde estamos enfrentando, quizá, los efectos más dañinos, de mayor impacto y, sobre todo, de mayores daños y, sobre todo, y lamentablemente, de mayor número de pérdidas de vida, pérdidas humanas que mucho lamentamos, y que desde aquí quiero expresar solidaridad total para las familias que lamentablemente han perdido a un ser querido.

Seguiremos informando a la opinión pública del avance de los trabajos, de la atención que se esté brindando en todas las entidades, y muy específicamente de lo que esté ocurriendo en el Estado de Guerrero, donde ahora se está prestando una mayor atención a las comunidades que por distancia, por aislamiento, y ante la imposibilidad de poder darles atención por las condiciones climáticas, ahora se está llegando, y como ha sido el caso de esta comunidad, La Pintada en el Municipio de Atoyac, nos hemos encontrado con daños catastróficos y muy lamentables.

Pero estamos ahí. El Gobierno se mantiene firme en apoyar estas contingencias, en hacerle frente. Y como también lo señalé, hoy por la mañana a propósito de haber inaugurado una nueva planta en el Estado de Nuevo León.

México debe de seguir adelante, no es ésta la primera vez que enfrentamos contingencias climáticas y de efectos que son producto de la fuerza de la naturaleza. Estamos preparados, estamos organizados, estamos coordinados.

Pero el país debe seguir su marcha, debe seguir trabajando. El Gobierno ocupado de dar atención a las personas y familias que lamentablemente estén resultando afectadas, pero el curso de los trabajos y del desarrollo del país deben de mantenerse. Así lo entendemos y así lo estamos haciendo.

Quiero, nuevamente, reconocer a los gobiernos aquí presentes, a los funcionarios y colaboradores del Gobierno de Tamaulipas, del Gobierno de Veracruz, el estar muy pendientes, el estar estrechamente coordinados con el Gobierno de la República, con las distintas instancias del Gobierno de la República para hacerle frente a esta contingencia, a los fenómenos de esta temporada de lluvias, y atender puntualmente a la población.

De lo que siga ocurriendo seguiremos teniendo debidamente informada a la población del país.

Señores:

Muchas gracias por la atención, muchas gracias, señor Gobernador, por este espacio de atención y de hospitalidad, pero, sobre todo, también, de poder hacer una evaluación de lo que ha ocurrido, de las previsiones que se están tomando, y de alertar, sobre posibles impactos que puedan tenerse en las próximas horas, por lluvias muy intensas, que eventualmente puedan presentarse.

Muy buenas tardes a todos.

Muchísimas gracias.