Muchísimas gracias.

Muy buenas tardes a todas y a todos ustedes.

Quiero agradecer la presencia en esta Reunión de Evaluación al señor Presidente de la Mesa Directiva de la Cámara de Diputados y de la Cámara de Senadores.

La presencia de Gobernadores, de entidades que se han visto afectadas, precisamente por estas lluvias, las más intensas que históricamente haya registrado nuestro país, al menos en el mes de septiembre, como ya lo hiciera saber hace un momento el Director de CONAGUA.

Y agradecer a los miembros del Gabinete Legal y Ampliado del Gobierno de la República, que han participado en estos esfuerzos de manera transversal, para atención a las familias afectadas por estas intensas lluvias, consecuencia de estos dos fenómenos meteorológicos que nos afectaron en un mismo momento, en dos frentes, Ingrid y Manuel.

Hemos escuchado en esta reunión una evaluación y, sobre todo, dejando constancia de lo que se ha venido haciendo, de los programas y acciones que están en marcha para:

Primero, salvaguardar la vida y darles atención a las familias que han sido afectadas.

Segundo. Hacer una evaluación de daños, una, ya de orden preliminar que tenemos y otra o, más bien, a partir de ello, emprender la reconstrucción nacional.

Yo creo que lo más lamentable dentro de estos eventos que hemos registrado, ha sido, sin duda, la pérdida de vidas humanas, la pérdida de familias y de mexicanos que en sus hogares lamentablemente perdieron la vida.

Hace un momento estuvimos acompañando a oficiales de la Policía Federal que, precisamente, sirviendo, para servir a quienes estaban en una afectación por esta contingencia, lamentablemente perdieron la vida.

Yo quisiera invitarles, antes de continuar con este balance, a que pudiéramos expresar desde aquí nuestra mayor solidaridad para con todos los mexicanos que han pedido la vida.

Expresar desde aquí nuestras más sentidas condolencias a sus familiares y seres queridos, y guardemos en memoria de todos ellos, un minuto de silencio.

(MINUTO DE SILENCIO)

Muchas gracias.

Quiero agradecer, también, la presencia de legisladores, senadoras y senadores, diputadas y diputados federales, que gentilmente están aquí presentes en este acto.

Y que es importante puedan conocer ustedes de los daños que se han ocasionado en distintas entidades del país, estén mayormente sensibilizados, también, a estos efectos, porque evidentemente en el Plan de Reconstrucción Nacional que habremos de emprender a partir de tener, no sólo evaluación, sino cuantificación de daños, seguramente estaremos también en la revisión que se dé, en próximas semanas, del proyecto de presupuesto, presentado a consideración de la Cámara de Diputados, del Congreso de la Unión, pero especialmente el Presupuesto de Egresos, a la Cámara de Diputados, para que se haga una valoración y eventualmente se ajusten, seguramente, algunas partidas, para tener una mayor inversión y recursos suficientes, para realmente poder reconstruir lo que se ha perdido.

Lo que se ha perdido en viviendas, en infraestructura de servicios a los mexicanos, y también en tierras de cultivo, como aquí ya se ha dado cuenta.

Como pueden ustedes observar, hemos venido trabajando de manera coordinada.

Primero, entre dependencias del Gobierno Federal, y por eso quiero instruir en este espacio a la Secretaría de Gobernación para que se mantenga, como área rectora, precisamente de esta interlocución entre las dependencias del Gobierno de la República, para coordinar los trabajos y programas de acción y apoyo a la población y de reconstrucción.

También, quiero señalar que dentro de esta coordinación está el trabajo que se viene haciendo con los gobiernos estatales, y donde se han dado alertas de forma temprana para alertar a las entidades sobre lluvias e intensidad que se prevé de las mismas, para que se tome acción a partir de ello, y para que se trabaje en el Sistema de Protección Civil Estatal, donde participa el Gobierno Federal, y podamos estar en alerta permanente a efecto de mitigar los efectos de estas intensas lluvias.

No ha concluido la temporada de lluvias pero, sin duda, a esta fecha ya las lluvias que hemos tenido son históricamente, para un mes de septiembre, como se señaló aquí, desde 1955, las más intensas, las más severas que tenga registro la historia de nuestro país.

Pero esta coordinación de esfuerzos debe alentarnos para que trabajemos de forma conjunta, cerremos filas y podamos hacer frente a estos eventos de la naturaleza.

Al señor Secretario de Gobernación, también, le instruyo para que, junto con los gobiernos estatales, mantengamos esta permanente coordinación de esfuerzos, para que estemos muy atentos y demos puntual publicidad a las alertas que de forma temprana el Sistema Nacional de Protección Civil ha venido emitiendo, precisamente para tomar medidas de prevención.

Y a veces, ante estas medidas, ha habido efectos no previsibles, daños no previsibles que precisamente provoca la fuerza de la naturaleza, y a los que ahora estamos haciendo frente de forma coordinada.

También, quiero instruirle a la Secretaría de Gobernación para actualizar e integrar lo más rápido posible, los trabajos que se han venido haciendo dentro del Sistema Nacional de Protección Civil, el Atlas Nacional de Riesgos, más que para hacerle frente a la contingencia que hoy enfrentamos, para tomar medidas preventivas hacia futuro.

Y creo que este Atlas de Riesgos nos permitirá, sin duda, mitigar futuros eventos de este carácter y de esta naturaleza.

También, le he instruido ya, pero aquí lo reafirmo nuevamente, tener una permanente comunicación y coordinación con la Secretaría de Hacienda y Crédito Público, para agilizar la ejecución de los recursos del FONDEN.

Indicación que ya había dado anteriormente, hoy a recursos que ya se han ejercido, precisamente, aquí se ha dio cuenta de ellos, pero, sin duda, los 12 mil millones de pesos que se tienen previstos para esta contingencia, sumados con la prioridad que tendrán los cinco mil millones de pesos en las entidades que fueron afectadas, y que dentro del Programa para la Aceleración Económica se previó para pavimentación de caminos, ahora, también, se sumen a los recursos, si no en la totalidad, porque en las entidades, a ninguna entidad se le habrá de restringir o limitar el recurso que ya le fue asignado.

Pero para aquellas entidades que resultaron afectadas se estima y se espera que esos recursos de este programa, vayan de forma prioritaria dedicados a hacerle frente a la contención de daños causados por este fenómeno climatológico.

Por otro lado, a la Secretaría de Defensa Nacional y de Marina, quiero hacerles público reconocimiento, a la implementación de los programas que ambas instituciones tienen, el Plan de Acción DN-III y el Plan de Marina, que ambos han venido operando y trabajando, no hay comunidad que haya sufrido el embate de esta lluvia intensa, donde no haya presencia de elementos del Ejército o de la Marina.

Y no sólo para velar o salvaguardar la vida de quienes están resintiendo estas lluvias intensas, sino para también apoyar las labores de auxilio, de atención en los comedores comunitarios, en la llegada, traslado y distribución de despensas, como se ha venido haciendo.

Por ello, aquí expreso público reconocimiento a estas dos grandes instituciones del Estado mexicano que invariablemente han estado cerca de la población civil, y que lo seguirán estando a partir de estas directrices que estoy ordenando, para que se mantengan coordinados y para que eventualmente modernicemos este plan de acción que se tiene diseñado en ambas instituciones para que podamos conformar un plan de acción conjunto, no sólo de las instituciones armadas del Estado mexicano, sino también de las áreas de seguridad pública y civil, que nos permita actuar en protocolos modernos y que nos permita, con mayor eficacia, hacerle frente a este tipo de contingencias.

Nuevamente pido extiendan gratitud y reconocimiento a soldados y marinos que se la han rifado y se la han jugado por México.

Muchísimas gracias.

Me he permitido, quizá abusando un poco del tiempo y queriendo ser muy ejecutivo, pero sí referirme a algunos de los temas que ya se han abordado aquí por las dependencias que han expuesto y que, insisto, pretende ser esto una apretada síntesis de la acción transversal que el Gobierno Federal ha venido llevando a cabo para atender esta contingencia.

Pero quiero dar instrucciones precisas, a partir de algunos de los elementos que aquí se han señalado, solamente para reafirmar el que estas acciones deban cumplirse a cabalidad, porque será la mejor forma que tendremos de atender esta contingencia.

Ya lo he expresado, las que tienen que ver con la Secretaría de Gobernación, que participa en coordinación, prácticamente con los otros esfuerzos que otras entidades gubernamentales estarán llevando a cabo.

Pero, igual, la Secretaría de Hacienda y Crédito Público para que agilicemos, insisto, el ejercicio de los recursos del FONDEN, para que estos recursos se asignen bajo estrictos criterios de control, de transparencia y de rendición de cuentas.

En la exposición que hiciera la Secretaría de Hacienda y Crédito Público creo que queda claro la forma y el mecanismo que se seguirá para darle publicidad y transparentar, y asegurar que los recursos del FONDEN realmente sirvan a la reconstrucción de la infraestructura de servicios que se ha perdido o que se ha dañado y que no haya desviación de estos recursos a otras obras o a otros proyectos que no tengan este carácter prioritario.

De esto, serán corresponsables y yo hago aquí un llamado, las autoridades estatales, los gobiernos de las distintas entidades, porque serán ellos o serán sus gobiernos quienes estén ejerciendo buena parte de estos recursos del FONDEN y para eso buscaremos mecanismos de transparencia y de seguimiento al ejercicio de estos recursos para asegurar su adecuada aplicación.

También, como ya se señaló, darle difusión a los beneficios fiscales que se han otorgado para el pago de contribuciones o de obligaciones fiscales y que BANOBRAS acelere estos programas de crédito emergente que aquí se han señalado.

A la Secretaría de Desarrollo Social, solamente hacer énfasis en algo que personalmente he podido seguir y atestiguar, es importante ampliar nuestra capacidad de presencia, convocando a un mayor número de brigadistas que nos permita tener un censo real y efectivo de las afectaciones que ha habido en viviendas, especialmente que es a donde el trabajo de desarrollo social se está dejando sentir.

Porque, vuelvo aquí a reiterar los apoyos que estaremos otorgando a familias afectadas, aquí ya se dijo y lo reitero, habrá de ser casa por casa, familia por familia afectada.

Evitaremos el intermediarismo político o de aquellos liderazgos que pretendan erigirse en gestores de algunas comunidades o de algunas de las familias afectadas.

No permitiremos que se lucre con la necesidad y con la emergencia, sino, más bien, tenemos que garantizar que los apoyos que el Gobierno Federal, sumados a los que los estados eventualmente estén otorgando, vayan directamente a las familias afectadas.

Y esto implicará hacer un esfuerzo todavía mayor para multiplicar y sumar mayor número de brigadistas con quienes atender la contingencia y tener un censo lo más puntual y preciso a la brevedad posible.

También, es importante sumarse a esta indicación que he dado para asegurar transparencia y debida ejecución o debido ejercicio de los recursos del FONDEN, a las obras que habrán de ejecutarse.

Habrá que integrar grupos comunitarios con la participación de la sociedad, para que estén vigilando que las obras de infraestructura que se han visto afectadas, y que ahora cuenten con recursos para la reparación de estas obras, realmente se lleve a cabo. Esto se hará en estricta coordinación con la Secretaría de Hacienda y Crédito Público.

Quiero, también, referirme a lo que la Comisión Nacional del Agua y la SEMARNAT han venido ya haciendo.

Y en pocas palabras, aquí es importante y creo que hay un compromiso muy serio y hemos venido actuando de forma, también, muy acelerada, y esto no puede disminuirse al ritmo de trabajo que tenemos comprometido para restablecer los sistemas operativos de agua potable en los municipios, localidades y estados afectados.

Así lo hemos venido haciendo, y solamente, nuevamente, reitero esta indicación para que aceleremos estos trabajos. Para nuevamente, asegurar abasto de agua potable a la población que se ha visto afectada.

También, para llevar a cabo los trabajos, seguramente costosos, pero que tienen que ver con la construcción de bordos que se perdieron, de varios ríos que navegan por varias partes del territorio nacional; habrá que reencauzarlos, construir bordos, y eventualmente hacer labores de dragado para asegurar mayor capacidad a estos ríos.

Éstas son de las acciones que inmediatamente ha venido ya llevando a cabo CONAGUA, y que debe mantener e imprimirle celeridad a los mismos.

También, quiero reiterar la instrucción a la Secretaría de Economía, aun cuando su titular no está presente en este encuentro por participar en un evento al que originalmente habría de asistir, en lo personal, en Nueva York.

Pero le he instruido, primero, para apoyar acciones, junto con la Iniciativa Privada, para la regularización del abasto privado, especialmente en zonas afectadas, para que a través de PROFECO se establezca una vigilancia estricta en los expendios y en tiendas, para evitar que se abuse y se encarezca realmente, o se pretenda encarecer los precios de alimentos y de otros enseres.

Y, también, establecer comités de abasto que pudieran apoyar a las familias afectadas en zonas de contingencia, donde se está haciendo frente a esta contingencia.

También, he instruido a la Secretaría de Economía para levantar un censo. Y esto creo que puede haber una adecuada coordinación con la Secretaría de Desarrollo Social, para que dentro del censo que se viene haciendo a las viviendas afectadas, también se tenga de varios negocios que se han afectado.

Y no me refiero a grandes negocios. Lo digo de la miscelánea, de la carnicería, de la estética, de la refaccionaria, que en muchas colonias por esta inundación se han visto afectadas. Y se disponga de apoyos a través del Instituto Nacional del Emprendedor, o a través de créditos que permitan realmente apoyar a quienes han perdido mucho o todo de lo que tenían en sus negocios y se instaure también un programa de apoyo a estos pequeños y medianos negocios que lamentablemente se perdieran en esta contingencia.

A la Secretaría de Agricultura y Ganadería creo que es claro el rumbo que tenemos. Es apoyar las zonas de cultivo que están afectadas, poner en ejecución o indemnizar lo antes posible a las personas o a los cultivos que se han perdido; las unidades de ganado que también o unidades animales que se han perdido, también en esta contingencia.

Y también establecer un programa de aprovechamiento, de mejor aprovechamiento, en coordinación con la CONAGUA, de toda el agua que se ha acumulado, que se ha almacenado, y que pueda servir, como seguramente lo hará, va a servir para tener buenas cosechas en la próxima temporada.

La Secretaría de Comunicaciones y Transportes. Las indicaciones han sido prácticamente cotidianas a esta dependencia gubernamental que ha estado trabajando en el Estado de Guerrero, sin duda, el más afectado y en otras entidades del país, haciendo control de daños, teniendo evaluación clara de cuál es la infraestructura que se ha dañado y trabajando de forma inmediata para que lleguen los auxilios, como aquí ya se ha evidenciado, y de forma, en algunos casos, de manera temporal y en otros de forma definitiva, en la reconstrucción de la infraestructura dañada. Aceleremos estos trabajos.

He comprometido ya en varias comunidades que hay forma de poder restaurar, aunque sea de forma provisional, parte de la infraestructura dañada. Es el caso ayer, en la comunidad de Coyuca de Benítez, en la comunidad del puente, que ahí quedó totalmente destrozado y que ya se hacen trabajos. Y he comprometido que al menos en los siguientes 10 días, de forma provisional, se restablecerá la comunicación con toda la Costa Grande del estado de Guerrero.

Y hago alusión al Estado de Guerrero porque, insisto, ha sido la entidad, como aquí se ha apreciado, en las cifras que se han mostrado, en los apoyos que se han otorgado, en los niveles o, más bien, en la población afectada, es evidente que ha sido Guerrero el más afectado dentro de esta contingencia.

Y es importante, también, e instruyo aquí a la Secretaría de Comunicaciones y Transportes, acelere los trabajos para contar con una cuantificación lo más precisa, que nos permita saber de cuántos recursos tendremos que disponer e invertir para la restauración de la infraestructura dañada.

Por igual, a la Secretaría de Educación Pública, cuyo titular está compareciendo ahora ante la Cámara de Diputados.

Pero al señor Subsecretario, que está aquí, en su representación, he instruido para que igual hagamos una evaluación de daños, cuantifiquemos, y lo que tengamos que reparar, lo agreguemos o lo tengamos en consideración dentro del Programa de Escuela Digna, que es, precisamente, aquél que hemos dedicado y diseñado para mejorar las condiciones de varias escuelas del país que, lamentablemente, están en grave deterioro.

Creo que este programa permitirá, nuevamente, sobre todo en aquellas pérdidas parciales o daños parciales que tuvieran algunas escuelas, podrá, nuevamente, favorecer a que operen de manera normal y digna para los estudiantes.

A la Secretaría de Salud, que ha presentado un gran número de clínicas que no están operando. Entiendo que éste es un informe global, no sólo de todo el Sector Salud, que incluye Seguro Social, incluye ISSSTE, y que se han venido coordinando, precisamente para prever todas las medidas sanitarias y de control ante esta contingencia.

Le instruyo para que se siga trabajando. Para que lo antes posible se apoye al reequipamiento de aquellas clínicas que se han visto afectadas y que han perdido parte del equipamiento para prestar los servicios de salud necesarios.

También, para mantener unidades médicas móviles en aquellos centros inoperantes, y en aquellas comunidades que en este momento no cuentan con servicios de salud.

Y adicionalmente, también, le he instruido para que hagamos el proyecto y podamos. Algunos han señalado que ha sido mucha la atención a Acapulco y a Guerrero. Insisto, ha sido el estado más afectado.

Y nos hemos podido percatar ahora que los servicios de salud, precisamente, en este Puerto de Acapulco, uno de nuestros principales destinos turísticos que tenemos como país.

Los servicios de salud están en franca o en franco deterioro, no son óptimos y por eso ya hemos hablado y hemos comprometido la construcción de un nuevo hospital para este destino turístico. Así lo hemos conversado y comprometido con el Gobernador del estado.

A la SEDATU, está muy claro, y hay que trabajar de forma coordinada con Desarrollo Social, para apoyar la reconstrucción de vivienda; para la edificación de vivienda en aquellos lugares donde no hay vivienda ya, donde se perdió la vivienda para varias familias mexicanas y para la reubicación de aquellos asentamientos que lamentablemente por ser irregulares algunos y otros estar en zonas de alto riesgo, deban de ser reubicados.

Aquí, se han comprometido, yo he comprometido ya y creo que hay clara coordinación para saber cuáles son las zonas que tenemos que reubicar.

Será importante, también, concretar este mismo año, señor Secretario, los convenios de desarrollo urbano de las ciudades más importantes, que tengan efectos vinculatorios para efecto de permisos y licencias de construcción que se estén otorgando y evitemos lo que hemos observado en varias de las comunidades hoy afectadas, el que se haya dado permisos de construcción en zonas de alto riesgo, en zonas que prácticamente forman parte de los cauces de las lagunas o de ríos que cuando tenemos lluvias como las que se han presentado, evidentemente, reconocen su cauce natural y llegan a inundarse.

Es importante, también, integrar este mismo año, las zonas de riesgo no susceptibles de asentamientos humanos, que sean parte del Registro Nacional de Reservas, dentro del Registro Único de Vivienda para que autoridades y desarrolladores privados puedan verificar la condición de la tierra en la que se pretendan construir desarrollos. Y si ésta puede o no, eventualmente, convertirse en una unidad habitacional.

Es importante, también, reiterar que el Gobierno de la República no apoyará, ni subsidiará ninguna vivienda que se encuentre dentro de zonas de alto riesgo.

Por eso, la importancia de tener este Atlas de Riesgo, especialmente de las grandes metrópolis, de las grandes ciudades para que evitemos asentamientos en lugares en los que no debe haber construcción.

A la Secretaría de Turismo le he instruido ya, apoyar y esto es una labor conjunta con la Secretaría del Trabajo, para preservar la planta productiva, especialmente de las áreas que viven del turismo, que se ha visto afectadas, especialmente en el Estado de Guerrero y en otras entidades en donde ha habido intensas lluvias, pero nuevamente, me refiero al Estado de mayor afectación.

Preservemos la planta laboral. Para eso hay recursos, y hay programas que tiene la Secretaría del Trabajo, y también reactivemos, o apoyemos la reactivación de la actividad económica de este destino turístico, que es Acapulco, y del que depende gran parte de la actividad económica de esta entidad.

Éste es el centro, es el gran motor de la economía del Estado de Guerrero, o es, en buena medida, motor de, sí, de la actividad económica, y por eso la urgencia de reactivar esta actividad.

Había dado una instrucción. Hoy nuevamente lo reitero, para que dispongamos recursos, el Gobierno Federal, a efecto de diseñar una campaña de promoción, nuevamente para el Estado de Guerrero, y hoy advertimos ya que nuevamente hay condiciones óptimas para que aquellos que quieran visitar este puerto, y este bello destino en Guerrero, lo puedan hacer desde este próximo fin de semana.

Señoras y señores.

El Gobierno de la República en su conjunto, y de manera transversal, como lo he señalado, está atendiendo la contingencia y lo seguirá haciendo hasta recuperar condiciones de normalidad.

Aquí creo que, ya hemos dimensionado, lo que ha significado la lluvia tan intensa que hemos tenido en los últimos días, que representan o han llevado a que hayamos hecho de este mes de septiembre, el mes que registre para la historia de México la mayor cantidad de lluvias que no ocurría desde el año de 1955.

Esto es darle dimensión a lo que ha ocurrido. Y por eso los daños causados por Ingrid y Manuel, quizá dejen de ser un tema de noticia, pero la atención a las familias afectadas, a la infraestructura dañada, continuará por parte del Gobierno de la República.

Los mexicanos afectados contarán con todo el respaldo del Gobierno Federal, para recuperar las condiciones de vida, normales y ordinarias.

Es cierto que he pasado un mayor tiempo en el Estado de Guerrero. Y, vuelvo a insistir, porque ha sido la entidad más afectada, pero esto no ha evitado que la labor del Gobierno de la República se haya desplegado en todos los estados donde se han causado daños y afectaciones.

Y en próximos días estaré visitando también otras entidades, como ya lo he hecho en Veracruz, en Tamaulipas, en Sinaloa.