Muchísimas gracias.

Muy buenas tardes a los asistentes a este encuentro.

En primer lugar, le quiero dar la más cordial bienvenida al señor Laurent Fabius, quien es el Ministro de Relaciones Exteriores de Francia.

Y particularmente por hacer que este encuentro, prácticamente coincida con la celebración que Francia hace de la Revolución Francesa, precisamente el día de ayer, 14 de julio.

Y junto a él darle, también, la más cordial bienvenida al grupo de empresarios, de académicos, de intelectuales, de políticos, que integran este Consejo Estratégico Franco-Mexicano.

Al mismo tiempo, quiero reconocer a quienes integran, por parte de México, este Consejo. A su Presidente o quienes fungirán como Copresidentes de este Consejo Franco-Mexicano: a Jorge Castañeda y al señor Embajador Philippe Faure.

Y a los señores empresarios, académicos, políticos, embajadores, quienes son parte y han decidido, además, ser parte de este Consejo Estratégico Franco-Mexicano.

Lo anterior se inscribe en este acuerdo de carácter político que hemos tomado, tanto el Presidente de Francia, como un servidor, para hacer un relanzamiento a la relación entre México y Francia, entre Francia y México.

Que realmente la relación histórica que nos ha identificado, que nos ha hermanado, pueda dar un nuevo impulso a la relación que permita encontrar beneficios recíprocos.

Y que hagamos, a partir de la orientación, de la visión compartida, de las experiencias de éxito que quienes integran este Consejo Estratégico puedan aportarnos a quienes tenemos responsabilidad dentro del Gobierno, para orientar realmente la relación y las acciones que debamos llevar a cabo, que permitan esta mayor integración y este mayor acercamiento entre México y Francia, entre Francia y México.

No es menor la relación que hoy guardamos entre ambos países. Déjenme compartirles solamente algunos datos que vale la pena traer a la mesa, y que me parece es el punto de arranque de la gran ventana de oportunidad que ambos países tenemos para realmente lograr, insisto, un mayor acercamiento en el marco de una relación cordial, fraterna, respetuosa, pero con una actitud de ambos países por construir una más sólida, cercana, e insisto, de beneficios recíprocos.

En ambos países radican un gran número tanto de mexicanos en Francia, prácticamente cinco mil mexicanos viven de manera permanente en Francia, y es aún mayor el número de franceses que viven en México, prácticamente 30 mil.

Francia, debo decir, es el tercer país que recibe más estudiantes mexicanos y además se estima que hay 250 mil estudiantes de idioma francés en nuestro país y que lo hacen a través de las distintas instituciones en las que pueden estudiar el idioma y muy señaladamente en las 38 alianzas francesas que están en nuestro país.

En términos de cooperación técnica-científica, vale la pena decir que Francia constituye hoy el segundo socio de México a nivel mundial en esta materia, en materia de cooperación técnico-científica.

Y, sin duda, la relación que ambos países guardamos en términos de intercambio turístico, de turistas que están en ambos países es relevante.

El año pasado de Francia nos visitaron 200 mil franceses, y es mayor al número de mexicanos que eventualmente han tenido la oportunidad de visitar Francia, del orden de 500 mil.

Y para este año, a partir justamente de esta voluntad que hemos comprometido es que hemos decidido realizar distintas actividades de carácter cultural. Solamente este año 50 actividades culturales mexicanas habrán de realizarse en Francia, entre las que se incluyen exposiciones no presentadas antes, no sólo en Francia, sino en Europa, como de Frida Kahlo y de Diego Rivera.

En términos de comercio, hay que señalar que en la última década el comercio entre ambos países se ha venido incrementando casi en un 200 por ciento. Sin embargo, advertimos que hay todavía un enorme espacio de oportunidad para hacer mayores flujos comerciales.

Hay que decir que en México, solamente uno de los rubros que me parece que es importante significar, en México operan 300 empresas del sector aeroespacial, 90 por ciento de ellas, es decir, 270, son de origen francés o con capital francés.

Éste es un sector, como lo apuntaba don Miguel Alemán hace un momento, que está teniendo una mayor presencia en México, que está creciendo en distintas entidades del país y que las mayores inversiones dentro de este sector, hoy están llegando de Francia, a las cuales les damos la más amplia y cordial bienvenida, y deseamos que sean mayores.

Porque eso nos va a permitir también detonar para nuestro país una mayor capacidad y habilidad dentro de este sector y que en un futuro próximo México pueda ser también un país que en el sector aeroespacial destaque y sea ampliamente reconocido.

Aunado a lo anterior, a lo que es la relación cultural, la relación turística, la relación comercial que hoy guardamos entre ambos países, no es menor y por eso creo que el impulso que damos a este acuerdo, a esta relación, no es menor el que ambos países compartimos valores comunes o tenemos valores comunes: la democracia, los derechos humanos y la justicia social.

Somos herederos de dos revoluciones sociales, cuyos idearios, hay que decirlo, son hoy patrimonio ya de la humanidad.

Y este quizá es un punto de encuentro importante y que precisamente da marco a que estemos fomentando una mayor relación entre México y Francia, entre Francia y México.

Quiero aquí también expresar reconocimiento y le pido al señor Ministro de Relaciones Exteriores le transmita un saludo afectuoso y cordial al señor Presidente François Hollande, decirle que apreciamos haya aceptado visitar nuestro país el próximo año, que precisamente coincide con la visita que hace 50 años hiciera el entonces Presidente Charles de Gaulle a nuestro país.

Creo que desde entonces y quizá con mayor tiempo la relación entre Francia y México se ha venido estrechando y ahora estamos resueltos a darle un nuevo relanzamiento a esta relación.

Por eso, hemos decidido crear este Consejo Estratégico Franco-Mexicano, que a través de las personalidades que lo integran, que participan en distintos ámbitos de la vida social, económica, cultural, política de ambos países, puedan realmente enriquecer y dar orientación y luces a los gobiernos de cómo podemos estrechar aún más esta relación en beneficio de ambas naciones.

Aquí está acreditada una voluntad política que se extiende, precisamente a quienes ahora integran este Consejo y no tengo duda que el talento, la habilidad, la capacidad, la trayectoria de quienes integran este Consejo y particularmente de quienes habrán de presidirlo, habrá de favorecer de forma notable y significativa a este objetivo que ambos gobiernos estamos buscando.

A mí me da mucho gusto que hoy aquí, en la sede del Ejecutivo Federal, podamos formalmente dejar instalado este Consejo Estratégico Franco-Mexicano, que sea augurio de la buena relación y del buen futuro que tendrá la relación Francia-México, México-Francia.

Y a todos los participantes les expreso en nombre del Gobierno de la República mi más amplio reconocimiento, mi gratitud por voluntariamente comprometerse en este propósito, que sea por el bien de ambas naciones y que de aquí vayan o, más bien, de aquí deriven beneficios recíprocos para ambos pueblos.

Muchas gracias.

Y muchísimas felicidades.