-MODERADOR: Tiene la palabra el licenciado Ángel Heladio Aguirre Rivero, Gobernador del Estado de Guerrero.

-GOBERNADOR ÁNGEL HELADIO AGUIRRE RIVERO: Ciudadano licenciado Enrique Peña Nieto, Presidente de los Estados Unidos Mexicanos; ciudadano General Otto Fernando Pérez Molina, Presidente Constitucional de la hermana República de Guatemala; señores Secretarios y Secretarias de Estado que hoy nos acompañan; señores Presidentes Municipales; Senadores; Diputados.

La verdad, a nombre del pueblo y del Gobierno de Guerrero, quiero expresar mi beneplácito por este evento tan importante. La presencia del señor Presidente de la República y de la hermana República de Guatemala, honran al pueblo y al Gobierno de Guerrero y nos llena de aliento para hacer frente a nuestras complejas adversidades.

Guerrero se ubica como la entidad federativa con menores índices de desarrollo humano, económico y social. 71 de los 81 municipios están clasificados como de alta y muy alta marginación.

Cerca de 400 mil guerrerenses no saben leer y escribir. Hay más de un millón, de 300 mil guerrerenses que padecen pobreza alimentaria, es decir, sus ingresos no son suficientes para garantizar la canasta básica. Más de 300 mil niños sólo tienen acceso a la alimentación una vez al día y su dieta consiste, fundamentalmente, en tortillas, chiles y frijoles.

Más de 700 mil guerrerenses no cuentan con servicio de agua potable ni drenaje, y de acuerdo con los datos del CONEVAL, más de un millón de personas guerrerenses carecen de un espacio en materia de vivienda.

En materia de salud, el índice de camas por habitantes es de 0.63, lo que nos ubica muy por debajo de la media nacional, que es del 0.86, y de la recomendación de la Organización Mundial de la Salud.

Casi el 80 por ciento de los campesinos producen para el autoconsumo. Sus parcelas varían de una a tres hectáreas.

Podría seguir abundando sobre estos indicadores, que a todos nos avergüenzan y que reflejan la ausencia de políticas públicas, adecuadas que generen el desarrollo y que vayan combatiendo el atraso secular que hemos padecido los guerrerenses.

Hace poco, alguien me decía que en Guerrero cuando no nos llueve, nos llovizna. Y porque, si fuera poco, nuestra entidad es la que registra el mayor número de movimientos telúricos del país y algunos otros de orden social y político.

Hay quienes se preguntan por qué los guerrerenses. Somos, acaso, conflictivos. Acaso tenemos proclividad a la violencia.

Como Gobernador, me duele cuando escucho este tipo de expresiones que ponen de manifiesto el desconocimiento de nuestra realidad.

Cuando la gente tenga qué comer, cuando la gente no tenga de qué preocuparse por la educación de sus hijos y, sobre todo, encuentren oportunidades para su desarrollo, especialmente en nuestros jóvenes, y cuando se disponga de buenos servicios de salud, Guerrero será otro.

Voy a narrar una historia desgarradora.

Hace unos días, en la comunidad de Huehuetán, en el municipio de Azoyú, asesinaron a una señora. Los dos responsables de estos condenables hechos reconocieron que la habían asesinado por el pago de cinco mil pesos.

Hace ya muchos años, en Guerrero también, surgió la primera expresión guerrillera, con Genaro Vázquez Rojas, de San Luis Zacatlán. Su lucha la continuó Lucio Cabañas Barrientos y más residentemente el EPR y el ERPI, hicieron presencia en Guerrero, en Chiapas y en Oaxaca.

Acaso se debió, insisto, porque somos entidades proclives al conflicto o a la violencia. No. De ninguna manera.

Eso se dio porque somos los más pobres del país. Y es algo que no se ha querido entender, que se volteé a ver al Sur.

Hasta cuándo podrán pagarle el saldo y la deuda que tienen los mexicanos con este pueblo que ofertó su vida en las diferentes gestas heroicas en la que participó lo mismo Guerrero que Galeana y tantos próceres guerrerenses.

Algo no se ha querido hacer.

Hasta cuándo aprovecharemos nuestras potencialidades, porque qué contrastes. Esa pobreza que nos abarca a todos los guerrerenses, también, nos hace un pueblo combativo, esforzado, luchador.

Guerrero, hoy, y lo digo con un timbre de orgullo, ocupa el primer lugar en la producción nacional de mango, 350 mil toneladas cada año.

Este año rompimos récord en producción de maíz: un millón 500 mil toneladas y somos el primer lugar en producción de Jamaica y en producción de coco.
Tenemos las mejores artesanías de México y, además, tenemos, también, el mejor mezcal, con todo respeto para los oaxaqueños, que se produce en la República Mexicana.

Tenemos riquezas minerales, tenemos un potencial turístico que pocos lugares lo tienen.

Por eso, hoy este evento, es un evento que nos compromete a todos.

Es un evento en donde se está marcando la ruta, el rumbo para salir de esta miseria en que hemos estado inmersos.

Quiero decirle, señor Presidente, que el PESA, el Programa de Estrategia para el Combate a la Pobreza y al Hambre en Guerrero, que es el primero, ha entregado magníficos resultados.

Hoy, gracias al apoyo de la SAGARPA, a través de su Secretario Enrique Martínez y de mi gobierno, estamos atendiendo a poco más de mil 700 comunidades y en esas mil 700 comunidades el ingreso per cápita se ha incrementado un 14 por ciento.

Y en esas comunidades, también, hemos podido abatir en 18 por ciento la pobreza alimentaria, por cierto, el 90 por ciento de los proyectos productivos de traspatio y otro tipo de proyectos, son operados y manejados por mujeres guerrerenses y eso lo quiero, también, enfatizar.

Porque yo estoy convencido que las mujeres son más trabajadoras.

Si o no.

Quiénes son más honradas.

Quiénes son más cariñosas.

Quiénes son la guía de las familias de México.

Quiénes son todo para nosotros los hombres.

Por eso, le quiero pedir su apoyo, señor Presidente, para que usted deje esa huella en Guerrero.
Si usted nos apoya en el próximo presupuesto con 600 millones de pesos adicionales al PESA más lo que le aporte mi gobierno, y en el 2015 de una cantidad similar, podrá usted en el 2015 decir que la totalidad de las comunidades de Guerrero están siendo atendidas por el PESA, y eso garantizará alimentación, eso garantizará ingreso, arraigo para que la gente no salga de Guerrero.

Ya no queremos más migrantes ni jornaleros que se van a trabajar al Norte del país pasando situaciones, verdaderamente, vergonzantes.

Señor Presidente:

Quisiera concluir mi intervención, le prometí que iba a ser breve, ya me pasé un poquito, recordándonos a todos los objetivos de esta gran Cruzada:

Primero. Cero hambre, a partir de una alimentación y nutrición adecuada.

Segundo. Eliminar la desnutrición infantil aguda y mejorar los indicadores de peso y talla en la niñez.

Tercero. Aumentar la producción de alimentos y el ingreso en los pequeños productores.

Cuarto. Promover la participación comunitaria para la erradicación del hambre.

Estos cuatro objetivos se enmarcan, precisamente, en el PESA.

Quiero decirle, por último, que reconozco la labor de todo su gabinete, en especial, de Rosario Robles Berlanga, Secretaria de Desarrollo Social. Y del Subsecretario de Desarrollo Social, Javier Guerrero que, haciendo honor a su apellido, se ha convertido en un guerrerense más.

Al señor Secretario de Educación, Emilio Chuayffet; al señor Secretario de la Reforma Agraria, hoy ya cambió de nombre, a Jorge Carlos; al señor Secretario de manera muy especial, quien siempre me brinda todo su apoyo, al señor Secretario de Gobernación, al licenciado Miguel Ángel Osorio Chong.

A Enrique Martínez, y a todos mi agradecimiento por todo este trabajo que hacemos aquí.

Aquí, en Guerrero, no tenemos afanes protagónicos ni celos que no conducen a nada. Aquí trabajamos todos parejos, señor Presidente, porque al final del día la pobreza no tiene rostro, ni tiene colores partidistas, la pobreza, lo misma la padecen quienes militan en un partido u otro, y en eso estamos empeñados.

Queremos decirle, señor Presidente, que se sienta usted en su casa. Aquí lo respetamos y lo queremos, como se le quiere a un amigo y a un gran Mandatario como es usted.

Muchas gracias.

-MODERADOR: Acto seguido se proyectará el video: Acciones de la Cruzada en Mártir de Cuilapan.

(PROYECCIÓN DE VIDEO)

-MODERADOR: A continuación hace uso de la palabra la maestra Rosario Robles Berlanga, Secretaria de Desarrollo Social.

-SECRETARIA ROSARIO ROBLES BERLANGA: Muy buenas tardes.

Les prometí que estaría aquí el Presidente Enrique Peña Nieto y, como él dice: promesa cumplida. Aquí está.

Licenciado Enrique Peña Nieto, Presidente Constitucional de los Estados Unidos Mexicanos; señor Otto Fernando Pérez Molina, Presidente Constitucional de la República de Guatemala. Muy bienvenido señor Presidente, al igual que toda su comitiva que le acompaña.

Licenciado Ángel Aguirre Rivero, Gobernador Constitucional del Estado.

Muchas gracias.

Yo quiero decir aquí que realmente lo que estamos haciendo en Guerrero es en gran medida por la colaboración y la participación del gobierno del estado.

Licenciado José Guadalupe Rivero Ocampo, Presidente Municipal de Mártir de Cuilapan, que ha encabezado este Proyecto de la Cruzada Nacional Contra el Hambre de manera muy, muy entusiasta.

Estimados miembros del Gabinete, distinguidos miembros del presídium, señoras y señores, medios de comunicación.

Señor Presidente:

Mártir de Cuilapan fue escogido como municipio piloto para demostrar en los hechos en qué consiste la Cruzada Nacional Contra el Hambre.

No voy a repetir la información que ya se ha proporcionado en su recorrido. Voy a destacar en qué consiste la diferencia de esta estrategia.

Vale la pena mencionar que por primera vez se reconoce que hay hambre en el país. Que en pleno Siglo XXI millones de mexicanos no pueden ejercer su derecho a la alimentación, ni tampoco otros derechos sociales fundamentales.

El Gobierno de la República decidió que si algún adversario había que combatir era el hambre que lacera, que duele, que avergüenza, que nos impone un desafío ético, que nos obliga a unir manos y esfuerzos por encima de cualquier diferendo.

Lo primero que tuvimos que hacer es romper con la idea del Gobierno archipiélago, empezamos por romper la inercia de años, había que cambiar la lógica; los programas sociales se aplicaban sin ninguna coordinación y concurrencia; no había diálogo entre las dependencias Federales, tampoco entre el Gobierno Federal y los gobiernos estatales y municipales.

Por eso, se estableció la Comisión Intersecretarial de la Cruzada Nacional, que lleva ya ahora cinco reuniones y que alineó por primera vez todas las acciones y programas en función de los indicadores en los que se quiere incidir.

A su vez, en 31 estados se han instalado las Comisiones Estatales y en la mayoría de los municipios se ha concretado ya la Comisión Municipal como parte del Sistema Sin Hambre.

Por primera vez se contará con una matriz de inversión en cada municipio, organizada de manera transversal, en función de los indicadores que deseamos mover, que no es otra cosa que el acceso a los derechos básicos de educación, salud vivienda, alimentación, servicios, seguridad social, equidad de género y participación comunitaria.

Todas las acciones de los tres niveles de Gobierno están siendo planeadas para poder disminuir las carencias y para garantizar coberturas reales. Toda la estrategia ha convertido al territorio en su eje articulador.

Estamos construyendo una política social desde abajo. Romper con la idea de que cada Secretaría y orden de Gobierno son islas se dice fácil, pero ha sido y es una tarea extremadamente compleja, que hacen ya a este Gobierno diferente y mucho más eficaz.

En este municipio, estamos demostrando que la Cruzada Nacional es algo más que el reparto de despensas. Ese hubiera sido el camino fácil, el que arrancara aplausos más rápido, pero usted asumió una visión de Estado y con sentido de trascendencia.

La instrucción fue muy clara: Se trata de garantizar el derecho a la alimentación, pero también el acceso a un piso básico, que permita que los más pobres entre los pobres, que viven en zonas rurales pero, también en las ciudades, lo que en su mayoría son indígenas, mujeres o niños, puedan hacer efectivo sus derechos sociales.

Su indicación fue muy clara: En este Gobierno no hay cabida para la simulación, asumiendo así el reto enorme de transformar el rostro de estas comunidades.

Es, desde luego, un proceso de largo alcance. Los resultados se medirán al cabo de los años. Pero es una estrategia efectiva, basada en un enfoque de derechos y sujeta a la evaluación permanente.

Ya lo estamos viendo aquí, en Mártir de Cuilapan. Ya estamos viendo que este municipio se está moviendo y añejas aspiraciones hoy están siendo una realidad como la electrificación de toda la comunidad y al acceso al agua potable.

Desde luego, que abatir la carencia alimentaria es el objetivo fundamental.

Por ello, aquí se ha ampliado la cobertura de DICONSA y LICONSA dándole otra vez el sentido social a estas empresas. Se ha ampliado la dotación de acceso a complementos nutritivos, se han puesto en marcha reuniones de educación y aquí están las mujeres que han sido anfitrionas en sus casas de estas reuniones y, sobre todo, se ha fortalecido la capacidad productiva de las comunidades, tanto para el autoconsumo como para la venta local de sus productos.

En las Asambleas, señor Presidente, la gente estableció sus prioridades, lo más importante es que nos dijo que no quería depender solo del Gobierno, que querían recuperar su capacidad productiva, que querían apoyos para sus actividades como la producción agrícola, de mezcal, de miel o de tejido de palma.

Ésa es otra de las grandes diferencias de esta estrategia.

Deja atrás el viejo prejuicio de que estas comunidades no tienen potencial productivo y que están condenadas a vivir solo de subsidios, por el contrario, la Cruzada concibe a la inclusión productiva como el mejor mecanismo para combatir la pobreza y la desigualdad, como el único camino que empodera a los ciudadanos y les da autonomía y dignidad que rebasa el asistencialismo.

De manera prioritaria, se apoyaron diversos proyectos productivos y eso haremos en todos los municipios.

Dentro de estas actividades, destaca el tejido de palma.

Les sorprendería que en todo momento, mientras están en la Asamblea, en la fila de LICONSA o en sus casas, las mujeres están tejiendo la palma.

Es un trabajo arduo, mal pagado, ahora las mujeres están siendo apoyadas por FONART y como un tributo a su trabajo, a su esfuerzo, como un reconocimiento a su labor muchas veces invisible, hoy quisimos vestir este templete con su arte, para mostrarle a México y al mundo que en estos lugares, como nos lo dijo CONACULTA, no sólo hay que llegar a partir de las carencias, sino, también, a partir de lo que sí tienen y que es de una gran riqueza: su cultura e identidad.

Y por eso en este templete vemos, el tejido de palma de las mujeres de Mártir de Cuilapan y de la región.

Por último, aquí estamos demostrando una de las grandes diferencias. El nuevo enfoque que queremos darle a la política social es la participación ciudadana y comunitaria.

La diferencia está no sólo en lo que hacemos, sino cómo lo hacemos.

Se realizaron asambleas, se construyeron comités comunitarios que están aquí presentes; la gente habló y definió la ruta a seguir; se incorporó a organizaciones de la sociedad civil, y se firmó un convenio con la Universidad Autónoma de Guerrero para que sus jóvenes sean los brigadistas que hagan el trabajo en la comunidad.

Aquí están todos presentes para ratificar con su presencia el compromiso con el nuevo camino emprendido.

Estamos ante un nuevo paradigma que rompe con la lógica individualista que desdeñaba la tradición comunitaria de nuestro pueblo. Estamos generando cohesión social.

Con esta estrategia se marca un antes y un después. Lo que estamos haciendo es para que se ejerzan los derechos, para construir ciudadanos, para romper con las lógicas clientelares y corporativas, porque no hay mejor vacuna para ello que el empoderamiento de los de abajo.

Y esto, quiero decirlo muy claro, para nada es regresar al pasado. Por el contrario. Aquí se está demostrando que su Gobierno tiene como premisa básica ser un Gobierno cercano a la gente, que la paz y la prosperidad sólo podrán conseguirse si construimos un México incluyente.

Señor Presidente:

Este ejercicio piloto que hoy observamos se está empezando a replicar ya en la mayoría de los municipios.

El trabajo será arduo si realmente se quiere transformar esta realidad de desolación y pobreza. Pero usted nos dio instrucciones muy claras y nosotros reafirmamos hoy nuestro compromiso.

Aquí tuvimos la oportunidad de escuchar a doña Alicia Rojas, que por la falta de servicios médicos en la comunidad perdió una pierna, que le fue amputada por una infección.

Cuando con lágrimas en los ojos me dijo que su vida había cambiado porque ya había agua en su casa, rampas en su vivienda para desplazarse, pues está sola y a cargo de su pequeña hija de dos años; que tenía piso y techo, comida en la mesa y un Centro de Salud funcionando las 24 horas al cual acudir, supe que estábamos por el camino correcto.

Eso es lo que importa. Eso es lo que al final será su legado, el que México se sienta orgulloso porque millones de Alicias, Franciscos, Pedros o Marías serán ciudadanos de primera por la sencilla razón de que en lugar de hambre tendrán esperanza en el corazón y dignidad.

Y eso sí, señor Presidente, es mover a México.

-MODERADOR: Tiene la palabra el ciudadano Doroteo Ojeda Reyes, Presidente del Comité Comunitario de la Cruzada Contra el Hambre de la localidad de San Juan Totolcintla.

-C. DOROTEO OJEDA REYES: Muy buenas tardes.

Señor Enrique Peña Nieto, Presidente de nuestra República Mexicana.

Y a todos los presentes agradecemos que hayan elegido a nuestro municipio para su visita.

Soy Doroteo Ojeda Reyes, Presidente del Comité de la Cruzada Nacional Contra el Hambre en la Comunidad de San Juan Totolcintla de este municipio.

Fui electo por mi pueblo a mano alzada y así en cada localidad fuimos elegidos y estamos organizados para llevar al éxito los trabajos de esta Cruzada.

Nuestra función como Comités fue verificar que las instancias realicen los trabajos de forma puntual y de calidad, beneficiando así a las familias más necesitadas.

Para llevar a cabo esta tarea primeramente se hicieron diagnósticos, junto con las instancias correspondientes que usted instruyó a atender las carencias de los más pobres, posteriormente se obtuvieron beneficios como los siguientes: viviendas para las familias más necesitadas, baños ecológicos, Piso Firme, fogones techados, Empleo Temporal y proyectos productivos; ampliación de electrificación, sistema de agua potable, infraestructura en las escuelas primarias y secundarias, ampliación de algunos centros de salud y así como la ampliación del Programa Oportunidades y 65 y Más.

Sabemos que esta Cruzada es a largo plazo, por lo que no dudamos de ser beneficiados con lo que aún nos falta, como la pavimentación de nuestras calles, asfalto en nuestras carreteras, dotación de unidades deportivas, inserción de escuelas de nivel medio superior, establecimiento de hospitales microregionales y dotación de ambulancia para traslado de enfermos.

E invitamos de manera pública a las instancias que aún, que se integren las instancias que aún no lo han hecho y que den seguimiento permanente a las acciones que se realizan en nuestras comunidades para mejorar la calidad de vida de nuestros hermanos indígenas, no sólo de este municipio, sino a nivel nacional.

Señor Presidente Enrique Peña Nieto:

Vamos bien.

Señora maestra Rosario:

Muchísimas gracias.

Enhorabuena.

Gracias.

-MODERADOR: Siguiendo con el curso del programa, a continuación el Presidente de los Estados Unidos Mexicanos, licenciado Enrique Peña Nieto, hará entrega de 10 apoyos de los programas de la Secretaría de Desarrollo Social.

(ENTREGA DE APOYOS)

-MODERADOR: Acto seguido, se llevará a cabo la firma del convenio entre el gobierno del estado de Guerrero, Comisión Federal de Electricidad y la Secretaría de Desarrollo social.

(FIRMA DE CONVENIO)

MODERADOR: También, en estos momentos, se firmará el convenio entre el gobierno del estado de Guerrero y el Director General de DICONSA.

(FIRMA DE CONVENIO)

-MODERADOR: A continuación, el Presidente de los Estados Unidos Mexicanos, licenciado Enrique Peña Nieto, le tomará protesta a 240 brigadistas de la Cruzada Nacional Contra el Hambre.

-PRESIDENTE ENRIQUE PEÑA NIETO: Señoras y señoras.

Muy buenas tardes a todas y a todos ustedes.

Me da mucho gusto participar en este acto del que ya habré de dedicar algunas palabras en el mensaje posterior, pero con la honrosa presencia del señor Presidente de la República hermana de Guatemala, a quien agradezco nos acompañe en este acto, al igual que a los integrantes de su comitiva, integrantes de su gobierno.

Y a todos los participantes en este acto.

A integrantes del Gabinete del Gobierno de la República.

Al señor Gobernador del Estado de Guerrero.

A sus colaboradores y a todas las autoridades de distintos órdenes de gobiernos aquí, hoy reunidas y, sobre todo, teniendo como testigos a pobladores de, particularmente de este municipio que hoy nos recibe, que nos da estas muestras de afecto y de hospitalidad, Mártir de Cuilapan.

A su Presidente Municipal.

Y a pobladores de otros municipios y comunidades de este mismo municipio.

Su presencia resulta alentadora y, sobre todo, motivadora de este trabajo que estamos realizando aquí y en 400 municipios más de todo el país.

Por ello, si me lo permiten, voy a proceder a la toma de protesta.

Y ahorita con mucho gusto prestamos atención a la petición que tienen los amigos que se están haciendo presentes. Con mucho gusto, al término del evento, les habré de prestar toda la atención.

Y antes de referirme a los motivos y razón de estar hoy aquí reunidos.

Voy a tomar protesta a los jóvenes profesionistas egresados de la Universidad Autónoma de Guerrero, que participan como brigadistas de esta Cruzada Nacional Contra el Hambre y que serán un punto de apoyo muy importante para lograr la eficacia y alcance a los objetivos que se ha trazado este programa para la inclusión social en nuestro país.

Por eso les pregunto.

No sin antes felicitarles por su disposición, por su interés en participar en los esfuerzos de esta Cruzada Nacional Contra el Hambre y, sobre todo, el tiempo que habrán de dedicarle a esta tarea.

Jóvenes brigadistas:

Protestan cumplir la responsabilidad de Brigadistas de la Cruzada Nacional Contra el Hambre, dedicando su iniciativa, entusiasmo y conocimiento al servicio de las familias que más lo necesitan, así como a realizar la promoción comunitaria y acatar los lineamientos de la Estrategia Sin Hambre.

-VOCES A CORO: Sí. Protesto.

-PRESIDENTE ENRIQUE PEÑA NIETO: Si no lo hicieran así, que la sociedad mexicana se los demandé, o si no se los premie y reconozca.

Muchísimas felicidades.

-MODERADOR: Escuchemos la intervención del excelentísimo señor Otto Fernando Pérez Molina, Presidente de la República de Guatemala.

-PRESIDENTE OTTO FERNANDO PÉREZ MOLINA: Muchísimas gracias.

Quiero iniciar, primero que nada, dándole gracias a Dios que nos permite estar visitando esta bella República de México.

Quiero agradecerle al señor Presidente Enrique Peña Nieto por esta invitación que me hace en esta jornada de trabajo, para venir a visitar al Estado de Guerrero y estar acompañando a miembros de su Gabinete, al señor Gobernador del Estado de Guerrero, al Presidente Municipal y a todas las autoridades que hoy están aquí presentes.

Quiero mencionar brevemente algunos temas:

Primero. Quiero decirles que felicito al Presidente Enrique Peña Nieto por ese gran esfuerzo que está haciendo en esta Cruzada Nacional en Contra del Hambre. Un tema que ya lo mencionaron, no tiene colores, no tiene partidos, no tiene ideologías, y tampoco tiene fronteras.

Y se los digo así porque igual nos está pasando a nosotros, también, en nuestro país, en Guatemala. Estamos en una lucha similar a la que está llevando el Presidente con todo su equipo.

Nosotros le hemos denominado allá Pacto Hambre Cero, en donde se han venido sumando organizaciones, fundaciones, empresa privada, miembros de la sociedad civil de Guatemala para hacer una lucha conjunta para poder bajar los niveles de desnutrición y de hambre y por supuesto de pobreza que tenemos en Guatemala.

El primer año de gobierno logramos en la desnutrición aguda bajar el 50 por ciento y esto fue un paso importantísimo en nuestro país.

Nos hemos propuesto en la desnutrición crónica bajar el 10 por ciento en los cuatro años de Gobierno. Estamos haciendo un esfuerzo muy grande y estoy seguro que lo vamos a lograr.

Por eso esta visita para mí, para el equipo de Gobierno que me está acompañando es importantísima, porque venimos a ver en el campo, por eso le agradezco al señor Presidente Enrique Peña Nieto, porque nos invita a venir al campo, al terreno, a venir a ver dónde están los problemas, donde están las necesidades, donde está la respuesta que cada día los ciudadanos demandan más de sus gobiernos.

En Guatemala, como estoy seguro aquí, en México, están exigiendo respuestas, el pueblo quiere resultados y nosotros como gobernantes estamos en la obligación de darles esas respuestas y de darles esos resultados.

Me alegra muchísimo ver a los jóvenes que hoy acaban de ser juramentados, a los Brigadistas. Felicitaciones a ustedes jóvenes que se suman a este esfuerzo y a esta lucha, porque es una lucha no del Gobierno, sino de todos.

Me alegra ver también muchísimo la participación de la mujer, porque las mujeres ya lo dijeron, son la columna vertebral en este esfuerzo para luchar en contra del hambre.

Ya lo mencionaron, y yo quiero repetir algo que siempre digo en mi país cuando tengo estas reuniones: A las mujeres sólo hay una forma de tratarlas y es con respeto y con amor. Es la única forma de tratar a las mujeres.

Porque las mujeres son las que cada día más están ayudando a la economía familiar, son las que cada día están preocupadas por los niños, son las que cada día están viendo que vayan a la escuela, que cumplan con sus tareas, atentas para recibirlos, haciendo el trabajo en la casa, haciendo el trabajo fuera de casa para ayudar a la economía familiar, atendiendo al esposo.

Por eso, se convierten en un pilar muy fuerte para el desarrollo de las comunidades y juegan un papel más importante cada día.

Yo hoy quiero decirles que ustedes verdaderamente tienen a un gran Presidente.

Felicito aquí públicamente al Presidente Enrique Peña Nieto, que está teniendo un liderazgo importante. Porque el liderazgo lo está demostrando con hechos en los lugares donde se necesita.

Pero además de eso, tienen un Presidente que en poco tiempo se ha ganado el cariño y el respeto también de la comunidad internacional, proyectando a México fuera de sus fronteras y poniendo a México en el liderazgo que le corresponde aquí, en la región y también a nivel mundial.

Me siento honrado y me siento muy contento de poder estar compartiendo con un país vecino. Un país que nos lleva la delantera y que nos lleva el ejemplo de muchos casos.

Esta Cruzada, esta lucha que están haciendo, es también un ejemplo que nosotros estamos llevando a cabo, guardando las distancias, con nuestros recursos y con nuestras limitaciones, pero que creo que son esfuerzos que se hermanan, que se conjuntan.

Y estoy seguro que la respuesta que el Presidente Peña Nieto y la respuesta que me toca darle a mí a los guatemaltecos es la misma respuesta: Bajar los índices de pobreza, erradicar el hambre, luchar para bajar los niveles de desnutrición, luchar para que hayan mejores condiciones y más oportunidades de empleo dignos, especialmente en el área rural, que es donde más se necesitan.

Estos esfuerzos los compartimos. Estos esfuerzos, con esta visita que tuve el honor de que me invitara el Presidente Enrique Peña Nieto, me llevo de verdad en el corazón y en el pensamiento al Estado de Guerrero.

Me llevo en mi corazón y en mi pensamiento a esta bella comunidad, Mártir de Cuilapan, y les digo que juntos, trabajando los gobiernos con sus pueblos, con los jóvenes, con las mujeres, con la sociedad civil, es la única forma como vamos a lograr salir adelante.

Felicitaciones a ustedes.

Que Dios los bendiga.

Y muchos éxitos en estos programas para salir adelante.