-MODERADOR: Con profundo respeto, los mexicanos y las Fuerzas Armadas, recordamos a los héroes que el 21 de abril de 1914 y el 13 de septiembre de 1847, ofrendaron sus vidas en la defensa de nuestra Patria.

Para hacerlo fehaciente, el Primer Mandatario de la Nación dará lectura a la lista de héroes de la Heroica Escuela Naval Militar y del Heroico Colegio Militar, seguido por el toque de silencio de la banda de guerra y una salva de fusilería ejecutada por las brigadas del Cuerpo de Cadetes de este plantel naval.

-PRESIDENTE ENRIQUE PEÑA NIETO: De la Heroica Escuela Naval Militar, Teniente José Azueta.

-VOCES A CORO: Murió por la Patria.

-PRESIDENTE ENRIQUE PEÑA NIETO: Cadete Virgilio Uribe.

-VOCES A CORO: Murió por la Patria.

-PRESIDENTE ENRIQUE PEÑA NIETO: Del Heroico Colegio Militar, Teniente Juan de la Barrera.

-VOCES A CORO: Murió por la Patria.

-PRESIDENTE ENRIQUE PEÑA NIETO: Cadete Juan Escutia.

-VOCES A CORO: Murió por la Patria.

-PRESIDENTE ENRIQUE PEÑA NIETO: Cadete Francisco Márquez.

-VOCES A CORO: Murió por la Patria.

-PRESIDENTE ENRIQUE PEÑA NIETO: Cadete Agustín Melgar.

-VOCES A CORO: Murió por la Patria.

-PRESIDENTE ENRIQUE PEÑA NIETO: Cadete Fernando Montes de Oca.

-VOCES A CORO: Murió por la Patria.

-PRESIDENTE ENRIQUE PEÑA NIETO: Cadete Vicente Suárez.

-VOCES A CORO: Murió por la Patria.

-MODERADOR: Palabras del ciudadano Guardiamarina del Cuerpo General, Jorge Melchor Martínez, en representación de sus compañeros.

-C. JORGE MELCHOR MARTÍNEZ: Licenciado Enrique Peña Nieto, Presidente de los Estados Unidos Mexicanos y Comandante Supremo de las Fuerzas Armadas; almirante Vidal Francisco Soberón Sanz, Secretario de Marina; General Salvador Cienfuegos Zepeda, Secretario de la Defensa Nacional; distinguidos integrantes del Gabinete Federal y funcionarios que nos acompañan; distinguidos integrantes del Cuerpo Diplomático Acreditado en México; señores Almirantes, Generales, Capitanes, Jefes, Oficiales, Cadetes, Clases y Marinería; damas y caballeros.

Es para mí un honor, hacer uso de la palabra, en nombre de mis compañeros de la Generación 2008-2013, que hoy egresamos.
Y, primordialmente, agradecer a nuestro país, México, por brindarnos la oportunidad de estudiar una carrera profesional. Somos un grupo de valientes jóvenes Guardiamarinas, que hace no más de cinco años decidimos cambiar el rumbo de nuestras vidas, para cumplir un sueño, mismo que hoy vemos concretado, y que es el primero de muchos pasos que habremos de lograr como Oficiales de la Armada de México.

Nuestro recorrido por la Heroica Escuela Naval demandó que entregáramos lo mejor de nosotros. Los años de estudio han sido tan intensos, que resulta difícil encontrar las palabras que lo describan. No obstante, con satisfacción y orgullo les digo que cada uno de nosotros entendemos de forma clara el gran compromiso que asumimos ante la institución.

Una vez más, la Heroica Escuela Naval Militar cumple con la misión de formar oficiales para la Armada de México, de impartir en sus aulas los conocimientos, criterios y normas que exige la formación naval.

Estamos agraciados, porque estos muros nos sirvieron de refugio y fueron testigos del temple de nuestro carácter.

Sabemos que la travesía a emprender no será fácil, pero somos conscientes de que, con esfuerzo, decisión, disciplina y entrega cubriremos el rumbo trazado.

En todo momento aplicaremos los conocimientos adquiridos para cumplir con la misión asignada en los Buques y establecimientos navales, a los cuales seremos asignados.

Ciudadano Presidente de la República:

Agradecemos su presencia a esta ceremonia y reafirmamos nuestro compromiso al recibir de sus manos el sable de mando que nos distingue como oficiales de la Armada de México, que sabemos nos demanda una alta responsabilidad y nos comprometemos ante usted a desempeñarla cabalmente.

Mi Almirante Secretario de Marina:

Los Guardiamarinas que hoy egresamos le agradecemos el apoyo y la confianza depositada en cada uno de nosotros, y le manifestamos nuestra lealtad y responsabilidad al sumarnos al rol histórico de velar por la seguridad y la paz de nuestra Nación.

Hoy abandonamos las aulas para incorporarnos a la oficialidad de la Armada de México.

Le reiteramos nuestro compromiso incondicional para alcanzar las metas institucionales y garantizarle que no se sentirá decepcionado de ninguno de nosotros.

Damos las gracias a nuestros directivos y todas aquellas personas que con su trabajo y ejemplo guiaron nuestro devenir, que de forma desinteresada nos permitieron llegar a la meta.

A nuestros profesores les agradecemos por compartir su conocimiento.

A nuestros Comandantes de Brigada e instructores, su invaluable apoyo que en más de una ocasión nos ayudó a mantener la guardia en alto y no detener nuestra navegación hasta llegar a puerto seguro.

Agradecemos de manera especial a nuestros padres y hermanos por haber sido parte importante para mantener nuestro entusiasmo y para no claudicar aún en los momentos de apremio.

Tengan la seguridad de que aquilataremos lo aprendido.

Compañeros Guardiamarinas:

Hoy dejamos el espadín como cadetes para recibir el sable de mando.

Recordemos que el portarlo, no sólo nos identifica como Oficiales de la Armada de México, sino que nos exige una alta responsabilidad y el cumplimiento del compromiso adquirido cuando juramos defender a nuestra Bandera, a las instituciones y al pueblo de México, aún a costa de nuestras vidas.
Hoy, 25 de julio del año 2013, nuestra escuela queda quieta, pero el eco de nuestras voces, risas y llanto permanecerá perenne en este espacio.

La vida continúa y tenemos que mantenernos en una superación constante. Esto lo lograremos gracias a las oportunidades que nos brinda el Sistema Educativo Naval de la Secretaría de Marina.

Compañeros egresados de esta alma máter:

Los exhorto a proseguir por el camino de la victoria. Continuemos siempre con la frente en alto para que nuestros padres y el pueblo de México se sientan siempre orgullosos de nosotros.

Es tiempo de que abordemos las unidades operativas de nuestra institución y cumplamos siempre con las misiones encomendadas, con la educación de calidad que se nos proporcionó en este heroico plantel.

Actuemos con inteligencia y entreguemos resultados contundentes sin perder en ningún momento el objetivo trazado de servir a México.

-MODERADORA: Escuchemos palabras del ciudadano Almirante Vidal Francisco Soberón Sanz, Secretario de Marina.

-ALMIRANTE VIDAL FRANCISCO SOBERÓN SANZ: Licenciado Enrique Peña Nieto, Presidente de los Estados Unidos Mexicanos y Comandante Supremo de las Fuerzas Armadas; General Salvador Cienfuegos Zepeda, Secretario de la Defensa Nacional.

Licenciado Jesús Murillo Karam, Procurador General de la República; doctor Javier Duarte de Ochoa, Gobernador del Estado de Veracruz de Ignacio de la Llave; licenciada Sara Luz Herrera Cano, Presidenta Municipal de Alvarado.

Distinguidos integrantes del Gabinete Federal y funcionarios que nos acompañan; distinguidos integrantes del Cuerpo Diplomático acreditados en nuestro país; señores Almirantes, Generales; Capitanes; Jefes; Oficiales; Cadetes; Clases y Marinería.

Estimados representantes de los medios de comunicación; damas y caballeros:

Es para mí un honor estar con todos ustedes en esta Ceremonia de graduación de Cadetes de la Heroica Escuela Naval.

Hoy es un día de fiesta para la Armada de México, por lo que se gradúan 181 nuevos Guardiamarinas de la Generación 2008-2013. Y qué orgullo para estos jóvenes, para sus familiares y para toda nuestra institución que esta ceremonia sea presidida por nuestro Comandante Supremo, el Presidente Enrique Peña Nieto.

Gracias como siempre, señor Presidente, por su compañía.

Saludo con afecto al General Salvador Cienfuegos Zepeda, Secretario de la Defensa Nacional, quien, además de acompañarnos, nos ha honrado con apadrinar a esta generación de oficiales que hoy inicia una nueva travesía.

Estoy convencido que para ellos esto representa una gran distinción, así como un enorme compromiso, ya que su destacada trayectoria militar es un ejemplo a seguir.

Agradezco también al señor Gobernador, a los funcionarios del Gabinete Federal y a nuestros invitados. Gracias por su presencia.

Quiero destacar que una vez más estén con nosotros las escoltas de cadetes del Heroico Colegio Militar y del Colegio del Aire, planteles educativos que comparten con la Heroica Escuela Naval Militar una noble tradición de formación de militares leales a la Patria y al pueblo de México.

Bienvenidos, compañeros de armas.

En este día de celebración para la Armada de México una nueva generación concluye sus estudios.

Hoy, estos jóvenes se gradúan como Guardiamarinas aptos para servir a la Patria y a sus instituciones.

Todos ellos realizarán sus prácticas profesionales en las unidades y establecimientos de la Armada, también elaborarán sus tesis para regresar a este heroico plantel dentro de un año y presentar sus exámenes profesionales.

Esto les permitirá obtener el título profesional que acredite su licenciatura.

Durante este periodo y como parte de una tradición marinera que se hace desde hace 134 años los Guardiamarinas portarán en el hombro izquierdo de su uniforme los cordones dorados, con la roseta del mismo color.

Se trata de una divisa como la que portan los ayudantes del Presidente de la República. Con ello, nuestros Guardiamarinas son considerados ayudantes honorarios, por lo que tienen la obligación de mantener esta tradición mediante el ejemplo de los más altos valores éticos militares.

Como ha ocurrido desde su fundación en 1897 la Heroica Escuela Naval Militar refrenda su compromiso con nuestro país al preparar a los oficiales que servirán a México como comandantes, en la tierra, en el aire y en el mar.

Generación tras generación en estas aulas se han forjado miles de marinos en una tradición de honor, deber, lealtad y espíritu de justicia.

La Heroica Escuela Naval Militar es semillero de mexicanos, con la disciplina, la vocación de servicio y el profesionalismo que exige la carrera de las armas.

Esta noble institución es el cimiento de la profesión naval y pilar de la Secretaría de Marina, es el alma máter de los mandos de la Armada, es factor de identidad, cohesión y espíritu de cuerpo.

La Heroica Escuela Naval Militar es cuna de patriotas, hoy como ayer están al servicio de México.

Señor Presidente:

Usted ha señalado y con mucha razón que la base para transformar a México es la educación, porque una sociedad bien preparada es una sociedad más libre, consciente y productiva, que asume la conducción de su propio destino.

Quiero decirle que en la Secretaría de Marina compartimos plenamente esta visión y es mediante la mejoría de la calidad de la educación naval que pretendemos fortalecer la seguridad y defensa de nuestro país.

En los planteles del sistema educativo naval la Secretaría de Marina ofrece a los jóvenes mexicanos una oportunidad única de recibir una formación académica de vanguardia.

En sus aulas se forman profesionistas en Ciencias Navales, Hidrografía, Aeronáutica Naval, Medicina, Enfermería, así como técnicos y especialistas en muchas otras áreas del conocimiento.

Se trata no sólo de militares disciplinados y leales, sino, también, de profesionales bien preparados que sirven a México con esmero.

Por eso, señor Presidente, quiero agradecerle sinceramente por el valioso apoyo que el Gobierno de la República le está dando al Sistema Educativo Naval y, en particular, a esta Heroica Escuela Naval.

Hago extensiva mi gratitud al señor Secretario de Educación Pública, licenciado Emilio Chuayffet Chemor, en quien hemos encontrado la mayor disposición para fortalecer este centro de vanguardia académica.

Gracias a este apoyo, estamos en un proceso constante de actualización en nuestros planes de estudio. Nuestra misión es clara: No sólo trabajamos para estar a la altura de las mejores universidades nacionales y extranjeras en lo académico; actuamos para estar a la altura de los desafíos que enfrenta nuestra sociedad y nuestro país; actuamos para servir mejor a México cada día.

Asimismo, y gracias al apoyo decidido de nuestro Comandante Supremo, estamos modernizando las aulas, laboratorios y talleres de nuestra querida escuela, y de otros centros educativos navales.

La Secretaría de Marina corresponderá a este respaldo, preparando mejores marinos al servicio de los mexicanos.

Hoy, tenemos como ejemplo a estos 181 Guardiamarinas. Y con mucho orgullo, quiero destacar que entre ellos están las primeras 21 oficiales mujeres que egresan de carreras tan demandantes como la Ingeniería en Ciencias Navales, Mecánica Naval, Electrónica y Comunicaciones Navales, así como de la Licenciatura en Logística Naval.

Entre ellas, se podría encontrar a la primera mujer con posibilidad de convertirse, con esfuerzo y dedicación, en el alto mando de la Armada de México.

De este modo, la Secretaría de Marina refrenda, en los hechos, su compromiso con una sociedad más igualitaria. Una sociedad en la que mujeres y hombres contribuyan por igual al progreso de México.

De igual forma, quiero destacar que hoy se gradúa un oficial naval de la República de Panamá. Esto es muestra de la tradición de intercambio académico de la Armada, que sirve para mejorar nuestros programas de estudio y fortalecer los lazos de cooperación de México con otros países.

Y como muestra de esta sólida cooperación internacional, hoy, durante el baile de graduación, representantes militares de 18 naciones amigas se unen a las autoridades locales para entregar reconocimientos a los egresados más destacados.

Que el buen nombre de la Heroica Escuela Naval Militar se sume a los esfuerzos del Gobierno de la República por fortalecer a México como un actor con responsabilidad global.

Jóvenes Guardiamarinas:

Ustedes son una nueva generación de mujeres y hombres de mar. Son una generación forjada con sólidos valores y conocimientos que les permitirán superar los desafíos que encontrarán a lo largo de su carrera.

Ya sea en la tierra, en el aire o en el mar, sean ustedes marinos comprometidos con la defensa de la Nación y con la seguridad de los mexicanos.

Se han ganado con esfuerzo y dedicación sus insignias de oficiales. Ahora tienen la oportunidad de ganarse con gallardía y profesionalismo el aprecio de sus compañeros, el reconocimiento de sus superiores, y lo más importante el respeto de la sociedad y el respeto a ustedes mismos.

Sirvan siempre a México con lealtad y con honor, y nunca olviden que pertenecer a la Armada de nuestro gran país es un privilegio y una responsabilidad para toda la vida.

Sé que dentro de muchos años recordarán este día con enorme satisfacción y orgullo, y espero, sinceramente, que cuando lo hagan sean Almirantes y capitanes, firmes al timón y justos en el mando.

Que encuentren siempre buen viento y buena mar.

Muchas felicidades.

-MODERADOR: La Banda Sinfónica y Coro de la Secretaría de Marina nos interpretarán la Marcha Triunfal de la ópera Aída, de Giuseppe Verdi.