Muchas gracias.

Muy buenas tardes a todas y a todos ustedes.

Gracias a los jóvenes de distintas universidades tecnológicas de Bahía de Banderas.

Muchas gracias por su cálida recepción.

En primer término, quiero agradecer al señor Gobernador del Estado de Nayarit, a los titulares de los otros Poderes del estado, Legislativo y Judicial; su hospitalidad y las palabras de bienvenida que ha dispensado.

Saludar, de igual manera, a los señores Gobernadores de entidades vecinas y de todo el país. De Jalisco, de Quintana Roo, de Yucatán, de San Luis Potosí, de Sinaloa, de Tlaxcala y del Estado vecino de Jalisco, a cuyo Gobernador, también le agradezco la bienvenida que tuvo a bien dispensarme, al arribar al aeropuerto de Puerto Vallarta.

Muchas gracias a todos por estar aquí presentes.

Quiero reconocer la presencia de importantes empresarios muy vinculados a la industria turística de nuestro país.

A prestadores de servicios turísticos que están aquí presentes; a dirigentes, especialmente de organizaciones empresariales vinculadas a la industria turística del país, a la prestación de los servicios; al Presidente de CONCANACO y a muchas otras organizaciones que concurren a través de sus representantes en este evento.

Muchas gracias por estar presentes.

Y de igual manera, saludo a los señores Comandantes de la Zona Militar y Naval de esta región.

Muchas gracias por su asistencia.

Señores representes de los medios de comunicación.

Señoras y señores:

Éste es un acto que nos convoca, principalmente y de manera central, para escuchar del Gobierno de la República cuáles son las grandes directrices que tendrá la Política en materia de turismo.

Y esto se inscribe en el siguiente contexto:

México, estoy convencido, de que está listo para modernizar y reposicionar su industria turística a nivel global.

Es momento de consolidar y aprovechar el capital turístico con el que ya contamos.

Con base en una visión estratégica dentro del sector y una política de Estado que rompe inercias, vamos y eso es lo que estamos buscando, a abrir México al mundo y que el mundo esté y venga a México.

Qué mejor lugar que en este gran Estado de Nayarit para presentar una nueva Política Nacional Turística, la nueva Política Nacional Turística de los próximos seis años.

Quiero agradecer la hospitalidad, particularmente del Municipio de Bahía de Banderas, y desde aquí saludar a todo el Estado de Nayarit, a la región Norte de este gran estado. Un estado de gran vocación turística que se reafirma, precisamente, en el evento que hoy nos convoca.

Desde Nayarit, reitero que para el Gobierno de la República, el turismo es un sector prioritario y estratégico para el desarrollo nacional. Y no puede ser de otra manera.

El turismo genera, prácticamente el nueve por ciento del Producto Interno Bruto. Asimismo, la remuneración de los empleados en el sector turístico es 30 por ciento superior al promedio nacional.

En pocas palabras. Los empleos que se generan a través de esta industria están mejor remunerados que el promedio de otros empleos que hay en el país, y que el impulso que queremos dar a toda la acción en favor del desarrollo económico del país está orientado, precisamente, a generar más empleos y mejor renumerados.

El turismo, sin duda, es un gran vehículo para transitar hacia un México más próspero y más incluyente, con lo cual atendemos dos de las cinco grandes metas nacionales que mi Gobierno se ha trazado.

Afortunadamente, nuestro sector turístico aún tiene grandes posibilidades para crecer y las vamos a aprovechar con inteligencia y con oportunidad, con la participación activa de quienes participan dentro de esta industria, que por su experiencia, por su visión, queremos recoger y hacer de ella una manera de formar una gran sinergia entre la acción del sector privado y el Gobierno de la República que nos permita, realmente, potenciar la oportunidad que el sector turístico representa para el país en materia de desarrollo económico.

Contamos, como país, con una privilegiada ubicación geográfica, un gran potencial para la conectividad, un amplio inventario de atractivos naturales, históricos y culturales, pero, además, nuestro país ha demostrado una gran capacidad para generar productos turísticos de calidad.

Por estas razones, México, y eso lo sabemos, creo todos los que estamos aquí, tiene todo lo necesario para convertirse en una potencia turística a nivel global. Podemos y lo vamos a hacer. Queremos ser un destino de clase mundial.

Cómo lo vamos a lograr.

A través de una Política Nacional Turística que se sustenta, fundamentalmente, en cuatro directrices:

La primera. Ordenamiento y transformación sectorial. Habrá de reestructurarse el marco institucional, a fin de lograr una mejor toma de decisiones, y una eficaz aplicación de los distintos programas orientados a impulsar el turismo.

La Política Nacional Turística será transversal. Sumará a los distintos órdenes de Gobierno, así como a las acciones y presupuestos de las dependencias Federales del Gobierno de la República, que tengan una mayor incidencia dentro del sector turístico.

Para articular estos esfuerzos, he instruido la creación de un Gabinete Turístico que esté presidido por el Presidente de la República, y que precisamente nos permita de mejor manera articular los esfuerzos para detonar el turismo de nuestro país.

Queremos lograr una amplia coordinación con los señores gobernadores y con el Jefe de Gobierno del Distrito Federal, para alinear la política del Gobierno Federal con los esfuerzos que realizan las distintas entidades del país.

Quiero reconocer la presencia de los titulares de la Secretarías de Desarrollo Turístico del país que están aquí presentes.

Muchas gracias por acompañarnos, porque serán ustedes pieza fundamental de esta sinergia que queremos fomentar y propiciar entre los esfuerzos estatales y los esfuerzos del Gobierno de la República.

Segunda directriz: innovación y competitividad. Nuestro país debe diversificar su oferta turística hacia el futuro y consolidar los destinos turísticos con los que ya cuenta.

México, hay que decirlo, es mucho más que hermosas playas y lugares de sol y playa. La diversificación de nuestros productos turísticos es clave para aprovechar nuestras múltiples riquezas, y así poder competir en la era global; donde cada vez es más importante el turismo segmentado o de nicho como se conoce.

Por eso, queremos especializarnos en seis segmentos: sol y playa; turismo cultural; ecoturismo y aventura; turismo de salud; turismo deportivo, y turismo especializado, de lujo, como algunos le conocen.

Para asegurarle al turista la calidad de los servicios, vamos a concretar el Sistema Nacional de Certificación Turística, porque para ser exitosos no sólo debemos competir en precio, hay que competir, como don Miguel Fluxá hace un momento lo expresara, queremos competir, especialmente, por la calidad de los servicios que ofrezca nuestro país.

En cuanto a consolidar la oferta turística, la lógica es muy clara: debemos aprovechar y potenciar los destinos turísticos ya existentes donde hay ya, hoy en día, atracciones y hoteles, donde ya se cuenta con infraestructura en materia de comunicaciones y con capital humano calificado; donde los destinos ya son, hay que decirlo, marcas reconocidas internacionalmente.

En consecuencia, nuestra política debe articularse a partir de destinos sostenibles y sustentables. Yo estoy convencido de que no podemos, cada sexenio, el estar cancelando la oportunidad de los destinos turísticos que se han venido desarrollando, para impulsar nuevos destinos.

Este Gobierno quiere dedicar su mayor atención a la consolidación de los destinos turísticos ya existentes, a que ampliemos su espacio de oferta, a que potenciemos su infraestructura para convertirnos, o realmente, el proyectarnos como un destino de clase mundial, como lo estamos queriendo hacer desde el Gobierno de la República.

Es momento de la consolidación turística. Debemos enfocarnos en los destinos, insisto, que ya tenemos, para modernizarlos y revitalizarlos.

Ésta será la mejor manera de contribuir al desarrollo social y económico de nuestro país.

He instruido a la Secretaría de Turismo, y a su titular, y de igual manera a la Secretaría de Economía, para desarrollar una agenda de competitividad para cada uno de los distintos destinos turísticos que tiene nuestro país.

El objetivo es identificar qué mercados atiende cada destino, cuáles son sus requerimientos, y cómo habremos de atenderlos desde el Gobierno de la República, y en una gran colaboración y coordinación con el sector privado, con los gobiernos locales y con los prestadores de servicios.

En este sentido, también he instruido al Secretario de Comunicaciones y Transportes para que el Programa Nacional de Infraestructura, que próximamente habremos de presentar, considere, también de manera puntual, un claro enfoque turístico.

Esto me da pie o pauta, para refrendar un compromiso que hice justamente aquí, en Bahía de Banderas, que es la conclusión de la carretera, que precisamente transita de Guadalajara hacia este destino turístico, y que hoy reafirma el compromiso para concluirla a la brevedad.

Yo no quiero escuchar otras experiencias o testimonios, como el que don Miguel Fluxá hace un momento dijera, de que no tenga preciso cuándo se concluya esta carretera.

Yo le ofrezco hacerlo en corto, porque no tengo en este momento la información técnica a mi alcance, pero lo que sí tengo muy claro, es que es un compromiso que hice aquí, y que voy a cumplir. Y yo espero decirle muy pronto cuándo quedará concluida la obra.

Tercera directriz. Fomento y promoción. El estado debe asumir su responsabilidad en la planeación, el fomento y la promoción de nuestros destinos turísticos, debe ser un agente proactivo y un conductor y facilitador, también, de los esfuerzos privados.

En cuanto a fomento de la inversión, he instruido al Gabinete Económico diseñar nuevos mecanismos legales y financieros que estimulen el crédito y la inversión hacia el sector turístico.

Debemos aprovechar y potenciar la confianza de los inversionistas en nuestro país, y debemos, también, impulsar el desarrollo que el sector deba tener con inversión privada.

Y una pieza fundamental para alcanzar este objetivo es asegurar o facilitar el crédito hacia los grandes inversionistas en este sector.

Por eso, una de las palancas fundamentales del desarrollo de ese sector, es el facilitar y acceder a mayor nivel de crédito para los prestadores de servicios turísticos.

En cuanto a la promoción turística, habremos de trabajar en dos frentes.

Por un lado, vamos a proyectar internacionalmente a nuestro país. Queremos proyectar México entero hacia el mundo, pero, también, tenemos que proyectar de él los distintos destinos que tenemos, para que proyectemos la imagen de confiabilidad, de infraestructura, de modernidad, de los distintos servicios que ya se ofrecen hoy al turismo internacional.

Por otro lado, potenciaremos, también, el mercado nacional y haremos una mayor promoción focalizada de destinos específicos hacia mercados concretos.

Como parte de estos esfuerzos, debo decir que aplaudo y celebro el acuerdo que han logrado dos estados que son vecinos y que por primera vez se unen, no sólo en voluntad, sino, también, en recursos para promover toda esta región del Estado de Jalisco y de Nayarit, de Nayarit y de Jalisco.

Felicito a los dos Gobernadores que han logrado este acuerdo, y que se inscribe este esfuerzo en lo que queremos promover.

La diferencia en la oferta turística que ofrece nuestro país y que debemos promocionarle al mundo y, sobre todo, ofertar al mundo aquella que está en el interés mayor de los distintos países del orbe, porque no a todos gusta lo mismo.

A veces suponemos que sol y playa es el destino preferido para todo el mundo, cuando hay que distinguir.

El mundo, a final de cuentas, y los turistas, aquellos interesados en recorrer y conocer el mundo, queremos que México esté en el centro de su atención a partir de que conozcan la oferta variada y diversa que ofrezcamos al mundo.

Y para eso necesitamos hacer promoción, también, diferenciada de estos destinos, lo cual se inscribe en lo que están haciendo los dos Gobernadores para esta región turística de ambos estados.

Y finalmente. Cuarta directriz. Sustentabilidad y beneficio social.

Vamos a crear los instrumentos para que el turismo en México sea una industria limpia. Una industria que cuide y preserve nuestro gran patrimonio cultural, histórico y natural.

Igualmente, dedicaremos esfuerzos para que los ingresos que genere el turismo sean fuente, también, fundamentalmente de bienestar social.

Vamos a impulsar programas para hacer más accesible el turismo a todos los mexicanos, porque el turismo no puede considerarse como una actividad sólo de algunos cuantos o de privilegio para algunos sectores.

Queremos que realmente la actividad turística, la oportunidad de conocer nuestro país, lo pueda ser para todos los mexicanos. Y para eso he instruido a la Secretaria de Turismo, que tengamos diseños de distintos programas, formas, mecanismos, que hagan posible que más mexicanos conozcan a todo México.

Señoras y señores:

Éstas son cuatro directrices que integran una Política de Turismo eficiente, responsable y con visión de futuro.

Estoy cierto que para garantizar su éxito, es necesario ofrecer a los turistas, tanto nacionales como extranjeros, un ambiente de seguridad integral.

Seguiremos trabajando para mejorar las condiciones de seguridad pública que es, sin duda, una condición fundamental e indispensable de fomento y promoción de nuestro país.

Pero las necesidades de seguridad de un turista son más amplias. Éstas no sólo incluyen la seguridad pública que por supuesto es fundamental, sino también, la asistencia en caminos y carreteras, servicios médicos de calidad y eventualmente, y es algo en lo que tenemos que trabajar, para que en cada uno de los destinos turísticos, quienes prestan los servicios hablen incluso los idiomas de los distintos visitantes que tengamos del mundo.

A eso habremos de abocarnos: a generar un entorno de seguridad integral y confianza para los viajeros. Estoy convencido de que juntos podemos hacer mucho por el turismo de nuestro país.

Yo quiero, nuevamente, reiterar mi agradecimiento a quienes han concurrido a este evento. A quienes están recogiendo las cuatro grandes directrices que habrán de orientar la política pública del Gobierno de la República, para que, propiciando una sinergia entre los distintos órdenes de Gobierno y con ustedes, prestadores de servicios turísticos, realmente podamos detonar y proyectar a México hacia al mundo.

Y, sin duda, yo aquí reafirmo lo que han expresado quienes me han antecedido en el uso de la palabra. La industria turística del país, el turismo de nuestro país, sin duda nos da una condición de privilegio.

México tiene por vocación el desarrollo de su industria turística, y debemos aprovechar esta ventana de oportunidad en beneficio de todos los mexicanos, y oportunidad para que el mundo entero conozca México y lo tengamos aquí. Venga el mundo a nuestro país.

Éstas son las líneas que habremos de seguir, las líneas o las premisas que habrán de orientar el esfuerzo del Gobierno.

Yo espero que contemos con el apoyo, el respaldo, la colaboración y contribución de todos ustedes para generar una sinergia ganadora para México y para todos los mexicanos.

Muchas gracias.