Muchísimas gracias.

Gracias a todas las mujeres, jóvenes, hombres de esta tierra generosa, que es la mía: El Estado de México.

Muchas gracias.

Y, también, a todas nuestras amigas y amigos que vienen del Distrito Federal. Gracias por acompañarnos en este acto inaugural de esta importante obra carretera que aquí se está, hoy, poniendo en operación.

Quiero saludar, en primer lugar, al señor Gobernador del estado, al doctor Eruviel Ávila. Agradecerle su hospitalidad, sus palabras de bienvenida, pero sobre todo, el gran compromiso hoy, aquí expresado y reafirmado para que juntos trabajemos en beneficio del Estado de México.

Muchas gracias.

Saludar a los titulares de los Poderes Legislativo y Judicial del Estado de México.

Al señor Secretario General de Gobierno del Distrito Federal.

A las autoridades del Gobierno de la República; del Gobierno del Estado de México; de los gobiernos municipales; y, especialmente, al Presidente Municipal de Tlalnepantla. Pablo, muchas gracias.

De Naucalpan, muchas gracias David.

Al señor Comandante de la XXXVII Zona Militar. Muchas gracias.

A empresarios de la construcción: a don Bernardo Quintana, a José Andrés de Oteyza, a varios amigos de distintas empresas constructoras, que han sido parte importante del esfuerzo que se ha realizado en el Estado de México y en otras partes de la República, para el desarrollo de más infraestructura en materia de comunicaciones.

A ustedes, me da mucho gusto saludarles.

Y a todas y a todos ustedes. Nuevamente, decirles que muchas gracias por dejarme sentir así de bien en esta tierra generosa de Estado de México, en ésta mi casa.

Muchas gracias.

Porque me siento muy bien de estar en casa.

Muchas gracias.

Me siento muy bien de regresar a ésta, mi casa, de estar entre los míos, y de sobre todo acompañar a las autoridades, en esta entrega de una importante obra carretera, que aquí se está inaugurando.

Literalmente, déjenme decirles que aquí, hace varios meses ya, aquí empecé lo que fue mi recorrido por el país para pedir el respaldo de los mexicanos, para alcanzar esta alta responsabilidad.

Literalmente aquí inicié, a lo mejor pocos se acuerdan de algún spot que entonces se hizo o que se presentó a todos los mexicanos que, precisamente, grabé en esta carretera. Donde empezaba en mi recorrido por el país con el compromiso de cumplirle a todos los mexicanos, en lo que fueron los grandes compromisos que nos trazamos en las grandes metas nacionales que he fijado como rumbo para el país y que, estoy seguro, habrán de permitirle a México transitar a condiciones de mayor bienestar para las familias mexicanas, de mayor desarrollo, de mayor progreso.

Estas cinco grandes metas nacionales están claramente señaladas. Y apenas el día de ayer convoqué a toda la sociedad mexicana, a que con sus propuestas, con su visión, con sus experiencias, pudieran permitirnos desarrollar el Plan Nacional de Desarrollo que nuestra Constitución prevé.

Y que desde el día de ayer y hasta el 16 de abril, estará abierta esta convocatoria para que a través de distintos medios, sea de manera directa, en las oficinas, o en las delegaciones de la Secretaría de Desarrollo Social, o a través de Internet; o de los distintos medios que están al alcance en las páginas de Internet, puedan hacernos llegar sus propuestas para dejar muy en claro el Plan Nacional de Desarrollo que, por supuesto, habrá de prever la concreción de estas cinco grandes metas nacionales, de los compromisos que hice en todo el país, de los compromisos que se han asumido en el acuerdo denominado Pacto por México.

Y que todo ello, insisto, va a permitirnos avanzar de manera muy sensible, muy significativa en el progreso y desarrollo de nuestro país. Lo más importante es que prevalezca, entre los mexicanos, un clima de armonía social, de cohesión, de unidad, fundamental para poder lograr los acuerdos necesarios que nos permitan avanzar en la concreción de proyectos, obras y acciones que beneficien a los mexicanos.

Es muy legítimo que las fuerzas políticas compitan cuando llegan los tiempos de competencia política electoral, pero también en democracia tenemos que acreditar que bajo este sistema plural, democrático, sí es posible darle resultados a la sociedad mexicana.

Y yo celebro que aquí, en el Estado de México, esté fehacientemente acreditada la voluntad y compromiso del Gobernador del Estado de México y del Gobierno de la República, para que juntos vayamos construyendo un mejor Estado de México.

Le quiero agradecer al Gobernador del estado su generosidad, para participarme de la inauguración de este segundo tramo que hoy se pone en operación y con lo cual queda total y plenamente habilitada la Autopista Naucalpan-Ecatepec.

Una obra que efectivamente, como aquí se ha dicho ya, se inició en la gestión de mi Gobierno y que, por ello agradezco la generosidad del Gobernador Eruviel Ávila de invitarme a esta inauguración para este segundo tramo de esta importante obra de infraestructura vial.

¿Por qué es importante?

Primero hay que decir, creo yo que ésta es la primera autopista urbana que hay en la Zona Metropolitana del Valle de México que transita por dos entidades: El Estado de México y el Distrito Federal, que beneficia no a un solo estado, sino a toda la Zona Metropolitana y es auténticamente, sin considerar lo que son los grandes viaductos que transitan dentro de la zona, la primera autopista urbana que circula por esta Zona Metropolitana y que tendrá un importante impacto social y económico para la región.

Aquí, el Gobernador del estado ya describió, de manera muy amplia, los múltiples beneficios de esta obra que, sin duda, se suman al gran proyecto de infraestructura que el Gobierno de la República se propone llevar a cabo en los próximos años, para elevar la competitividad del país, que signifique generar más inversión productiva para los mexicanos, generar más empleos, pero además, empleos mejor remunerados.

Porque en lo que estaremos trabajando en los próximos años es de manera insistente en elevar la productividad entre los mexicanos, una auténtica democratización de la productividad, que significa que en todas las regiones de México, podamos impulsar y elevar los niveles de productividad de los mexicanos que se van a traducir en mejores ingresos y en mayor bienestar para las familias mexicanas.

Y que obras como la que hoy se está inaugurando, precisamente contribuyen a este importante y elemental objetivo, que es elevar la calidad de vida entre los mexicanos.

Yo me congratulo de poder estar nuevamente aquí, en mi casa, en el Estado de México. Desde aquí, reafirmar mi permanente compromiso para que el Gobierno de la República impulse, contribuya y favorezca al desarrollo de importantes proyectos que las autoridades locales tienen y que, además, se sumen a los compromisos que ya tengo realizados aquí, en el Estado de México, y que de manera conjunta, voy a cumplir para todos los mexiquenses.

El señor Gobernador ya detalló varios de ellos, varios proyectos de infraestructura en el Norte del Estado de México, en el Oriente mexiquense, con nuevas carreteras, nuevas obras rehabilitadas, modernización de algunas redes de autopistas que ya hoy circulan por el Estado de México y que hoy, necesitan ampliarse para darle cabida al crecimiento del flujo vehicular que hoy ya vive el Estado de México.

También, los proyectos de tren suburbano que he comprometido con el Estado de México; la conectividad entre el Valle de Toluca y el Valle de México, Zona Metropolitana que, sin duda, va a permitirnos a través de este tren suburbano que he comprometido entre Toluca y el Valle de México, acercar a estas dos grandes metrópolis que hay en el Estado de México y el Distrito Federal.

Vamos a impulsar distintas acciones en beneficio individual y directo de los mexiquenses y de todos los mexicanos, que ya están en curso y que estaré anunciando en próximos días.

La ampliación del beneficio a los adultos mayores de 65 años y más, el seguro de vida para madres de familia, pero que hoy no adelanto. Son sólo por citar algunos de los grandes proyectos y acciones que el Gobierno de la República habrá de llevar a cabo en estos próximos años.

Señor Gobernador.

Distinguidas autoridades del Estado de México.

Amigas y amigos mexiquenses:

Muchas gracias por su hospitalidad.

Yo quiero decirle al señor Gobernador que siempre estaré a la espera. Ya me ha formulado una invitación para estar, nuevamente, pronto aquí, en el Estado de México y siempre vendré gustoso a ésta mi casa, al Estado de México.

O sea que no se quede corto, señor Gobernador, invíteme muchas veces, que aquí habré de estar con mucho gusto.

Oportunidad para tener contacto con mis paisanos, los mexiquenses, poner en marcha obras en beneficio de mexiquenses, pero, también, hacer importantes anuncios y arranque de obras que van a impactar y beneficiar a todos los mexicanos.

Gracias por su hospitalidad.

Un abrazo fraterno para todos, y sigamos construyendo y cumpliendo al Estado de México y a todos los mexicanos.

Muchas gracias.