Señoras y señores:

Muy buenas tardes a todas y a todos ustedes.

A mí me da mucho gusto saludar en esta media tarde a don Francisco González Rodríguez, Presidente Mundial de BBVA Bancomer.

A los altos directivos de esta gran institución financiera.

A consejeros de esta institución.

Y seguramente a importantes empresarios, connotados, que son proveedores, clientes de esta gran institución financiera.

A todos, les doy la más cordial bienvenida.

Y, sobre todo, cuando resulta muy alentador escuchar en voz de quien preside esta gran institución financiera de carácter mundial, un testimonio de reconocimiento al trabajo que se viene haciendo en México para impulsar su crecimiento y desarrollo.

En primer lugar, yo quiero decir que México es un país abierto al mundo, y que da la bienvenida a todas las inversiones que vengan a ser palanca de desarrollo, de crecimiento, y que todo ello se traduzca en condiciones de bienestar para las familias mexicanas.

Éste es el gran objetivo que tiene el Gobierno de la República: asegurar que los mexicanos tengan mejores condiciones y oportunidades mayores para escribir lo que reiteradamente he señalado, su propia historia de éxito. En eso venimos trabajando.

Y hoy celebro que en el marco de este encuentro, esta institución financiera, líder en nuestro país, venga a hacer el anuncio de una importante inversión que habrá de realizar en los siguientes cuatro años: tres mil 500 millones de dólares, del orden de 45 mil millones de pesos, para varios propósitos, que aquí su Presidente ya ha detallado y ha compartido.

Sin duda, esto vendrá a fortalecer la capacidad competitiva de esta institución cuando esta acción se inscribe en uno de los grandes objetivos que tiene el Gobierno de la República, de impulsar un México próspero.

Y que para ello, es necesario impulsar la competencia en todos los ámbitos de la economía de nuestro país. Lo mismo en esta actividad financiera, como en otros rubros, en otros ámbitos.

Ahí está la reciente iniciativa presentada al Congreso de la Unión en el marco de este acuerdo político que hemos celebrado con distintas fuerzas políticas, para impulsar e incentivar la competencia en las telecomunicaciones.

Para asegurar mayor cobertura, mayor calidad en el servicio; y, sobre todo, mayor competencia para ofrecer mejores precios a todos los mexicanos.

Por igual, ocupa en este ámbito, donde celebramos inversiones como la que aquí se anuncia; pero, también, estamos promoviendo y habremos de hacerlo con mayor intensidad, el que estas inversiones se traduzcan en un mayor nivel de crédito para asegurar crecimiento, de manera especial a las pequeñas y medianas empresas.

Porque deseamos que la productividad se extienda a lo largo y ancho del territorio nacional. Que aseguremos auténticamente una mayor democratización de la productividad para asegurar un mayor crecimiento sostenido en nuestro país.

Y esto será posible a partir de los cimientos que hoy ya se tienen construidos. Tenemos una estabilidad macro, tenemos finanzas públicas sanas, tenemos una política monetaria autónoma, un tipo de cambio flexible, un sistema financiero sólido y una agenda política de amplio consenso en favor del crecimiento.

Vale la pena aquí destacar que gracias al respaldo que hiciera la Cámara de Diputados, el Paquete Económico para este año fue aprobado con cero déficit. Además, estamos claros que para elevar el crecimiento económico de nuestro país, tenemos que hacerlo a través de un mayor fomento a la productividad.

Y para eso, desde el inicio de esta Administración, trabajamos para lograr los acuerdos y consensos que deben ser parte del México democrático que hemos venido consolidando entre todos los mexicanos, y que parte de la normalidad democrática, asegure que en democracia sí es posible darle mayores resultados a la población y asegurar que el Estado mexicano pueda actuar con mayor eficacia.

En relación al sistema financiero, el Pacto por México busca, también, transformar la Banca, y sobre todo hacer del crédito una palanca mayor para el desarrollo de nuestro país.

Gracias a la fortaleza de la Banca mexicana, nuestro país no ha sufrido desajustes financieros; pero hay que decirlo, como aquí ya lo expresaron quienes me antecedieron en el uso de la palabra. Es cierto que tenemos un sistema financiero sólido y robusto, que se contrasta, indudablemente, con el que se tiene en otras partes del mundo. Pero ahora, es importante ampliar y extender el crédito en nuestro país.

Asegurar que este mecanismo apalanque desarrollo y crecimiento en nuestro país, pueda realmente llegar a más mexicanos, a más beneficiarios y, especialmente, como ya lo señalaba, a las micro, pequeñas y medianas empresas. Recordando que es en este segmento, en el de la pequeña y mediana empresa, donde se encuentra el mayor número de unidades económicas en nuestro país, donde se genera el mayor número de empleos y donde, sin duda, el crecimiento que éstas puedan tener habrán de asegurarnos un mayor crecimiento económico, la generación de más empleos y lograr este objetivo de manera sostenida.

Por eso, vengo insistiendo en que para lograr este objetivo es importante alienar los esfuerzos de todo el Gobierno de la República, de todas las dependencias gubernamentales, para lograr los grandes objetivos que se ha trazado esta Administración.

Y que permítame, en una apretada síntesis, sólo enunciar lo que este Gobierno se ha trazado para los próximos años.

Cinco grandes metas nacionales, dentro de las cuales se inscribe la que hoy nos convoca y la que hoy, más bien, el anuncio que hoy se hace viene a reforzar una de las acciones o uno de los mecanismos, para lograr ese objetivo:

Primero. Un México alejado de la violencia, un México en paz y de tranquilidad para todos los mexicanos.

Segundo. Un México incluyente, donde a través de las políticas sociales del Estado mexicano, a través de la participación social, podamos reducir los niveles de pobreza y de desigualdad que se viven en nuestro país.

El lograr un México de educación de calidad para todos los mexicanos. Y ese es el alcance, el objetivo central de la Reforma que se ha logrado y que se ha promulgado ya en materia educativa.

El México próspero, que significa realmente asegurar mayor crecimiento de manera sostenida. Y que esto que hoy se anuncia viene a ser una de las varias acciones, de las iniciativas que vienen del sector privado, precisamente a acompañar el esfuerzo del Gobierno para asegurar crecimiento económico.

Y sin duda, México no puede sustraerse de su responsabilidad global, de ser parte del impulso, del fomento y de la cooperación, en favor de las grandes causas nobles de la humanidad.

Éstas son las grandes cinco metas u objetivos que tiene mi Administración.

Por eso, en ocasión de la visita que hace don Francisco González hoy, a México, en una breve visita, ha venido expresamente sólo a este evento donde, insisto, se hace un importante anuncio de esta institución financiera que usted representa, don Francisco, que dará a su banco, sin duda, la capacidad de ofrecer mejores servicios bancarios a los mexicanos.

Que se suma a esta corriente y a este impulso, que el Gobierno de la República viene haciendo, para elevar la competitividad de nuestro país a partir de alentar la sana competencia en todos los ámbitos de nuestra economía.

Y yo quiero sólo dejar aquí, esta semilla de interés y de prioridad en este ámbito financiero para el Gobierno de la República, sí nos interesa y queremos que llegue más inversión, que venga a generar empleos; que venga a poner en mejores condiciones de modernidad, de vanguardia en el uso de nuevas tecnologías a las instituciones financieras que operan en nuestro país. Pero también, queremos que estas instituciones financieras presten más y amplíen sus niveles de crédito.

Ocasión para adelantar que en próximas semanas habremos de presentar, en el marco del acuerdo que tenemos celebrado con el Pacto por México, una reforma, precisamente de carácter financiero, que venga a incentivar y a alentar el nivel de crédito que hoy tiene nuestro país.

Que junto con las acciones que realice la Banca privada, también estemos dando un impulso renovado a la banca de desarrollo del Estado mexicano y que a través de estos mecanismos logremos el gran objetivo de asegurar mayor crecimiento económico de forma sostenida, y que eso se traduzca no en un objetivo en sí mismo, sino en un mecanismo para asegurar condiciones de mayor bienestar para todos los mexicanos.

Sea usted bienvenido, don Francisco.

A mí me da mucho gusto saludarle en esta ocasión; saludar a muy distinguidos miembros del Consejo Directivo, Directivos de esta gran institución financiera a quienes hoy, aquí, nos acompañan, a quienes les extiendo la bienvenida a esta sede del Ejecutivo, que es la casa de Los Pinos.

Y de desear el mayor de los éxitos en las acciones que esta institución esté emprendiendo. Esta importante inversión y otras acciones más que, sin duda, amplíen el nivel de crédito y la presencia de esta institución en nuestro país.

Felicidades y que haya el mayor de los éxitos.

Muchas gracias.