Señoras y señores:

Muy buenas tardes a todos ustedes, a todas y a todos ustedes.

Para mí es un gran honor el estar haciendo esta primera visita en mi carácter de Presidente de México a China, y de manera muy señalada a Hong Kong.

Esta región y sobre todo este país hermano, con quien llevamos o ya hemos cumplido 40 años de relación diplomática y que en el inicio de esta nueva Administración en mi país queremos imprimirle un nuevo tono, una nueva dinámica y una relación mucho más cercana entre México y China, y China y México.

Quiero de manera particular agradecer la presencia de connotados empresarios, tanto de Hong Kong y de México, quienes integran esta delegación y que, sin duda, vienen con ello a acreditar el gran interés que hay del empresariado mexicano por ampliar la relación de negocios entre México y China, y muy particularmente lo que representa Hong Kong para este país hermano, el de conocer una gran ventana de acceso a este importante mercado, que es el que constituye China.

Yo celebro esta oportunidad de encuentro, deseando realmente que esta relación que, insisto, hemos tenido por décadas y que ha mostrado o ha dado señales muy positivas en el intercambio que se ha venido dando.

Sin embargo, hay que reconocer que la región de Asia y particularmente China, ha tenido un importante crecimiento económico en los últimos años que obliga a que busquemos mecanismos de mayor integración, de mayor acercamiento y de mayores beneficios para la región de China y para México.

Queremos encontrar mecanismos de reciprocidad que, insisto, permitan realmente detonar el enorme potencial que la relación de China con México y de México con China pueda tener.

Si me lo permiten quisiera solamente compartirles en esta breve introducción algunos aspectos relevantes de lo que está ocurriendo hoy en México.

Creo que no escapará a la atención de ustedes saber que en el inicio de una nueva Administración estamos dando pasos muy importantes y decisivos en el interés de que México pueda tener un mayor crecimiento económico, fincado fundamentalmente en una mayor apertura comercial, en el libre comercio y que esto permita realmente desarrollar también el potencial que como país tenemos.

Ustedes conocen muy bien la ubicación geográfica de México que, sin duda, le da una condición de ventaja competitiva. Somos parte de América del Norte, tenemos un Acuerdo de Libre Comercio no sólo con América del Norte, Estados Unidos y Canadá, sino con 44 países más, que al igual que Hong Kong representa para China una ventana de oportunidad y de entrada a este importante comercio, México también lo representa para un mercado consumidor de aproximadamente mil millones de habitantes.

También somos, en América Latina, la segunda economía más importante. Aspiramos y creemos que hay un potencial enorme para que México pueda, en los próximos años, ser una de las 10 economías más importantes del mundo.

México también tiene entre su población importantes ventajas comparativas. Tiene una población joven con una alta calificación, déjenme sólo referirles que cada año se gradúan en México 120 mil ingenieros y se estima que en los próximos 20 años México tenga un bono demográfico que, sin duda, pueda elevar la condición de productividad para nuestro país y de competitividad.

El Gobierno que encabezo está decidido a ser un gran promotor de estas condiciones de México y sobre todo establecer mayores mecanismos legales que den certeza jurídica a las inversiones que se realicen en nuestro país.

Estamos también realizando importantes inversiones y proyectos que nos permitan consolidar a México como un gran espacio logístico, precisamente para hacer de inversiones productivas del exterior y de quienes hagan negocio en México, un gran espacio logístico para la conexión con otras partes del mundo.

Ya México ha venido consolidándose en distintos rubros: En la industria manufacturera, en la industria automotriz. Somos ya, hoy en día, el cuarto exportador de vehículos en el mundo.

En la industria aeroespacial empezamos a tener, también, una importante participación en el mundo, siendo ya el sexto proveedor para la industria de los Estados Unidos en este rubro.

También, hemos venido consolidándonos como una potencia en electrodomésticos. Somos el primer exportador ya de televisores de pantalla plana, en refrigeradores. En computadoras somos ya el cuarto productor y exportador.

Y esto, sin duda, nos da una gran fortaleza y el Gobierno que está iniciando, que encabezo, quiere consolidar estas ventajas y potenciar a las mismas.

Mi Gobierno se ha trazado cinco importantes metas nacionales para lograr mayores espacios de oportunidad para los mexicanos, para lograr condiciones de paz y tranquilidad entre los mexicanos, elevar la calidad de la educación.

Pero algo muy importante tiene que ver con lograr para México con un mayor crecimiento económico. Y esto me parece que es posible y muy viable, si me permiten compartirles que hoy México es un país con una condición macroeconómica estable.

Que tiene un banco central que goza de autonomía para fijar la política monetaria; que mi Gobierno está comprometido con la responsabilidad, o con actuar con una gran responsabilidad en el manejo financiero.

Y que, dicho sea de paso, para este año estaremos teniendo un presupuesto con cero déficit fiscal. La inflación en México es menor a tres por ciento, la registrada el año pasado.

Y esto, sin duda, nos da una condición de gran estabilidad macroeconómica que, sin duda, ofrece oportunidades de desarrollo y de inversión para quienes vean en México esta gran oportunidad.

En esta visita que hago hoy a China tiene un propósito fundamental, que es reafirmar los lazos de hermandad entre México y China.

México fue un gran promotor del reconocimiento a China. En 1972 establecimos relaciones diplomáticas con China.

Y hoy queremos tener un relanzamiento a esta relación de hermandad para aprovechar de mejor manera, en beneficio de ambos países, el mayor intercambio que en distintos ámbitos creemos puede tener México y China, China y México.

Insisto, es digno de reconocimiento el importante desarrollo que esta región ha tenido en los últimos años, de manera muy destacada el lugar que hoy ocupa ya China en el orbe, dentro del orbe. Y que le hace ser una de las economías más importantes.

América Latina, y especialmente México, quieren tener una mayor integración. Y deseamos que China, también, vea en México un espacio de mayor oportunidad para su presencia, para inversiones productivas que desde ahí le permita abrirse con el mundo entero. Éstas son las condiciones particulares que hoy guarda nuestro país.

Y agrego lo siguiente. México hoy observa un panorama político de acuerdo, de conciliación y, sobre todo, en este clima plural y democrático que tiene nuestro país, debo reconocer y señalar que hay, entre las distintas fuerzas políticas que hay en mi país, se ha logrado signar lo que hemos denominado un Pacto por México, que ha permitido establecer una agenda de trabajo para impulsar reformas estructurales que, sin duda, habrán de ampliar las condiciones de competitividad y productividad para nuestro país.

Sólo cito en referencia y en alcance a los beneficios que este acuerdo entre las distintas fuerzas políticas está teniendo, que gracias a ello se ha logrado ya una Reforma Laboral, una Reforma Educativa.

Está en curso una reforma al sistema de telecomunicaciones, que vendrá a alentar una mayor competencia dentro de este sector, a favorecer mayor inversión, eventualmente extranjera en las telecomunicaciones.

Y dentro de la misma agenda se prevén importantes iniciativas y reformas en el ámbito energético, para que la empresa nacional, que deberá seguirlo siendo, una empresa paraestatal y con rectoría del Estado mexicano, pueda favorecer a la inversión o pueda verse favorecida con la inversión del sector privado.

También, se espera se tenga una Reforma Hacendaria y una reforma financiera que próximamente, también, se estará presentando al Congreso de la Unión para poder alentar e incentivar dentro de la banca comercial mayor crédito.

Y que esto irá aparejado con mecanismos que, precisamente establezcan mayores garantías a la banca privada para poder incentivar el crédito, especialmente dirigido a la pequeña y mediana empresa.

Éstas son las condiciones generales que yo quisiera compartirles, por supuesto, más que atento a poder recoger algunas inquietudes y preocupaciones y, sobre todo, expresar mi reconocimiento y gratitud a la presencia de muy distinguidos empresarios de este país hermano que hoy nos recibe de manera hospitalaria y de los empresarios que integran esta delegación mexicana con interés en expandir sus negocios y su presencia en esta región y muy señaladamente aquí, en China, y en Hong Kong.

Y solamente decirles que el Gobierno de la República quiere acompañar el esfuerzo individual, el esfuerzo de nuestros emprendedores, siendo junto con ellos, gestor de esta presencia y que de forma recíproca, también China y Hong Kong puedan encontrar en México espacios de oportunidad y crecimiento para los emprendedores y hombres de negocio de este país.

Muchas gracias y quedo atento a los comentarios que hubiere de parte de todos ustedes.

Muchísimas gracias.

--00--

(SEGUNDA INTERVENCIÓN)

-PRESIDENTE ENRIQUE PEÑA NIETO: Hacer comentarios finales, no sin antes reiterar mi agradecimiento tanto a los empresarios que hoy están presentes de este país hermano, y especialmente de Hong Kong, y muy especialmente a quienes desde México vienen integrando esta delegación.

E insisto, el propósito de esta visita, la primera que hago a China y a Hong Kong en mi carácter de Presidente de México, es el reafirmar el gran interés que hay de México, de parte de México para que podamos estrechar mucho más la relación que hay entre México y China, y China y México, y tomando por supuesto en enorme consideración lo que Hong Kong puede representar a esta relación.

Está claro que estas dos regiones están teniendo, y me refiero a la de Asia, como la de América Latina, una condición en términos generales de estabilidad y de crecimiento económico. El enorme contraste con escenarios de mayor dificultad económica que viven otros países de mayor desarrollo tanto en Europa como en América del Norte, especialmente Estados Unidos.

Y eso, creo que debe ser ocasión y oportunidad para que de manera muy particular México pueda afianzar una relación que detone el potencial que puede tener la relación de México con China.

Sin duda, el crecimiento en el intercambio entre ambos países ha venido creciendo en los últimos, pero yo podría decir que sigue siendo muy pobre. No es del tamaño y dimensión que pudiera ser.

Está claro que con China todo mundo quiere tener hoy algo que ver, todo mundo quiere invertir, todo mundo quiere hacer negocio.

Y, México, hoy quiere proyectarse al mundo como una ventana de oportunidad a partir de sus fortalezas, a partir de los cambios estructurales que está teniendo en un ambiente de acuerdo y conciliación política, que estoy convencido habrá de favorecer al desarrollo y crecimiento que México tenga en los próximos años.

Y, aquí creo que se encuentran dos grandes oportunidades:

El acercar a China y a Hong Kong a la región de América Latina y a la región de América del Norte desde México.

Y la oportunidad de que México tenga una mayor presencia en China y, por qué no decirlo, desde Hong Kong, como aquí se ha advertido.

Y esto es lo que queremos hacer patente. Sin duda, esto nos llevará a establecer, dentro de la política que sigue mi Gobierno, mecanismos que faciliten o que hagan más viable esta relación.

Quienes ya participan hoy representando a México siendo emprendedores en China, lo han hecho por méritos e iniciativas propias.

En mi Gobierno, el Gobierno que encabezo quiere acompañar los esfuerzos que ya se hacen y esfuerzos adicionales, y para eso habremos de establecer, a partir de la experiencia de quienes ya participan aquí, en China, de cómo poder apoyar una mayor presencia de nuevos emprendedores, de nuevos hombres de negocios aquí, en China, y también de cómo favorecer a que empresarios de Hong Kong y de China estén en México.

Aquí creo que se da una gran reciprocidad en las ventanas o ventajas que estas dos regiones y estos dos países hoy están ofreciendo.

Oportunidad de conocerse más y eso es justamente lo que vengo a reafirmar en esta visita que, insisto, creo que, a partir de la buena relación política que espero podamos construir aún más, a la que se ha tenido ya históricamente, la que ahora podamos reemprender en esta nueva Administración, pueda favorecer a que conociéndonos más, China a México y México a China, Hong Kong a México, México a Hong Kong, tengamos una mayor relación.

Y que no quede en un mero buen propósito, en una buena intención, sino que realmente logremos materializarlo.

Revisando la presencia que en el pasado ha habido de los gobiernos de México, se han hecho presentes, pero pocas veces.

Mi interés es estar con mayor presencia, pero que esto se traduzca y se signifique en este mayor flujo y en mayor intercambio que pueda haber entre China y México y entre México y china.

Y esto lo estaremos observando y evaluando en el tiempo. Hoy, venimos a regar esta semilla sembrada tiempo atrás, para que dé mayores frutos.

Y creo que aquí hay testimonios muy valiosos de quienes ya participan, insisto, aquí, como de quienes medianamente, incipientemente, a lo mejor participan ya en México, y que espero, en la oportunidad que nos den de enseñarles México, puedan tener mayor interés.

Por eso, aprecio mucho el testimonio de Patrick, que como bien lo dijo, hay que conocer a México para encontrarle y encontrar, más bien, la gran oportunidad que pueda representar. Y, por eso, estos testimonios, los de ustedes, son muy valiosos y que favorecen a la promoción de México en esta región.

Y solamente concluyo con la pregunta formulada en la mesa, con la Reforma al Sistema de Telecomunicaciones.

Es una iniciativa ya presentada que esperamos tenga una aprobación en corto tiempo. Se trata de una Reforma constitucional, lo cual tiene o debe seguir todo un proceso legislativo para ser aprobada por lo que se conoce en México, el Constituyente Permanente. No es una aprobación ordinaria, sino pasa por el Congreso y las legislaturas locales.

Con voluntad política se puede tener muy pronto. Sólo le pongo en referencia que en México hicimos una reforma constitucional a la Ley de Educación, más bien al sistema educativo de México y se logró hacer en tres meses. Se presentó en diciembre. Fue promulgada esta ley hace apenas un par de semanas.

Yo estimo que con la voluntad y el clima político que hay hoy en México, más allá que resistencias, habrá los apoyos necesarios para que esta reforma tenga lugar en los siguientes meses.

Quiero pensar que si sigue o corre igual suerte que la Reforma Educativa, puede lograrse en un periodo de tres o cuatro meses, lo cual, sin duda, acelerará este proceso de cambio y de mayor competencia en el sector, como esperamos se tenga.

Además de otras reformas que espero tengan lugar este año, precisamente, o que se estén iniciando este año.

Y no lo digo sólo porque tenga yo interés en que así ocurra, y donde hay un compromiso de mi Gobierno por impulsar estas iniciativas, sino porque lo primero que hemos logrado es un acuerdo político que compromete al Gobierno y a otras fuerzas políticas, distintas de las que están hoy en el Gobierno, para atender una agenda de cambios estructurales que, estoy seguro, favorecerán al desarrollo económico y social de nuestro país y que, insisto, sea ésta una mayor oportunidad para China de estar presentes en México.

Concluyo mi intervención agradeciendo la participación y presencia de todos ustedes, y que sea éste un primer paso a este relanzamiento que queremos hacer de la buena relación entre China y México, entre México y China, entre México y Hong Kong, entre Hong Kong y México.

Muchas gracias.

Que tengan muy buena tarde todos ustedes.