Le doy mi más cordial bienvenida al señor Presidente de los Estados Unidos Mexicanos, Enrique Peña Nieto, en su visita a Japón.

México es tradicionalmente país amigo de Japón y vecino nuestro del Océano Pacífico.

Asimismo, es nuestro socio estratégico global que comparte los valores fundamentales como el Estado de Derecho y el comercio libre, además de ser el centro estratégico de la diplomacia japonesa con América Latina.

La Reunión Cumbre de hoy ha sido el punto de partida del desarrollo pleno de la relación diplomática con la región del Pacífico de mi Gobierno.

El Presidente Peña Nieto ha expresado su apoyo a la participación pronta de Japón en las negociaciones del Acuerdo Estratégico de Asociación Económica, el TPP.

Además de ello, coincidimos en afrontar conjuntamente los retos internacionales, como la reforma del Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas, así como la importancia de mantener el orden marítimo, de conformidad con las leyes internacionales.

Asimismo, México es un mercado creciente con la población de más de un millón, que cuenta con abundante demanda de negocios relacionados con la infraestructura y recursos naturales, especialmente se ha constituido en el centro de producción estratégico de la industria automotriz de Japón.

Bajo ese contexto, con el Presidente me puse de acuerdo en la necesidad de mejorar aún más el ambiente de negocios de las empresas japonesas.

Sumando a todo ello, junto con el Presidente, he firmado el comunicado conjunto que muestra la dirección, a la cual se dirigirá la futura relación bilateral. Por lo cual me siento muy complacido.

Motivado por esta visita del Presidente Peña Nieto, deseo profundizar y ampliar aún más los lazos que unen a nuestros países.

Muchas gracias por su atención.