-MODERADOR: Con profundo respeto, los mexicanos y las Fuerzas Armadas, recordamos a los héroes que el 21 de abril de 1914 y el 13 de septiembre de 1847, ofrendaron sus vidas en la defensa de nuestra Patria.

Para hacerlo de manera fehaciente, el ciudadano licenciado Enrique Peña Nieto, Presidente de los Estados Unidos Mexicanos, dará lectura a la lista de héroes de la Heroica Escuela Naval Militar y del Heroico Colegio Militar, seguido por el Toque de Silencio de la Banda de Guerra y una Salva de Fusilería, ejecutada por las brigadas del Cuerpo de Cadetes de la Heroica Escuela Naval Militar.

-PRESIDENTE ENRIQUE PEÑA NIETO: De la Heroica Escuela Naval Militar. Teniente José Azueta.

-VOCES A CORO: Murió por la Patria.

-PRESIDENTE ENRIQUE PEÑA NIETO: Cadete Virgilio Uribe.

-VOCES A CORO: Murió por la Patria.

-PRESIDENTE ENRIQUE PEÑA NIETO: Del Heroico Colegio Militar. Teniente Juan de la Barrera.

-VOCES A CORO: Murió por la Patria.

-PRESIDENTE ENRIQUE PEÑA NIETO: Cadete Juan Escutia.

-VOCES A CORO: Murió por la Patria.

-PRESIDENTE ENRIQUE PEÑA NIETO: Cadete Francisco Márquez.

-VOCES A CORO: Murió por la Patria.

-PRESIDENTE ENRIQUE PEÑA NIETO: Cadete Agustín Melgar.

-VOCES A CORO: Murió por la Patria.

-PRESIDENTE ENRIQUE PEÑA NIETO: Cadete Fernando Montes de Oca.

-VOCES A CORO: Murió por la Patria.

-PRESIDENTE ENRIQUE PEÑA NIETO: Cadete Vicente Suárez.

-VOCES A CORO: Murió por la Patria.

(TOQUE DE SILENCIO)

(SALVA DE FUSILERÍA)

-MODERADORA: Toma de Protesta y Jura de Bandera a los Cadetes de Primer Año.

-MODERADOR: El ciudadano licenciado Enrique Peña Nieto, Presidente de los Estados Unidos Mexicanos y Comandante Supremo de la Fuerzas Armadas, tomará la protesta al personal de Cadetes de Primer Año de la Heroica Escuela Naval Militar y Escuela de Ingenieros de la Armada.
-PRESIDENTE ENRIQUE PEÑA NIETO: Cadetes de Primer Año de la Heroica Escuela Naval Militar, protestan seguir con fidelidad esta Bandera, emblema de nuestra Patria, y defenderla hasta alcanzar la victoria o perder la vida.

-VOCES A CORO: Sí, protesto.

-PRESIDENTE ENRIQUE PEÑA NIETO: Si no lo hicieran así, que la Nación se los demande.

-MODERADORA: Palabras del Cadete de Primer Año del Bachillerato General Samuel Rivera Berdón, en representación de sus compañeros de Generación.

-CADETE SAMUEL RIVERA BERDÓN: Licenciado Enrique Peña Nieto, Presidente de los Estados Unidos Mexicanos y Comandante Supremo de las Fuerzas Armadas.

Almirante Vidal Francisco Soberón Sanz, Secretario de Marina y Alto Mando de la Armada de México; General Salvador Cienfuegos Zepeda, Secretario de la Defensa Nacional; doctor Javier Duarte de Ochoa, Gobernador del Estado de Veracruz.

Autoridades civiles, navales y militares que nos honran con su presencia.

Damas y caballeros. Muy buenas tardes.

Es un honor para mí, ser portavoz de la Generación 2012-2017, para agradecer a todos los presentes, el hecho de acompañarnos a nuestra ceremonia, donde juramos lealtad a la Bandera nacional.

Durante este tiempo, nos hemos formado y familiarizado con los conceptos de honor, deber, lealtad, honradez y disciplina, como valores supremos de la profesión naval.

Además, se ha fortalecido nuestro espíritu de cuerpo, se nos ha instruido en el conocimiento inherente a la aplicación y el cumplimiento de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos y de las leyes que de ella emanan.

Este conjunto de valores y conocimientos, son los elementos utilizados por la Heroica Escuela Naval Militar, en la formación de oficiales para la Armada de México al servicio de nuestra Patria, a fin de tener la capacidad de alcanzar y cumplir íntegramente con los objetivos asignados por el Estado mexicano a nuestra institución.

Con agrado, podemos decir, que como Cadetes de Primer Año, ya tenemos claro el rumbo para dirigir nuestra travesía hacia el objetivo. Recibiremos el espadín que, emblemáticamente, tiene un profundo significado. Además de identificar la etapa de formación como cadetes, nos responsabiliza de portarlo con gallardía y honor, adoptando un compromiso de admiración, lealtad y patriotismo.

Evocamos aquel recuerdo, cuando hace algunos meses, queríamos formar parte de esta honorable institución.

Hemos tenido una etapa de adaptación que a la vista de cualquiera pareciera imposible de superar. Sin embargo, hemos tenido la oportunidad de vivir diversas experiencias en este heroico plantel, donde las oportunidades y retos han sido iguales para cada uno de nosotros.

Hoy, con la marcha y gallardía que caracteriza al cadete naval en este campo de honor, vemos los primeros frutos del esfuerzo y sacrificio, demostrando que con disciplina y constancia, podemos lograr la meta de formarnos como oficiales de la Armada de México y poner muy en alto el prestigio de nuestra institución.

Queremos agradecer, de manera muy especial, a quienes han depositado su confianza en nosotros. A nuestros padres, familiares y amigos, pero sobre todo a aquellas personas del Puerto de Veracruz, que sin conocernos, nos han cobijado en sus familias para no sentir la lejanía del hogar.

De la misma forma, quiero agradecer a los Almirantes, capitanes, oficiales, cadetes y profesores, por ser parte del adiestramiento que llevamos, por enseñarnos a comprender el verdadero significado de las palabras honor, deber, lealtad y espíritu de sacrificio, valores navales que aplicaremos de ahora en adelante, hasta el último día de nuestras vidas.

En nombre de mis compañeros, quiero señalar que esta fecha quedará grabada en la mente de los 260 cadetes que juramos Bandera y será un aliciente para continuar por el camino que elegimos, esforzándonos día con día al máximo, sin importar los escoyos que tengamos que superar para cumplir con nuestra meta: egresar como guardiamarinas al servicio de la Patria.

Una pieza primordial durante esta etapa de formación fue nuestra familia, que con compresión y cariño, nos apoyaron cuando tomamos la decisión de unirnos a la Armada de México.

A ellos, les agradecemos que en los momentos más difíciles, nos alentaran para que pudiéramos continuar el rumbo trazado.

De igual manera, agradezco a nuestros hermanos de armas del Heroico Colegio Militar y Colegio del Aire, por acompañarnos en este día tan significativo para nosotros.

Licenciado Enrique Peña Nieto, Presidente de los Estados Unidos Mexicanos y Comandante Supremo de las Fuerzas Armadas:

Agradecemos que nos honre con su presencia en nuestra Jura de Bandera, toda vez que nos motiva a adquirir, con mayor responsabilidad, el compromiso que acabamos de asumir.

Almirante Vidal Francisco Soberón Sanz, Secretario de Marina y Alto Mando de la Armada de México:

Tenga la certeza que responderemos a la confianza que ha depositado en nosotros y aplicaremos, cabalmente, los conocimientos y virtudes que aquí, nos serán inculcados.

Compañeros cadetes:

Reiteramos el compromiso que tendremos para llevar el buque a puerto seguro, porque estamos conscientes que como cadetes de la Heroica Escuela Naval militar, nuestro objetivo es y será por siempre: Servir a México.

Muchas gracias.

-MODERADOR: Los Cadetes de Primer Año que han sobresalido por su aprovechamiento académico y buena conducta durante el presente año lectivo, reciben de manos del ciudadano licenciado Enrique Peña Nieto, Presidente de los Estados Unidos Mexicanos, acompañado de los miembros del presídium, el espadín que los distingue como Cadetes de la Heroica Escuela Naval Militar, y que simboliza el principio de formación del don de mando, virtud que les caracterizará en su vida futura como oficiales de la Armada de México.

(ENTREGA DE ESPADINES)

-MODERADOR: Escuchemos las palabras del ciudadano Almirante Vidal Francisco Soberón Sanz, Secretario de Marina.

-ALMIRANTE VIDAL FRANCISCO SOBERÓN SANZ: Licenciado Enrique Peña Nieto, Presidente de los Estados Unidos Mexicanos y Comandante Supremo de las Fuerzas Armadas.
General Salvador Cienfuegos Zepeda, Secretario de la Defensa Nacional; doctor Javier Duarte de Ochoa, Gobernador del Estado de Veracruz; licenciado Miguel Ángel Osorio Chong, Secretario de Gobernación.

Distinguidos integrantes del Gabinete; agregados navales, militares y aéreos acreditados en nuestro país; Generales, Almirantes, jefes, capitanes, oficiales, cadetes, clases y marinería; apreciables representantes de los medios de comunicación que hoy nos acompañan; damas y caballeros.

Buenas tardes a todos:

Nos llena de orgullo recibirlos en la Heroica Escuela Naval Militar, donde se preparan los futuros mandos de la Armada de México. Agradezco al señor Presidente de los Estados Unidos Mexicanos y Comandante Supremo de las Fuerzas Armadas, Enrique Peña Nieto y a su distinguida esposa, Angélica Rivera de Peña, el que nos acompañen en esta ceremonia solemne.

Gracias, también, al señor Gobernador de Veracruz y a todos nuestros invitados especiales, por acompañarnos.

Frente a nosotros, está una muestra de lo que prendemos sean los mejores mandos de la Armada de México.

Hoy, prestan juramento a nuestra Bandera 260 mujeres y hombres. Se trata de jóvenes sanos, llenos de energía y amor por la Patria, que están por concluir su Primer Año de formación en la Heroica Escuela Naval Militar.

Hoy, estos jóvenes juran lealtad al pueblo de México y a nuestro Lábaro Patrio. Así, dan inicio a una nueva etapa de formación dentro de la Armada de México.

La Secretaría de Marina realiza esta ceremonia cada 21 de abril, para conmemorar la gesta heroica que hace 99 años, realizaron nuestros antecesores en la defensa del Puerto de Veracruz.

Ustedes, jóvenes cadetes, asumen hoy el mismo compromiso de ofrendar sus vidas, si es necesario, para defender a la Nación.

Permítanme hablar, brevemente, de este hecho glorioso de nuestra historia, que cada mexicano debe recordar con respeto y orgullo, cuando las fuerzas invasoras atacaron el Puerto de Veracruz.

A pesar del poderío del enemigo, los cadetes de la Escuela Naval Militar, decidieron hacerle frente junto con el personal militar que permanecía en la plaza y los valientes habitantes de Veracruz.

Tras causar numerosas bajas al invasor, cayeron bajo el fuego enemigo el Teniente José Azueta y el Cadete Virgilio Uribe. Ellos, junto con muchos defensores del Puerto de Veracruz, dieron la vida peleando por la Patria. Honor y gloria para esos héroes nacionales.

A casi un siglo de esta gesta heroica, la Armada de México refrenda su compromiso con la defensa de nuestro país, ante cualquier amenaza.

México cuenta con sus Fuerzas Armadas para proteger su soberanía, su independencia y su integridad territorial.

México cuenta con sus Fuerzas Armadas para seguir en la construcción de la seguridad y la paz.

México cuenta con sus Fuerzas Armadas para defender a nuestras comunidades y avanzar en la ruta del progreso.

Señor Presidente:

En esta fecha, la Armada de México refrenda su lealtad inquebrantable a las instituciones de la República y a su investidura como nuestro Comandante Supremo.

La Secretaría de Marina apoya, decididamente, las acciones de su Gobierno para mover a México. Trabajamos sin descanso para proteger nuestros mares y costas, a las instalaciones estratégicas y ayudar a la población civil, en casos y zonas de desastre.

Estamos trabajando hombro con hombro con nuestros compañeros de armas del Ejército y Fuerza Aérea mexicanos, para construir una Patria más próspera, más justa y más libre.

Confiamos plenamente en que, bajo su liderazgo, nuestro país seguirá conquistando nuevas y más elevadas metas.

Jóvenes cadetes:

Hoy, inicia una nueva etapa en su formación militar. Como ustedes, yo estuve ahí jurando lealtad a la Bandera, a la Patria, hace 43 años. Como ustedes, tenía el corazón lleno de emoción y la voluntad puesta en graduarme como un oficial de la Armada, para orgullo de mis padres.

Este momento siempre quedará en su memoria, mismo que le servirá de guía durante toda su carrera, sobre todo, en los momentos críticos de incertidumbre, los retos que habrán de encontrar a lo largo de los próximos años, son muchos.

Les esperan momentos que pondrán a prueba su carácter, su perseverancia y su valor. Les esperan decisiones difíciles en las que tendrán que aplicar todo su conocimiento y toda su voluntad para salir adelante. Pero puedo asegurarles que todo su esfuerzo valdrá la pena porque nada se compara a la satisfacción de servir a México.

Porten con orgullo este uniforme, pleno de historia, tradición y honor. Háganse merecedores del reconocimiento y agradecimiento sincero de nuestro pueblo, porque México confía en que, ante la adversidad, sus marinos estarán ahí para protegerle.

Ustedes, jóvenes cadetes, recibirán en este plantel una excelente educación militar. Egresarán como profesionistas en las diferentes disciplinas navales. Serán oficiales diestros en el manejo de las armas, con la formación necesaria para actuar, no sólo por impulso, sino por un conocimiento profundo, basado en la razón y en el respeto.

Recuerden que el lema de esta Heroica Escuela Naval dice: El que ha de reprender, debe ser irreprensible. Esto significa que ustedes, en todo momento, deberán de ser ejemplo de disciplina, honor, lealtad y espíritu de justicia.

Sólo quien actúa de esta manera podrá llevar, con dignidad, las mayores responsabilidades como guías y capitanes al servicio de nuestros compatriotas.

Inspirados por el ejemplo de Azueta, Uribe y de los héroes de 1914, luchen por ser mujeres y hombres de bien, dispuestos a ofrendar su vida, si fuera necesario, para servir a nuestro pueblo.

Confiamos en que dentro de muchos años ustedes recordarán con gran emoción este día de Jura de Bandera, convertidos en orgullosos oficiales de la Armada Nacional.

Jóvenes cadetes:

Que siempre encuentren en su viaje por la vida buen viento y buena mar.

-MODERADOR: La Banda Sinfónica de la Secretaría de Marina interpretará la Marcha Eslava, de la autoría de Pyotr Ilyich Tchaikovsky.