EL CARMEN TEQUEXQUITLA, Tlax., 10 de mayo de 2013.

Muchísimas gracias.

Muy buenas tardes a todas y a todos ustedes, muy especialmente a las mamás que están hoy, aquí reunidas.

Quiero saludar a todas las autoridades aquí presentes.

Al Gobernador del estado.

A distinguidas autoridades del Estado de Tlaxcala.

Y de manera especial, también, saludar a funcionarios del Gobierno de la República que están en áreas muy vinculadas a darles mayores apoyos, a cuidar de la salud de nuestras mujeres y de todos los ciudadanos de nuestro país.

Pero, especialmente, hoy al encontrarme aquí, en El Carmen Tequexquitla, un municipio de Tlaxcala.

Quiero, en primer lugar, y antes que otra mención, quiero felicitar desde aquí, desde El Carmen Tequexquitla, este municipio de Tlaxcala, felicitar a las mamás del municipio, a todas las mamás de Tlaxcala y a todas las mamás de México en este 10 de mayo, Día de las Madres.

Desearles lo mejor, que la mejor celebración que tengan sea el poder tener un día de alegría, de realización, de motivación y, sobre todo, de gran satisfacción, al estar reunido con sus seres queridos, con sus familiares, con sus hijos, con lo que más quieren.

Yo deseo a todas las mamás de México lo mejor, especialmente en este día, y sobre todo en la oportunidad que podamos ir abriendo, logrando entre todos para que el porvenir de ustedes, como mamás de México y de sus hijos, que son lo que más quieren, sea más promisorio y de mayores oportunidades.

Felicidades, mamás de México.

Poco tendría yo que agregar. Mi esposa Angélica, que también es mamá, mamá ahora de nuestros seis hijos, está aquí.

Son nuestros, porque sumados tenemos seis hijos: sus tres hijas y mis tres hijos, que ya son de esta casa, de esta familia. Y ella es quien está al frente como mamá de todos, cuidando y velando por ellos, dedicando tiempo a esta actividad, al Presidir el Consejo Consultivo del DIF y, sobre todo, siendo motivación también para quien les está hablando, para el Presidente de la República.

Porque cuando las cosas están bien en casa, y ustedes lo saben mejor que nadie, cuando las cosas están bien, cuando hay ambiente familiar de tranquilidad, de paz, de orden, de gran emotividad, eso permite que el trabajo y la responsabilidad que uno tiene hacia afuera sea mejor.

Hoy vengo a decirles a las mamás de México que el Gobierno de la República que tengo el alto honor de encabezar, por la confianza mayoritaria de los mexicanos, es un Gobierno comprometido con todos los ciudadanos del país. Es un Gobierno que realmente está haciendo sus mayores esfuerzos en distintos frentes para que logremos un objetivo que es lo más importante: que las familias mexicanas vivan con mayor calidad de vida, tengan condiciones de mayor bienestar; que sus hijos, que estoy seguro, son su mayor preocupación.

Mi esposa Angélica hace un momento decía: Son, los hijos de uno, por lo que más se ocupan, porque son sólo las mamás quienes tienen la capacidad, la aptitud y la actitud de desprenderse de sí mismas y de querer más a sus seres queridos, aquellos que vienen de sus entrañas, a sus hijos. Y por ellos dan la vida entera, dan lo mejor que tienen y buscan para ellos lo mejor.

Y algo que escuché de mi esposa hace un momento, en la alegría de sus hijos, en las realizaciones personales de sus hijos está la alegría de ustedes mismas.

Ustedes se realizan, se llenan de mayor orgullo y de mayor satisfacción cuando ven realización en sus hijos, cuando ven que sus hijos están felices y logran sus metas personales.

Y el Gobierno que encabezo eso es justamente lo que quiere hacer: poner orden y ordenar las cosas para que realmente México pueda descollar, pueda aprovechar sus fortalezas.

Todos sabemos que vivimos en un gran país, con grandes bellezas naturales, con grandes fortalezas, con grandes cualidades; pero queremos que esas fortalezas, que esas características únicas de nuestro país, realmente sirvan de mejor manera a la realización personal de cada mexicano.

Y lo que estamos haciendo, y ustedes lo han venido observando, es darle impulso a varias acciones, a varios programas y sobre todo a una agenda de reformas transformadoras, que nos permitan realmente que México aproveche todo su potencial en beneficio de todos los mexicanos. Y que eso implica cambiar el andamiaje legal, el marco legal que tenemos en varios aspectos, en varios ámbitos, precisamente para que sean mejor.

Somos un país que tenemos instituciones, las instituciones responden a la necesidad de la gente. Pero en esta dinámica social, en el cambio que el mundo va experimentando, es importante que las pongamos al día, para que realmente podamos aprovechar todo lo que México tiene.

Y ustedes han estado observando que no sólo el Gobierno de la República lo viene haciendo solo. Sino que hemos logrado también tener, con otras fuerzas políticas, distintas de las que hoy están en el Gobierno, entendimiento, un clima de civilidad política, de madurez política, un clima de acuerdo, precisamente para que en el Congreso se aprueben, con la participación de Diputados y Senadores de la República, se aprueben precisamente las reformas que hagan posible que nuestras instituciones estén a la altura de prestar mejores servicios a la sociedad mexicana y que realmente México pueda crecer, crecer económicamente.

Y ustedes se preguntarán: Y para qué.

Para que todos ustedes, sus hijos, que emprendan cualquier actividad, cualquier negocio, cualquier actividad en la que ellos dediquen tiempo, sea que trabajen en algún lugar, o sea que tengan un negocio propio, pequeño que sea, o mediano, como lo fuere; lo importante es que ese negocio pueda crecer, ese negocio tenga acceso al crédito para poder tener oportunidad de crecer más en su negocio, cualquiera que sea, desde una miscelánea, una estética, cualquier negocio.

Para que realmente las reformas que estamos impulsando van a permitirles a ustedes, a todos los mexicanos, de aprobarse, tener acceso mayor al crédito, al préstamo, a un préstamo más barato, que no tengan que recurrir a algunos prestamistas, que a veces los hay, pero que prestan muy caro, porque no son sujetos de crédito. Esa es parte de las reformas que estamos impulsando.

Y otras más que van a permitir que México crezca económicamente y, al hacerlo, beneficie la economía familiar. Ese es el objetivo más importante.

Ayer lo decía, precisamente, a propósito de un foro que tuvimos sobre el México Próspero, que es una de las cinco metas nacionales que este Gobierno se ha trazado.

Y yo les decía: Lo más importante, donde vamos a evaluar el que realmente todas estas acciones que estamos llevando a cabo tengan éxito, o el éxito de las mismas podrá afirmarse a partir de que realmente beneficien a las familias mexicanas y beneficien, o tengan impacto y beneficio en la economía familiar.

Que quienes tengan un trabajo, cualquiera que sea, su ingreso sea mayor. Y que a las madres de familia el ingreso que tienen, les alcance para más. Éste es el objetivo más importante. Y por eso todo lo que ustedes están observando allá afuera, los cambios, las reformas legales, para ese objetivo son. Ese va a ser el impacto que tengan.

Y yo estoy seguro que será, a final de cuentas, el mejor regalo, el mejor reconocimiento que el Gobierno esté haciendo a las mamás y mujeres de todo el país.

No quiero extenderme más, porque éste no es un día de discursos. No he venido aquí en el ánimo de tener un discurso largo.

No vengo más que a sumarme a la felicitación que mi esposa, en representación del DIF y como esposa del Presidente de México, ha querido hacerles y yo me sumo a esta felicitación.

A esta felicitación justa, merecida, que es para todas las mamás de nuestro país, a quienes dan, insisto, lo mejor de sí. A quienes, insisto y reitero, se preocupan y dan todo lo que tienen, la mayor de sus capacidades, de sus esfuerzos y de su entrega diaria en favor de sus seres queridos.

Y eso merece el que este día, 10 de mayo, tengamos para ustedes un mensaje de aliento, un mensaje de esperanza. Y que sepan que somos un Gobierno dedicado a trabajar por todos los ciudadanos, y que al hacerlo estaremos haciendo el mejor regalo a las mamás de todo México.

Felicidades mamás de Tlaxcala.

Felicidades a las mamás de México.

Muchas gracias.