Señoras y señores:

Muy buenas tardes a todas y a todos ustedes.

Quiero saludar a los representantes de distintos organismos empresariales que se han dado cita en este encuentro, quienes representan a empresarios, a industriales del país, y que sobre todo tienen en el ánimo de esta convocatoria y de esta expo, oportunidad de poder servir al país y, sobre todo, de hacer ventas y ser parte de la proveeduría al Gobierno de la República.

Quiero, también, saludar la presencia de funcionarios del Gobierno de la República que están íntimamente vinculados a esta parte del sector económico y de la promoción económica de nuestro país.

Saludar la presencia de legisladores que están hoy, aquí, entre nosotros, a quienes agradezco su presencia.

Y, de igual forma, a servidores públicos del Gobierno de la República, que hacen presencia y que están siendo parte de todo este esfuerzo.

A representantes de las micro, pequeñas y medianas empresas del país que están presentes en este evento.

Y desde aquí saludar a los miles de MiPyMES que estarán participando en este evento.

Esta Expo, que estará abriendo sus puertas en unos momentos más, se estima reciba, por haber sido así confirmado ya, la presencia de al menos 25 mil micro, pequeñas y medianas empresas que estarán participando en este encuentro.

Señores representantes de los medios de comunicación.

Señoras y señores:

El Gobierno de la República es un firme aliado de las micro, pequeñas y medianas empresas del país, y así lo hemos venido acreditando, ya que son, y para nosotros está muy claro, las grandes generadoras del empleo de nuestra economía.

Con esta convicción, acudo a la Ceremonia Inaugural de la Expo Compras Gobierno 2013, organizado por la Secretaría de Economía y el recién creado Instituto Nacional del Emprendedor.

Desde su primera edición, en 2009, a partir, justamente, de estar en una etapa de resurgimiento a partir de la crisis económica que cimbró al mundo entero en 2008, este espacio alienta el desarrollo de los emprendedores mexicanos, a fin de que puedan aprovechar las necesidades de compras y adquisiciones de la Administración Pública Federal.

Por su magnitud y diversidad de requerimientos, en todos los países el sector público es un importante agente económico, especialmente para el desarrollo del mercado interno.

A partir de las políticas públicas innovadoras, como esta Expo Compras, es posible impulsar el crecimiento de las micro, pequeñas y medianas empresas del país, manteniendo plena disciplina fiscal.

El Gobierno tiene que gastar mejor. Comprarle a las micro, pequeñas y medianas empresas es una forma de lograrlo, pues al democratizar las adquisiciones, se genera un efecto multiplicador.

En este intercambio comercial, el Gobierno también se beneficia. Al ampliar el número de proveedores potenciales, obtiene acceso a más productos y servicios de mayor calidad y de mejores precios, lo que favorece, sin duda, a la sociedad en general.

Esta Expo coadyuvará, también, al cumplimiento de uno de los acuerdos que hemos hecho al interior del Pacto por México, que es revisar permanentemente la forma en que el sector público gasta para mejorar su eficiencia y alcanzar mejores indicadores de desempeño.

Los talleres, conferencias y asesorías que aquí se habrán de impartir, serán de gran utilidad para nuestros pequeños y medianos empresarios, a fin de que puedan ofrecer y vender sus productos y servicios a todas las dependencias del Gobierno de la República.

Mi Gobierno está decidido a mejorar e innovar la Administración Pública, pero mantener lo que ha dado resultados. Y en este sentido, mantendremos la política pública de orientar las compras gubernamentales hacia las micro, pequeñas y medianas empresas.

De acuerdo a los datos de la Secretaría de Economía, en 2010 se adquirieron del orden de 61 mil 500 millones de pesos del sector MiPyME. Para 2012, este monto creció en 52 por ciento, y ascendió a casi 94 mil millones de pesos, lo que representó 28 por ciento del total de las adquisiciones del Gobierno de la República. Si bien estas cifras son alentadoras, para nosotros resultan todavía insuficientes.

De acuerdo a la última Encuesta Nacional de Micronegocios, sólo cuatro por ciento de este sector le vende a alguna institución pública. Y ésta es una más de las razones por las que el Gobierno de la República está trabajando para fortalecerlas y fomentar su desarrollo.

Ustedes recordarán que el pasado 7 de diciembre instruí a la Secretaría de Economía a revisar la política de compras del Gobierno a las micro, pequeñas y medianas empresas, a fin de darles mayor promoción como proveedoras de la Administración Pública Federal.

Las acciones específicas que nos ha compartido la Secretaría, el Secretario de Economía hace un momento, o el representante, más bien el Presidente del Instituto Nacional del Emprendedor, y los otros funcionarios de la Función Pública que participaron aquí, previo a mi participación, dejan ver de forma clara cómo hemos avanzado, los mecanismos que se han abierto, los que ha promovido este Gobierno para facilitar la participación de las micro, pequeñas y medianas empresas, en las compras que realiza la Administración Pública.

Para continuar avanzando, instruyo a las dependencias que conforman la Comisión Intersecretarial de Compras y Obras de la Administración Pública, para que tomen las siguientes medidas:

Primera. Diseñar un esquema de desarrollo de proveedores, que brinde capacitación a las micro, pequeñas y medianas empresas con potencial para suministrar bienes y servicios al Gobierno.

Segundo. Otorgar apoyo a las micro, pequeñas y medianas empresas para la obtención de fianzas que requieren los procesos de contratación gubernamental.

Tercero. Implementar una línea 01 800, para atender a las micro, pequeñas y medianas empresas que ya son proveedoras del Gobierno, o que potencialmente lo puedan ser.

Cuarto. Revisar el marco normativo, a fin de reducir las barreras de entrada que tienen hoy las MiPyMES a la contratación pública y, en su caso, proponer las iniciativas de reforma correspondientes.

Y quinto. Fomentar los procesos de innovación en el sector empresarial, a través de las compras de Gobierno.

Porque lo que deseamos es que las micro, pequeñas y medianas empresas, sean más competitivas. No por el hecho de ser proveedoras de la Administración Pública les lleve a una condición de pasividad o de no iniciar proceso, mantener procesos innovares en su producción.

Queremos que sean las empresas que provean al Gobierno, y que provean a otros sectores de la economía altamente competitivas. Ese es el gran reto. Porque quiero traer ante ustedes, lo que significa una de las premisas y prioridades para esta Administración, que es impulsar la productividad.

Y esto significa que micro, pequeñas, medianas y grandes empresas, sean más competitivas y más productivas. Y que esto ocurra no sólo en un espacio determinado, no sólo en algunas regiones del país que se vean beneficiadas por el desarrollo que están teniendo, sino en todo el país.

Y eso comprometo al Gobierno de la República para que, en las políticas industriales, de reconversión industrial, de apoyo a las MiPyMES sea focalizado, sea específico y nos permita instrumentar políticas diferenciadas entre sí, pero que permita, realmente, poner al día todas las regiones del país, en este propósito de alentar la productividad.

Hace unos días, cuando estuvimos en el último foro para la realización del Plan Nacional de Desarrollo, claramente ahí establecimos que un gran reto de esta Administración, insisto, es la democratización de la productividad, que llegue a todos los rincones y regiones del país.

Y que eso permita, no sólo que el país crezca más, sino que haga posible que las familias mexicanas se beneficien de este proceso y de la producción, y de la productividad; tengan mejores ingresos; alcance de mejor forma el ingreso a las familias para comprar bienes y servicios de los que requiera, pero que esto será posible si realmente somos más productivos.

Y, por eso, en todas las políticas que estamos organizando desde la Administración Pública Federal, de las distintas dependencias, tienen una clara sincronización y una clara alineación para impulsar la productividad en todo el país.

Como complemento a estas medidas que he compartido con ustedes, también instruyo a ampliar el uso de mecanismos innovadores, como las llamadas subastas de reversa en todo los casos donde se asegure mayor eficiencia y mejores costos para la adquisición que haga la Administración Pública.

Al mejorar los procesos de compras gubernamentales estaremos apoyando a las micro, pequeñas y medianas empresas; y, con ello, estaremos vigorizando el mercado interno y detonando el crecimiento de nuestra economía.

En la misma dirección, con el propósito de crear más empresas y lograr que las existentes crezcan y se consoliden, no sólo estamos emprendiendo medidas administrativas, como las que hoy he instruido, sino, también, medidas legislativas.

Justamente, la semana pasada, en el marco del Pacto por México, presentamos 13 iniciativas que integran la Reforma Financiera, y cuyo propósito fundamental es que haya más crédito y más barato, y que a este beneficio se puedan acoger las pequeñas y medianas empresas.

Éste es uno de los mandatos que claramente está previsto tenga la banca de desarrollo. Así lo decía Jacques hace un momento, al hacer uso de la palabra, queremos que la banca de desarrollo del Estado mexicano sea un permanente promotor del crédito y facilitador del crecimiento de las micro, pequeñas y medianas empresas en nuestro país.

Señoras y señores:

México necesita seguir dando pasos hacia la modernidad y prosperidad de sus habitantes.

Sin importar qué tan pequeñas, medianas o grandes sean las empresas, una economía sólida se construye con la fuerza y el dinamismo de todas sus empresas.

Por ello, refrendo a los emprendedores y empresarios mexicanos el decidido respaldo del Gobierno de la República.

Felicito, también, a los organizadores, conferencistas y participantes que aquí hoy nos acompañan, en esta Expo Compras de Gobierno 2013.

Extiendo una invitación a los empresarios aquí presentes y de todo México a acercarse a la Administración Pública Federal, al Gobierno de la República, que conozcan más de sus necesidades y ofrezcan sus productos y servicios.

Sean proveedores del Gobierno y contribuyan así, a elevar la calidad de vida de todos los mexicanos, porque al final de cuentas todo lo que hagamos debe estar orientado hacia este gran objetivo: Que las familias mexicanas vivan en condiciones de mayor bienestar.

Y eso será posible si quienes son motor de la economía de nuestro país, especialmente quienes generan el empleo de México: micro, pequeñas y medianas empresas, tienen hacia adelante un futuro más esperanzador, más alentador y más promisorio.

Éxito a esta expo y, sobre todo, éxito a las MiPyMES de todo el país.

Muchas gracias.