Muchas gracias.

Muy buenos días a todas y todos ustedes.

En primer término, quiero saludar a las autoridades del Estado de México, mi tierra.

Al señor Gobernador del estado.

A los titulares de los Poderes Legislativo y Judicial de esta entidad.

Al Comandante de la 22 Zona Militar.

Saludar al señor Presidente Ejecutivo del Grupo Nestlé México, don Marcelo Melchior.

Agradecerle su hospitalidad, la oportunidad de poder estar a propósito de inaugurar la planta más grande del mundo de café soluble aquí, en el Estado de México.

Oportunidad, también, para visitar mi tierra.

Y saludar a los altos Directivos de esta empresa que, sin duda, constituyen o son parte de la planta productiva emblemática del Estado de México.

Nestlé se instaló aquí en 1961 esta planta y, desde entonces ha tenido importantes crecimientos.

Han abierto otros espacios, otras instalaciones, como hace un momento reseñara el Presidente Ejecutivo de esta empresa.

Y aprecio mucho la hospitalidad de la empresa Nestlé para conmigo.

De manera muy particular, quiero saludar a las mujeres y hombres trabajadores de esta empresa, quienes hacen posible que Nestlé siga creciendo, quienes hacen posible que Nestlé siga siendo una empresa altamente competitiva.

Y, ahora, por lo que hemos podido observar en este video, una empresa, como desearíamos lo fueran todas, con un enorme compromiso social.

Y pareciera que nos hubiéramos puesto de acuerdo, señor Melchior, en lo que el Gobierno de la República claramente tiene identificado como uno de los grandes retos para esta Administración.

Que es elevar la productividad de nuestro país para lograr un mayor crecimiento y una derrama económica que propicie mayor bienestar para las familias mexicanas.

Hace unos días, déjenme compartirles, después de saludarles y agradecer la presencia de todas y todos ustedes, hace unos días, precisamente en uno de los foros de los cinco que se organizaron para la elaboración del Plan Nacional de Desarrollo y que el próximo lunes habremos de presentar al país, y en donde participaron miles de mexicanos con sus propuestas, dedicamos un espacio a uno de los ejes que, sin duda, son fundamentales, que es el del México Próspero.

Y en él claramente hicimos énfasis en que para poder crecer y aprovechar el potencial y la riqueza que México tiene en beneficio de los mexicanos, era fundamental elevar la productividad.

Que si bien en los últimos años habíamos tenido tasas de crecimiento positivas, no del alcance deseable y, sobre todo, de lo que creemos México tiene por capacidad.

Por eso, el asombro de muchos analistas de que a pesar de ver un país como el nuestro, con estas fortalezas, con esta vitalidad, con esta capacidad, con esta estabilidad macroeconómica de tener un bajo nivel de endeudamiento, una inflación controlada, México no pueda crecer más.

Y la razón de ello es que ha bajado su productividad en los últimos 30, 40 años. No hemos elevado la productividad.

Y a veces es un concepto difícil de entender plenamente. Pero después de ver este video, por eso digo, pareciera que nos hubiéramos puesto de acuerdo. Es un ejemplo claro de lo que nos proponemos hacer, de que realmente, como país, las pequeñas, medianas y grandes empresas tengan la capacidad de producir más.

Hoy pareciera fuera beneficio, o fuera logro de sólo algunas cuantas empresas, quizá de las más grandes. Pero esta oportunidad, de que con el uso de nuevas tecnologías, de acceso al crédito de forma más barata, podamos producir más.

Nestlé aquí nos pone ejemplo de cómo lo hace. Ellos, al interior, de cómo haciendo una inversión les ha permitido ampliar su capacidad productiva en un 30 por ciento, sólo incrementando su planta laboral en un 10 por ciento. Esto significa, son más productivos. Con un 10 por ciento más de trabajadores pueden crecer su producción en un 30 por ciento.

Pero algo que debo reconocer de Nestlé es que no sólo se han ocupado de ellos mismos, sino que han permitido que esta experiencia y, además, este esfuerzo corporativo pueda permear a quienes son sus principales proveedores, en donde están formando y están enseñando, como lo acabamos de apreciar en el video.

Y esto significa que su empresa tiene responsabilidad y compromiso social. Están formando para que evidentemente tengan una mejor proveeduría, pero, también, están formando porque a esos proveedores, eventualmente les podrán vender a ustedes o a otros; o vender directamente a mercados que consuman los productos que ustedes les están comprando.

Y que en el ejemplo que veíamos, con la misma tierra, con el uso de nuevas técnicas de producción, está siendo posible que produzcan más. Este ejemplo es, sin duda, ilustrativo de lo que queremos lograr en todos los ámbitos de la producción y del desarrollo económico de nuestro país.

En primer lugar. Ya no es en primer lugar, porque ya he expuesto con toda claridad este gran objetivo que tiene el Gobierno de la República. Pero en el marco de esta inauguración, quiero felicitar a Nestlé. Me felicito de estar aquí y felicitar a la empresa, realmente por el esfuerzo y por la confianza que están teniendo en México.

No sólo por la importante inversión que han realizado, de mil 600 millones de pesos, por el crecimiento que están haciendo a la planta laboral en esta región, en la capital del estado.

Presidenta Municipal, muchas gracias por la hospitalidad, Martha Hilda. Y es un gusto estar aquí, en la capital del Estado de México, en Toluca.

Por la inversión que han hecho y que está abriendo más espacios laborales en esta ciudad y en esta región del Estado de México. Pero, sobre todo, por la confianza que claramente aquí se está proyectando.

No sólo han hecho más inversiones, sino prometen hacer más inversiones.

Ustedes están visualizando que México tiene un gran momento, que México está en condición de recibir más inversiones que vengan a detonar crecimiento, generación de empleos y mayor desarrollo económico, y que eso necesariamente habrá de traducirse en bienestar para las familias mexicanas.

Por qué queremos ser más productivos.

El ejemplo lo deja muy claro. Para estas familias que anteriormente tenían una menor producción, hoy con una mayor producción, al producir más, tienen más ingresos.

Y éste es el alcance final y último, y más importante que tienen las políticas públicas que en materia económica estamos impulsando, el que realmente las familias puedan ganar más, tener mejores ingresos, a través de ser más productivos, lo mismo en los espacios de participación laboral que hoy tienen o en sus propios negocios.

Por eso, tenemos hoy varios mecanismos o estamos impulsando varios mecanismos para este objetivo.

El Instituto Nacional del Emprendedor para vincular el mercado laboral y sobre todo las oportunidades de capacitación y de acceso al crédito a aquellos pequeños y medianos empresarios que quieren tener planes de expansión o de inicio a nuevas empresas.

La Reforma Financiera o la Iniciativa, perdón, de Reforma Financiera que hace algunas semanas o algunos días presentáramos, precisamente con el objetivo de que micros, pequeños, medianos empresarios, todo aquel mexicano con una iniciativa que quiera desarrollar para poder tener su propio negocio, tenga acceso a un crédito más amplio y más barato.

Ese es el objetivo fundamental de esta iniciativa que hemos presentado y que próximamente estará siendo debatida en el Congreso de la Unión.

Nestlé México es una empresa que forma parte ya del activo industrial de México y del Estado de México.

Felicidades, nuevamente, por este importante logro.

El Gobierno de la República quiere mantener su cercana vinculación con todo el sector productivo e industrial de nuestro país.

Queremos allanar camino, queremos ser facilitadores para que esta inversión llegue y realmente sea fructífera, genere empleos y prometa para México oportunidades de mayor desarrollo y de mayor crecimiento económico.

El crecimiento económico y esto es, para nosotros lo tenemos muy claro, cuando un país crece económicamente, esto se traduce en mejoras a las condiciones de bienestar de las familias de cualquier Nación.

Que la mejor fórmula para combatir la pobreza, la marginación, la desigualdad social es creciendo económicamente.

Y el Estado mexicano está en la obligación de generar vehículos o instrumentos que hagan posible que, detonando este crecimiento económico, podamos lograr que el reparto de esa riqueza sea más equitativa, más igualitaria y de igual oportunidad para todos los mexicanos.

El objetivo creo que es claro, es preciso, y no vamos a cejar en nuestro esfuerzo, ni vamos a distraernos de lo que creemos es fundamental para que México pueda tener un horizonte más promisorio, de oportunidades para los mexicanos, y de mayor crecimiento y desarrollo para todas las familias mexicanas.

Déjenme decirles que hoy, por la mañana, INEGI dio a conocer los datos de crecimiento económico del primer trimestre del año y de ninguna manera son satisfactorios. Porque cuando nos estamos ocupando y estamos queriendo impulsar crecimiento económico, el dato no es satisfactorio.

Esto nos lleva, justamente, a entender que si no existe un estímulo externo para nuestro crecimiento económico, debemos impulsar aquí reformas de carácter estructural y políticas públicas que nos permitan fortalecer el mercado interno.

Si no hemos crecido más es, precisamente, porque el mundo tampoco lo está haciendo.

El crecimiento económico que observamos en otras regiones del mundo ha sido lento y, en algunos casos, negativo.

Por eso, México tiene que ocuparse, como lo venimos haciendo, de hacer cambios estructurales, precisamente para fortalecer su mercado interno y no depender necesariamente de la dinámica económica global.

Yo espero que las acciones que estamos llevando a cabo, las reformas que se vienen impulsando en un gran acuerdo político, en el del Pacto por México, que ustedes han conocido, hagan posible que México retome un camino de crecimiento más acelerado, de mayor desarrollo y de mayor beneficio para los mexicanos. Tengo confianza en que así habrá de ocurrir.

Y yo, nuevamente, quiero felicitar a Nestlé por esta importante inauguración. Por hacer de esta planta aquí, en Toluca, la más grande del mundo de café soluble. Un ejemplo, sin duda, que nos colocará en el mapa mundial en lo que tiene que ver con la producción de un producto como éste.

Pero lo más importante: por la confianza acreditada en esta inversión, y por la que promete Nestlé, habrá de hacer en los muy próximos e inmediatos años.

Yo les deseo mucho éxito. Que esta empresa siga creciendo y que el éxito de Nestlé sea, a final de cuentas, también, se refleje en el éxito que deseamos tengan todas las empresas de nuestro país, no importando su tamaño. Micros, pequeñas y medianas y grandes empresas, merecen tener un horizonte de oportunidad y de crecimiento económico.

Y el Gobierno de la República se viene ocupando de esto, precisamente. Y creo que lo estamos logrando en un clima de gran entendimiento, de gran civilidad política, con todos aquellos, con todas las fuerzas políticas que deben ser parte del impulso transformador para nuestro país.

Felicidades a todos los trabajadores por hacer posible esta realidad.

Me felicito de estar entre ustedes, y les dejo a todos ustedes, a todas y a todos ustedes, un abrazo fraterno, cálido y de respeto a todos mis paisanos del Estado de México.

Muchas gracias.