-PRESIDENTE ENRIQUE PEÑA NIETO: Señoras y señores:

Buenas tardes a todas y a todos ustedes.

En nombre de la Nación, declaro que los buques-tanque Rarámuri, Centla, Jaguaroundi y Texistepec, son de nacionalidad mexicana y gozan, desde este momento, de todos los derechos y obligaciones que establecen las leyes y reglamentos del país, quedando bajo la protección y amparo de la Bandera de México.

Muchas felicidades.

-MODERADORA: A continuación, hace uso de la palabra el licenciado Mario López Valdez, Gobernador del Estado de Sinaloa.

-GOBERNADOR MARIO LÓPEZ VALDEZ: Yo no sé si el calor de la naturaleza, si el calor humano, o el señor Presidente, me traen asoleado.

Quiero, señor Presidente, darle la más cordial de las bienvenidas a Sinaloa, a Mazatlán, en esto lo que le llamamos nosotros: La Puerta del Pacífico, la Joya de la Corona, nuestra Perla, a Mazatlán.

Cuando estaba en el aeropuerto dije: Parece que va a llover. Quiero decirle que los sinaloenses siempre vemos en la visita Presidencial una esperanza, y quiero, a nombre de los casi tres millones de sinaloenses, darle la más cordial de las bienvenidas.

En esta hermosa tierra donde José Alfredo dijo: Hasta el más pobre se siente millonario.

Bienvenido, señor Presidente, a Sinaloa por segunda vez, y primera en Mazatlán.

Quiero saludar a mis compañeros Gobernadores: Guillermo Padrés, de Sonora; César Duarte, de Chihuahua; Jesús Reyna, de Michoacán.

Y a los compañeros Secretarios: De Energía, mi compañero ex Senador Pedro Joaquín Coldwell; a Gerardo Ruiz, de Comunicaciones.

Quiero saludar a Emilio Lozoya, Director de PEMEX; y a Carlos Romero Deschamps, Secretario General del Sindicato.

De manera muy especial, a mi Almirante, Secretario de la Marina y amigo, Vidal Francisco Soberón Sanz. Muchas gracias por el apoyo que le da a Sinaloa, señor Secretario, en la lucha contra la inseguridad.

Quiero saludar al Magistrado Presidente del Tribunal de Justicia; a la Presidenta de la Mesa Directiva del Honorable Congreso del estado; al Comandante de la 3ª Región Militar; el Comandante de la 4ª Zona Naval.

Quiero saludar al señor Presidente Municipal de Mazatlán; a todos los alcaldes y alcaldesas de Sinaloa; a los señores Legisladores, Diputados y Senadores; pero de manera especial, a un paisano que Sinaloa le debe mucho, y más le va a deber; a mi amigo David López Gutiérrez, porque si hay alguien que sepa pagar la cuota de paisanaje, es David.

Quiero saludar los amigos periodistas hoy, que se festeja la Libertad de Expresión. A todos con afecto, en Sinaloa es el 7 de junio esa fecha; ponderar el compromiso que tengo de tener un respeto absoluto hacia su trabajo.

Quiero saludar a los trabajadores y a las trabajadoras de PEMEX.

Señor Presidente:

Le pregunté cómo quería que hablara. Me dijo: Lo que te salga del corazón.

Vamos a ver cómo anda mi corazón, para interpretar el sentir de los sinaloenses.

Primero. Agradecerle que nos dé esta distinción para que Mazatlán y Sinaloa sea el sitio donde se está modernizando a nuestra máxima empresa de clase mundial, como es PEMEX, con estos cuatro buques.

Cuatro buques que tienen una inversión de 140 millones de dólares, que vinieron aquí para que fueran abanderados. Hoy, usted ha puesto la bandera tricolor, ha dado la protección de nuestras leyes nacionales para que estos buques sean quienes nos den la energía en todo el Pacífico y en el Golfo, para poder mover a México.

Gracias, a nombre de los mazatlecos, porque los mexicanos debemos estar muy conscientes del enorme beneficio de que México tenga una empresa como PEMEX. Es motivo de riqueza. El PEF, más del 30 por ciento de los recursos que vienen ahí para hacer aguas potables y drenajes, vienen de PEMEX.

Y hoy, en sus 75 años, que nos toque a los sinaloenses sin tener petróleo, ser los anfitriones de este evento histórico, donde haz de cuenta que estamos pegando un cuadrangular de cuatro barcos.

Señor Presidente:

Gracias por esa distinción.

En su primer visita, fue muy productiva para Sinaloa. Firmamos un convenio para aumentar la productividad agrícola.

Usted sabe que nadie produce más alimentos que Sinaloa. Con el dos por ciento de la población y el tres por ciento de la superficie, nosotros producimos el 30 por ciento de los alimentos del país; producimos el 40 por ciento de las ensaladas que se comen nuestros vecinos del norte en invierno.

Esa visita fue muy productiva, porque el señor Presidente giró instrucciones para que CONAGUA y SAGARPA se pusieran de inmediato a trabajar en los proyectos, firmaran los convenios, y puedo decirles que hay compromisos para Sinaloa de nueve mil millones de pesos por parte del Presidente para cumplir sus promesas de campaña, y cumplir los compromisos de aumentar casi en cuatro millones de toneladas la producción de alimentos del campo, del mar y de carne.

A nombre del sector agrícola, señor Presidente, porque nos va a dar más infraestructura para hacer la Presa Picachos, construir el Distrito de Riego de esa presa, la Presa Santa María, retomar el proyecto Elota-Piaxtla, y vamos a incorporar 200 mil hectáreas al riego, que nadie en el país puede presumir llegar a cultivar un millón de hectáreas de riego.

Quiero decirle que queremos ser sus aliados en la seguridad alimentaria, queremos que le siga apostando. Pero no solamente queremos estar en el terreno agrícola. También queremos que esta segunda visita de usted, pueda resultar igual de útil para este estado. Ojalá pudiera hacer girar instrucciones para que hoy, que tenemos carreteras, hoy, que tenemos estos barcos, hoy, que tenemos ese convenio con China, podamos ser nosotros la puerta de entrada al Corredor Económico del Norte, que estamos impulsando siete gobernadores.

No hay ruta más corta ni más barata para unir esas dos potencias. Somos siete estados donde se genera el 20 por ciento del Producto Interno Bruto del país, donde está el 60 por ciento de las actividades en el norte, que tiene una carretera que, seguramente usted la va a inaugurar en septiembre u octubre, que forzosamente necesita el desarrollo del Puerto de Mazatlán para convertirnos con la visión que usted tiene en un centro logístico internacional, y que nos metamos al comercio entre esas dos naciones.

Ojalá podamos concretar ese proyecto, y no solamente desarrollar el puerto haciendo una distribución, el puerto pesquero, el puerto turístico, el puerto industrial, sino que también le apostemos a la industria de los astilleros, señor Presidente.

Estos barcos los hicimos allá afuera, pero sé que PEMEX y SAGARPA necesitan renovar su flota, y puedo garantizarle que en Mazatlán hay la calidad, hay la mano de obra, hay la voluntad de poder ofrecerle a nuestra máxima empresa, los vehículos necesarios para hacer su trabajo de mejor manera.

Lo hicimos con Venezuela. Lo podemos hacer con México.

Ojalá nos ayude, señor Presidente.

También, el Gobierno Federal está con nosotros, y aquí, es la Comisión Federal de Electricidad, en un proyecto que nos cambiará la vida a esta región. El gas natural, señor Presidente, se está construyendo. Vamos a traer gas de Arizona y de Texas, por Sonora y por Chihuahua.

A partir del 2015, vamos a poder, los sinaloenses, poder competir, sacarle provecho a la calidad de la mano de obra, a los recursos naturales, a la ubicación estratégica, porque no sólo vamos a tener gas, vamos a tener gas barato, a una cuarta parte, como se consigue en Europa, y a una sexta parte, como se consigue en Asia.

Queremos que nos ayude, y sabemos que nuestro Secretario de Energía está muy pendiente de ese proyecto, para que no se atrase. Porque antes de irme de Gobernador, quiero ver el tubo lleno de gas y las primeras empresas generando mano de obra y buenos empleos que nuestros jóvenes demandan, señor Presidente.

Sé que usted le ha dado el visto bueno y la luz verde al Centro Integralmente Planeado. México tiene dos décadas y media que no genera y no desarrolla ningún nuevo destino turístico.

Los sinaloenses fuimos afortunados al tener un predio en el cual va a haber una enorme inversión. El proyecto original era de 40 mil cuartos, el doble de tamaño de Cancún.

Ya no estamos tan ambiciosos, pero sí queremos generar un destino turístico para atender a nuestros hermanos de Chihuahua, de Durango, de Zacatecas, de Coahuila, de Nuevo León, que queremos ser sus anfitriones.

Señor Presidente:

Muchas gracias, por ayudarnos con el tema de la agricultura por contrato. Ha sido una enorme certeza para los productores de Sinaloa que, entre paréntesis, no hay mejores en el mundo para poder garantizar la comercialización.

Pero le queremos decir que tenemos un problema para poder sacar la cosecha de esta temporada. Se lo expresé. Usted me atendió. Giró instrucciones para que se realice ese decreto donde se permite a México importar granos de naciones, incluso, con los cuales no tenemos Tratado de Libre Comercio, y que no ha cumplido con el objetivo de proteger al consumidor, pero, sin embargo, ha lastimado a la planta productiva nacional.

Sabemos que los productores de Sinaloa vamos a contar con su apoyo y se hará una revisión exhaustiva, y que, seguramente, se habrá de tomar la decisión más correcta para proteger a México en ese sentido.

Señor Presidente:

Quiero que cuente con nosotros en ese México que usted quiere construir en paz, en ese México que quiere construir con desarrollo incluyente, en ese México que quiere construir usted con mejor educación y con una responsabilidad global.

Los sinaloenses no sabemos rajarnos.

Quiero que sienta que vamos a ser sus aliados mientras nos toque estar al frente de este Gobierno.

Ojalá podamos seguir con ese promedio de dos visitas por semestre a Sinaloa, porque el que usted venga significa renovarnos, sentirnos seguros, fortalecidos para seguir luchando para aportarle a México, lo que necesita este país para que pueda cumplir ese logro que usted tiene para México.

Sé que piensa en grande, sé que quiere mover a México.

Nosotros sabemos que mover a México, es tarea de todos.

Gracias por venir esta segunda ocasión.

Y a todos ustedes, gracias por hacer sentir al Presidente como se le percibe aquí, en Sinaloa; con admiración, con respeto.

Y sé que esa euforia se transforma en una energía positiva, con una actitud de que los mexicanos vamos a entender ese llamado que nos hacen los tiempos actuales de nuestra Patria.

México es grande por toda la gente que tiene, pero, sobre todo, por los compromisos que ha adquirido este nuevo Gobierno para el país.

Gracias a todos por acompañarnos.

Y a nombre de los sinaloenses, les digo que mover a México, repito, es tarea de todos.

-MODERADORA: Hace uso de la palabra el Senador Carlos Romero Deschamps, Secretario General del Sindicato de Trabajadores Petroleros de la República Mexicana.

-SENADOR CARLOS ROMERO DESCHAMPS: Muchas gracias.

Licenciado Enrique Peña Nieto, Presidente Constitucional de los Estados Unidos Mexicanos.

Licenciado Mario López Valdez, Gobernador Constitucional del Estado de Sinaloa; Almirante Vidal Francisco Soberón Sánz, Secretario de Marina; licenciado Pedro Joaquín Coldwell, Secretario de Energía y Presidente del Consejo de Administración de Petróleos Mexicanos.

Señores Secretarios de Estado; señores Gobernadores que nos honran con su presencia: de Chihuahua, de Sonora y de Michoacán.

Maestro Emilio Lozoya Austin, Director General de Petróleos Mexicanos.

General de División Moisés Melo García, Comandante de la 3ª Región Militar; Vicealmirante Diplomado de Estado Mayor Francisco Rodríguez Márquez, Comandante de la 4ª Zona Naval.

Diputada Artemisa García Valle, Presidente del Congreso del Estado; Magistrado Enrique Insunza Cázares, Presidente del Tribunal Superior de Justicia; distinguidas autoridades civiles y militares.

Amigas y amigos integrantes del Congreso de la Unión: Diputados y Senadores aquí, presentes; señores funcionarios de la Administración Pública de Petróleos Mexicanos.

Compañeros integrantes del Comité Ejecutivo General y secretarios generales que hoy nos acompañan, distinguiendo esta tarde a la Delegación 19, anfitriona de este evento, de la Sección 34 del Sindicato de Trabajadores Petroleros de la República Mexicana.

Arriba Mazatlán.

Compañeras y compañeros.

Señoras y señores:

Éste, éste es un sueño. Éste es un sueño hecho realidad para todas y todos los trabajadores petroleros, principalmente, a los de la rama de marina. Por muchos años anhelamos que llegara este momento. Hoy, ese sueño se ha vuelto una realidad, señor Presidente.

Ya que al finalizar la década de los 80, las modificaciones a las normas internacionales de navegación comprometieron la viabilidad de nuestra flota petrolera mayor.

Nuestros barcos no tenían el doble casco que hoy se necesita para navegar en cualquier mar del mundo. El panorama lucía sombrío no sólo, por supuesto, por el incierto destino de todos los trabajadores que veían, en el transcurso de los años, cómo se desmantelaba la flota de Petróleos Mexicanos, sino, fundamentalmente, por la inevitable dependencia de terceros que la institución tendría en el futuro para el movimiento de sus productos y el previsible incremento de sus costos.

A partir de ahí, siempre tuvimos claro que la prioridad era que PEMEX contara con su propia flota petrolera, tripulada por los marinos y oficialidad que durante tantos años han demostrado su compromiso con la institución y con el país.

Casi una década tuvo que transcurrir para que por fin comenzara a revertirse la inercia de la desincorporación, y, con el auxilio de innovadores mecanismos, fuese posible el arribo de nuevos buque-tanques como el Burgos, el Chicontepec, el Bicentenario y el Tampico.

Por ello, señor Presidente, todos los trabajadores petroleros, y no solamente los marinos, nos congratulamos al ver como se consolida la renovación de nuestra flota petrolera mayor, fortaleciendo, con ello, a la marina mercante de nuestro país.

Nos enorgullece profundamente, como mexicanos y como petroleros, disfrutar del espléndido espectáculo de estas magníficas embarcaciones de última tecnología; los buques Centla, Jaguaroundi, Texistepec y Rarámuri, que hoy usted abandera.

Emociona hondamente el ver a nuestro Lábaro Patrio lucir nuevamente en lo alto de estos buques, propiedad de Petróleos Mexicanos, que pronto surcarán nuestros litorales, abasteciendo de combustibles a toda la región que lo necesita.

Hoy, que celebramos el 75 Aniversario de la Fundación de Petróleos Mexicanos, nos emociona, también, profundamente que haya tenido usted, señor Presidente, la deferencia de acompañarnos en este significativo acontecimiento para todos los petroleros.

Mucho apreciamos, también, la presencia de los señores Secretarios de Estado, de los señores Gobernadores y de todos los distinguidos invitados que nos acompañan.

Especialmente, expresamos nuestro agradecimiento al Gobernador de este bello estado, Mario López Valdez, por su cálida hospitalidad.

Señor Presidente:

Hoy, con la reciedumbre y franqueza que tienen los marinos, afirmamos que pondremos nuestro máximo esfuerzo y capacidad en todos los frentes de la empresa para que así, como en nuestra flota petrolera, avance PEMEX sólidamente en su revitalización y fortalecimiento.

En la búsqueda de ese objetivo, en las pláticas y con motivo de la revisión de nuestro Contrato Colectivo de Trabajo que pronto iniciaremos, buscaremos, como siempre, un diálogo franco y constructivo con nuestro Director General, el maestro Emilio Lozoya Austin, para convenir acuerdos que impulsen la eficiencia y productividad de Petróleos Mexicanos, y, asimismo, atienda las legítimas aspiraciones de mejoría de los trabajadores petroleros.

Que los trabajadores no nos servimos de PEMEX, y que sólo le servimos a la institución.

Sabemos que lo vamos a lograr. Aquí está, en estas embarcaciones, la prueba fehaciente de lo que la voluntad y buena fe de las partes pueden conseguir. Aquí está, en estas embarcaciones, la prueba palpable de la vigencia de nuestro lema: Unidos, venceremos.

Muchas gracias.

-MODERADORA: Tiene el turno en la palabra el maestro Emilio Lozoya Austin, Director General de Petróleos Mexicanos.

-MTRO. EMILIO LOZOYA AUSTIN: Muchas gracias.

Señor Presidente de la República, licenciado Enrique Peña Nieto; licenciado Mario López Valdez, Gobernador del Estado de Sinaloa; señores Gobernadores que nos honran con su presencia; licenciado Pedro Joaquín Coldwell, Secretario de Energía y Presidente del Consejo de Administración de Petróleos Mexicanos.

Señores Secretarios de Estado; senador Carlos Romero Deschamps, Secretario General del Sindicato de Trabajadores Petroleros de la República Mexicana; distinguidos miembros del presídium; compañeras y compañeros petroleros.

El 18 de marzo de 1938, es una fecha que todos y cada uno de los mexicanos guardamos en la memoria. La Expropiación Petrolera, decretada por el Presidente Lázaro Cárdenas, es ya parte de la identidad de todos los mexicanos.

Muy pocos recuerdan, sin embargo, que menos de tres meses después de ese suceso histórico, precisamente, el 7 de junio, un día como hoy, el mismo Presidente Cárdenas expidió el Decreto por el cual se creó Petróleos Mexicanos, con el fin de administrar los recursos de hidrocarburos de nuestro país y los bienes expropiados a las empresas que se habían negado a acatar las resoluciones del Poder Judicial.

La creación de PEMEX habría de contribuir decisivamente a hacer realidad la visión que inspiró, no sólo el episodio de 1938, sino el proyecto de desarrollo nacional del Presidente Cárdenas.

Primero. Como abastecedor seguro y económico de la creciente demanda de combustibles que la expansión demográfica, la urbanización y la industrialización del país generaban.

Después, a partir de los 70, por su contribución a la riqueza, a la balanza de pagos y al financiamiento del gasto público.

Y, por último. En la época de la apertura al mundo y a la globalización de los 80, a la fecha, como una fuente de casi una tercera parte de los ingresos públicos.

A 75 años de su creación, PEMEX y los petroleros pueden, sin duda, afirmar, con justo orgullo, que su trabajo y su entrega se ha justificado con creces, y la decisión del Presidente Lázaro Cárdenas ha sido, justamente, fundamentada y trabajada por todos ustedes.

Hoy, estamos en una etapa, una nueva etapa de desarrollo para Petróleos Mexicanos. Además de las tareas que ha enfrentado con éxito en las últimas siete décadas y media, hoy debe de encarar el reto de convertirse en una fuente de competitividad para la economía, a través de la oferta de mejores combustibles, más baratos y más limpios.

Al mismo tiempo, debe de garantizar que el valor económico, implícito en los recursos naturales, se convierta en bienestar para los mexicanos en el menor tiempo posible y al menor costo posible.

Siguiendo sus instrucciones, señor Presidente, estamos abocados a hacer realidad esta agenda de modernización y transformación para que PEMEX sea una empresa competitiva, una empresa sustentable y una empresa de clase mundial.

Una muestra de ello, lo tenemos el día de hoy aquí, en Mazatlán, Sinaloa.

Y aprovecho para agradecer las atenciones y la hospitalidad del señor Gobernador, que una vez más nos ofrece en este estado el apoyo que nos ha venido brindando para todas las actividades de Petróleos Mexicanos.

Muchas gracias, señor Gobernador.

Decía que hoy tenemos aquí, una muestra del esfuerzo que viene realizando PEMEX para modernizar su operación y mejorar nuestra eficiencia.

El día de hoy, damos un paso muy importante en la modernización de una actividad que si bien no llama tanto la atención como la refinación o la extracción de hidrocarburos, es igualmente crucial en la cadena alrededor de PEMEX y en la vida económica de nuestro país.

Me refiero, por supuesto, al transporte de productos petrolíferos, y en particular, a su transporte por vía marítima. Luego que durante décadas, como mencionaba el Senador Romero Deschamps, la flota petrolera recibiera muy escasa atención y se fuera haciendo obsoleta paulatinamente, a partir de 2008 se inició un importante programa de renovación.

Hoy, lo vemos culminar en esta ceremonia, en que el Presidente de la República nos hace el honor de abanderar estos cuatro buques-tanque de doble casco de última generación.

Estos buques, sumados a los 10 anteriores, no sólo reducen la edad promedio de la flota, de 22 a 3.8 años, sino que resultan en ahorros de gastos de operación del orden de 60 millones de dólares al año, y nos permiten operar en condiciones óptimas de seguridad y reducir al máximo el riesgo ambiental.

Precisamente, como testimonio de nuestra convicción de que el desarrollo debe de ser sustentable, es que hemos elegido los nombres de estas embarcaciones:

Centla; en relación a la Reserva de la Biósfera de los Pantanos en el Estado de Tabasco, donde PEMEX lleva a cabo una buena parte de su actividad.

Texistepec; por la remediación de la unidad minera en el Estado de Veracruz, a cargo de Petróleos Mexicanos.

Jaguaroundi; evocando a la Reserva Ecológica del mismo nombre que ha creado PEMEX en Coatzacoalcos, Veracruz, y donde se fomenta la conservación de flora y fauna de la región, en más de mil hectáreas.

El nombre elegido para el cuarto buque, en el que estuvimos hace unos minutos con el señor Presidente, Rarámuri, hace alusión al temple, a la tenacidad y a la resistencia del pueblo Tarahumara, que puede atestiguar el Gobernador del Estado de Chihuahua.

Esos rasgos, sin duda, son también característicos de los petroleros, que tanto en el mar, como en la tierra, trabajan en condiciones extremas durante periodos prolongados.

Pero, también, hace alusión a la responsabilidad social de PEMEX, no sólo por los proyectos educativos y de nutrición infantil que hemos apoyado en la tierra Tarahumara, sino porque nos recuerdan que, al final de cuentas, la misión de PEMEX es generar riqueza para combatir la pobreza y elevar el nivel de bienestar de todos los mexicanos.

Señor Presidente:

A 75 años de su creación, PEMEX ha sorteado numerosas dificultades y ha sabido adaptarse a los numerosos cambios sociales, económicos y tecnológicos que se han presentado en estas siete décadas y media, para seguir cumpliendo con la misión que el país y las leyes le han encomendado.

Estoy convencido de que PEMEX, sus trabajadores, sus técnicos y sus ingenieros pueden decir, al mirar a ese pasado, que le han cumplido a México.

Estoy convencido, también, de que con esa misma actitud sabremos encarar la misión de transformación y convicción de futuro que usted nos ha encomendado.

Muchas gracias, y muchas felicidades.

-MODERADORA: A continuación, se proyectará el video Renovación de la Flota Petrolera.

(PROYECCIÓN DE VIDEO)

-MODERADOR: Tiene el turno en la palabra el licenciado Pedro Joaquín Coldwell, Secretario de Energía.

-SECRETARIO PEDRO JOAQUÍN COLDWELL: Gracias.

Señor Presidente de la República; señor Gobernador de Sinaloa, y señores Gobernadores de los Estados de Sonora, Chihuahua y Michoacán; señor Director General de PEMEX; señor Secretario General del Sindicato de Trabajadores Petroleros de la República Mexicana; señoras y señores:

Uno de los ejes rectores del Plan Nacional de Desarrollo, es fomentar un México próspero para generar certidumbre económica y un entorno que impulse el crecimiento de la productividad.

Es ahí, donde el sector energético encuentra cabida, al ser un importante motor del desarrollo económico del país.

Un reto, por demás significativo, es el transporte de combustible a las diversas regiones del país.

Actualmente, muchos de nuestros sistemas de transporte de productos petrolíferos presentan signos de obsolescencia, capacidad insuficiente, y en general se cuenta con pocas rutas de transporte por medio de ductos que provean vías alternas de abastecimiento o que puedan expandirse hacia áreas del territorio nacional que hoy se encuentran desatendidas.

La Administración del Presidente Enrique Peña Nieto ha iniciado acciones vigorosas para abatir este problema, tanto en lo que se refiere al transporte de gasolinas, como al transporte de gas por ductos.

Con el objetivo de modernizar y mejorar la eficiencia en la distribución de combustible a través de buque-tanques, PEMEX ha venido, como aquí ha mencionado su Director General, trabajando para sustituir su flota mayor, utilizando estos buques de doble casco para prevenir posibles derrames de hidrocarburos en el mar.

Con las nuevas unidades para su flota, con estos gigantes del mar, PEMEX mejorará sus estándares de confiabilidad, operación y seguridad en el transporte marítimo de hidrocarburos, al tiempo que contribuye con responsabilidad al cuidado de los mares.

Es importante resaltar que el impacto que tiene el abanderamiento de estos cuatro buque-tanques, no tan sólo se ve reflejado en la eficiencia del transporte de la empresa, sino que tiene un beneficio directo en la población, ya que podrán acceder oportunamente a combustibles, como la gasolina y el diesel.

Concretamente, el Estado de Sinaloa se verá reforzado en el suministro de combustibles por mar, a través de las terminales de Mazatlán y Topolobampo.

Esto se suma, como mencionó el Gobernador Mario López Valdez, a los beneficios que se derivarán de la construcción, ya en marcha, del Gasoducto del Noroeste, que tendrá una extensión de mil 781 kilómetros, y llegará hasta este bello puerto de Mazatlán.

Esta importante obra de infraestructura aprovechará el gas natural que, a bajos precios, se está produciendo en el Sur de Texas. Surtirá las plantas de la Comisión Federal de Electricidad, y pondrá a disposición de las industrias sinaloenses actuales y las futuras, importantes cantidades de este combustible, para fortalecer el desarrollo regional.

Aún tenemos importantes retos que enfrentar en materia energética.

Requerimos que se lleven a cabo tareas concretas en el transporte, en almacenamiento y la distribución de energéticos, en el fortalecimiento de la capacidad de transformación de fuentes primarias de energía, en productos refinados, petroquímicos y electricidad, en la producción de petróleo, en el desarrollo tecnológico y en la transición energética hacia fuentes de energía más limpias.

Con el liderazgo del Presidente Enrique Peña Nieto, PEMEX, en su 75 Aniversario, avanzará con pasos firmes en el camino hacia la eficiencia y la modernidad.

Muchas gracias.