En el marco de la necesaria comunicación entre los Poderes del Estado mexicano, el Presidente de la República agradeció a los once Ministros de la Suprema Corte de Justicia de la Nación el aceptar la invitación a una comida privada en Palacio Nacional.

El Presidente Enrique Peña Nieto reiteró su respeto absoluto a la autonomía e independencia del Poder Judicial de la Federación, que es base de una democracia constitucional. Expuso la necesidad de construir juntos una visión de Estado de la justicia para beneficio de los mexicanos.

Intercambió puntos de vista sobre las reformas constitucionales más trascendentes y sobre la necesidad de hacer efectivos los derechos humanos para todos, como principio de un Estado eficaz. También sobre la importancia que para el Poder Ejecutivo de la Unión tiene el contribuir en el marco de su competencia a lograr una mejor procuración de justicia y a trabajar para que las decisiones de toda la administración pública se apeguen a derecho y sean justas cuando tienen relación con los gobernados.

Reiteró la absoluta disposición de su gobierno de tener una colaboración respetuosa para que la justicia llegue a todos los hogares.

Por su parte, el Presidente de la Suprema Corte de Justicia de la Nación, Juan Silva Meza, hizo patente el interés del Poder Judicial de la Federación para propiciar relaciones institucionales con los otros Poderes de la Unión, con el fin de buscar una mejor justicia federal para la sociedad.

Expuso que el gran reto para el Poder Judicial de la Federación es consolidar a los derechos humanos como el eje central del sistema de justicia mexicano, tarea en la que confluyen todas las autoridades del Estado.

Expresó que para concretar lo anterior es necesario contar con una nueva Ley de Amparo, construida con visión de Estado, y con la participación de las autoridades, cada una desde sus ámbitos competenciales.

A la comida también asistieron el Secretario de Gobernación, Miguel Ángel Osorio Chong; el Procurador General de la República, Jesús Murillo Karam, y el Consejero Jurídico del Ejecutivo Federal, Humberto Castillejos Cervantes.

Por parte de la Suprema Corte acudieron los Ministros Jorge Mario Pardo Rebolledo y Sergio Valls Hernández, presidentes de la Primera y Segunda Salas, así como Olga Sánchez Cordero, Margarita Luna Ramos, Luis María Aguilar Morales, José Fernando Franco González Salas, José Ramón Cossío Díaz, Arturo Zaldívar Lelo de Larrea, Alfredo Gutiérrez Ortiz Mena y Alberto Pérez Dayán.