Boca del Río, Veracruz, 06 de enero de 2013.

Al encabezar la ceremonia conmemorativa del 98 aniversario de la Promulgación de la Ley Agraria del 6 de enero de 1915, el Presidente Enrique Peña Nieto destacó el compromiso del Gobierno de la República de hacer frente al reto y la oportunidad de impulsar, de manera muy decidida y firme, el desarrollo del campo de México y de todas las potencialidades que como Nación se tiene.

Señaló que al igual que la tierra, todos los componentes del territorio nacional tienen un valor estratégico para el desarrollo de México. Entre ellos, mencionó la extensión territorial y de litorales mexicanos, la diversidad biológica y “contar con las playas más hermosas del mundo”.

Indicó que toda esta riqueza territorial le da a México grandes ventajas de desarrollo frente a otras naciones, y precisó que aprovecharla es el gran reto que se tiene. El Gobierno de la República, puntualizó, valora y reconoce el valor estratégico de nuestro territorio; “por eso queremos aprovechar de la mejor manera nuestras ventajas comparativas y nuestra posición geográfica”.

El Titular del Ejecutivo Federal resaltó su compromiso de trabajar de manera coordinada con las organizaciones sociales y campesinas, y con los distintos órdenes de gobierno, “para que el campo tenga un nuevo rostro que nos permita avanzar en una senda de mayor desarrollo, progreso, y sobre todo, oportunidad para los hombres del campo”.

Añadió que lo importante es “asegurar que tengamos en los próximos años un nuevo rostro para el campo mexicano, que se aleje del que lamentablemente le ha acompañado por décadas: el de la pobreza, el de la marginación, el de la falta de oportunidades”.

El Presidente de la República dijo que “queremos un campo justo, productivo, rentable, sustentable, que son los pilares que conforman la orientación que tendrá la política pública del Gobierno de la República para la transformación y desarrollo del campo nacional”.

Enfatizó la transformación de la anterior Secretaría de la Reforma Agraria, ahora de Desarrollo Agrario, Territorial y Urbano (Sedatu), que con la reciente reforma a la Ley Orgánica de la Administración Pública Federal tiene atribuciones para impulsar el desarrollo del campo y del país, con un enfoque integral.

El Presidente Peña Nieto mencionó algunas de las responsabilidades de esta dependencia: potenciar el desarrollo agrario en un clima de paz, certeza jurídica y armonía con el medio ambiente; promover el desarrollo habitacional y urbano del país, para lo que la Secretaría deberá prever las reservas territoriales necesarias para vivienda y suelo urbano, considerando especialmente la disponibilidad de agua. Un aspecto relevante en este sentido, añadió, es la misión que tendrá esta dependencia de conciliar las necesidades del desarrollo urbano con las vocaciones económicas del campo mexicano. En el Siglo XXI el desarrollo de las ciudades no será a costa de la propiedad social.

Además, dar un renovado impulso a la planeación para el desarrollo regional. Como parte de ese esfuerzo, la Secretaría promoverá la construcción de obras de infraestructura y equipamiento mediante la suma de recursos de los sectores público, social y privado. La Sedatu también contribuirá al crecimiento ordenado de los asentamientos urbanos y centros de población. “No podemos estar ajenos a que buena parte del desarrollo urbano de los últimos años se ha dado sobre áreas de propiedad social, sobre tierras ejidales o sobre pequeña propiedad”, recordó el Primer Mandatario de la Nación.

El Presidente de la República expresó que el mayor tributo que se le puede rendir a Emiliano Zapata es trabajar para abrir nuevas oportunidades de bienestar y progreso a las mujeres y hombres del campo, y el mejor reconocimiento a la vocación constitucionalista de Venustiano Carranza es adecuar nuestras leyes a las nuevas necesidades y condiciones de México; la mejor manera de celebrar la Promulgación de la Ley Agraria es elevando la calidad de vida de quienes viven y dependen del campo nacional.

“Con los pies plantados en la tierra y la mirada puesta en un mejor horizonte, vamos todos juntos a transformar el campo, y con ello, mover a México en pleno siglo XXI”, concluyó.

CON LA REFORMA A LA LEY DE LA ADMINISTRACIÓN PÚBLICA FEDERAL,

SE BENEFICIA A LOS HOMBRES Y MUJERES DEL CAMPO: CNC

En su intervención, Gerardo Sánchez García, Presidente de la Confederación Nacional Campesina, CNC, afirmó que con la reciente reforma a la Ley de la Administración Pública Federal, que transforma a la Secretaría de la Reforma Agraria en Secretaría de Desarrollo Agrario, Territorial y Urbano, se fortalece a esa institución en beneficio de los hombres y las mujeres del campo, luego de que hace poco más de dos años se pretendió desaparecerla.

En ese sentido, dijo que son ejemplos de un Gobierno eficaz las reformas y leyes que el Congreso de la Unión ha decretado y que fueron propuestas por el Ejecutivo, entre ellas la Reforma Laboral, “que para el campo significa hacerle justicia a decenas de miles de jornaleros agrícolas, regulando su contratación, garantizando la seguridad social, incluyendo el servicio médico, vivienda digna y educación”.

Informó que la CNC hace suyos los compromisos del Pacto por México, porque junto con los cinco ejes y las acciones inmediatas de Gobierno que propuso el Primer Mandatario del país en su toma de posesión, significa avanzar en una institucionalidad moderna, que construye acuerdos para el futuro de nuestra nación.

En tanto, el Gobernador de Veracruz, Javier Duarte de Ochoa, señaló que “el México próspero y exitoso del Siglo XXI tiene que considerar al campo como un asunto estratégico, de presente y de futuro, como una necesidad de responder pronto y con eficacia para hacer del campo no el problema, sino la solución a nuestros problemas”.

Consideró que el campo es clave para el desarrollo de México, por lo que, agregó, “como la gran potencia económica que queremos ser, debemos sumar como nunca la capacidad y el talento de nuestra gente, con los recursos naturales y nuevas condiciones de productividad”.

Finalmente, el Gobernador de Veracruz expuso que así como la Ley del 6 de Enero de 1915 formó parte de las reformas que permitieron transformar al país, ahora el Presidente Enrique Peña Nieto se ha propuesto construir una nueva política de Estado de largo plazo que nos permita transformar la realidad del campo mexicano, una política orientada a detonar las condiciones de justicia y bienestar, de productividad, rentabilidad y sustentabilidad, en donde se alcance la seguridad alimentaria para toda la población.

Acompañaron al Presidente de la República los Secretarios de Agricultura, Ganadería, Desarrollo Rural, Pesca y Alimentación, Enrique Martínez y Martínez; y de Desarrollo Agrario, Territorial y Urbano, Jorge Carlos Ramírez Marín. También estuvieron presentes los Gobernadores de Zacatecas, Miguel Alonso Reyes; de Yucatán, Rolando Zapata Bello; de Chiapas, Manuel Velasco Coello; de Hidalgo, Francisco Olvera Ruiz; y de Chihuahua, César Duarte Jáquez.