México, DF, 18 de enero de 2013.

El Presidente de la República, Enrique Peña Nieto, destacó hoy que es necesario otorgar mayor certidumbre jurídica “a quienes son poseedores de la tierra, a quienes la han trabajado y que, lamentablemente, no tenían ningún título de propiedad que amparara la legítima posesión sobre la misma”.

Al hacer entrega de certificados de propiedad en el marco del Programa de Ordenamiento de la Propiedad Rural, en un evento realizado en la explanada Francisco I. Madero de la Residencia Oficial de Los Pinos, señaló que es necesario hacer que el campo mexicano tenga un rostro de mayor justicia y modernidad.

“Tengan la certeza de que en este Gobierno encontrarán a un Gobierno aliado, a un Gobierno amigo, que quiere impulsar el desarrollo, la prosperidad y la justicia en el campo de nuestro país”, expresó ante hombres del campo y representantes de gobiernos estatales presentes en el acto.

El Titular del Ejecutivo Federal manifestó que la entrega de estos certificados es un acto de justicia social, pues muchas gestiones para lograr la propiedad de la tierra se iniciaron hace 40 o 50 años. Por ello, añadió, la instrucción que tiene el titular de la Secretaría de Desarrollo Agrario, Territorial y Urbano (Sedatu), “es acelerar todos estos procesos”, y que no se haga esperar más tiempo a las comunidades agrarias que por diversas razones no han podido resolver la legítima propiedad y tenencia de sus tierras.

“Valgámonos de la conciliación, del acuerdo, de la negociación, que permita acelerar estos procesos, para resolver las diferencias entre las comunidades agrarias”, añadió.

El Presidente Peña Nieto dijo que es necesario hacer que el campo mexicano tenga un rostro de mayor justicia, de mayor modernidad, “que aseguremos mayor rentabilidad para quienes son trabajadores de la tierra, y que todo esto permita lo que este Gobierno se propone como objetivo central: asegurar que más mexicanos tengan mayores oportunidades de desarrollo individual y de crecimiento”. Desterremos la imagen de pobreza, de rezago social, “que lamentablemente acompaña a varias partes del campo mexicano”, precisó.

Apuntó que se debe aprovechar la riqueza natural de la que hemos sido dotados como país, así como saber aprovechar y explotar de mejor manera los recursos en beneficio de todos los mexicanos.

Destacó que la Sedatu mantendrá las funciones que tenía la anterior Secretaría de la Reforma Agraria para apoyar y estar muy cerca de las comunidades agrarias, y ampliará sus atribuciones “para asegurarnos que hacia adelante tengamos una mejor planeación del territorio”.

Subrayó que la Sedatu tiene el propósito de mantener la rectoría y responsabilidad de apoyar al campo mexicano y seguir siendo “un aliado de la población o de quienes tienen propiedad social en nuestro país”. Añadió que fue diseñada para que con una nueva visión de modernidad, pueda tener una mayor capacidad rectora y reguladora del crecimiento urbano del país, y sobre todo, “dé certidumbre jurídica a todos los mexicanos o a quienes son poseedores de parcelas o tierra”.

En el evento, el Presidente de la República hizo entrega de nueve Carpetas Básicas Agrarias, que regularizan un total de 4 mil 486 hectáreas en los estados de Chihuahua, Guanajuato, Hidalgo, Puebla y Tamaulipas, en beneficio de habitantes de seis Núcleos Agrarios.

Toda vez que la Sedatu es también responsable de realizar los trámites de expropiación y concluir los que están en curso, el Presidente Peña Nieto entregó también a 16 gobiernos estatales, 54 Carpetas de Expropiación; de esta manera, se les otorgó la posesión y propiedad de 4 mil 438 hectáreas, contribuyendo a la regularización y ordenamiento territorial.

PAZ EN EL CAMPO Y OPORTUNIDADES DE PRODUCTIVIDAD, EL ALCANCE
DE LA ATENCIÓN A LOS ASUNTOS AGRARIOS: JORGE CARLOS RAMÍREZ MARÍN

El titular de la Sedatu, Jorge Carlos Ramírez Marín, expresó que a través de la Secretaría se da seguimiento a las instrucciones del Presidente Peña Nieto, al intensificar la atención a los asuntos agrarios, para que efectivamente haya paz en el campo, más oportunidades de productividad y mayor congruencia entre las acciones del Gobierno Federal, los gobiernos estatales y quienes son dueños de la propiedad social.

El Presidente de la República, estableció Ramírez Marín, entregó formalmente apoyos, carpetas de expropiaciones a entidades federativas y carpetas básicas de dotación a ejidos, proceso con el cual los integrantes de estos núcleos ejidales por fin ven culminado un proceso legal en el que se les dice: ésta es tu tierra.

Precisó que con las acciones de dotación, hoy mismo los campesinos verán el plano donde se encuentran las tierras y regresarán a sus casas con la satisfacción de que efectivamente nadie podrá reclamarles esa propiedad.