Santiago, Chile, 26 de enero de 2013.

Al participar en la ceremonia de clausura de la IV Cumbre Empresarial de la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (CELAC)-Unión Europea, el Presidente de la República, Enrique Peña Nieto, afirmó que México seguirá siendo una economía abierta, promotora del comercio mundial y garante de las inversiones nacionales y extranjeras.

El Presidente Peña Nieto dijo que el Gobierno que preside facilitará las inversiones y, ante todo, será respetuoso de la ley; habrá certidumbre jurídica para los proyectos de inversión que se realicen en nuestro país.

Tras señalar que México es un mercado importante, abierto y confiable para hacer negocios, expresó que nuestro país ofrece hoy “no sólo estabilidad y certidumbre, sino también un gran potencial para todos quienes crean en él”.

Las oportunidades estarán limitadas sólo por la creatividad y el talento de ustedes, los empresarios; desde el gobierno impulsaremos los cambios y las reformas en favor de la competencia, la productividad y la modernización económica, subrayó.

Ante la Canciller alemana, Ángela Merkel; el Presidente de Colombia, Juan Manuel Santos; el Presidente de la Comisión Europea, José Manuel Durao Barroso; el Presidente del Consejo Europeo, Herman Van Rompuy, y el Presidente de Chile, Sebastián Piñera Echenique, quienes también participaron en el acto, el Presidente Peña Nieto indicó que en el caso concreto de México “están dadas las condiciones estructurales y coyunturales para despuntar en el siglo XXI”. Mi país, agregó, cuenta con una sólida estabilidad macroeconómica y un bajo nivel de deuda, en relación al tamaño de su economía.

Enfatizó en que los mexicanos contamos “con sólidas instituciones y una democracia electoral que transita hacia una democracia de resultados; como no se había tenido en décadas, hay un consenso político para impulsar cambios de fondo”.

Indicó que este año el Paquete Económico aprobado por el Congreso contempla cero déficit fiscal; la inflación, por su parte, se encuentra por debajo del cuatro por ciento.

Insistió en que su Gobierno trabaja decididamente para alcanzar cinco grandes metas nacionales: lograr un México en paz; alcanzar un México incluyente; construir un país con educación de calidad para todos; trabajar por un México próspero; y hacer de México un actor con mayor responsabilidad global.

El Presidente de la República manifestó que para América Latina y el Caribe es fundamental diversificar aún más sus exportaciones. “Por encima de la coyuntura, el mercado europeo es una oportunidad de negocio para los empresarios de nuestra región”, añadió.

Con la internacionalización de las empresas de ambos continentes, podremos fortalecer nuestras economías, generar más empleos y bienestar en cada uno de nuestros países, apuntó.

Hoy tenemos la oportunidad histórica de forjar alianzas estratégicas entre América Latina, el Caribe y Europa para detonar un desarrollo compartido, un desarrollo que sea sostenido y a la vez sustentable, en beneficio de nuestros pueblos, concluyó.