Santiago, Chile, 28 de enero de 2013.

El Presidente Enrique Peña Nieto afirmó hoy aquí, durante la sesión plenaria de la I Cumbre de la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (CELAC), que México asume su mayor responsabilidad global.

El Primer Mandatario de la Nación dijo que nuestro país quiere ser parte de las soluciones a los problemas en el mundo, e “integrarse mayormente a esta región de la que somos parte: América Latina y el Caribe”.

Expresó que la CELAC es “un espléndido espacio de carácter plural que permite recoger expresiones, sentimientos y posiciones de países hermanos, a veces diferenciadas, pero todas identificadas en un objetivo: lograr que esta región, de manera unida, pueda hacer una contribución a un mayor desarrollo interno, a combatir los elementos que tanto lastiman todavía a nuestras sociedades, como son la pobreza, la violencia, la inseguridad, en un clima de paz y de armonía”.

Se manifestó convencido de que esta Comunidad está llamada a desempeñar un papel estratégico en la construcción de una región unida por la paz, la libertad, la democracia, la equidad y el desarrollo para todos nuestros semejantes.

Destacó la firme decisión de México de seguir participando activamente en el fortalecimiento de este Foro, “que sintetiza la vocación de unidad de los 33 países que somos miembros de esta Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños”.

El Presidente de la República dijo que pese a la turbulencia financiera que aún enfrentan otras regiones, como la Unión Europea, y la lenta recuperación de algunas naciones, los países latinoamericanos y caribeños se han distinguido en los últimos años por su estabilidad y crecimiento.

“Esto deja ver que esta región, en lugar de significarse por problemas de carácter económico, ahora, y más aún a partir de la unidad que aquí se manifiesta, proyecta ser parte de la solución global que se vive en el mundo”, subrayó.

Confió que en un clima de armonía entre las naciones que conforman la CELAC se abone a la construcción de una mayor unidad e integración de la región, a efecto de que se consolide como un bloque sólido, fuerte, de mayor desarrollo y equidad para sus pueblos.

Señaló que la ruta que debe seguirse para alcanzar esos objetivos será, primero, consolidar una mayor competitividad en la región para poder hacer frente a otros bloques en el mundo.

Como segundo punto, mencionó que debe lograrse que nuestra región sea más incluyente, que significa acelerar el paso para combatir la pobreza y, sobre todo, la enorme desigualdad social que hay entre nuestros pueblos. En tercer lugar, precisó que debe lograrse que la región se desenvuelva en un clima de paz y de armonía.

El Titular del Ejecutivo Federal reconoció el testimonio de aprecio y contribución expresado en la CELAC para los ex Presidentes Luiz Inácio Lula da Silva, de Brasil; Leonel Fernández, de República Dominicana; y Felipe Calderón, de México, “quienes contribuyeron a la consolidación de este grupo, ahora Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños”.

Además, deseó una pronta recuperación al Presidente de Venezuela, Hugo Chávez Frías, de quien “reconocemos la gran fortaleza y ese espíritu de lucha que, sin duda, está teniendo para sobreponerse a este momento adverso a su salud”.

Al término de la sesión plenaria, el Presidente Peña Nieto participó en la ceremonia de Clausura de la I Cumbre de la CELAC, antes de partir a Uruguay, donde llevará a cabo una visita oficial.