“En las democracias avanzadas está comprobado que la participación social complementa, fortalece y enriquece la acción del Gobierno. Para generar mejores condiciones de vida para las familias mexicanas, requerimos de voces fuertes, críticas, pero también, de voces constructivas y voluntades propositivas”, expresó el Presidente de la República, Enrique Peña Nieto, durante la Convocatoria a la Sociedad Civil a la Cruzada Nacional contra el Hambre, formulada hoy desde el Salón Adolfo López Mateos de la Residencia Oficial de Los Pinos.

“La Cruzada es la respuesta ética a una condición inaceptable que agravia a millones de mexicanos”, dijo el Presidente de México, al señalar que con ella el Gobierno de la República asume el gran compromiso de acabar con el hambre, lo que sólo se podrá cumplir a cabalidad con la participación decidida de los distintos actores de la sociedad.

El Presidente Peña Nieto subrayó que la Cruzada Nacional es una política social de nueva generación, donde la construcción de una sociedad de derechos debe ser una responsabilidad compartida.

Tras señalar que la Cruzada debe ir más allá de ser “sólo una política pública”, el Primer Mandatario celebró que diversas organizaciones del ámbito privado y social se adhieran a esta convocatoria que está abierta, dijo, a jóvenes, académicos, fundaciones, organizaciones civiles, iglesias, empresarios, y a todo aquél que esté dispuesto a aportar tiempo y recursos, para acabar con el hambre en la que viven millones de mexicanos.

El Presidente Peña Nieto se pronunció porque los derechos consagrados en la Constitución sean una realidad para todos, como lo marca en su Artículo 4º, el Derecho a la Alimentación; “cumplir esta obligación del Estado es el propósito de la Cruzada Nacional Contra el Hambre”, indicó.

Luego de enfatizar que muchas de las acciones de los últimos años han estado orientadas a atender los efectos y no las causas, el Presidente refirió que las políticas asistencialistas que no fomenten la transformación productiva de los más pobres, sólo postergan las soluciones de fondo. “El hambre es una realidad y es el rostro más doloroso de la pobreza”.

El Presidente Peña Nieto informó que ya se publicó en el Diario Oficial de la Federación el decreto por el que se establece el Sistema Nacional para la Cruzada contra el Hambre. Con ello, se da sustento legal y se articula la participación de las dependencias del Gobierno de la República, de las autoridades locales y de la sociedad en su conjunto, concluyó.

SOCIEDAD CIVIL, PROTAGONISTA EN LA CRUZADA NACIONAL CONTRA EL HAMBRE: ROSARIO ROBLES

La secretaria de Desarrollo Social, Rosario Robles Berlanga, indicó que la sociedad debe ser la protagonista más importante de la Cruzada Nacional contra el Hambre, y agradeció su adhesión al proyecto del Gobierno de la República, porque enriquecerá la propuesta.

Comentó que de acuerdo con datos del Instituto Nacional de Desarrollo Social (Indesol), hay registro de más de 19 mil organizaciones a lo largo y ancho del país, de las cuales 6 mil 500 están vinculadas a temas de asistencia social, desarrollo comunitario, alimentación y nutrición.

TODOS SOMOS PARTE DE LA SOLUCIÓN: SOCIEDAD CIVIL

Las organizaciones de la sociedad civil externaron su beneplácito de ser partícipes en la Cruzada Nacional contra el Hambre, al tiempo que destacaron se trata de un programa que los mexicanos esperaban desde hace mucho tiempo.

“La Cruzada Nacional contra el Hambre es una oportunidad única e histórica para erradicar la desnutrición infantil en México. Lo felicitamos por haber emprendido la lucha más importante que ha debido librar México en su historia, la de erradicar la pobreza, el hambre, la desnutrición y terminar con la desigualdad”, subrayó el presidente de la Asociación Un Kilo de Ayuda, José Ignacio Ávalos Hernández.

En este contexto, Federico Díaz González Celaya, presidente ejecutivo de la Asociación Nacional de Banco de Alimentos, aseguró que las organizaciones sociales están listas para responder a este importante reto al conocer el problema del hambre y ser conscientes de su complejidad.

“Tenemos la gran oportunidad de trabajar conjuntamente autoridades, iniciativa privada y sociedad en general, para lograr abatir la pobreza de una manera integral, dotando a quien más necesita del alimento y las herramientas para lograr su autosuficiencia”, sostuvo.

Finalmente, la representante del Foro Nacional de Alimentos y Nutrición, Teresa Shamah Levy, celebró que se haga explícita la intención de recuperar la rectoría del Estado en la política social, donde la Cruzada Nacional significa un reconocimiento de la grave situación y la voluntad política para resolver este problema en forma urgente y decidida.

“Es un primer paso al que deben seguir, inmediatamente, otras acciones que respondan a una política pública integral de gran visión, basada en el bienestar, construcción de ciudadanía y garantizar los derechos económicos, sociales, culturales y ambientales, acorde con el proyecto nacional de crecimiento, desarrollo y justicia social que merecemos todos los mexicanos”, acotó.