México, DF, 18 de febrero de 2013.

En la primera celebración del Día del Estado Mayor Presidencial, el Presidente de la Nación, Enrique Peña Nieto, expresó su gratitud y reconocimiento a la labor de esta institución que cumple la diaria labor de salvaguardar la vida del Titular del Ejecutivo y de su familia.

Puntualizó que quienes cumplen con esta encomienda la extienden a los funcionarios que tienen una importante responsabilidad en su Administración; “sin duda se confía a su labor, su logística, y su preparación, la salvaguarda integral de quienes forman parte del Gobierno de la República”.

Frente a altos mandos del Estado Mayor Presidencial, el Presidente Peña Nieto comprometió la voluntad de su Gobierno para seguir respaldando la evolución de esta institución a fin de que se siga consolidando y rindiendo un gran servicio a la Nación.

En el marco del evento, el Presidente de México, acompañado por el Secretario de Gobernación, Miguel Ángel Osorio Chong; por el Jefe del Estado Mayor Presidencial, General Roberto Francisco Miranda Moreno, y por el señor Adolfo Roberto Rivero Pastor, descendiente del capitán Gustavo Garmendia, develó una Placa Conmemorativa a los 100 Años de lealtad institucional del Estado Mayor Presidencial, que permanecerá a partir de hoy a la entrada de la Galería Histórica, acompañada de los bustos de los capitanes Gustavo Garmendia Villafaña y Federico Montes Alanís, a un costado del edificio Molino del Rey.

“El lema, compromiso y mística de hacer de la lealtad una profesión, es y será la base y guía de nuestro desempeño cotidiano”, dijo en su oportunidad el Jefe del Estado Mayor Presidencial, tras recordar el capítulo histórico de defensa del Presidente Francisco I. Madero por los capitanes inmortalizados en bronce.

Miranda Moreno hizo un llamado a los miembros de todos los niveles del Estado Mayor a continuar su labor con trabajo, honradez e integridad, y a aportar ideas para renovarse en distintos ámbitos asegurando, además, un manejo transparente de recursos y la rendición de cuentas.

Al Presidente de México le reiteró la garantía de integridad y lealtad de este cuerpo armado para cumplir su misión de protegerle, con un indeleble sentido ético y del deber.