México, DF, 14 de marzo de 2013.

México es un país dinámico con un impacto importante y positivo en el desarrollo humano: Helen Clark, Administradora del Programa de Naciones Unidas para el Desarrollo.

De cara al futuro inmediato, México está decidido a consolidar los avances conseguidos y colocarse entre los países con un Índice de Desarrollo Humano muy alto, afirmó el Presidente de la República, Enrique Peña Nieto, al tiempo que destacó que el país habrá de realizar la parte que le corresponde en la misión colectiva de “hacer realidad la promesa de un mejor futuro para la humanidad”.

En el evento de lanzamiento del Informe sobre Desarrollo Humano 2013, El Ascenso del Sur: Progreso Humano en un Mundo Diverso, elaborado por el Programa de Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD), el Presidente Peña Nieto celebró que el Informe dé cuenta de un profundo cambio en la dinámica global, con el ascenso de países en desarrollo como Brasil, China, India, Sudáfrica, Turquía, y por supuesto México. “Son naciones emergentes que hoy están transformando su realidad con políticas sociales activas que mejoran las condiciones de vida de los grupos más vulnerables”, dijo.

En el caso de México, añadió, este proceso de transformación se está traduciendo en un paulatino y firme mejoramiento de los indicadores de desarrollo humano. “Así lo registra el presente Informe, en el que México ocupa el lugar 61 entre 187 países y territorios analizados; ello nos ubica entre las naciones con un índice de desarrollo humano alto”, enfatizó.

Comprometió la participación activa de México en el diseño de una agenda internacional de desarrollo post 2015, fecha límite para el cumplimiento de los Objetivos del Milenio, y subrayó que “nuestro país ha tenido mejoras en las tres dimensiones básicas del desarrollo humano: una vida larga y saludable, acceso a los conocimientos, así como a un nivel digno de vida”.

El Primer Mandatario de la Nación aseguró que, incluso con estos adelantos, “es claro que el actual nivel de desarrollo humano de México aún no corresponde con el tamaño de nuestra economía, y mucho menos con el enorme potencial que tiene nuestro país”.

Mencionó que la iniciativa en materia de Telecomunicaciones y Competencia Económica que se presentó recientemente “es apenas una de las primeras reformas transformadoras que estamos impulsando para liberar todo el potencial económico de México. Vienen más. Ahí está la agenda de trabajo que los partidos políticos y el Gobierno de la República nos hemos trazado y que, estoy seguro que con voluntad política y ánimo constructivo y positivo, será posible la materialización de los propósitos y la agenda que tenemos comprometida”.

Indicó que en el caso de México el cumplimiento de los objetivos del Programa de Desarrollo para el Milenio, tienen un balance general positivo. “Vamos en la ruta que debemos seguir para alcanzar estos grandes objetivos”, precisó.

El Titular del Ejecutivo Federal agradeció la alta distinción que el PNUD tuvo con México al presentar desde aquí el Informe sobre Desarrollo Humano 2013. “Estoy seguro de que este estudio significará una valiosa contribución a las políticas públicas en favor de la salud, la educación y la calidad de vida de las personas”, puntualizó.

EL INFORME REFLEJA LA CRECIENTE INFLUENCIA GEOPOLÍTICA
DE LAS ECONOMÍAS DE PAÍSES EN DESARROLLO: HELEN CLARK

Por su parte, Helen Clark, Administradora del PNUD, hizo énfasis en que el Informe sobre Desarrollo Humano presentado hoy refleja la creciente influencia geopolítica de las economías de países en desarrollo que se han transformado en economías emergentes dinámicas.

México, subrayó, es uno de estos países dinámicos que están teniendo un impacto importante y positivo en el desarrollo humano en todo el mundo, y agregó que es una nación que defiende el multilateralismo y se destaca por ser fuerte defensor del desarrollo sustentable; “es por esto que México es un país altamente adecuado para lanzar el Informe de Desarrollo Humano”.

Destacó que el Informe explora los logros de más de 40 países de alto desempeño cuyos resultados fueron mayores a lo pronosticado entre 1990 y 2012. Casi todos estos casos de países emergentes de éxito comparten factores como: un Estado fuerte, proactivo y favorable al desarrollo; han logrado insertarse a los mercados globales; han buscado un crecimiento incluyente y se han beneficiado de la puesta en marcha de políticas sociales innovadoras para su gente.

Helen Clark añadió que el desafío es impulsar este progreso, compartir las experiencias y usar la creciente influencia del Sur para poder así orientar a nuestro mundo hacia un camino de desarrollo sustentable e incluyente para todos.

LA CLAVE PARA BENEFICIARSE DEL MERCADO GLOBAL DEPENDE DE CUÁNTO
INVIERTEN LOS PAÍSES EN EDUCACIÓN, SALUD E INFRAESTRUCTURA: PNUD

Tras aseverar que las reformas toman tiempo para producir resultados, Khalid Malik, miembro del Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo, expresó que la clave para beneficiarse del mercado global depende de cuánto invierten los países en su gente, en beneficios como educación, salud e infraestructura, y destacó que reducir la inequidad y aumentar las oportunidades tiene que ver con la educación, uno de los factores más importantes para el crecimiento sustentable y el desarrollo humano.

Resaltó que México está entre los países “a los que les está yendo, incluso, mejor de lo que se esperaba”.

MÉXICO COLABORARÁ ACTIVAMENTE EN LOS PROCESOS DE CONSULTA PARA
EL DISEÑO DE UNA NUEVA AGENDA EMPRENDIDA POR LA ONU: MEADE KURIBREÑA

Por su parte, el Secretario de Relaciones Exteriores, José Antonio Meade Kuribreña, dijo que los informes sobre desarrollo humano hacen uso de tres indicadores simples, pero muy reveladores: ingreso per cápita, educación y esperanza de vida, para construir un índice que permite medir el grado de desarrollo de un país comparado con sus pares y a lo largo del tiempo.

Este año, agregó, el Informe hace especial énfasis en el desempeño de los países emergentes y destaca, por ejemplo, que ocho de las principales economías emergentes, entre las que se encuentra México, hoy tienen una economía combinada que equivale a la de Estados Unidos, mientras que en 2005, hace menos de 10 años, su tamaño era apenas la mitad de la economía norteamericana.

El Canciller mexicano resaltó la convocatoria que ha hecho el Presidente Peña Nieto para superar la pobreza y la desnutrición todavía presentes en el país, exhorto que ha llevado a unir esfuerzos en todas las instancias del Gobierno Federal para atender la marginación de las personas que hoy viven en pobreza extrema y carencia alimentaria.

Afirmó que México colaborará activamente en los procesos de consulta para el diseño de la nueva agenda del desarrollo emprendida por el Secretario de las Naciones Unidas y el grupo encabezado por Helen Clark, e hizo votos para que se continúe profundizando la relación estratégica iniciada hace más de medio siglo entre México y el PNUD.

En el evento estuvieron presentes la Secretaria de Salud, Mercedes Juan López; el Secretario de Educación Pública, Emilio Chuayffet Chemor; el Secretario de Medio Ambiente y Recursos Naturales, Juan José Guerra Abud, y el ex Presidente de Chile, Ricardo Lagos.