México, DF, 27 de marzo de 2013.

Al encabezar la ceremonia de entrega de cartas de naturalización a nuevos ciudadanos mexicanos, el Presidente de la República, Enrique Peña Nieto, afirmó hoy que “éste es un gran momento para estar y vivir en México, porque aquí hemos iniciado una importante transformación”.

Señaló a los nuevos ciudadanos mexicanos que “se unen a un México ahora en movimiento, a un país con un futuro prometedor”.

“Siéntanse orgullosos de ser parte de un país que sabe y reconoce que su mayor riqueza está en su gente”.

Aseveró que históricamente el país ha estado abierto a recibir a sus hermanos del mundo; es “una nación que una y otra vez ha sido un destino generoso para quienes, ante la adversidad o el deseo de un mejor porvenir, salieron de sus naciones de origen”.

Al darles la bienvenida en la explanada Francisco I. Madero de la Residencia Oficial de Los Pinos, el Presidente Peña Nieto expresó que lograr los objetivos de alcanzar un México en paz, un México incluyente, de igualdad de oportunidades, con educación de calidad para todos, un México próspero que pueda crecer de manera sostenida y sustentable, así como asumir una mayor responsabilidad global, requiere del esfuerzo y el compromiso de todos los mexicanos, “de quienes nacieron en esta tierra y de ustedes, quienes han decidido hacer de México su nueva Patria”.

Los exhortó a contribuir a “la transformación que México necesita para liberar todo su potencial, toda su capacidad en beneficio de quienes son hoy mexicanos”. Juntos podemos lograrlo, añadió, “juntos haremos de México el país de oportunidades y de prosperidad compartida. Hoy comienza una nueva etapa en su vida; hoy llegaron a esta Residencia Oficial como extranjeros, y hoy salen como ciudadanos orgullosamente mexicanos”.

En el evento, el Presidente de la República entregó 20 cartas de naturalización, y simbólicamente otras 158 a nuevos ciudadanos mexicanos provenientes de distintas partes del mundo.

A quienes hoy recibieron sus cartas de naturalización, el Titular del Ejecutivo Federal los convocó a refrendar su lealtad y amor por este gran país. “Reafirmemos el honor y orgullo de ser mexicanos, a través de nuestra entrega diaria, de nuestro esfuerzo permanente, y hagamos que el trabajo solidario, la generosidad y la colaboración sigan definiendo nuestra identidad como Nación”, apuntó.

“Amen y defiendan a este su país. Cuiden y protejan a ésta que, desde ahora, es también su Patria”.

Ésta es una Nación consciente de que sus mujeres y hombres representan la mayor esperanza para el futuro; éste es un país que sabrá valorar su participación, y recompensar su esfuerzo diario, expresó.

El Primer Mandatario del país manifestó que “el futuro de México está en nuestras manos, depende de lo que estemos dispuestos a hacer por esta gran Nación”.

MÉXICO, NACIÓN ABIERTA AL INTERCAMBIO CON

OTROS PUEBLOS Y CULTURAS: MEADE KURIBREÑA

El Secretario de Relaciones Exteriores, José Antonio Meade Kuribreña, afirmó que México es una Nación abierta al intercambio con otros pueblos y culturas, estatus que no se agota en los temas de cooperación económica y desarrollo, sino que considera también la inclusión y participación de quienes deciden naturalizarse mexicanos.

El Canciller mexicano recordó que desde 1821 México abrió generosamente sus puertas para acoger como ciudadanos a todos los que en él residieran, sin distinción, tal y como lo marcaba el Artículo 12 del Plan de Iguala, lo que hace a esta Nación diversa, plural y orgullosa de su carácter multicultural.

“Un México conocido y respetado en la arena internacional por la congruencia con la que busca convertirse en una Nación en paz, próspera e incluyente, con educación de calidad que beneficie a todos los mexicanos. Y un México que aporta a la construcción de una arquitectura internacional que haga posible ese objetivo”, sostuvo.

ES UN PAÍS DE OPORTUNIDADES INFINITAS: ÁLVARO JOSÉ MORENO AVELLÁN

Al expresar su beneplácito por recibir su carta de naturalización, Álvaro José Moreno Avellán, nicaragüense de nacimiento, indicó que México es un país de oportunidades infinitas, una plataforma grande en todos los aspectos de desarrollo profesional y personal, por lo cual, dijo, “tengo el compromiso de continuar trabajando arduo y retribuir a mi nuevo país en todo lo que esté a mi alcance”.

Con diez años de residencia en México, el también investigador en neurofisiología dijo que el documento legal que ahora lo avala como ciudadano mexicano ratifica lo que ya sentía desde que arribó al país: agradecimiento profundo por ser mexicano.

“Hace ya mucho tiempo que me siento mexicano. Fui muy rápida y agradablemente adoptado por esta tierra, en mi lugar de trabajo, por mis amigos que, como mencionaba, se volvieron mi familia, convirtiéndose, sin que se diera cuenta en qué momento, también, en mi Patria”, subrayó.