En el marco de la conmemoración del Día del Trabajo, el Presidente de la República, Enrique Peña Nieto, hizo hoy un llamado a hacer de este 1 de mayo “el inicio de una nueva etapa de sinergias entre trabajadores, patrones y autoridades”, pues “es momento de que todos los factores de la producción cerremos filas y contribuyamos a la grandeza de nuestro país”.

Ante representantes de los sectores obrero y patronal, reunidos en el salón Adolfo López Mateos de la Residencia Oficial de Los Pinos, el Presidente Peña Nieto expresó su satisfacción por participar en un encuentro “que reúne a los factores de la producción, del motor de la economía de México, del motor del desarrollo, en un clima armonioso, en un clima de civilidad, de madurez política y donde se comparte un mismo espíritu que es el de querer todos contribuir a que México se mueva, se transforme y avance por el sendero del desarrollo, de crecimiento, de oportunidades para los trabajadores y de oportunidad de crecimiento para todos aquellos que tengan un espíritu emprendedor”.

A los trabajadores, les manifestó su felicitación y reconocimiento “por mantener muy en alto este espíritu de colaboración, de civilidad, y sobre todo de querer servir al más alto fin y propósito que hoy tenemos los mexicanos: generar un clima de paz y de prosperidad para el desarrollo de la Nación”.

Sin duda, añadió, “ésta es una forma diferente, como queremos que México lo sea, de conmemorar este Día Internacional del Trabajo”.

El Primer Mandatario dijo que el Gobierno de la República es un aliado para asegurar el respeto y la protección de los derechos de los trabajadores, así como para promover la creación de nuevas y mejores fuentes de empleo.

Destacó que actualmente tres de cada cinco empleos en México son informales; es decir, 60 por ciento de los trabajadores del país no cuentan con el amparo del marco legal o institucional. Basta señalar, añadió, “que quienes trabajan en el sector formal reciben, en promedio, un ingreso 44 por ciento superior a quienes se ubican en la informalidad”.

Por ello, el Presidente Peña Nieto resaltó que “estamos orientando los esfuerzos del Estado a crear empleos formales y facilitar la transición hacia la formalidad laboral; la formalidad en el trabajo debe ser el rostro del México más productivo y más competitivo que todos queremos”.

Indicó que el Gobierno de la República promueve una política laboral sustentada en cuatro ejes de acción: el primero de ellos, impulso a la creación de empleos formales de calidad. Dentro de este eje de acción, puntualizó que la Reforma Financiera que se presentará en próximos días “contribuirá al crecimiento y la generación de puestos de trabajo”, mientras que la iniciativa de Reforma Hacendaria que se presentará este mismo año buscará incentivar la formalidad.

El segundo eje de acción es democratizar la productividad, y como parte de ello en los próximos días se instalará el Comité Nacional de Productividad, un órgano consultivo de integración tripartita que auxiliará al Ejecutivo Federal y a la planta productiva en la toma de decisiones a fin de facilitar el desarrollo del sector productivo.

El tercer eje de acción es salvaguardar los derechos de los trabajadores; ayer se publicó en el Diario Oficial de la Federación un decreto que fomenta la corresponsabilidad de los empresarios para asegurar las mejores condiciones de seguridad y salud en los centros de trabajo, al alentar la autoevaluación y hacer reportes a través de internet.

El cuarto eje es conservar la paz laboral. “La productividad y la competitividad se lograrán en plena sintonía con los derechos fundamentales de los trabajadores; así mantendremos abiertos los caminos de la paz y la armonía laborales”, subrayó.

El Presidente de la República enfatizó que hoy en México “estamos moviendo las instituciones, los programas, los presupuestos, las acciones de todas las dependencias gubernamentales para construir un México más incluyente y más próspero”.

JUNTO AL GOBIERNO Y TRABAJADORES, ASPIRAMOS A UN CRECIMIENTO ECONÓMICO QUE SEA LA BASE DE UNA PROSPERIDAD COMPARTIDA: CONCAMIN

El Presidente de la Confederación de Cámaras Industriales, Francisco Funtanet Mange, dijo que “junto al Gobierno y trabajadores, los industriales de México aspiramos a un crecimiento económico que sea la base de una prosperidad compartida”, y reconoció que ante un entorno global de mayor competencia económica, “en Concamin tenemos claro que el principal reto de México es crecer; crecer para generar empleos, crecer para elevar los ingresos, crecer para combatir flagelos como la pobreza, el hambre o la inseguridad”.

Ratificó la voluntad absoluta y el compromiso de la Concamin “por consolidar, al lado de los trabajadores, el proyecto de Nación que todos los mexicanos nos hemos planteado, donde se generen empleos, progreso, estabilidad social y bienestar para la población”.

Destacó que la voluntad política de diversos sectores ha logrado acuerdos que en otros tiempos eran impensables. De ahí que consideró que ahora es el momento para concretar las grandes transformaciones estructurales que nuestro país requiere, por lo que expresó su respaldo al Gobierno de la República, así como a las distintas fuerzas representadas en el Congreso de la Unión, para continuar con las  impostergables reformas que brinden un nuevo sustento al desarrollo de la economía y, sobre todo, de la sociedad.

EL DIÁLOGO, BASE DE LA RELACIÓN ENTRE LOS FACTORES DE LA PRODUCCCIÓN, ALIENTA LA INVERSIÓN: GAMBOA PASCOE

Joaquín Gamboa Pascoe, Presidente del Congreso del Trabajo y Secretario General de la Confederación de Trabajadores de México, aseguró que desde hace años la CTM practica la nueva cultura laboral que basa la relación entre los factores de la producción en el diálogo.

Recordó que “una de las mejores y mayores aportaciones que la CTM y el Congreso del Trabajo han hecho para bien de la relación  obrero-patronal, es que esta antes se fincaba en el enfrentamiento, en el pleito, en la diferencia.  Se sentía que el que daba menos, había  ganado; o si ganaba más el trabajador, que había abusado. Ese no era un sistema para que creciera la relación y para que creciera la industria y para que crecieran los trabajadores”.

EN LAS RELACIONES OBRERO-PATRONALES, PAZ LABORAL Y ENTENDIMIENTO MUTUO: ALFONSO NAVARRETE PRIDA

Por su parte, el Secretario del Trabajo y Previsión Social, Alfonso Navarrete Prida, subrayó que el Gobierno seguirá orientando sus esfuerzos a lograr que las relaciones obrero-patronales en México continúen desarrollándose en un ambiente de paz laboral y entendimiento mutuo, para hacer que la conciliación fortalezca la cohesión social, recupere la confianza entre los mexicanos, y contribuya a la gobernabilidad.

Dijo que este Día Internacional del Trabajo, “el Gobierno de la República renueva su compromiso con quienes día con día hacen más grande y más próspera nuestra Nación mediante su insaciable labor y entrega: los trabajadores de México”.

“Con ánimo constructivo estamos aquí reunidos, congregados de nuevo con la representación nacional de la clase trabajadora y de los empresarios, para hacer patente nuestra determinación de mover a México hacia mejores condiciones de desarrollo y progreso compartido”, afirmó.

Añadió que con este reencuentro entre los actores de la producción, queda de manifiesto la importancia que da el Gobierno a recuperar el diálogo abierto, respetuoso e incluyente, como instrumento eficaz para sumar voluntades en la gran tarea común de edificar un México más próspero y más justo.

El Secretario del Trabajo afirmó: “Qué bueno que podamos volver a reunirnos trabajadores, patrones y gobierno, en un primero de mayo”.