El Presidente de la República, Enrique Peña Nieto, afirmó hoy que las grandes políticas económicas deben reflejarse en el bolsillo de los mexicanos y en la calidad de vida de los hogares del país, y resaltó que “todo lo que hagamos por la economía tiene como último fin que los mexicanos tengan un empleo digno o una actividad productiva en la que ganen más por su trabajo, y que a las amas de casa les rinda más su gasto”.

Al encabezar el Foro “México Próspero” de consulta ciudadana para la elaboración del Plan Nacional de Desarrollo 2013-2018, el Presidente Peña Nieto señaló que el Gobierno de la República se ha trazado el objetivo de crecer más a partir de incrementar y democratizar la productividad.

“Democratizar la productividad significa orientar las políticas y acciones de Gobierno para que todos los mexicanos logren crear más valor y generar más riqueza, al poner sus ideas en movimiento, como hemos convocado a todo el país a que movamos a México”, expresó.

Subrayó que en las últimas tres décadas, de 1981 a 2011, el país sólo creció anualmente al 2.4 por ciento, mientras que otras naciones como Chile y Corea lo hicieron a tasas anuales de 4.9 y 6.2, respectivamente, y precisó que una de las principales razones de este insuficiente crecimiento ha sido la baja productividad en nuestra economía. “De hecho, desde inicios de los años 80 a la fecha, la productividad de México se redujo 0.7 por ciento anualmente”.

“México merece transitar por la ruta de la prosperidad, y para ello su economía debe crecer, transformarse y democratizar sus beneficios”, añadió.

Refirió que con este Foro concluye un intenso diálogo ciudadano que permitirá construir un Plan Nacional de Desarrollo innovador, moderno, claro y objetivo. Se han recibido más de 200 mil propuestas y sugerencias, añadió, que están siendo analizadas, consideradas y alineadas a las cinco grandes metas nacionales que nos hemos trazado.

El Primer Mandatario aseguró que la estructura del Plan Nacional de Desarrollo 2013-2018 tendrá como base las cinco grandes metas nacionales: lograr un México en paz; tener un México incluyente; alcanzar un México con educación de calidad para todos; construir un México próspero, y hacer de México un actor con responsabilidad global.

Precisó que lograr un México próspero es una meta ambiciosa, amplia, que involucra múltiples aspectos, “y por lo mismo, es la meta nacional en la que participan el mayor número de dependencias y Secretarías del Gobierno de la República”. En todas estas instituciones, continuó, existe la conciencia de que la medida del éxito de la política económica no sólo estará en mejorar las grandes estadísticas nacionales, sino en mejorar realmente la economía familiar.

Dijo que el propósito central al construir un México próspero “es lograr crecimiento económico sostenido y sustentable, que nos permita reducir la pobreza y elevar la calidad de vida de la población”.

Puntualizó que hoy México vive un buen momento y tenemos que aprovecharlo. “Contamos con plena estabilidad macroeconómica en los últimos 20 años, solidez institucional y amplio consenso político y social. El país tiene finanzas públicas sanas, un manejable nivel de deuda, un presupuesto con cero déficit fiscal, una política monetaria responsable y autónoma orientada a mantener una baja inflación, reservas internacionales adecuadas, así como un tipo de cambio flexible”.

El Presidente Peña Nieto añadió: “Tenemos, además, instituciones públicas sólidas y una democracia madura que ya está dando resultados, y cuyo mejor ejemplo es el Pacto por México, en el que las principales fuerzas políticas y el Gobierno de la República hemos asumido compromisos concretos frente a la Nación”.

El Titular del Ejecutivo Federal afirmó que con el respaldo de las distintas fuerzas políticas se han impulsado y concretado diversas reformas transformadoras: la Reforma Laboral; la Reforma Constitucional en materia Educativa; la Reforma Constitucional en materia de Competencia Económica y Telecomunicaciones, y la iniciativa de Reforma Financiera presentada ayer.

“Dentro de esta agenda de transformaciones se incluirán dos reformas fundamentales que presentaremos en los siguientes meses: la Reforma Hacendaria y la Reforma Energética”, agregó.

Recordó que para apoyar la creatividad e iniciativa de los mexicanos se creó el Instituto Nacional del Emprendedor, y conscientes de la importancia de innovar se está incrementando la inversión pública en ciencia y tecnología, en donde la meta es que México invierta uno por ciento del Producto Interno Bruto en este rubro.

Tras agradecer la participación de los ciudadanos y de los distintos sectores de la sociedad con sus propuestas para la elaboración del Plan Nacional de Desarrollo 2013-2018, el Presidente de la República reiteró el compromiso de Gobierno Federal “con un desarrollo más ordenado y sustentable de nuestro territorio, especialmente en materia de vivienda, planeación urbana, y en la eventual creación de polos de desarrollo a partir de una nueva política industrial”.

DEMOCRATIZAR LA PRODUCTIVIDAD, OBJETIVO FUNDAMENTAL
DEL PLAN NACIONAL DE DESARROLLO: VIDEGARAY CASO

El Secretario de Hacienda y Crédito Público, Luis Videgaray Caso, explicó que si México desea crecer, elevar el nivel de vida de la población y que los mexicanos y mexicanas ganen más por su trabajo, se debe atender el enorme reto de la productividad.

Aseguró que para elevar los salarios reales de las personas a través de la productividad, “es decir, que los mexicanos ganen más por su trabajo”, se debe lograr lo que el Presidente de la República ha dicho reiteradamente: “No sólo debe de crecer la productividad, se debe de democratizar la productividad”, y enfatizó que éste no es solamente un concepto económico, es un concepto con una profunda dimensión social.

Ejemplificó, con datos del Banco Mundial y la OCDE, que en los últimos 20 años, México muestra un crecimiento negativo en este sentido: “algo grave está pasando en la estructura económica de nuestro país que estamos en una condición, desafortunada y única en el mundo, que no está creciendo nuestra productividad. Si hacia algún objetivo debemos de caminar, es hacia corregir este problema”, dijo y afirmó que es el único instrumento capaz para lograr abatir los niveles de pobreza en cualquier economía, incluyendo la mexicana.

“La productividad y su democratización es, sin duda, el reto más importante que se enfrenta más allá de la coyuntura económica y su complejidad y, sin duda, debe de ser un objetivo fundamental del Plan Nacional de Desarrollo”.

EL MÉXICO PRÓSPERO QUE QUEREMOS ES INCONCEBIBLE SIN
EL MÉXICO INCLUYENTE QUE NOS URGE: ROLANDO CORDERA

El profesor emérito de la Universidad Nacional Autónoma de México, Rolando Cordera Campos, hizo votos porque la consulta para el Plan Nacional de Desarrollo desemboque en la conclusión de que llegó la hora de cambiar el actual curso de crecimiento por uno nuevo, caracterizado por una combinación de expansión económica y equidad social, que sirva para garantizar los derechos fundamentales, como lo establece el artículo primero de la Constitución.

“El México próspero que queremos es inconcebible sin el México incluyente que nos urge”, subrayó, al afirmar que la política económica y la social deben encontrar una nueva dinámica de simpatías, más que de disonancias y más allá de la subordinación tradicional de la política social a la económica, cuyos criterios maestros de evaluación sean los logros de metas de igualdad y creatividad, de empleo digno para todos, de educación apropiada para todos los jóvenes, de salud y protección universales.

PACTO POR MÉXICO YA NOS HA DADO REFORMAS IMPORTANTES: CARLOS ELIZONDO

Carlos Elizondo Mayer-Serra, del Centro de Investigación y Docencia Económicas (CIDE), afirmó que actualmente “estamos en una oportunidad para incrementar el crecimiento”. Dijo que México enfrenta tres condiciones, que “si las aprovechamos, podemos dar el salto económico” y, con ello, avanzar hacia un país próspero.

La primera, dijo, es que “estamos cosechando los casi 20 años de estabilidad macroeconómica y apertura comercial”; la segunda es que, “aunque la economía mundial enfrenta problemas importantes, nuestro socio principal está en medio de una renovación industrial gracias a un menor costo del gas. Puede ser para nosotros una oportunidad”, expresó.

La tercera, indicó, es que “tenemos una Administración nueva que ha logrado conjuntar a las distintas fuerzas políticas, de suerte tal que se han enfrentado grupos de interés con mucho poder, que parecía que no se podían enfrentar. Hoy, la expresión de esto es el Pacto por México, que ya nos ha dado reformas muy importantes”.

NECESARIA UNA REFORMA FISCAL A FONDO, PARA AUMENTAR RECAUDACIÓN: CEESP

Luis Foncerrada Pascal, Director General del Centro de Estudios Económicos del Sector Privado, afirmó que México ha intentado crecer sin equidad, y ha fracasado. Destacó que entre octubre de 1976 y el año 2000, el salario real cayó un 75 por ciento. “Así se destruyó el mercado interno”, dijo.

Subrayó que el crecimiento, para ser sostenible, debe incluir a toda la población y a todas las regiones del país, y advirtió de la necesidad de una mayor inversión pública y privada, ya que ésta es un motor generador de empleo. “Para un país próspero, efectivamente, necesitamos más y mejor empleo”, manifestó.