Al participar en una conferencia de prensa conjunta con los mandatarios de Colombia, Chile y Perú, el Presidente de la República, Enrique Peña Nieto, reafirmó el compromiso que México tiene para ser un actor muy comprometido en el acuerdo de la Alianza del Pacífico “que depare a nuestras naciones integración, acuerdo, diálogo político, y sin duda, desarrollo económico y prosperidad”.

Manifestó que este acuerdo de nueva generación va a permitir que nuestros países tengan una mayor integración, y compartan un mercado de más de 210 millones de consumidores. Al abrir el libre comercio entre nuestras naciones, en un primer paso en el 90 por ciento del comercio que ya hoy se realiza entre estos países, “significará para nuestros pueblos la oportunidad de poder tener a su alcance una mayor oferta de productos, de servicios que compitan en calidad y en precio, y esto habrá de redundar en beneficio de las economías familiares”.

El Presidente Peña Nieto precisó que en el marco de la Alianza del Pacífico se ha acordado fijar un arancel cero al 90 por ciento de los productos que se comercializan entre los países miembros, una vez que concluyan las negociaciones sobre cuáles serán los productos incluidos, y después de que cada país concluya sus trámites legislativos internos.

“Esta Alianza del Pacífico, que va más allá de un acuerdo de libre comercio, es un acuerdo que busca, realmente, innovar y ser de otra generación; es decir, propiciar una zona de libre comercio, pero, también, una zona de libre tránsito de personas, de un mercado común de capitales, y sobre todo, contribuir a una mayor integración de los pueblos que la conforman”, expresó el Primer Mandatario.

A pregunta expresa de un reportero mexicano sobre la caducidad del Pacto por México, el Presidente de la República manifestó: “Yo no he puesto caducidad o fecha, o plazo a lo que es el Pacto por México. Yo lo que señalé, con toda puntualidad, es que el Pacto por México es un acuerdo tomado entre las principales fuerzas políticas del país y el Gobierno de la República con una agenda de trabajo determinada, que es la que venimos desahogando”.

Añadió: “Ahí están los puntos que comprometimos. Están los 95 temas que hemos comprometido y estaremos impulsando y trabajando, en lo que todos están siendo parte y enriqueciendo las iniciativas que se están presentando a consideración del Congreso”.

El Presidente Peña Nieto dijo que el Pacto “sin duda, lo que sí sienta como gran precedente es y, sobre todo, como una gran acreditación del avance y madurez de nuestra democracia. El acreditar que, no obstante las diferencias naturales que hay entre las fuerzas políticas, sí es posible concretar acuerdos. Y que un gran ejercicio de este esfuerzo y de esta madurez, y de esta civilidad, que todas las fuerzas políticas están aquí reflejando, está en el Pacto por México”.

Esto, apuntó, “sin duda dará lugar, agotada la agenda establecida y comprometida dentro de este Pacto, a que eventualmente subsista una mesa de acuerdo y de diálogo que sí sea permanente y que haga posible distender o resolver cualquier diferencia que se suscite en el futuro. Pero es hoy algo que no podemos prever. Lo que sí es claro y que sí está preciso, es la agenda de trabajo a la que nos hemos comprometido quienes hemos suscrito el Pacto por México”.