Muchas gracias.

Muy buenos días a todas y a todos ustedes.

Me da mucho gusto saludar a miembros del Gabinete del Gobierno de la República.

Al señor Secretario de la Defensa Nacional.

Al señor Secretario de Educación Pública.

Y autoridades educativas y deportivas del Gobierno de la República.

Saludo a los Presidentes de las Comisiones del Deporte del Senado de la República y de la Cámara de Diputados.

De manera muy señalada, quiero saludar a quienes se han hecho merecedores al Premio Nacional del Deporte.

A mujeres, hombres y equipos que han dado lo mejor de sí para poner muy en alto el nombre de México, pero que al hacerlo les ha representado, también, una gran satisfacción personal, al alcanzar sus metas y que sea, precisamente, producto del trabajo y del esfuerzo cotidiano que han realizado para alcanzar esos sueños.

A todas y a todos ustedes, muchas felicidades.

Quiero saludar a muy talentosos deportistas de nuestro país que están hoy aquí presentes, que forman parte, precisamente, de este gran orgullo nacional y que hoy, en la Entrega de este Premio Nacional del Deporte, amablemente están aquí entre nosotros.

A miembros de autoridades o de Comités Olímpicos y Paralímpicos que están aquí presentes.

De manera muy particular, quiero saludar a las familias, a las familias de quienes hoy reciben este reconocimiento en nombre de México, porque ustedes han jugado un papel determinante y fundamental en la meta y en la realización de los sueños que han alcanzado quienes hoy reciben este reconocimiento.

Señores representantes de los medios de comunicación.

Señoras y señores:

Desde hace 38 años, el Estado mexicano reconoce públicamente a sus deportistas más destacados.

Tal y como lo establece la ley, este primer domingo de diciembre, hemos entregado el Premio Nacional del Deporte y el Premio Nacional de Mérito Deportivo en su edición 2013.

Resulta muy grato que la entrega de estos premios, en esta fecha coincida también con el primer año de gestión de la Administración que tengo el alto honor de encabezar.

Por eso, qué mejor manera de celebrarlo o de significar esta fecha, que justamente al lado de ganadores que son inspiración para las grandes metas que este Gobierno se ha trazado.

Ustedes las han alcanzado en el deporte y son inspiración para todos los mexicanos y, de manera señalada, para el Gobierno y para el Presidente de la República.

Muchas felicidades.

Con este acto, hacemos un merecido reconocimiento a quienes han puesto en alto el nombre de nuestro país, al haber conquistado grandes episodios para el deporte mexicano.

Reitero mi felicitación y sincera admiración, a los galardonados con el Premio Nacional del Deporte.

Al escuchar el mensaje de Jesús Mena, hace un momento, efectivamente lograste, Jesús, convocarnos a visualizar lo que ha significado que todos los días un mexicano, un deportista mexicano haya conseguido un triunfo y que al alcanzarlo, haya posibilitado que se izara la Bandera Nacional en algún podio y que además se entonara el Himno Nacional en alguna parte del mundo o en nuestro propio país.

Sin duda, debe ser motivo de gran satisfacción para todos los mexicanos el imaginar que en alguna parte hay un mexicano triunfador, que está representando a nuestro país y que está triunfando.

Para todos los deportistas mexicanos que han alcanzado triunfos a lo largo de este año, mi mayor felicitación y reconocimiento por lograr que México, su Bandera, sus Símbolos Patrios, sean vistos y escuchados en alguna parte del mundo.

Felicidades a todos.

De manera muy particular, a quienes hoy reciben el Premio Nacional del Deporte, a Uriel Adriano Ruiz, campeón mundial de taekwondo 2013 en la categoría de 74 kilogramos, quien además formó parte del grupo que el día de ayer obtuvo el primer lugar en la Copa Mundial por equipos que se celebró en Costa de Marfil. Ambos triunfos ratifican la competitividad de México en esta disciplina.

A Daniel Corral Barrón, quien ha puesto a nuestro país en la élite de la gimnasia mundial, al ser el primer mexicano en conquistar una presea en un campeonato mundial de la especialidad.

Felicidades.

Y de igual forma, felicito a su entrenador, a Óscar Aguirre Jalil, quien hoy ha sido galardonado por ser un formador de campeones.

Reconozco a Luis Alberto Rivera Morales por ser el primer atleta mexicano en destacar en salto de longitud en un campeonato mundial y llevar a México a competir olímpicamente en esta prueba, después de 44 años.

Felicidades, Luis Alberto.

Se dice fácil, pero la marca que has logrado, de 8.46 metros, me compartía, para darle dimensión a lo que esto significa, es la distancia aproximada de la mitad de una cancha de básquetbol. Es desde el punto donde está la cesta hasta la mitad de la cancha. Esa es la distancia que has brincado y que nos enorgullece a todos los mexicanos.

Nuevamente, muchas felicidades.

Felicito, también, a la Selección Nacional Mayor Varonil de Baloncesto, que clasificó al Campeonato Mundial, después de 40 años de ausencia, al ganar el Premundial FIBA Américas 2013.

Muchas felicidades a todo este gran equipo que ha logrado poner en alto el nombre de México.

Difícil que a la hora de la fotografía, en el momento de estarles entregando su premio, alguno saliera atrás o no se viera. Era notorio que todos se vieran muy bien.

Igualmente quiero felicitar a Nely Edith Miranda, quien este día obtiene, por segunda ocasión, el Premio Nacional de Deportes, gracias a su sobresaliente desempeño en competencias de natación paralímpica a nivel nacional e internacional.

Nuevamente felicidades, Nely.

Y en esta disciplina, a Ricardo Bañuelos Padilla, quien ha representado a nuestro país como juez de natación en múltiples copas del mundo, Juegos Olímpicos y campeonatos mundiales

Muchas felicidades.

En cuanto al Premio Nacional del Mérito Deportivo, felicito ampliamente a Carolina Valencia Hernández, por ser la primera mexicana en subir al podio un campeonato mundial de pesas mayores.

Carolina me ha permitido compartirles, que en la categoría del peso que ella tiene, 48 kilos, no les quiero decir su edad, pero 48 kilos, ha triunfado levantando lo que a todos nos sorprendió hace un momento: 185 kilogramos.

Felicidades, gran orgullo para todos los mexicanos. Que se cuide y se preocupe tu marido.

Y finalmente, quiero felicitar y reconocer a una gran institución, a una gran institución de este país, del Estado mexicano, y que en esta ocasión recibe este reconocimiento, por su gran contribución a la formación de deportistas mexicanos, que además han puesto muy en alto el nombre de México.

Una institución a la que le debemos mucho en distintas tareas, en distintos ámbitos, y su contribución al desarrollo nacional.

Pero en el marco de este reconocimiento que hoy hacemos a deportistas mexicanos, me resulta muy satisfactorio, y más en este primer año de mi gestión de Gobierno, porque ha sido una institución que con gran lealtad institucional y con gran solidaridad, ha estado en respaldo y apoyo a las tareas de las que forma parte, como parte del Gobierno de la República.

Felicito, ampliamente, a la Secretaría de la Defensa Nacional, por becar y formar dentro de sus filas, atletas de alto rendimiento. Este esfuerzo institucional se ha visto coronado con diez medallas olímpicas, y un número importante de preseas en campeonatos mundiales para nuestro país.

Muchas gracias, a quien le representa en este espacio, al señor Secretario de la Defensa Nacional y a todos los miembros de esta institución.

A todos los galardonados este día, les expreso mi mayor reconocimiento.

En nombre de México, les agradezco la pasión con la que compiten y su esfuerzo en cada justa deportiva.

Estoy consciente de que los triunfos que han obtenido de forma individual o en equipo, no son producto de la casualidad. Al contrario, son fruto de arduas jornadas de preparación física y mental. Son resultado de una férrea disciplina y un compromiso con la mejora continua.

Ustedes son ejemplo de determinación y una viva lección de la importancia de tener una mentalidad ganadora, de creer en uno mismo y en el gran potencial que existe en cada mexicano.

Lo que ustedes han hecho por su país los ha convertido en un gran ejemplo y fuente de inspiración para todos los mexicanos.

Nos han demostrado que los mexicanos somos capaces de competir y triunfar frente a los mejores atletas del mundo.

Sé que sus aportaciones al deporte nacional no han concluido.

Por ello, les exhorto a seguir adelante, a proponerse nuevas metas y a superar nuevos desafíos.

Para lograrlo, estoy seguro de que seguirán contando con el respaldo de su familia, porque detrás de cada una de sus medallas, también hay una historia familiar. Una historia a veces a muy poco conocida, de seres queridos que los han acompañado a lo largo de un camino que requiere sacrificio, tenacidad y claridad de metas.

Por eso, nuevamente quisiera que en este espacio testimoniáramos reconocimiento a las familias de todos nuestros campeones.

Para hacer posible que haya más deportistas mexicanos exitosos, como ustedes, el Gobierno de la República está determinado a convertir a México en una potencia deportiva.

Y para alcanzar ese objetivo, la Comisión Nacional de Cultura Física y Deporte trabaja con una visión de largo plazo para reorganizar el sistema deportivo del país y elevar su calidad y eficacia.

Como parte de este esfuerzo, la CONADE ha implementado el Programa Ponte al 100, cuyo propósito es lograr que más mexicanos se pongan en movimiento, hagan ejercicio y adquieran hábitos más sanos.

En este mismo sentido, el Gobierno de la República ha puesto en marcha la Estrategia Nacional para la Prevención y Control del Sobrepeso, la Obesidad y la Diabetes.

Queremos mexicanos más sanos, más dinámicos y con la energía necesaria para cumplir sus metas.

Para ello, déjenme compartirles algunas de las metas que nos hemos trazado.

Por ejemplo, nos hemos propuesto rescatar dos mil 500 parques y espacios deportivos y construir al menos un centro deportivo en cada estado, con instalaciones adaptadas para la capacitación y preparación de personas con discapacidad.

En esta Administración, vamos a promover el deporte entre toda la población, incluyendo a los adultos mayores, porque siempre es un buen momento para ejercitarse.

He escuchado con atención el planteamiento que hiciera Luis Alberto.

Yo estoy convencido, que más allá y no por ello limito el que escuchemos voces que puedan orientar el esfuerzo del Gobierno de la República; pero creo que más allá de crear mayores espacios burocráticos, lo importante es la inversión que hagamos, los recursos que destinemos al deporte, bajo una clara visión, con objetivos precisos, para apoyar a nuestros deportistas, para apoyar a los formadores de deportistas y para tener instalaciones óptimas y, sobre todo, lograr que entre la población se siembre la semilla, precisamente, del deporte como una actividad habitual que sea parte de los hábitos de cada mexicano.

Si logramos esto, estoy convencido de que entre los mexicanos vamos a tener en los próximos años más campeones que sean orgullo de todo México.

Señoras y señores:

Durante este año, los deportistas mexicanos han obtenido, como Jesús hace un momento lo compartía, más de mil medallas en justas internacionales, destacando 382 de oro. Es importante señalar que varias de estas medallas se han obtenido en disciplinas que México no dominaba, incluyendo deportes de conjunto.

Al igual que en materia deportiva, 2013 también ha sido un año emblemático, de grandes avances para el desarrollo de México.

Como lo decía hace un momento, hoy se cumple el primer año de la Administración 2012-2018. Si se tratara de un maratón, ya que hablamos hoy en lenguaje del deporte, apenas llevaríamos recorridos siete de sus 42 kilómetros, y como ocurre en estas pruebas y en toda disciplina deportiva, no hay tiempo para detenerse a celebrar, hay que seguir avanzando con paso firme y decidido hasta llegar a la meta.

Hace un año, justamente, nos propusimos cinco grandes metas nacionales: lograr un México en paz, incluyente, con educación de calidad, próspero y con responsabilidad global.

Al día de hoy, se tienen avances en cada una de ellas. Sin embargo, destaca lo que en este primer año de Gobierno ha sido el esfuerzo para concretar reformas transformadoras.

En estos primeros 12 meses de Gobierno, con el respaldo de las principales fuerzas políticas y la decisión de los legisladores del país, se han aprobado reformas que ponen al día el andamiaje institucional de nuestro país.

Gracias, por ejemplo, a la Reforma Educativa, hoy contamos con nuevos instrumentos legales que colocan en el centro de las políticas públicas la calidad de la educación. Esto garantiza que la educación pública siga siendo gratuita y, además, socialmente útil, para que nuestros niños puedan triunfar en un contexto global mucho más exigente y competitivo.

En materia de telecomunicaciones y competencia económica, se han sentado las bases constitucionales para que las familias mexicanas tengan acceso a mayores productos y servicios, que sean de mayor calidad y de mejores precios.

Con la Reforma Hacendaria se ha fortalecido la capacidad del Estado para invertir más en sectores estratégicos, como infraestructura, educación, deporte, ciencia y tecnología. Además, esta reforma tiene un profundo sentido social, al establecer por primera vez el Seguro de Desempleo y la Pensión Universal para Adultos Mayores de 65 años.

Por su parte, ya se ha aprobado en el Congreso de la Unión una Reforma Constitucional en Materia de Transparencia, que permitirá consolidar el derecho de los ciudadanos a acceder a la información pública.

Y finalmente, una muy reciente reforma aprobada por el Congreso de la Unión en materia Financiera, que permitirá que las micro, pequeñas y medianas empresas, que son las que generan el mayor empleo en nuestro país, tengan acceso a más crédito, con tasas de interés más bajas, para hacer crecer su negocio y generar más empleo para los mexicanos.

Además, el Congreso de la Unión ya se encuentra analizando y enriqueciendo otras dos importantes reformas: la Política y la Energética.

La primera consolidará nuestra democracia en todos los ámbitos de Gobierno; mientras que la Reforma Energética permitirá que el país mantenga la propiedad sobre sus recursos energéticos, pero, al mismo tiempo, tenga acceso a tecnologías e inversiones privadas, para aprovecharlos plenamente.

Por todos sus beneficios, el Gobierno de la República ha hecho, de la aprobación de las reformas la máxima prioridad durante este primer año de gestión.

Las reformas que se han concretado y las que espero sean aprobadas próximamente, son la base para que México logre un crecimiento económico más acelerado, sostenido y sustentable, durante los siguientes años y décadas.

Las reformas transformadoras son resultado de un trabajo en equipo, en el que, aprovechando nuestra valiosa pluralidad, todos nos hemos puesto, y cuando me refiero a todos, hablo de todas las expresiones políticas que han hecho posible los cambios y las reformas que ya se han concretado.

Todos, invariablemente, se han puesto la camiseta de México.

Por ello, es que debemos seguir trabajando juntos y contribuyendo cada día, desde el ámbito de nuestra responsabilidad, al éxito de nuestro país.

Al cumplirse un año de Gobierno es momento propicio para reiterar mi reconocimiento a las principales fuerzas políticas, a legisladores, a organizaciones sociales y empresariales, así como a la sociedad en su conjunto, por su voluntad transformadora.

En este primer tramo de Administración, hemos trabajado, precisamente, en lo que comprometí a la sociedad, durante el proceso electoral y al rendir protesta como Presidente de la República: transformar a México por las vías institucionales.

Así como este año ha sido un año de reformas, el que hoy inicia deberá destacarse por ser el año de la eficacia en la implementación de las mismas.

Con mayor eficacia y velocidad, debemos mantener el impulso transformador de este primer año de Gobierno, para que se perciba en todo el aparato gubernamental y se proyecte hacia toda la sociedad.

A un año de haber rendido protesta como Presidente de los Estados Unidos Mexicanos, les aseguro que en el Gobierno de la República tenemos la energía y la determinación para seguir moviendo y transformando a México.

Quiero agradecerles, una vez más, a todos los presentes, por acompañarnos en este día.

A ustedes, por ser merecedores del Premio Nacional del Deporte, de ser un reconocimiento al orgullo Nacional, al orgullo que los mexicanos tenemos por ser ustedes campeonas y campeones en distintas disciplinas deportivas y, sobre todo, por permitirme compartir, junto a ustedes, este primer año de gestión gubernamental; proyectar lo que hemos venido realizando y, sobre todo, comprometernos para seguir moviendo y transformando a México en beneficio de todos los mexicanos.

Muchas gracias.