Muchísimas gracias.

Muy buenas tardes a todas y a todos ustedes.

Señor Gobernador del Estado de Durango. Muchas gracias por su hospitalidad.

Muchas gracias por su mensaje de bienvenida y muchas gracias por su adhesión al esfuerzo del Gobierno de la República para construir mejores condiciones para esta entidad y para todas sus comunidades y municipios.

Quiero saludar también a los titulares de los otros Poderes, Legislativo y Judicial de esta entidad.

Al señor Presidente Municipal de El Mezquital.

A los señores Gobernadores Tradicionales, que gentilmente hace ya varios minutos me dieron la bienvenida.

Y quiero saludar a todas las autoridades del Gobierno de la República, del gobierno estatal y de los gobiernos municipales que hoy aquí se dan cita.

Al señor Comandante de la Región Militar. Muchas gracias por su presencia.

Muchas gracias a los señores Legisladores Federales, Senadores y Diputados; Diputadas y Diputados; Diputados locales, Presidentes Municipales, y muy particularmente quiero saludar a toda esta concurrencia de pobladores de aquí, de El Mezquital, y de varias comunidades de esta región del Estado de Durango, particularmente quienes pertenecen a distintas etnias y que hoy están aquí presentes: tepehuanos, huicholes, coras, mexicaneros, entre otros, y varios más que viven en esta región del Estado de Durango.

A todas y a todos, muchas gracias por su hospitalidad y por darme la oportunidad de iniciar el segundo año de mi mandato precisamente conviviendo con todas y todos ustedes.

Y muchas gracias, especialmente a Silvia y a Fernando, quienes me dedicaron algunas palabras y un mensaje de aliento y sobre todo de gran compromiso para seguir construyendo el México que todos queremos, el México que queremos legar precisamente a las futuras generaciones, a las niñas y niños de todo el país.

Gracias por ese mensaje de aliento y de motivación.

Señoras y señores:

En realidad, prácticamente son tres los motivos que hoy nos convocan:

El primero de ellos, y al que ya he hecho referencia, es a esta gran oportunidad, a esta distinción, que lo es para mí, iniciar este segundo año de mi mandato como Presidente de México al lado, precisamente, de toda esta comunidad indígena de esta región del Estado de Durango.

Es oportunidad para reencontrarnos con nuestras raíces y para reconocer lo que somos como país: Un país diverso, un país plural, pluriétnico y de una gran diversidad. Y recordarnos todos los días que nuestro país es un mosaico de distintas realidades, y que la tarea de este Gobierno está orientada fundamentalmente a lograr que el desarrollo y el progreso se extiendan y beneficie a más mexicanos.

Que tengamos un desarrollo extendido en todas las regiones del país, que hay algunas que están más rezagadas que otras, y que hay muchas zonas del país, como es el caso de El Mezquital, un municipio que está entre los de mayor rezago social y que queremos cambiarles el rostro, queremos transformarlos y queremos realmente lograr que la condición de pobreza y de rezago que aquí y en otras partes del país se viven, realmente podamos cambiarlas.

Cambiarles ese rostro, para que tengamos mayores oportunidades para las mujeres, para los hombres, para ambos que son trabajadores y que procuran para sus familias mejores condiciones.

Pero para poder lograr esto hay que generar los entornos, los ambientes, el apoyo que les permita a cada uno construir historias de éxito, alcanzar realización personal, individual, familiar. Eso es lo que queremos, y eso es lo que hemos venido haciendo durante este primer año de gestión gubernamental.

El segundo motivo que hoy nos reúne es la inauguración de esta Carretera Mezquital-Huazamota; 197 kilómetros en una zona de la Sierra Madre Occidental, que si bien es una carretera accidentada, habría que visualizar lo que era antes de que construyéramos esta carretera.

Era una vereda, eran caminos que llevaba o les tomaba horas, muchas, ya el Gobernador hacía referencia, entre 16; y si eran las condiciones climáticas todavía peores, hasta un día poder llegar desde aquí a la capital del Estado de Durango, o a El Mezquital.

Si hablamos de esta región en la que nos encontramos, donde son varias comunidades, La Candelaria, que hoy nos alberga y varias más que ahora en esta carretera, que tiene una longitud de casi 200 kilómetros, 197 kilómetros para ser precisos y que permitirá comunicar la capital de este estado con estas comunidades, tener una comunicación entre sí las varias comunidades y, sobre todo, llevar progreso.

Las vías de comunicación son vías de progreso, porque posibilitan muchas cosas y eso para los habitantes de esta región, lo van a empezar a descubrir y van a poder apreciar el impacto y la significación y el beneficio que tendrá la carretera que hoy estamos inaugurando.

Primero, tener una mejor comunicación entre las comunidades, como ya lo señalaba, el poder llevar o poder comerciar sus productos de manera más rápida y alentar, además, un mayor comercio para estas regiones.

Interregional. Esto facilitara, también, llevar mejores servicios de salud, de educación, entre otros, a estas comunidades tan apartadas y alejadas de las zonas de mayor desarrollo.

Esto, precisamente, nos deja ver parte de la realidad. Una parte de la realidad que tiene nuestro país.

Y, por ello, verdaderamente es para mí motivo de gran satisfacción, de gran orgullo que al iniciar, precisamente, hoy 2 de diciembre el segundo año de mi mandato lo haga al lado de ustedes, compartiendo este momento con ustedes y, sobre todo, encontrando en ustedes mayor motivación, el compromiso para que el trabajo eficaz del Gobierno de la República se traduzca en beneficios tangibles para los habitantes de nuestro país que más lo necesitan.

Hace un momento Virginia me compartía: Es importante esta carretera, pero no es suficiente. Queremos el apoyo del Gobierno para que las mujeres de esta región, también podamos incorporarnos a la actividad productiva; tengamos capacitación; podamos realmente desarrollar nuestras habilidades y capacidades a través de apoyos del Gobierno.

Y lo vamos a hacer, Virginia, lo vamos a hacer. Y aquí instruyo a la Secretaria de Desarrollo Social para que en toda esta tarea que hemos venido desplegando a lo largo y ancho del territorio nacional, especialmente para los municipios de mayor pobreza y que padecen hambre y pobreza, podamos realmente, como lo estamos ya haciendo, llevar apoyos necesarios, no sólo para garantizar una debida y adecuada alimentación a los habitantes, sino para incorporarles al desarrollo, para generarles los elementos, las herramientas necesarias que les permitan a los habitantes de estos municipios incorporarse a un mayor desarrollo.

No podemos permitir que parte del rostro de nuestro país sea el de la miseria, sea el de la pobreza y sea el de la marginación.

Un tercer motivo que hoy nos convoca, además de la inauguración de esta carretera, que es, sin duda, una importante arteria de comunicación, insisto, entre estas comunidades, es la entrega de varios apoyos, varios apoyos que forman parte de la política social del Gobierno de la República.

En este objetivo que nos hemos trazado, cambiar la dinámica de la política para hacer una de nueva generación. Una que no sólo permita que quienes menos tengan puedan recibir un mínimo de ayuda o de apoyo, sino que, además, quienes sean beneficiarios de estos apoyos, realmente, como ya lo señalaba, puedan incorporarse a actividades productivas.

Por eso, les vamos a capacitar, por eso estamos llevando los huertos familiares para que puedan sembrar, y puedan cultivar y cosechar sus propios alimentos, que en lugar de tener que comprarlos, a veces a precios elevados, puedan ustedes, en huertos familiares, sembrar y cosechar productos que ustedes mismos habrán de consumir. Y que cualquier excedente, también les permita tener un ingreso adicional por la venta de los mismos.

Como se ha compartido aquí, en este espacio, todos los beneficiarios de la tarjeta Sin Hambre, que son aquellos mexicanos de los municipios de mayor rezago social, vamos, también, ahora a apoyarles para que tengan sus huertos familiares.

Y para que, además, del apoyo económico que reciben, que les permite hacerse, también, de alimentos y de una despensa que a través de la red de tiendas de DICONSA pueden adquirir, puedan, además, en sus huertos familiares, sembrar y cosechar sus propios alimentos.

Vamos a seguir trabajando en esta política social que trae otros programas. Resultado y beneficio de la Reforma Hacendaria que fue aprobada, es encontrar dos importantes beneficios que anteriormente no se tenían de manera universal.

El primero de ellos es el apoyo a los adultos mayores de 65 años y más. Esto es, no sólo serán beneficiarios sólo algunos de los mexicanos que están en esta condición o en esta edad, y en esta etapa de la vida, sino es un Seguro Universal, que compromete al Gobierno de la República para que todos los adultos mayores de esta edad, de 65 años, sean beneficiarios de esta pensión universal.

El segundo compromiso, el segundo compromiso es el Seguro de Desempleo, para aquellos que teniendo un empleo formal y que llegaran a perderlo, puedan tener un seguro, en tanto obtienen un nuevo trabajo, tengan al menos asegurado un ingreso mínimo para sortear ese momento difícil.

Aquí hemos entregado también el Seguro de Vida para Mujeres Jefas de Familia, y a quienes les entregué este seguro les dije: Espero que nunca lo usen. Espero que realmente nunca lleguen a hacer uso de un seguro que habrá de proteger a sus hijos en caso de faltar.

Pero de lo que pueden estar ciertos y seguros es, aquellas mujeres que siendo trabajadoras, que siendo jefas de familia, en caso de faltar, sus hijos tendrán los ingresos necesarios para concluir hasta sus estudios universitarios y también una pensión que les permita tener un sustento digno.

Otro programa al que ya me he referido. Aquí entregamos apoyos también de huertos familiares, en esta política social que estamos llevando a cabo, para que la gente, especialmente de menos ingresos, puedan tener sus propios huertos y hacerse de sus propios alimentos.

El Programa de Oportunidades, un programa que ya beneficia a 6.5 millones de familias en nuestro país, familias que evidentemente están en condición de rezago, de pobreza y que ésta es una ayuda, un apoyo que también les incentiva para que sus hijos tengan cobertura educativa, para que sus hijos tengan acceso a la salud, que son parte de las reglas que impone este programa para realmente lograr desarrollo social adecuado y conveniente a todas las familias, especialmente de mayor rezago.

En este primer año de Gobierno son casi 400 mil familias que se han incorporado de manera adicional al Programa Oportunidades, al que vengo haciendo referencia.

Y de igual forma, no es menor el esfuerzo que se ha hecho a un programa al que ya me referí, que es el programa para cubrir a adultos de 65 años y más, que en este año se han incorporado ya dos millones y seguramente un número mayor de aquí a diciembre, pero al corte, dos millones más de adultos, que se suman a los tres millones que había anteriormente.

Prácticamente se ha incrementado el padrón de beneficiarios de adultos mayores de 65 años y más en un 60 por ciento. Y seguro estoy que al término de este año el incremento todavía será sensiblemente mayor.

Ésta es parte de la política social del Gobierno de la República.

Y qué es lo que buscamos.

Y quiero compartirlo con ustedes.

En este primer año de Gobierno, ustedes han observado que se ha hablado mucho de las reformas estructurales, de las grandes transformaciones, porque eso es lo que hemos venido impulsando.

Hemos sembrado, a lo largo de este primer año, las bases importantes que nos permitan en los años por venir, tener un mayor desarrollo y mayor crecimiento económico. Mayor desarrollo social para asegurar el México próspero e incluyente que queremos para todas las familias mexicanas.

Y ahora, en el año 2014, prácticamente todas las dependencias del Gobierno, especialmente aquellas que tienen mucho que invertir en infraestructura, en caminos, en carreteras, en salud, en educación, tendrán mayores recursos.

Es el resultado de una reforma hacendaria que posibilitará que estas dependencias y todos los órdenes de Gobierno tengan mayores recursos para invertir, no para ampliar el aparato burocrático; no para generar mayor burocracia, sino para hacer inversión que beneficie a todos los mexicanos.

Solamente, así lo decía hace un momento y así lo confirmamos el titular de la Secretaría de Comunicaciones y Transportes, esta dependencia tendrá un presupuesto de 118 mil millones de pesos, que es casi 40 por ciento superior al que ejerció el año pasado.

Y para asegurar que con oportunidad se ejerzan esos recursos, ya ha iniciado licitaciones que corresponderán al ejercicio de recursos del próximo año.

En pocas palabras, esto compromete al Gobierno de la República para ejercer con oportunidad, de manera eficiente y transparente los recursos que fueron aprobados por los Diputados, a quienes le reconocemos y agradecemos, y además en obligación de ser transparentes en el ejercicio de estos recursos, ante la ciudadanía.

Éste es el compromiso que hemos asumido frente a todos los mexicanos.

Señoras y señores:

Quiero agradecerles a nuestros hermanos de las etnias: tepehuanos, huicholes, coras y mexicaneros que muy amablemente nos dieron una ceremonia de bienvenida.

Que para quienes me acompañan, les dieron ustedes bendiciones, les hicieron y nos hicieron una limpia para que tengamos un mejor año.

Estoy seguro que así habrá de ser.

Y qué mejor augurio de que tendremos un mejor año 2014, precisamente al iniciarlo en este segundo año de gestión al lado de nuestros hermanos de las etnias indígenas.

Gracias por su calidez.

Gracias por su hospitalidad.

Y gracias por ser aliento y motivación de los esfuerzos del Gobierno de la República, que queremos un desarrollo extendido para todos los mexicanos.

Muchísimas gracias.