Muchas gracias.

Muy buenas tardes a todas y a todos ustedes.

Me da mucho gusto saludar al Presidente del Consejo de Administración de los Tigres de Quintana Roo, quien hoy, acompañado del Gobernador del Estado de Quintana Roo, encabeza precisamente a todo este gran equipo triunfador y campeón de la Liga de Beisbol en esta temporada de invierno, perdón, de verano. El que está tarde soy yo.

Me da mucho gusto saludarles, saludar a todas las autoridades deportivas del Gobierno Federal y de distintas organizaciones promotoras del deporte, que están aquí presentes.

A muy distinguidas personalidades, promotores del deporte y particularmente del beisbol.

Y a quienes acompañan a este equipo triunfador, a este equipo ganador, familiares y amigos que están aquí presentes.

A todos les doy la más cordial bienvenida a ésta, la Residencia Oficial de Los Pinos, y sobre todo compartir con ustedes esta alegría, esta satisfacción y este éxito alcanzado.

Decía yo que la confusión entre si verano e invierno, porque sé que también hoy otra temporada de invierno, es porque estoy, estamos ya prácticamente llegando al invierno y es hasta entonces que tengo oportunidad de saludarles y de felicitarles, y de compartir con ustedes este triunfo.

Fue a finales de agosto, en últimos días, cuando conquistaron ustedes este triunfo, su onceavo, que les hace ser ya conocido como el equipo que nació campeón, porque en su origen y en su primera participación, de acuerdo a la información que tengo, en 1955, año de su fundación, ganaron su primer torneo.

Nacieron campeones y lo siguen acreditando en cada triunfo y en cada éxito que están conquistando.

Desde entonces yo había comprometido poder tener la oportunidad de saludarles y de reconocerles en nombre de todos los mexicanos y de toda la afición mexicana que acompaña este gran deporte del beisbol, oportunidad para saludarles y felicitarles.

Sin embargo, ustedes recordarán que justo alrededor de esa fecha, vinieron momentos difíciles, las contingencias que enfrentamos con motivo de los efectos climatológicos de Ingrid y Manuel; y que, evidentemente, nos tuvieron o nos mantuvieron muy ocupados y dedicados a atender a la población damnificada.

Pero, no quería dejar yo pasar la oportunidad, y menos que concluyera este año sin poderle saludar y felicitar ampliamente.

Y que, seguro estoy, que en este momento están ya preparándose, primero, para las fiestas decembrinas; y después, arrancando el año, para nuevamente ir en pos de un nuevo título y de un nuevo campeonato.

Yo quiero felicitarles ampliamente. Como Presidente de la República es para mí motivo de distinción y honor compartir con ustedes este triunfo, y desearles éxitos mayores.

Sé que han hecho ahora de Quintana Roo su casa, después de haberla tenido aquí, en nuestra ciudad capital, en el Estado de Puebla, y ahora en Quintana Roo. Y a lo mejor, Gobernador, regresan ahí, cerca de la Ciudad de México, y al Estado de México, pero le siguen dando vuelta.

Su casa será donde sean ustedes, donde se sientan ustedes a gusto y, sobre todo, donde encuentren mayor inspiración y preparación suficiente para seguir conquistando mayores títulos y campeonatos.

Es ésta, quizá, ocasión para decirles que para el Gobierno de la República el deporte, sin duda, es un motivante social y es una actividad que queremos promover ampliamente.

Hace casi ocho días, el domingo pasado, precisamente, el 1 de diciembre, a propósito, no ha propósito, fue coincidente con el cumplimiento del primer año de gestión de esta Administración, entregué el Premio Nacional del Deporte.

Y en esa ocasión, con los deportistas triunfadores en distintas disciplinas, tuve oportunidad de compartir lo que, sin duda, ha sido para México este año, un año bueno para el deporte, y queremos que lo siga haciendo, y que sea mejor todavía.

Se obtuvieron, las cifras que entonces di a conocer, más de mil triunfos por deportistas mexicanos. Entonces, Chucho Mena nos hizo o nos compartió una visión que yo tomé, y que hoy les comparto, eso ha significado que en este 2013, todos los días, en alguna parte del mundo, en alguna justa deportiva, en alguna competencia, se estuviera izando la Bandera y entonando el Himno Nacional, a partir del triunfo de algún mexicano en alguna disciplina deportiva.

Y eso creo que debe darnos motivo de satisfacción y de orgullo. Pero debe ser para el Gobierno, también, un gran estímulo y, sobre todo, un acicate para realmente hacer del deporte un instrumento de formación de todos los mexicanos.

Debe ser parte de su hábito, debe ser parte de su actividad cotidiana, sea porque encuentren en ella el desempeño a una actividad profesional que tenga horizonte, que tenga recompensa, o bien, porque hagan del deporte un hábito cotidiano que simplemente les depare una buena formación, una buena condición de salud.

Eso queremos lograr desde el Gobierno de la República. Y entonces hoy lo comparto con ustedes.

Comprometí que es tarea para el Gobierno el crear más de dos mil 500 espacios en toda la República Mexicana, recuperando espacios que hoy están perdidos, que están abandonados y que en conjunción con los gobiernos estatales, podamos recuperar para la población y que sean espacios de actividad recreativa y deportiva.

Junto a ello, todo un plan que hemos ideado y que está diseñado desde la CONADE, precisamente, para lograr mayores estímulos, mayores incentivos, mejor infraestructura para el deporte y, algo muy importante, quienes muestren tener capacidades, aptitudes y habilidades para la práctica de algún deporte y, sobre todo, dedicar tiempo y esfuerzo para ello, encuentren también un horizonte de desempeño y de formación y, sobre todo, de desarrollo personal.

Para que, con los estímulos debidos y correspondientes, realmente con esa habilidad que tengan puedan desarrollarla libremente, sabiendo que encontrarán también el estímulo económico adecuado y recompensa a eso que además de ser su actividad deportiva preferida, también signifique un desarrollo profesional.

Es parte de lo que estamos buscando en este diseño para el deporte mexicano y me da mucho gusto poderlo compartir con los campeones del beisbol.

En el deporte, como aquí se dijo, conocido como el Rey de los Deportes, y el Presidente del Consejo de este equipo me compartía, es un deporte complejo que tiene muchas variables, más de dos mil reglas que tiene esta disciplina deportiva, pero que, sin duda, despierta pasión, emoción en gran parte de los mexicanos que son aficionados a este deporte.

Yo me congratulo de estar con ustedes, de expresarles en nombre de la afición mexicana y como Presidente de México, mi mayor felicitación por este onceavo título que han conquistado.

Desearles que vengan mayores éxitos, no sólo en el deporte, no sólo en esta tarea en la que están ustedes comprometidos, sino en cualquier otra actividad que en lo personal lleven a cabo, que les depare éxito y satisfacción personal.

Muchísimas felicidades y yo hago votos porque realmente estos encuentros con equipos triunfadores sean estímulo, sean ejemplo para más mexicanos que encuentren en su diario quehacer, cualquiera que sea su actividad, la realización personal y profesional.

Y ya que nos aproximamos a las fiestas decembrinas, permítanme también felicitarles a ustedes y a través de ustedes a sus familiares y a todos los presentes, con motivo de estas, ya cercanas, fiestas decembrinas.

Que sean de alegría.

Que sean de encontrar nuevamente vitalidad y estímulo para enfrentar desafíos que vengan en los próximos años y que el 2014 sea pleno de éxitos y realizaciones.

Muchísimas felicidades.