Al recibir al Presidente de la República Popular China, Xi Jinping, quien inició hoy una Visita de Estado a México, el Presidente Enrique Peña Nieto aseguró que nuestro país quiere estrechar su relación con ese país asiático, “nación que se ha convertido en fuente de crecimiento económico y factor de equilibrio internacional”.

Afirmó, durante la ceremonia oficial de bienvenida al Presidente Xi Jinping y su esposa Peng Liyuan, realizada en el Campo Militar Marte, que China y México deben aprovechar sus complementariedades y reconocerse como grandes aliados. “México y China son dos países en ascenso dentro de un nuevo orden internacional. En este sentido, deseo que su visita nos permita establecer una asociación estratégica integral en favor del crecimiento económico y la calidad de vida de nuestras poblaciones”, resaltó.

Por su parte, el Presidente Xi Jinping afirmó que el objetivo de su visita a México “consiste en profundizar la confianza mutua, ampliar la cooperación y profundizar la amistad”.

Siendo por igual civilizaciones antiguas del mundo, China y México comparten vivencias históricas similares en su lucha gloriosa y heroica por la independencia y emancipación nacional, lo cual ha creado entre ambos pueblos una afinidad natural, destacó.

El Presidente Peña Nieto subrayó que ambas naciones “queremos conocernos mejor: que la cultura china florezca en México y la cultura mexicana se difunda en China”, para lo cual, dijo, “aspiramos a ampliar y a equilibrar nuestra relación comercial e incrementar las inversiones recíprocas”.

Manifestó su deseo y confianza en que la reunión bilateral que sostendrán en el marco de la Visita de Estado a México “arrojará avances y resultados específicos, con base en una agenda de trabajo de largo plazo y acciones inmediatas”.

“Queremos acelerar nuestro desarrollo a partir de intercambios tecnológicos y experiencias exitosas en ámbitos como el cuidado del medio ambiente o la construcción de infraestructura”, precisó.

El Titular del Ejecutivo Federal celebró que en los dos meses y medio de la gestión presidencial de Xi Jinping ésta sea la segunda ocasión en que ambos mandatarios se reúnen, la primera en China y ahora aquí, en México. “Esta reciprocidad demuestra el interés mutuo de consolidar nuestra relación bilateral y establecer una agenda de trabajo desde el inicio de ambos gobiernos”, añadió.

El Presidente Peña Nieto insistió en que México es un país abierto al mundo, y como tal reconoce que gran parte del desarrollo económico futuro estará en la región de Asia-Pacífico, donde China tiene una presencia fundamental. “muestra de ello es que su país es nuestro primer socio comercial en aquella dinámica región del mundo. Por estas razones decidí que la primera nación que visitaría en Asia sería la suya; en aquella gira de trabajo fue muy significativo constatar la apertura y disposición de su gobierno para trabajar con México y elevar nuestra relación a un nuevo nivel”.

Finalmente, recordó que el pasado 14 de febrero se cumplieron 41 años del inicio formal de la relación diplomática entre ambos países. “Sin embargo, nuestros intercambios se remontan a más de cuatro siglos”, concluyó.

CON LOS ESFUERZOS AUNADOS DE AMBAS PARTES, LAS RELACIONES ENTRE MÉXICO Y CHINA ENTRARÁN EN UNA FLAMANTE FASE DE DESARROLLO: XI JINPING

Antes de pasar revista a la Guardia de Honor y de que ambos mandatarios presentaran a sus comitivas oficiales, el Presidente Xi Jinping apuntó: “Me asiste la convicción de que con los esfuerzos aunados de ambas partes las relaciones entre China y México entrarán en una flamante fase de desarrollo”.
Xi Jinping manifestó que “China y México comparten las tareas comunes de desarrollar la economía y mejorar el bienestar del pueblo; la parte china se encuentra dispuesta a aunar esfuerzos con la parte mexicana por enriquecer sin cesar el contenido de la asociación estratégica entre ambos países, a fin de promover el desarrollo integral y profundo de la cooperación de beneficio mutuo y contribuir ampliamente a la paz, la estabilidad y la prosperidad del mundo”.

Luego de agradecer la recepción y manifestar los mejores deseos del pueblo chino para México, el Presidente de la nación asiática puntualizó que “los años transcurridos a raíz del establecimiento de relaciones diplomáticas entre China y México, en el año de 1972, han sido testigos del rápido desarrollo de la cooperación amistosa en diversos terrenos entre ambos países, que siempre se han apoyado y comprendido mutuamente en su camino al desarrollo, manteniendo una estrecha coordinación en los asuntos globales para convertirse en buenos amigos y grandes socios”.