México, D.F. 14 de junio de 2013.

Al encabezar la entrega del Premio Nacional de Ingeniería y Arquitectura 2013, el Presidente Enrique Peña Nieto enfatizó que el Gobierno de la República tiene el compromiso de dar un fuerte impulso al desarrollo de más y mejor infraestructura para el país.

Subrayó que hoy México vive condiciones favorables y para aprovecharlas al máximo “es indispensable construir las obras que aceleren nuestro desarrollo y amplíen nuestra capacidad productiva, que es la variable en la que queremos poner mayor énfasis para realmente incidir en la democratización de la productividad”.

Debemos, agregó, “asegurar que el desarrollo llegue a todas las regiones y lugares más recónditos de nuestra geografía nacional, y que el beneficio se extienda a todas las familias mexicanas”.

En el salón Adolfo López Mateos de la Residencia Oficial de Los Pinos, el Titular del Ejecutivo Federal expresó que se requiere crear sinergias entre empresarios, profesionales de la construcción y autoridades para incrementar las inversiones en infraestructura y su velocidad de ejecución. “Al construir infraestructura se establecen vías y cauces para el crecimiento elevado y sostenido, pero también se tiene un beneficio adicional en el corto plazo: activar el potente motor de nuestra economía”.

En este marco, instruyó al Secretario de Comunicaciones y Transportes, Gerardo Ruiz Esparza, para acelerar el ritmo de ejecución y pago de los proyectos de infraestructura. Detalló que si bien el ritmo de inversión en los primeros días de la Administración fue del orden de 181 millones de pesos diarios y hoy alcanza los 240 millones, la propuesta es lograr una inversión del orden de 280 millones de pesos diarios en infraestructura para este año.

Luego de pronunciarse por lograr en esta Administración el objetivo de convertir a México en un gran centro logístico global de alto valor agregado, el Presidente Peña Nieto recordó que dos de las primeras 13 decisiones de su Gobierno, anunciadas el primero de diciembre, están relacionadas con infraestructura: La primera fue acelerar la propuesta del Programa Nacional de Infraestructura y Transporte, “que prácticamente está ya concluida, y que próximamente estaremos presentando”.

La segunda decisión fue la referente a modernizar la infraestructura ferroviaria del país. “Para lograr estos objetivos, México cuenta con sus ingenieros y con sus arquitectos”, subrayó.
“Con infraestructura, inversiones en tecnología e innovación y mayores encadenamientos productivos haremos de la ubicación geográfica del país, una auténtica generadora de riqueza para todos los mexicanos”, dijo, al recordar que ésta es la visión de futuro plasmada en el Plan Nacional de Desarrollo 2013-2018, el cual establece tres ejes rectores para apoyar el desarrollo de infraestructura de largo plazo: desarrollo regional equilibrado, desarrollo urbano y conectividad logística.

Indicó que en el sector carretero se consolidarán y modernizarán los grandes ejes troncales que cruzan a lo largo y ancho del territorio del país. “En el sector ferroviario habremos de construir nuevos tramos, pero también libramientos, acotamientos y relocalización de vías férreas que permitan conectar los nodos del nuevo sistema nacional de plataformas logísticas, que estamos y queremos desarrollar”.

En el sector marítimo portuario dijo que se desarrollarán puertos estratégicos de clase internacional.
Tras entregar el Premio Nacional de Arquitectura a Francisco Serrano Cacho, y el Premio Nacional de Ingeniería a Bernardo Quintana Isaac, el Presidente de la Nación señaló que “a mayor infraestructura, mayor competitividad y con mayor competitividad, habrá mayor crecimiento económico y mayor bienestar”.

“Ésta es la decisión que México tiene por delante”, agregó, “ésta es la visión y la claridad que tiene el Gobierno de la República, y de ahí que todas las acciones, proyectos, obras y políticas públicas que estamos impulsando tienen ésta clara orientación”.

El Presidente Peña Nieto recordó que fue Don Adolfo López Mateos, quien, en 1959, instituyó estos galardones, “un justo homenaje a quienes, desde su profesión, han contribuido, han edificado este país”.

Manifestó que para él “es muy significativo este acto, lo es más cuando tengo en mi memoria y en mi corazón la profesión que tuviera mi padre, quien fuera también ingeniero. Por eso es que para esta profesión guardo un especial cariño”.

Dijo que los ingenieros y arquitectos de México son dos importantes gremios que han sido “protagonistas esenciales en la edificación del México que hoy tenemos y también serán protagonistas del México que aspiramos tener”. “Gracias a su esfuerzo y dedicación, México se transformó durante el Siglo 20. Con su talento e innovación, no tengo duda que México habrá de transformarse aún más en este Siglo 21”. “Hagamos de la infraestructura la palanca de desarrollo que nos permita ser más productivos, y competir con éxito en el mundo”, concluyó.

MÉXICO NECESITA FORTALECER EL DESPLIEGUE DE LA COMPETITIVIDAD DE LOS BIENES PRODUCIDOS EN EL PAÍS: RUIZ ESPARZA

A su vez, Gerardo Ruiz Esparza, Secretario de Comunicaciones y Transportes, destacó: “México necesita fortalecer las condiciones que hacen posible el despliegue de la competitividad de los bienes producidos en el país, entre ellas indiscutiblemente el mejoramiento de infraestructura y los servicios de transporte y telecomunicaciones”.

Enfatizó que “para lograr estos objetivos, la participación de los ingenieros y arquitectos es y seguirá siendo fundamental”. “Contamos con nuestros ingenieros para concluir con éxito grandes obras de la ingeniera nacional”, indicó.

Ruiz Esparza mencionó que en el futuro inmediato se presentan nuevos retos en los que tendrán un papel relevante los ingenieros de México, en la construcción de la Carretera México-Tuxpan, con la que se podrá llegar a la capital del país del Golfo de México en tan sólo dos horas y media; la Carretera Mazatlán-Durango, para terminar el Eje Troncal que comunicará el Océano Pacífico con el Golfo mediante vías de altas especificaciones; así como las autopistas Siglo 21 y la Carretera México-Acapulco; la Guanajuato-San Miguel de Allende, la Atizapán-Atlacomulco, la Cardel-Poza Rica y la Tuxpan-Tampico.

“Se trata de grandes proyectos de ampliación y modernización, de importantes proyectos ferroviarios y de puertos marítimos nacionales”, resaltó.

EL PROGRAMA NACIONAL DE INFRAESTRUCTURA DISPARARÁ LAS ACTIVIDADES DE CONSTRUCCIÓN Y GENERARÁ GRANDES BENEFICIOS: RAMOS LIGNAN

El ingeniero Luis Ramos Lignan, Presidente de la Asociación de Ingenieros y Arquitectos de México, A.C, (AIAM) manifestó que el lanzamiento del Programa Nacional de Infraestructura constituirá para su gremio el gatillo que disparará las actividades de construcción y mantenimiento de la misma, con sus consecuentes beneficios de generación de empleos, derrama económica y distribución de la riqueza.

Felicitó al Presidente Peña Nieto a nombre de la AIAM, “porque con creatividad, inteligencia, estrategia y un trabajo arduo, logró que se firmara y se mantenga por buen rumbo el tan necesario Pacto por México”.

LA OBRA PÚBLICA DEBE SER ARQUITECTURA DE GRAN CALIDAD: FRANCISCO SERRANO CACHO

El galardonado con el Premio Nacional de Arquitectura 2013, Francisco Serrano Cacho, afirmó que la obra pública que se construye en el país debe ser siempre de gran calidad, que enorgullezca a todos, no sólo a quien la edifica, y se convierta en un símbolo.

“Los arquitectos debemos ser hombres de nuestro tiempo, actores en el mundo global, construyendo con los medios a nuestro alcance, aquí y en otras naciones, reflejando la cultura de la que formamos parte; la cultura mexicana”, refirió.

LOS INGENIEROS MEXICANOS TENEMOS IMPORTANTES COINCIDENCIAS CON EL PRESIDENTE DE MÉXICO: BERNARDO QUINTANA ISAAC

En su oportunidad, el ingeniero Bernardo Quintana Isaac, galardonado con el Premio Nacional de Ingeniería 2013, señaló que los ingenieros de México tienen importantes y abundantes coincidencias con el Presidente Enrique Peña Nieto; la misma visión de país que se anhela, particularmente en el desarrollo de infraestructura que se requiere.

En este sentido, y dada la complejidad y magnitud en materia de infraestructura a edificar, convocó a su gremio cerrar filas en torno al Ejecutivo Federal a fin de apoyarle con sus compromisos en la materia, y que éstos se concreten en tiempo y forma.

Tengo la certeza, enfatizó, de que el país está en condiciones de acelerar su crecimiento, impulsando la ampliación de su infraestructura, empleando las competencias de la ingeniería y la arquitectura nacionales, así como estimulando la formación de nuevas generaciones de ingenieros y arquitectos.