** Entrevista por Jorge Fernández a EPN

Jorge Fernández Menéndez (JFM), conductor: Ya estamos con el presidente Enrique Peña Nieto.

Señor Presidente, es un placer estar con usted. Gracias por recibirnos aquí.

Enrique Peña Nieto (EPN), presidente de México: Al contrario, Jorge, muchas gracias. Para mí es un gran gusto, un gran honor y, sobre todo, tener la oportunidad de llegar a tu audiencia a través de esta entrevista que hoy me estás formulando. Muchas gracias.

JFM: Señor Presidente, a ver, vamos a platicar un poco de lo que ha ocurrido en torno al Tercer Informe y a estos tres años y a los tres años que vienen.

Hace un año, hace un año exactamente, me tocó estar en Nueva York cuando usted estaba en la Asamblea General de la ONU. Fue un gran momento: el tema era México a nivel internacional, era el ciclo de reformas que concluía. En un año exactamente, las cosas cambiaron: se presentó el tema Ayotzinapa, se presentó el tema -como usted decía ayer- de conflictos de intereses...

¿Qué es lo que cambió y qué es lo que hay que cambiar a partir de lo que sucedió en todo este año?

EPN: Mira Jorge, yo ayer, justamente, hice un balance de tres años de administración y esto que apuntas lo referí también con toda claridad en mi informe, de que el último año a partir de esta fecha que tú recuerdas, en un momento en que el mundo estaba reconociendo las reformas que México había alcanzado hace un año ya, y que todavía estamos en esta parte de este proceso transformador sobre todo en alguna legislación secundaria, de alguna de esas grandes reformas; pero los cambios constitucionales se han logrado y se han materializado, y el mundo sigue reconociendo esto.

Ayer yo decía que este último año había sido difícil por varios motivos y que había sido difícil porque habían despertado indignación, molestia entre la sociedad, por hechos diferentes entre sí, pero que a final de cuentas habían sido una serie de eventos que lamentablemente han lastimado el ánimo de la sociedad mexicana.

Por un lado tuvimos lo que apuntas, un evento que ha significado una gran tragedia, que fue lo ocurrido en Iguala, en lo que a donde apunta hoy la investigación de la Procuraduría General de la República, que el desenlace pudiera ser justamente alguna tragedia y que conmovió y lastimó el ánimo de la sociedad.

Junto a esto vimos después señalamientos de conflictos o eventuales conflictos de interés, que también eventualmente involucraron incluso al Presidente de la República y que sumaron a este ánimo de indignación entre la sociedad.

Hemos conocido de otros eventos de corrupción en distintos órdenes de Gobierno, distintos, casos -repito-, no iguales pero que han abonado a un clima de desazón y de molestia social.

Junto a eso vemos pues hoy una gran incertidumbre que hay en el mundo ante la alta volatilidad que vemos en el mundo financiero; todos los días estamos recogiendo noticias de cómo el precio del petróleo baja, sube, baja, y notablemente en un precio hoy más bajo del que teníamos también hace dos años.

Saben todos que el precio del petróleo está muy asociado a los ingresos que tiene el Gobierno en todos los órdenes; vemos también cómo el tipo de cambio, el precio del dólar ha ido aumentando. Y todo esto genera por un lado, lo que ayer apunté; hoy tenemos al interior signos de desconfianza y por otro lado de incertidumbre frente a lo que estamos viendo en el mundo.

JFM: ¿Usted siente desconfianza e incertidumbre ante lo que viene?

EPN: No, traté de ubicar con toda claridad por qué debemos mantenernos firmes en la ruta que he trazado para México, porque es importante que no claudiquemos en lo que nos hemos trazado, por qué el camino que echamos a andar hace ya casi tres años, cuando inició esta administración, de promover un cambio estructural, es decir, de cambiar leyes en temas fundamentales en lo que se había pospuesto abordar en algún momento, porque no se había podido hacer y que eso nos llevó a lograr un Pacto por México, yo ayer lo quise recordar, porque no podemos omitir lo bueno que se ha hecho y no sólo el Presidente, sino lo que como sociedad hemos logrado.

Logramos con las principales fuerzas políticas celebrar un Pacto por México, de poner actitudes, de ser a veces adversarios y tener marcadas diferencias, por encontrar un punto de conciliación, nos permitió trazarnos una ruta para abordar temas difíciles que no se habían abordado y que son indispensables para que el país pueda crecer y pueda generar mayor bienestar para las familias mexicanas. Y eso ha ocurrido.

(En imagen Jesús Zambrano)

Ayer dije: "A ver, ya hicimos los cambios en la Constitución, hicimos los cambios en las leyes, creamos nuevas instituciones, hoy debemos seguir manteniendo el paso firme y la visión clara que lo que habrá de deparar, de no claudicar es justamente los beneficios que habrán de tener las familias mexicanas a partir de lo que hemos logrado.

Y apunté ya algunos beneficios que hoy son tangibles, que derivan de las propias reformas: apunté, por ejemplo, que la reforma en telecomunicaciones hoy permite, sólo en alguno de los beneficios, pues que ya el precio de la telefonía haya disminuido, en larga distancia se dejó de cobrar en México, toda la larga distancia nacional, la larga distancia internacional ha tenido una disminución de 40 por ciento.

También el que tengamos un mayor consumo en el mercado nacional y, ahí ayer di varios indicadores que el gobierno construye, que INEGI -que es una entidad autónoma- evalúa y revisa de cómo va el desempeño de la economía, muestra con toda claridad que ha habido o que está habiendo un mayor dinamismo en nuestra economía.

Eso, bueno, quiere decir que las familias mexicanas están teniendo más ingresos o por lo menos están consumiendo más, están gastando más. Ayer di una cifra histórica, por ejemplo, lo que hace la adquisición de vehículos que nunca habíamos tenido en México: más de 830 mil vehículos que el mercado nacional... que se han comprado en México.

Y hoy tenemos cifras de inflación, la más baja, es decir, hoy el gasto a las familias mexicanas les está rindiendo más y por eso está habiendo mayor consumo: ventas al mayoreo, ventas al menudeo. No podemos dejar de ver estos indicadores, lo positivo que son y que hablan de cómo la economía está estable. Y ayer reafirmé el compromiso de mi gobierno para realmente cuidar la estabilidad de la economía mexicana. ¿Por qué? Porque eso es lo más importante, porque es la condición indispensable para cuidar la economía de las familias mexicanas.

Y ayer apunté por qué había sido un año difícil, por qué habíamos pasado por todo este tránsito sobre los temas que ya aquí he comentado y que ayer señalé pero que no podíamos dejar de avanzar en la ruta que nos habíamos trazado.

Ayer puntualmente dije: "Mantengamos el paso firme, con determinación", anuncié nuevas medidas que están orientadas a tres objetivos fundamentales: primero, ser más eficaces en el combate a la pobreza y a la desigualdad; segundo, mantener la estabilidad económica e impulsar el crecimiento económico y, tercero, fortalecer nuestro Estado de Derecho con instituciones más sólidas y con cambios a distintos ordenamientos, a diferentes leyes que realmente nos permitan consolidar y fortalecer el Estado de Derecho.

JFM: Ahí, si uno ve lo que ocurrió en el informe, el "aplausómetro" siempre sirve para medir las cosas, hay tres temas que tuvieron el mayo peso en el auditorio; cuando se refirió a las Fuerzas Armadas, cuando se refirió a los temas de seguridad que involucran a las Fuerzas Armadas; la recuperación de la educación en Oaxaca y el tema de que no habría nuevos impuestos. Si le parece vamos por orden con estos temas.

EPN: Uno a uno.

JFM: A ver, las Fuerzas Armadas y la seguridad. Hace prácticamente un año también, en noviembre, presentó usted un decálogo de temas donde algunos de ellos relacionados con la seguridad se vuelven a presentar ahora porque quedaron en la congeladora legislativa.

El Mando Único, por ejemplo, que es un capítulo imprescindible para garantizar la seguridad. ¿Se podrá avanzar ahora ya en el tema del Mando Único? ¿Se buscarán mecanismos? Sin eso es muy difícil avanzar en seguridad.

EPN: Ayer, Jorge, hice un amplio reconocimiento, porque aquí vale la pena destacar el valor y compromiso que tienen nuestras Fuerzas Armadas en apoyo a los mexicanos en distintos frentes. No sólo en el tema de seguridad que es fundamental y en la que están participando de forma muy activa y comprometida, sino también en otros frentes: lo mismo los ves prestando auxilio las familias mexicanas cuando enfrentamos un desastre natural, los vemos también apoyando las labores de forestación en nuestro país; hoy los vemos ya también involucrados en el combate a las adicciones o la participación que tendrán quienes participan en el Servicio Nacional Militar.

Es decir, a veces perdemos de vista el valor que tiene, el compromiso que hace cada soldado, cada marino, cada piloto, que tiene que dejar su hogar por varios días, por varios meses para estar cumpliendo una misión en alguna parte de nuestro territorio.

JFM: El general secretario me decía hace algunas semanas, me decía... "Bueno, cuando algunas voces reclaman la salida del Ejército de las calles y -me dice- bueno, eso sería algo así como la película aquella de 'Un día sin mexicanos', ¿no?"

Imaginemos, ¿no?, al país sin la participación de los militares en todos esos ámbitos, el de seguridad hasta el Plan DN-III. No funcionaría el Estado mexicano.

EPN: Bueno, yo creo que esta visión de sólo imaginar la ausencia de nuestras Fuerzas Armadas nos llevaría pensar y a tener mayor conciencia del papel tan relevante que tiene en apoyo a las familias mexicanas.

En estos varios frentes que he compartido, en realmente ser importante pilar y sostén de las instituciones democráticas del país y por ello creo yo de forma muy justa, el día de ayer al haber hecho este reconocimiento tuvo un muy amplio respaldo, fue muy ovacionado por el auditorio que estaba ayer ahí ante el cual rendí mi informe, pero estoy seguro que lo es de toda la sociedad mexicana. Entonces era muy importante señalarlo porque, además...

JFM: Era muy importante señalarlo...

EPN: Perdón.

JFM: ... pero, ¿en ocasiones no siente usted que ese reconocimiento y ese aplauso no se corresponde con algunos actos de mezquindad que hay en torno al Ejército?

No se le ha aprobado una Ley de Seguridad Nacional.

EPN: Mira, yo creo que ha habido casos, lamentablemente que han manchado a la institución de nuestras Fuerzas Armadas, casos aislados que merecen toda la atención, que merecen evidentemente profundizar en las investigaciones que deban de hacerse de algunos señalamientos donde, eventualmente, pudo haber habido algún exceso; pero esto de ninguna manera puede manchar a toda una institución, a una institución que involucra -repito- soldados, marinos, pilotos y que son orgullo de lo que los mexicanos hemos logrado construir en esta institución tan importante para nuestro país. Seguiremos trabajando, trabajaremos para realmente fortalecer el marco de actuación en el que trabajan nuestras Fuerzas Armadas.

Pero el día de ayer quise dejar puntual constancia del reconocimiento, porque como Presidente de la República que he estado recorriendo el país y de haber estado en diferentes lugares, aprecio y veo muy de cerca y conozco muy de cerca el trabajo efectivo, eficiente, que hacen los elementos de nuestras Fuerzas Armadas.

JFM: Le preguntaba hace unos minutos, nos desviamos con el tema del Ejército, sobre el tema policial de seguridad. El esquema de trabajar en avanzar, en construir policías, quizás en el tema de la seguridad cotidiana, eso es lo más importante en perspectivas de avanzar...

EPN: Yo creo que uno de los retos en la agenda legislativa, en el trabajo legislativo que está pendiente, que ayer apunté, orientado a fortalecer el Estado de Derecho, pasa precisamente por encontrar la fórmula y mecanismos en la reforma que se haga a diferentes ordenamientos, a la propia Constitución y a otros que tengan que ver con nuestras áreas de seguridad pública y de procuración de justicia, que precisamente nos permitan fortalecer nuestras instituciones.

Hoy es muy claro, Jorge, que tenemos un reto distinto al que el Estado mexicano enfrentó en el pasado. Hoy tenemos un crimen organizado con mayores capacidades, mejor equipado, con otras habilidades que han desarrollado precisamente para estar y actuar fuera de la ley. Y, en consecuencia, el Estado mexicano, en sus distintos órdenes de gobierno, tiene que estar por igual suficientemente consolidado, fortalecido y preparado para hacerles frente.

Se ha propuesto la creación de policías estatales únicas, ha habido voces disonantes, voces con diferencias sobre este tema. Yo creo que lo importante es que encontremos el punto de conciliación. Y lo que es un hecho y es claro -creo que es compromiso de los legisladores y del propio Ejecutivo Federal- es encontrar cuál será la fórmula y cuáles serán los cambios que debamos hacer para fortalecer las capacidades de las áreas de seguridad pública que tenemos en nuestro país.

JFM: Unas áreas de seguridad que requieren ir llevando un proceso de centralización también, porque tenemos muchas policías muy dispersas, muchos organismos de inteligencia muy dispersos y quizá no es tanto la cantidad sino la calidad de lo que tenemos que...

EPN: Mira, ayer en el Informe apunté también que uno de los objetivos que mi gobierno se trazó, de las cinco grandes metas nacionales, una es lograr un México de paz y de tranquilidad; y esto obliga a que haya esto que tú señalas: una mayor coordinación. De hecho, el Gobierno ha debido promoviendo esta debida coordinación entre el Gobierno Federal y los gobiernos estatales, el que podamos concentrar los esfuerzos para que en lugar de tenerlos dispersos, los podamos tener mucho más uniformes y mucho más homologados.

Por eso la propuesta de crear policías estatales únicas que, si bien, incluso no se ha legislado y regulado este tema, en la práctica ya pasa en varias entidades. En varios estados ya hay convenios de colaboración y de crear un mando único sobre las policías estatales.

Esto nos ha permitido reducir, al final de cuentas, los índices de violencia y de inseguridad que hay en el país. También las mediciones que INEGI -entidad autónoma- da a conocer, muestra cómo del 2012 al 2014 tenemos un menor número de homicidios por cada cien mil habitantes.

Y apunto este dato porque es, al final de cuentas, el que en el mundo nos ilustra cómo están realmente las condiciones de seguridad en cualquier país. Los países en este terreno se miden, bueno, cómo está el número de homicidios por cada cien mil habitantes. No hemos llegado a donde queremos, tenemos que lograr una mayor disminución de la violencia, pero es evidente -porque así lo indican o así se concluye de distintos indicadores- que hay menor violencia.

Destaca que hay estados en el norte del país que estaban asolados auténticamente por un ambiente de enorme inseguridad, que han disminuido por encima del 60 por ciento el número de homicidios que ahí se cometían. Ahí está el caso de Nuevo León, de Coahuila, de Chihuahua, estados donde ha habido una notable disminución.

En términos generales en el país, pasamos de 22 -poco más de 22- homicidios por cada cien mil habitantes, a tener hoy -de acuerdo a cifras de INEGI en el 2014- poco más de 16 homicidios.

En otros delitos, robo, secuestro, extorsión, ha habido también una disminución.

Reconocí que en el caso del secuestro, por ejemplo, en 2013 tuvimos un incremento, de 2012 a 2013; por eso establecimos una estrategia para combatir el secuestro, un área de coordinación dedicada a combatir el secuestro. El saldo neto -ya con cifras del 2014- es que nuevamente logramos un decrecimiento de la comisión de este delito y, de hecho, estamos ligeramente abajo de lo que había en el año 2012.

Hoy el objetivo es muy claro: tenemos que reforzar nuestras acciones para combatir la inseguridad, tenemos que mostrar mayor eficiencia -que pasa por una debida coordinación- y algo muy importante: la prevención.

La prevención -hay que apuntar- es fundamental, porque ésta nos permite ir a la raíz del problema. Les doy un ejemplo: hace poco estuvo inaugurando el mural que hay en Pachuca, donde era una colonia en donde había pandillas que se peleaban entre sí, que eran enemigas entre sí. Y el llevar ahí un programa de los que están inscritos dentro de la política de la prevención y que se han definido 80 lugares donde llevar esta política por la alta incidencia delictiva, nos está permitiendo llevar ahí programas que nos permitan ir a la raíz del problema, cómo logramos generar comunidad en estos lugares.

Ahí encontramos que pandillas distintas depusieron sus armas, sus conflictos y trabajaron en la construcción de este mural que cambió el entorno de una pequeña colonia, que hace a este lugar hoy el mural más grande que se haya pintando en América Latina sobre más de 200 casas en más de 20 mil metros cuadrados que se pintaron para este mural.

Esa es una de varias acciones que estamos haciendo para la prevención, recuperando espacios públicos, promoviendo actividades deportivas, llevando propuestas de proyectos productivos que los jóvenes en esos lugares puedan incorporarse, para que la delincuencia o el actuar fuera de la ley, no termine por ser una opción de vida para ellos; de ahí la importancia o relevancia que tiene la tarea de la prevención.

Yo diría, en pocas palabras, que el tema de combatir la inseguridad y lograr el México de paz y de tranquilidad -primer meta que me tracé de las cinco metas nacionales- estamos trabajando, hay cifras alentadores, no podemos incurrir en triunfalismos, más bien, muy motivados, muy alentados para que mantengamos este paso muy firme y decidido, no claudicar para lograr lo que queremos para los mexicanos.

JFM: A ver, una pregunta: la seguridad también es un tema de percepciones.

EPN: Sí.

JFM: Y en la hora de las percepciones, todos estos avances, en términos de percepción se ven afectados por lo que ocurrió, por ejemplo, con la fuga del "Chapo" Guzmán. No le voy a preguntar qué es lo que ocurrió con la fuga, eso lo están investigando las autoridades de seguridad, pero ¿cómo se sintió usted en ese momento, cuando le avisan que eso ocurrió?

EPN: Lo señalé ayer. Entre los varios eventos ocurridos en este último año, señalé que uno había sido justamente, el que un delincuente de alta peligrosidad hubiese evadido una cárcel, supuestamente de máxima seguridad.

Yo creo que mostró la fragilidad y vulnerabilidad que tenemos en nuestro sistema penitenciario. Yo creo que esto significó para mí una enorme frustración, por supuesto que frustración, enojo y molestia que, además, expresé más allá de haberme hecho público, por supuesto que me sentí... Así como había celebrado en algún momento la detención de alguien tan buscado como era este delincuente, por supuesto, cuando soy informado del que se haya fugado, por supuesto que sentí una terrible frustración y un enorme enojo.

Pero tenemos que salirnos de ese enojo, porque no puedes actuar ni decidir con enojo sino más bien con serenidad y con razón. Y decir: "A ver, que se haga la investigación correspondiente para decir si hubo o no servidores públicos involucrados o en complicidad con esta fuga, tarea que está llevando a cabo la Procuraduría General de la República; reforcemos la acción para que esto no nos vuelva a ocurrir.

Hay fragilidades en nuestro sistema penitenciario. Y hoy trabajamos para la reaprensión de éste y la aprensión de todos aquellos delincuentes que han evadido la ley. Ayer lo apunté: de los grandes objetivos, objetivos 122 identificados al inicio de esta administración, 92 han logrado ser aprendidos o, por lo menos, hoy ya no son un peligro para la sociedad mexicana.

Y también expresé que la tarea no culmina con la detención de estos objetivos o de estos blancos o de estas personas que normalmente son líderes o jefes de bandas delincuenciales, sino que hay que desmantelar todo el aparato que mantiene estas organizaciones criminales; sus medios de financiamiento, el cómo operan. Estamos trabajando en el desmantelamiento.

Es una tarea que no se agota, Jorge, al contrario -ayer apunté-, es un compromiso firme de mi gobierno; en una convicción clara que tiene mi gobierno de seguir trabajando en favor de la seguridad.

Y también apunté que esta es una tarea que no podemos acometer sólo al Gobierno Federal, es una tarea que involucra todos los órdenes de Gobierno. Una actuación real, no simulada sino real y efectiva que implica dedicarle recursos, que implica una adecuada coordinación y un compromiso serio para realmente trabajar en favor de la seguridad de las familia mexicanas y lograr disminución en los índices de criminalidad. Y eso, a final de cuentas se mide. Eso, al final de cuentas, es muy medible y podríamos saber con toda precisión qué estados realmente han hecho su tarea y cuáles se han quedado rezagados frente a este reto.

JFM: En todo esto, otro de los temas que fue muy destacado en el informe el día de ayer es el tema de la educación. Me llamó profundamente la atención dos (sic) cosas: primero, la recepción que tuvo el tema de haber recuperado el IEEPO, la educación en Oaxaca, para la niñez, para los jóvenes, las familias y para el estado; y el otro tema es el de la infraestructura que se va a desarrollar en términos educativos.

El tema de Oaxaca, quizás en el tema de Oaxaca, la gran duda que había y que tenía la gente es (sic) si el Estado podía garantizar que esa reforma -que es la piedra angular de todas las demás- se iba a poder aplicar en todo el país.

EPN: Tú lo apuntas, Jorge y bien lo señalas: la reforma educativa yo estoy convencido que es la más importante y la de calado mucho más profundo, porque de ésa depende realmente que los niños de hoy, los jóvenes de hoy, tengan la educación de calidad que la Constitución mandata, para que realmente puedan enfrentar los retos en cualquier ámbito mañana, que tengan mejor preparados (sic), con mayores habilidades y mayores capacidades que deben adquirir en esta etapa de su formación.

La reforma educativa -sólo recuerdo- fue la que tuvo mayor consenso, la que tuvo mayor respaldo de las fuerzas políticas, la primera que logramos, la primera gran reforma estructural que hicimos, fue la reforma educativa. Y ¿cuál es el componente más importante de la reforma educativa? El asegurar por parte del Estado mexicano que la educación que se imparte en México, pública, laica, gratuita, además, sea de calidad.

Y en este proceso de instrumentación de esta reforma, inevitablemente ha habido resistencias; resistencias de quienes, al amparo de las condiciones del pasado, pues habían hecho, auténticamente, casi un botín o habían tomado beneficios de la condición existente en el pasado.

Mayor resistencia enfrentamos en Oaxaca, en donde la autoridad educativa pues estaba auténticamente tomada por una sección sindical de ahí. O sea, no había distingo entre lo que era la autoridad y el sindicato, sino esa sección...

JFM: El sindicato era la autoridad.

EPN: El sindicato era la autoridad. Había que desmantelar esta condición. Sólo vale la pena recordar que cuando inició este gobierno, teníamos tomado el Zócalo. Tuvimos ahí un plantón durante varios meses, de maestros que ahí estuvieron en protesta y hoy están dando clases. Hoy las maestras y maestros están dando clases.

Y creo que es una reforma que en la vocación que un maestro tiene por dedicarse, precisamente, a la formación de las nuevas generaciones, lo que hace es precisamente asegurar que la educación que recibe la niñez y la juventud mexicana, sea de calidad.

He apuntado también -y por eso hice también un amplio reconocimiento- que son las maestras y maestros de México, los grandes protagonistas de la reforma educativa, porque ellos son parte y son actores fundamentales para el éxito de esta reforma. Por eso apunté que todo lo que trae consigo la reforma educativa no es para afectar a los maestros, al contrario: es para abrirles oportunidades, para detectas deficiencias, debilidades, en dónde hay que capacitarlos aún más y que, además a partir de sus propios méritos, puedan ellos escalar y mejorar su condición laboral dentro del magisterio.

Por eso, también comprometí que el Gobierno de la República acompañará a las maestras y maestros para que no haya confusiones, para que no haya distorsiones al verdadero sentido de la reforma educativa. Y ésta es una arista en la que estamos trabajando y seguiremos trabajando, muy de lado de las maestras y maestros de México.

JFM: Uno de los temas centrales en la educación es que la infraestructura educativa es insuficiente, sobre todo en lugares marginados. Habló, puso mucho el acento en la infraestructura y en estos mecanismos de los bonos que se van a colocar en la Bolsa Mexicana de Valores.

Primero, ¿qué tanto se va a hacer en infraestructura? Segundo, ¿cómo van a funcionar estos bonos, cómo se van a invertir, cómo va a ser el mecanismo?

EPN: Ayer... Eso... Ahí iba a esa parte, en donde también puse en el centro de la reforma educativa algo que es fundamental: es que haya espacios dignos para que los niños reciban educación, es decir, espacios donde haya escuelas decorosas, con servicios básicos, con agua, con drenaje, con baños limpios, con mobiliario para las necesidades que tiene toda escuela.

Se han hecho inversiones en este propósito pero insuficientes. No hay recurso que haya alcanzado para realmente mejorar las más de 200 mil escuelas que hay en el país de educación pública y que son públicas (sic) y que hoy ocupa, porque es parte del sentido de la reforma educativa, el que tengamos espacios dignos para que los niños reciban educación.

Una de las medidas anunciadas el día de ayer, Jorge, fue precisamente el instrumentar o el crear un mecanismo financiero que permitirá ampliar la inversión que se hace presupuestalmente para la dignificación de las escuelas.

El Programa Reforma Educativa -como se le ha denominado- que es el que ha permitido llegar hoy a siete mil escuelas en todo el país, para hacer arreglos, para que los maestros, los padres de familia decidan en qué invertir los recursos que se les hace llegar por parte de este programa, vamos a ampliarlo. Y por eso ayer dije: "A ver, podremos, a través de este mecanismo de ingeniería financiera que nos permitirá colocar bonos para este propósito, podremos llegar a tener la mayor inversión que se hubiese hecho en la historia en los próximos tres años para arreglar y modernizar las escuelas públicas del país. Ese es el objetivo.

Y muy especialmente para aquellas escuelas que están muy alejadas, muy apartadas, en donde no hay servicios básicos, en donde no hay condiciones óptimas, queremos entrar y los espacios hay veces que no cuentan ni con pupitres ni con bancas, ni con pizarrones...

JFM: Ni hay baños.

EPN: A veces ni con mobiliario ni con baños.

JFM: Pero estos bonos ¿cómo se tornan redituables?, ¿cómo dan réditos? ¿Cómo van a funcionar?

EPN: Esto se habrá de explicar puntualmente, no quiero entrar a precisiones tan técnicas, pero lo que te puedo precisar es, primero, no es contraer deuda, no significa contraer más deuda, al contrario, significa, es un mecanismo de ingeniería financiera que permitirá que en la Bolsa Mexicana de Valores se coloquen, se coloquen estos bonos y de los estados que se adhieran a este programa puedan aportar una parte del recurso que va a educación pública y esto se pueda potenciar.

Es decir, es un mecanismo que permitirá que los recursos que hoy tienen los estados para infraestructura educativa, una parte la destinen a un fideicomiso y eso potencie o haga posible que, a tiempo presente, se puedan tener un mayor número de recursos para dedicarlos en escuelas de educación pública. No significará deuda y más bien es un innovador mecanismo de ingeniería financiera para apoyar la educación y, muy especialmente, la dignificación de espacios para la educación de nuestros niños.

JFM: Cuando hablamos de economía, cuando habló usted de economía, también se puso el acento en la infraestructura. Y cuando se dijo que el Estado iba a gastar menos y que se iba a ajustar el cinturón, pero que iban a continuar los programas de infraestructura se habla de certificados de inversión, de otros mecanismos. ¿Cómo avanzará el tema de la infraestructura? Es básico en una economía que está global, en crisis, la infraestructura, la inversión pública y privada, para que se economía se mueva.

EPN: Te dije, de entre los tres grandes objetivos que apunté hacia los siguientes tres años, uno es mantener la estabilidad económica e impulsar el crecimiento de nuestra economía. Y la infraestructura es básico para ello: nos hace más competitivos, permite que haya más inversión, se generen más empleos. Pero es claro que también es un Estado estará limitado por ahora en su capacidad para invertir.

Por eso vamos a recurrir a las fórmulas de que la propia ley nos permite de buscar mayor participación del sector privado para que, en las asociaciones público-privadas de Gobierno con privados podamos detonar más infraestructura, con el presupuesto -y así lo preveo en la propuesta que presentaré al Congreso del paquete presupuestal para el próximo año 2016- claramente se da prioridad a las obras de infraestructura que ya están en curso, las que se están realizando y las que demandan, año con año, pues un recurso que se tiene que dedicar para la total concreción de esos proyectos. Esos proyectos tendrán prioridad.

Mantendremos, por un lado, una gran disciplina financiera. Anuncié que el Gobierno tendrá que ser absolutamente austero, habremos de adoptar medidas de austeridad para gastar menos en el Gobierno, menos en el sostenimiento del Gobierno, apretarnos auténticamente el cinturón y que esto no signifique necesariamente un sacrificio o una cancelación de los proyectos de infraestructura que tienen que llevarse a cabo. La propuesta la habré de presentar el próximo 8 de septiembre al Congreso, ahí están estas consideraciones.

Y porque también apunté... Mira, cuando vemos que hoy el mundo por esta volatilidad financiera hace mucho más escaso el capital y más caro, las opciones que tiene un país frente a este escenario -ayer lo dije y hoy quiero repetirlas aquí con toda puntualidad-, una seria recurrir a más impuestos; y también apunté: no habrá más impuestos, incrementaré los existentes, no recurriré al incremento del IVA en medicinas y alimentos.

No es la ruta, porque quiero darle certidumbre a los inversionistas y a las familias mexicanas de cuál será el marco fiscal tributario que tengamos de aquí al término de esta administración.

Segundo: tampoco vamos a recurrir a contraer una deuda para poder financiar lo que hoy nos hace falta por la caída de los ingresos del petróleo. Tampoco habremos de recurrir a ello.

Y tercero: sí habremos de recurrir a un ajuste que nos permita invertir en aquello que vaya orientado específicamente al combate a la pobreza, al fortalecimiento de la educación, de la inversión en ciencia y tecnología, de los programas para combatir la desigualdad social, para la seguridad, que son las grandes prioridades que tiene este Gobierno, ahí habremos de priorizar la inversión.

Y el esfuerzo que el... El Gobierno tendrá que hacer un esfuerzo para ajustarse a esta condición, apretarse el cinturón y poder cumplir con esta meta.

JFM: El tema fiscal fue muy bien recibido, siempre es bien recibido que se diga que no habrá nuevos impuestos o más impuestos. La reforma fiscal que, sin duda, cuando vemos un poco de los temas que han generado conflicto, la reforma fiscal no fue bien recibida por muchos sectores. Aumentó -usted lo decía en su informe- la recaudación, la aumentó en forma importante, pero sectores productivos, clases medias, le generó un costo la reforma. ¿Podremos ver algunas medidas que, sin romper la disciplina fiscal, permitan tener un mayor desahogo fiscal?

EPN: Podrá haber algunas medidas. Hemos estado muy de cerca y dialogando con el sector privado y creo que podremos llevar a cabo o instrumentar algunas medidas pero, al final de cuentas, manteniendo esto que se buscó en la reforma fiscal... Mira, no hay reforma fiscal -hay que decirlo con todas sus letras- que agrade o que sea aplaudida, a nadie le gusta que tenga que pagar más impuestos.

Y hay que decir que esta... porque también hay que romper con estos mitos: en el combate a esta reforma, que era para el fortalecimiento del Estado, para el fortalecimiento de las finanzas públicas se dejó sentir que había habido un incremento generalizado de los impuestos y no necesariamente fue así.

Efectivamente, más se efecto a quienes tienen mayores ingresos a efecto de realmente pagaran más impuestos quienes tienen más ingresos. Pero la gran base de contribuyentes, la gran base social, realmente no hubo alteraciones en lo que tenían que pagar de sus impuestos. Esto permitió fortalecer los ingresos del Estado. Somos uno de los estados en América Latina y en el mundo, que recaudamos muy poco.

JFM: Sí. Un porcentaje...

EPN: Muy poco. Esto exige obviamente una mayor participación pues de quienes somos parte de esta sociedad, de aportar más realmente a la contribución y, evidentemente, teniendo garantías y seguridades de que eso que se recauda vaya a obras de beneficio social.

Por eso, el Gobierno tiene que ser también más transparente, por eso junto a una reforma fiscal también impulsamos un sistema -y es otra de las grandes reformas estructurales- que es el Sistema Nacional de Transparencia, que obliga a la transparencia, a ser mucho más abierto al Gobierno y a mostrar con mayor claridad en qué está invirtiendo. Y así está ocurriendo. Es cosa de abrir páginas de internet, saber en qué obra se está invirtiendo, que los procesos licitatorios sean mucho más transparentes para darle mayor certidumbre también a la sociedad, es parte de este Sistema Nacional de Transparencia.

Es, quizá, uno de los mejores mecanismos y herramientas más importantes para combatir la corrupción: seamos transparentes, seamos abiertos. El Gobierno tiene que ser mucho más abierto. Y eso es lo que impone precisamente esta nueva regulación.

De tal suerte que hoy -regresando al tema de la reforma hacendaria- pues hoy... y hay que reconocer a los contribuyentes que aportan al desarrollo de México, que hacen un esfuerzo mayor para que realmente el país pueda crecer y la reforma permitió amortiguar de mejor manera la caída en los ingresos peroleros.

Ayer apunté en cuánto había crecido la recaudación, que no compensa lo que se nos han caído los ingresos pero por lo menos amortigua, fue un colchón de amortiguamiento, que es insuficiente, por eso tenemos que recurrir a un plan de austeridad, a apretarnos el cinturón, a quizá posponer algunos proyectos, concentrarnos en los que están hoy llevándose a cabo y encontrar fórmulas que nos permitan concretar otros ahora con la participación mayor del sector privado.

JFM: La economía que está creciendo en el mundo es la de estados Unidos. Cuando uno ve el marco global...

EPN: Y medianamente, no tanto como quisiéramos.

JFM: No tanto como quisiéramos, pero en el contexto global es la que mejor está funcionando. Se ha dicho que la relación con Estados Unidos tiene vacíos, que llevamos muchos meses sin embajador, acaban de designar a Miguel, a Miguel Basáñez. ¿Cómo siente usted la relación con Estados Unidos? Se ha reunido varias veces con el presidente Obama, hay una relación muy cotidiana. ¿Cómo siente la relación con Estados Unidos?

EPN: Yo te voy a dar mi óptica y como la advierto yo y, obviamente, vale la pena la que recojas del testimonio de allá, pero, sin duda, hoy creo que pasa por uno de sus mejores momentos la relación entre México y Estados Unidos, porque hoy hemos logrado establecer un compromiso en distintos frentes: dejamos de tener una relación muy concentrada en el tema de la seguridad a la que ocupaba ambos gobiernos cuidar nuestras fronteras y combatir al crimen organizado, tarea en la que seguimos trabajando de forma muy coordinada, en la que tenemos intercambios de información y cooperación para combatir al crimen organizado que afecta a ambas naciones.

Pero tenemos otros frentes de colaboración. Por ejemplo, en el ámbito educativo tenemos un mayor intercambio educativo. Logramos en un año multiplicar por dos, pasar de poco más de 14 mil estudiantes que iban a prepararse a los Estados Unidos, a promover a través de becas y de mayores intercambios, llegamos a 30 mil estudiantes el año pasado. El plan se llama 100,000, porque el propósito es que podamos incrementar a este número, el número de estudiantes que eventualmente puedan tener la oportunidad de estudiar en los Estados Unidos en algún momento.

Estamos mejorando nuestra frontera, trabajando en una mejor infraestructura para tener cruces mucho más ágiles y más rápidos de personas y de mercancías. Recordemos que tenemos un comercio con los Estados Unidos muy importante; es nuestro principal socio comercial, es el país con el que tenemos mayor flujo comercial.

Para Estados Unidos también somos el segundo o tercer socio comercial más importante del mundo. Lo es México y lo es Estados Unidos para México. Entonces, estamos cruzando los cruces fronterizos, se acaba de inaugurar un cruce ferroviario, uno nuevo y no se había hecho uno en cien años, ahí en la frontera, en Brownsville, Texas, un nuevo cruce ferroviario. Estamos trabajando en un aeropuerto que será binacional, donde pues será un aeropuerto en la zona de Tijuana-San Diego, en Baja California, que permitirá prácticamente que el cruce se haga dentro del propio aeropuerto.

JFM: A través del puente este...

EPN: Estamos trabajando para hacer preinspección aduanera y eventualmente preinspección migratoria a través de un nuevo marco legislativo que ya está en vigor.

Es decir, en el tema de la relación empresarial de alto nivel se alienta, se motiva y eso lo único que acredita, todos estos ejemplos que te estoy dando sólo acreditan que la relación pasa por un gran momento de colaboración, de cooperación.

No puedo omitir -perdóname- el intercambio de energía eléctrica que estamos teniendo y también los gasoductos que estamos construyendo y que ya se han construido para tener, obviamente, también este? flujos de este insumo tan importante de México a Estados Unidos o de Estados Unidos a México.

Entonces esto habla de que la relación es buena, de que le relación está en un clima de colaboración y de cooperación para consolidar la región de Norteamérica, una mucho más competitiva y mucho más próspera.

Hoy vemos un escenario mundial donde -tú lo apuntas- las regiones del mundo no están creciendo, los pronósticos de crecimiento de las economías de varias partes del mundo no son las mismas que había a principios de este año. Ni la región europea ni la región Asia-Pacífico ni la región de Latinoamérica, ni la propia Norteamérica ha tenido pues una... previsiones decrecientes porque el mundo sigue, yo creo, bajo los efectos de lo que fue la crisis económica mundial de 2008.

JFM: De la incertidumbre y la...

EPN: Y la desconfianza.

JFM: ... desconfianza de la que usted hablaba también.

EPN: Entonces pues obviamente estamos apenas recuperándonos. Sería deseable que México creciera más, mucho más. Hemos puesto cimientos para que así ocurra. La pregunta que habría que hacerse es: hubiésemos crecido aún cuando poco hemos crecido, incluso más que otros países de la región latinoamericana de otras economías mundiales que no sólo no han crecido, han decrecido, no obstante eso México ha logrado crecer. Habría que preguntarse si de no haber tenido las reformas hubiésemos logrado sus crecimientos o ni siquiera estos crecimientos.

Y algo que apunté es que mucho de este crecimiento, un motor de crecimiento económico que México ha tenido esta en el mercado interno. Hay mayor consumo, la gente está adquiriendo bienes producidos en México.

JFM: Muchos creemos que el problema es el mercado interno y los datos que usted daba ayer es que buena parte de este crecimiento se sustenta en el mercado interno.

EPN: Se sustenta en el mercado interno. ¿Por qué? Porque tienes estabilidad de precios. Hoy tienes más empleo. A ver, se han generado más de un millón 400 mil empleos en estos primeros casi tres años de esta administración. Y dije: "A ver, ha sido el primer trienio, es decir, son los primeros tres años de una administración de las últimas cuatro en las que más empleo se ha generado en México". Tienes estabilidad de precios, es decir, tienes una inflación baja o más no ha habido incrementos mayores a los precios de distintos productos y servicios y eso está haciendo que la gente pueda adquirir, adquirir más productos, haya más consumo y esto está moviendo a la economía.

Mucho del crecimiento de nuestra economía, que si bien no en los niveles que quisiéramos, depende y está dependiendo del consumo interno.

También, evidentemente, nuestras exportaciones se vuelven más competitivas, hoy por el tipo de cambio, etcétera, esto nos está también moviendo en este sentido, moviendo, apoyando a la economía.

Yo estoy convencido -y ya lo dije al final del mensaje del día de ayer- que cuando -espero lo más pronto- la estabilidad regrese al mundo, la estabilidad financiera regrese al mundo, deje de haber esta alta volatilidad, la economía de las distintas regiones del mundo nuevamente retomen el camino del crecimiento económico, México hoy más que nunca, estará preparado para tener un crecimiento económico mucho más acelerado.

Hoy el reto es seguir creciendo, seguir moviéndonos hacia adelante, estamos creciendo económicamente, está habiendo empleo en el país, está viendo estabilidad de precios, eso es bueno para la economía de las familias mexicanas. No perdamos esta ruta, cuidemos el manejo de las finanzas públicas para poder poner en riesgo la estabilidad macroeconómica del país y eso nos permita darle gran solidez y, sobre todo, un horizonte de mayor desarrollo y crecimiento a nuestro país en los próximos años.

JFM: Usted en el Informe contrapone esta ruta con una ruta que se ha adoptado y que es una tentación histórica, con la intolerancia, la demagogia, el populismo. Yo no había escuchado a ninguno de esos informes una definición política tan terminante al respecto. ¿Qué tan peligroso es la (sic) intolerancia, la demagogia y el populismo?

EPN: Yo creo que son un peligro para cualquier nación, un riesgo para cualquier nación y que las lecciones que nos ha dejado la historia, es que cuando, después de momentos difíciles en la economía del mundo y de diferentes naciones, se presentan posiciones muy radicales que combaten a las propias instituciones que se han formado.

Que lo mismo puede haber... Me ha preguntado si esto que apunté, esta reflexión que hice...

JFM: ¿Tiene destinatario?

EPN: ... tiene destinatario. No, no tiene destinatario, porque lo mismo encuentras populismo y demagogia en la derecha que en la izquierda.

JFM: Es transversal a los partidos.

EPN: Es transversal. Son voces que simplemente se presentan combatiendo lo que se tiene, porque en un ambiente, que a veces llega a generarse de insatisfacción por este ambiente de incertidumbre y de crisis económica que el mundo eventualmente ha vivido, y ha pasado ya en otros episodios de la historia de la humanidad que algunas sociedades se llegan a confundir.

Y lo que apunté ayer y la reflexión que hice, la hice orientada fundamentalmente a decir: ?A ver, seamos claros, vamos en la ruta que nos va a llevar realmente a un mayor desarrollo, no claudiquemos, no pensemos que por ese desánimo que hay en el mundo, que a veces nos genera incertidumbre entre los propios mexicanos, vayamos apartarnos de la ruta que hemos trazado.

Me llevó a recordar un episodio mucho más atrás, porque todos aprendimos que cuando Cristóbal Colón venía hacia América, en las tres carabelas, pues llegó a impacientarse la gente, la tripulación que la acompañaba, no veían claro, no encontraban tierra, llegaron a impacientarse, algunos a alborotarse, a protestar, a levantarse contra Cristóbal Colón. Y al final de cuentas llegaron a tierra, llegaron a tierra y llegaron al objetivo, se encontraron con tierra, ya en un ambiente yo creo que muy descompuesto entre la tripulación y entre esas carabelas.

Bueno, un poco? Y ha habido otros pasajes en la historia de la humanidad iguales. Por eso dije ?A ver, no perdamos la claridad?, mi gobierno comprometió... y fue la propuesta que tuvo un amplio respaldo entre la sociedad mexicana, de tener un cambio con rumbo; un cambio con respeto a la pluralidad, un cambio con respecto a las instituciones, un cambio que, escuchando a las diferentes voces y opiniones, pudiera enriquecer la construcción de nuevas instituciones y de fortalecer las existentes; un cambio que, sin romper, sin destruir, nos permita realmente seguir arribando y llevando al país a mejores condiciones. Esa es mi propuesta, esa es la mística y esa es la forma en la que seguiré trabajando en los próximos años.

Y por eso advertí e hice esta reflexión: no claudiquemos, no nos desesperemos, vamos a llegar a puerto seguro, vamos a llevar al país al lugar y al objetivo que nos trazamos y simplemente mantengámonos firmes en lo que nos trazamos, en lo que juntos convenimos, en lo que hemos construido entre todos y sigamos trabajando por esa ruta, para llegar justamente a donde nos propusimos y que eso depare a la sociedad mexicana mejores condiciones: un México libre de violencia, un México de mayor tranquilidad, un México más próspero, un México más incluyente, con mayores oportunidades, con una menor desigualdad y que tengamos también un México con una educación de mayor calidad, que es parte de los grandes objetivos trazados.

Ese es el México que queremos: sigámoslo construyendo a través de esta ruta que hemos trazado.

JFM: A ver, dicen que cuando un navío no sabe hacia dónde se dirige, ningún viento le es favorable. ¿Cómo hacer para que los vientos sean favorables? En esta lógica, finalmente, ya hablando de política, por primera vez desde el presidente Zedillo, un Presidente tiene mayoría en el Congreso en la segunda mitad de su mandato. ¿Cómo va a trabajar con esa mayoría?

EPN: Mira, de forma responsable, Jorge, construyendo con todas las expresiones políticas porque -ahí yo lo apunté- quiero gobernar sin dividir, sin destruir. Y ésa será la mística que le imprima realmente a mi Gobierno en la segunda mitad de mi administración.

Seguiré trabajando para que reconozcamos a las diferentes voces, que puede haber diferencias entre sí, pero que siempre serán tomadas en cuenta para buscar puntos de conciliación que nos permitan realmente construir a partir de escuchar a todos.

Hay un respaldo mayoritario en el Congreso, hay una configuración que se ha dado en la Cámara de Diputados que apoya a este Gobierno pero no la vamos a imponer, al contrario, ésa es una condición favorable para el Gobierno, pero lo más importante es que sepamos construir con todos y ésa será la ruta que siga mi gobierno.

Seguiremos trabajando en favor de las cinco grandes metas nacionales que me he propuesto: México de paz, un México con educación de calidad, un México incluyente, es decir, un México menos desigual, un México que combata con mayor eficacia la pobreza, un México próspero, que significa crecer económicamente, mantener nuestra estabilidad económica y lograr un mayor crecimiento.

Y asumiendo México su responsabilidad global. México pues no es un país que está aislado, forma parte del mundo y, junto con el mundo y junto con las otras naciones hermanas, tenemos que seguir trabajando por las grandes causas de la humanidad. Esa es la tarea que México ha venido haciendo, la que ha venido asumiendo, ésas son las metas que mi gobierno se ha trazado y por la que seguiremos trabajando en los próximos años.

JFM: Señor Presidente, muchísimas gracias por esta entrevista.

EPN: Jorge, muchas gracias. Yo agradezco más esta oportunidad. Y sigamos trabajando, como lo he dicho, con más ganas y mucha fuerza.

JFM: Muchísimas gracias.

EPN: Gracias.