El Presidente de la República, Enrique Peña Nieto, aseguró hoy que la propuesta de paquete presupuestal para el próximo año, que envió ayer al Congreso de la Unión, “es un proyecto de Presupuesto realista y responsable, porque frente a lo que pasa en el mundo nos obliga a actuar con enorme responsabilidad”.

En el evento, en el que convivió con los deportistas que participaron en los Juegos Panamericanos y Parapanamericanos que se realizaron en Toronto, Canadá, el Primer Mandatario señaló que el Presupuesto tiene dos objetivos fundamentales: “mantener nuestra estabilidad económica y darle prioridad a la política social del Estado mexicano, aquella que está dirigida a combatir la desigualdad y a atender de mejor manera las condiciones de pobreza que se viven en distintas partes de nuestro país”.

Apuntó que también “conlleva medidas de austeridad para el Gobierno, que implican hacer más con menos, lograr más con menos gasto administrativo, y podamos cumplir nuestros objetivos”.

Refirió que el paquete presupuestal para el próximo año tiene consideraciones muy especiales a partir de lo que el mundo está viviendo: una enorme volatilidad; fluctuación, y a veces lamentablemente a la baja, de los precios del petróleo, “que es un componente importante de los ingresos que tiene el Estado mexicano en su conjunto y su Gobierno; y cómo el precio del dólar eventualmente se incrementa”.

El Presidente Peña Nieto precisó que, por otro lado, “vemos indicadores muy alentadores del desempeño de nuestra economía. Cómo a pesar de esta volatilidad mantenemos una estabilidad de precios en el mercado interno; tasa de inflación histórica desde que se mide en México”.

“Hay que decir que cuando la inflación es baja, eso es bueno para las familias mexicanas. Quiere decir que los precios impactan en menor medida, se incrementan menos y el gasto rinde más para las familias mexicanas”, aseguró.