Al recibir hoy el premio al Estadista Mundial 2014, otorgado en consideración a los avances alcanzados en el país, el Presidente de la República, Enrique Peña Nieto, aseguró que no son el resultado del trabajo de un solo hombre, ni siquiera de un solo gobierno: son logros de toda una Nación que se atrevió a cambiar y a emprender su transformación.

Lo recibo en nombre de todo México, expresó, al agradecer la distinción.

Dijo que gracias al respaldo de las distintas fuerzas políticas del país, fue posible en sólo 20 meses alcanzar importantes reformas transformadoras que sientan una nueva base y una nueva plataforma para impulsar el desarrollo, el bienestar y la prosperidad de México.

El Primer Mandatario reconoció la visión y el liderazgo del rabino Arthur Schneier, Presidente y fundador de la organización Appeal of Conscience, por abanderar los principios y las mejores causas de la humanidad.

El rabino Schneier manifestó su reconocimiento al Presidente Peña Nieto por su vigoroso y visionario liderazgo, comprometido con el desarrollo económico, la paz, la cooperación cultural, los derechos humanos, la libertad y la tolerancia.