El Presidente Enrique Peña Nieto supervisó hoy las acciones que lleva a cabo el Gobierno de la República en apoyo a la población de Baja California Sur que resultó afectada por el paso del huracán “Odile” y dialogó con familias que tuvieron daños en sus viviendas, a quienes les anunció que se realizará un censo para apoyarlas en la reconstrucción, y se iniciará, a partir de hoy, un programa de empleo temporal, a fin de que participen en labores de rescate y de limpieza, para que puedan obtener un ingreso mientras se restablecen las condiciones de normalidad.

Al mismo tiempo, informó que “estamos reforzando la seguridad”, ya que, dijo, “ha habido algunos actos de rapiña en algunas partes. Estamos restableciendo las condiciones de seguridad, que es importante”.

“Y en tanto, sigamos trabajando en la reconstrucción de todo el Estado de Baja California Sur”, dijo a los habitantes del Pueblo Mágico de Todos Santos, en el Municipio de La Paz.

Se comprometió a volver a construir el hospital general de esa comunidad, que resultó dañado por el huracán, y a hacer un trabajo más allá de las condiciones que había anteriormente, “para que dejemos este lugar nuevamente con su resplandor, con su belleza y, realmente, la comunidad se sienta muy orgullosa de ser de este lugar, de estar en esta tierra”.

A las familias de la entidad que resintieron los efectos del huracán, les expresó su reconocimiento por su gran ánimo, su entereza y su fortaleza frente a este momento adverso. Y agregó: “le quiero agradecer al Gobernador del Estado de Baja California Sur el que esté invariablemente en gran disposición y al pie del cañón, para que hagamos un frente común”.

Por segunda ocasión en esta semana, el Primer Mandatario sobrevoló la zona de Los Cabos y el Municipio de La Paz, para observar los daños que dejó el fenómeno climatológico en la infraestructura carretera y hotelera y, luego, en la comunidad de Todos Santos, realizó un recorrido y visitó el albergue instalado en la Casa del Estudiante, en donde se encuentran quienes perdieron sus viviendas.

A las afueras del lugar, en un mensaje a la comunidad, expresó que Baja California Sur fue el estado más afectado por el huracán, “fue donde se resintieron efectos, lamentablemente críticos, que lastimaron y causaron daños en sus casas, en la infraestructura hotelera, que es la que genera gran parte del empleo de este estado y particularmente de esta región del estado. Y, sobre todo, dejó sin servicios, especialmente de agua potable y de energía eléctrica, a toda la población”.

Les dio a conocer que, ante el desabasto de víveres y de agua, se han puesto en operación comedores comunitarios, a los que pueden acudir, en tanto se normaliza el servicio de energía eléctrica para suministrar el vital líquido. Para ello, les informó, en cuatro de los cinco municipios de la entidad se ha ido restableciendo la energía eléctrica en un 50, 70 y hasta 95 por ciento, como es el caso de Loreto, pero en Los Cabos, indicó, tomará más tiempo.

NO ESTÁN SOLOS, SEGUIRÉ VINIENDO PARA APOYARLOS

“Estamos aquí solamente para decirles que no están solos. Vine hace dos días. Estoy aquí nuevamente y seguiré viniendo para dar seguimiento a los trabajos que todas las dependencias del Gobierno Federal están llevando a cabo, en coordinación con el gobierno del estado”, aseveró.

Acompañado por el Gobernador de Baja California Sur, Marcos Covarrubias Villaseñor, y los integrantes de su Gabinete que participan en el apoyo a la población y en la reconstrucción, entre ellos la Secretaria de Turismo, Claudia Ruiz Massieu, encargada de coordinar el esfuerzo del Gobierno de la República para el restablecimiento de las condiciones de normalidad en el estado, el Presidente Enrique Peña Nieto dijo a los habitantes del Pueblo Mágico de Todos Santos que, de entrada, se realizará un censo, a través de la SEDATU, para ver los daños que sufrieron sus viviendas, saber cómo están, para poder ayudarles en su reconstrucción.

Asimismo, informó que “estamos trabajando para recuperar el suministro de energía eléctrica. Fueron más de dos mil postes los que se cayeron y varias torres de suministro, de transmisión de energía eléctrica”, y señaló que, para ello, han llegado a la entidad más de mil 500 personas de CFE para apoyar la labor del personal de la empresa en Baja California Sur y reinstalar el servicio. “Va a tomar algunos días”, expresó.

EMPLEO TEMPORAL PARA QUE LA GENTE APOYE EN LAS LABORES DE RECONSTRUCCIÓN

También, señaló que se emprenderá un programa de empleo temporal para que las familias o la gente de las comunidades apoyen a las labores de rescate, de limpieza y de regresar las condiciones a la normalidad. “Van a ser parte del Programa de Empleo Temporal, que les permita tener un ingreso económico, mientras nos apoyan con estas labores”, les informó.

Les adelantó que, aunado a lo anterior, más tarde anunciaría en Los Cabos los apoyos que el Gobierno otorgará para recuperar la actividad económica en la entidad.

“Necesitamos recuperar, nuevamente, el dinamismo económico del estado, que es el que genera los empleos para la población. Y, por eso, vamos a anunciar distintas medidas que están orientadas a apoyar la recuperación económica del Estado de Baja California Sur. Para apoyar a los pequeños negocios, a los micros, pequeños y medianos negocios, a los hoteles para que tengan algunos incentivos, o tengan algunos beneficios fiscales que permitan, lo más pronto posible, que vuelvan a prestar los servicios turísticos”, dijo.

CONDICIONES ÓPTIMAS DE SEGURIDAD PARA QUE EL TURISMO REGRESE A LA REGIÓN

Recalcó que “es muy importante que mantengamos las condiciones de seguridad, porque para que regrese la actividad económica, para que los turistas regresen a toda esta región de Baja California Sur, que es próspera y además es muy atractiva para el turismo nacional y extranjero, es importante que tengamos condiciones óptimas de seguridad”.

Indicó que durante la contingencia se registraron actos de vandalismo, de rapiña, y por ello expresó su amplio reconocimiento a las Fuerzas Armadas por el gran apoyo que han brindado para ésta y otras tareas, no sólo para la seguridad, sino para apoyar a las comunidades llevando despensas, víveres y todo lo necesario en tanto se recuperan los servicios básicos de energía eléctrica y de agua potable a todo el Estado de Baja California Sur.

“Hoy, creo que ya tenemos, nuevamente recuperadas estas condiciones. El día de ayer, con el apoyo del Gobierno del estado, hubo detenidos, que se encontró a gente en actos de vandalismo. Hay gente ya consignada a las autoridades correspondientes. Pero lo importante es que tengamos nuevamente las condiciones de seguridad, que permitamos que regrese la actividad económica. Que las tiendas nuevamente sean abastecidas para que puedan prestar, puedan ofrecer los servicios y bienes que ustedes quieran adquirir en estas tiendas”, reiteró.