El Presidente Enrique Peña Nieto supervisó hoy las acciones que llevan a cabo las dependencias federales para auxiliar a la población afectada por el huracán “Odile” en Los Cabos, Baja California Sur, e informó que el Gobierno de la República trabaja conjuntamente con las autoridades estales para que se recuperen lo antes posible las condiciones de normalidad en el estado y que se restablezcan los servicios de electricidad, agua potable, comunicaciones y abastecimiento de víveres.

A los habitantes de Baja California Sur les expresó que “no están solos” y que “cuentan con el decidido apoyo, respaldo y solidaridad absoluta del Gobierno de la República”.

Destacó que las acciones preventivas que se realizaron en coordinación con el gobierno del estado, con el que se hizo un frente común para la atención de las personas, entre ellas la instalación de albergues para más de 11 mil personas que fueron desplazadas de zonas de gran vulnerabilidad, permitieron que no hubiera ninguna víctima, ya que de acuerdo con los reportes de las dependencias federales y del gobierno de la entidad, hubo saldo blanco.

Durante una reunión de evaluación de los daños que dejó el huracán en la entidad, celebrada después de que realizó un sobrevuelo y recorrió las zonas afectadas, el Primer Mandatario de la Nación dijo que “Baja California Sur es un gran estado, es un destino turístico importante y relevante de nuestro país, y por eso creemos y estamos convencidos que la acción conjunta del Gobierno de la República y del gobierno del estado permitirán que las condiciones de normalidad regresen lo más pronto posible”.

Asimismo, aseveró que “queremos que Baja California Sur y que sus distintos destinos turísticos sigan siendo altamente preferidos de los propios ciudadanos de nuestro país y de quienes nos visitan de distintas partes del mundo. Queremos recuperar nuevamente las condiciones de normalidad, y para eso estamos trabajando”.

Expuso que los efectos ocasionados por “Odile” son relevantes, pero confió en que “Baja California Sur es mucho más que eso. Es un gran estado, y sabemos que su población sabrá sobreponerse a este momento adverso por el que atraviesa”.

El Jefe del Ejecutivo señaló que hay desabasto de energía eléctrica, de agua, y dijo que “para esto estamos tomando acciones, para reinstalar lo más pronto posible el suministro de agua potable, de energía eléctrica, de abastecimientos de víveres, de apoyo a las viviendas afectadas”.

Anunció que realizará visitas regulares al estado para evaluar los avances que se tengan en las acciones que se han puesto en marcha para ayudar a la población, al igual que lo harán los funcionarios de las dependencias federales que acudieron desde las primeras horas después del paso del huracán en la entidad.

Dio a conocer que ha instruido a los funcionarios federales para que, particularmente en Los Cabos, se atienda el problema de las viviendas ubicadas en zonas irregulares, en zonas de alta vulnerabilidad, “para que no sólo prestemos atención a los daños ocasionados, sino también entremos a la atención de una reubicación de estas zonas de vivienda que se encuentran en zonas francamente frágiles y de alta vulnerabilidad”.

En la reunión de evaluación, además del Gobernador Marcos Covarrubias Villaseñor, estuvieron los secretarios de Gobernación, Miguel Ángel Osorio Chong; de la Sedena, General Salvador Cienfuegos Zepeda; de Marina, Almirante Vidal Francisco Soberón Sanz; de Hacienda, Luis Videgaray Caso; de Turismo, Claudia Ruiz Massieu; de Comunicaciones y Transportes, Gerardo Ruiz Esparza; Semarnat, Juan José Guerra Abud; y de Salud; Mercedes Juan López, así como el Director General de la Comisión Nacional del Agua, David Korenfeld Federman.

SE PONDRÁN EN MARCHA PROGRAMAS DE ALIENTO A LA ACTIVIDAD PRODUCTIVA, ANUNCIA LUIS VIDEGARAY CASO

El secretario de Hacienda, Luis Videgaray Caso, afirmó que es un hecho que el Gobierno de la República, en coordinación con el gobierno del estado y los gobiernos municipales, “están trabajando para restablecer la infraestructura de carácter público, desde las vías de comunicación, la infraestructura eléctrica o de agua potable”, e informó que por instrucciones del Presidente Enrique Peña Nieto se pondrán en marcha tres programas de aliento a la inversión productiva en el estado.

Entre esas medidas para proveer facilidades e incentivos a la inversión privada en el Estado de Baja California Sur, destacó un programa para permitir la deducción inmediata y al 100 por ciento para efectos de pago del Impuesto Sobre la Renta de todas las inversiones que se lleven a cabo por parte de las empresas de la entidad para efectos de la reconstrucción. El decreto para ello, dijo, habrá de ser emitido esta misma semana, y será operado de manera coordinada entre las Secretarías de Turismo y la Secretaría de Hacienda.

“En segundo lugar. Un conjunto de medidas tributarias para facilitar la liquidez de las empresas del sector turismo y comercial del estado de Baja California Sur. En todos los municipios del estado tendrán medidas. Primero, para diferir lo pagos provisionales del Impuesto Sobre la Renta, así como el empleo del impuesto retenido a los trabajadores, se referirá también por tres meses el pago al Impuesto al Valor Agregado y se tendrá también un diferimiento a tres meses en las cuotas obrero-patronales del correspondiente al Instituto Mexicano del Seguro Social”, agregó.

En tercer lugar, indicó, se llevará a cabo un programa con la Banca de Desarrollo para proveer de financiamiento a las empresas de Baja California Sur, empezando por las empresas más pequeñas, empresas pequeñas y medianas, que a través de un programa emergente de Nacional Financiera podrán contar con créditos de hasta dos millones de pesos con una tasa fija.

Para las empresas del sector turístico, específicamente para la hotelería y la infraestructura turística en general, esta misma semana se pondrá en marcha un programa con Bancomext, en el cual habrán créditos, dese 50 millones de pesos, hasta 500 millones de pesos a tasas preferenciales para fortalecer y dar acceso inmediato a financiamiento.

EN LAS PRÓXIMAS HORAS SE RESTABLECERÁ EL SUMINISTRO DE AGUA: DAVID KORENFELD FEDERMAN

Con el apoyo del suministro eléctrico por parte de la Comisión Federal de Electricidad, la infraestructura hídrica en Baja California Sur estará funcionando para que la población no carezca del agua, en particular la operación de los 26 pozos que hay en la región más afectada por el huracán “Odile”, afirmó el Director General de la Comisión Nacional de Agua, David Korenfeld Federman.

“La buena noticia, es que la infraestructura se puede echar a andar con energía eléctrica, y no estaremos en este momento con la necesidad de buscar un método de alternativo de suministro a la población. Estaremos en espera, las próximas horas, que la Comisión Nacional de Electricidad nos dote los equipos portátiles de generación para efecto de hacer las pruebas e iniciar el suministro en la ciudad”, subrayó el titular de la Conagua.

GOBERNADOR MARCOS COVARRUBIAS AGRADECE EL RESPALDO DEL GOBIERNO FEDERAL ANTE DAÑOS OCASIONADOS POR “ODILE”

Al señalar que Baja California Sur nunca había sufrido un daño de esta naturaleza, el Gobernador de la entidad, Marcos Covarrubias Villaseñor, agradeció la pronta respuesta del Gobierno Federal y del Presidente Enrique Peña Nieto, de quien, dijo, en menos de 48 horas está presente para dar respuesta a la población afectada por el fenómeno climatológico.

“Quiero decirle, Presidente, que me siento muy orgullosos de su trabajo, el amor que en este momento está demostrando a Baja California Sur a México es digno de ejemplo. Hoy, que tenemos esta gran contingencia, agradecemos su respaldo solidario. Agradecemos su compromiso firme de sacar adelante esta tierra. Créanme que nos emociona y nos anima a seguir trabajando de la mano de su Gobierno”, enfatizó el Gobernador.

EN CUATRO DÍAS CFE RECUPERÁ 95 POR CIENTO DE ENERGÍA ELÉCTRICA EN ZONAS DAÑADAS EN BCS: CFE

El Director General de la Comisión Federal de Electricidad, Enrique Ochoa Reza, comprometió que en un periodo máximo de cuatro días se recuperará el 95 por ciento de los servicios de energía eléctrica en los municipios dañados por el fenómeno climatológico “Odile”, donde más del 92 por ciento de la población fue afectada en el suministro eléctrico; es decir, más de 239 mil usuarios.