Señoras y señores.

Muy buenos días a todas y a todos ustedes.

Agradezco la presencia del señor Presidente de la Mesa Directiva de la Comisión Permanente del Congreso de la Unión.

Al Presidente de la Mesa Directiva de la Cámara de Senadores.

A los Presidentes de las Comisiones de Hacienda en la Cámara de Senadores y en la Cámara de Diputados.

A los Presidentes de organismos autónomos.

Al señor Gobernador del Banco de México.

A la Presidenta de la Comisión Nacional de Competencia Económica.

A servidores públicos integrantes del Gabinete del Gobierno de la República, quienes han participado junto con sus equipos de forma muy decidida en lo que hoy habremos de promulgar en esta Reforma Financiera.

Quiero saludar y agradecer, de igual manera, la presencia, la participación del sector privado, de sus dirigentes; particularmente de organismos financieros que están hoy aquí presentes, y que todos fueron parte y colaboraron en lo necesario para alcanzar este objetivo que hoy estamos llevando a cabo, la promulgación de una Reforma Financiera que modifica distintos ordenamientos jurídicos, y que facilitará el crédito para los mexicanos.

Quiero saludar la presencia de Legisladores Federales, Senadoras y Senadores de la República; Diputadas y Diputados Federales.

Servidores públicos del Gobierno de la República.
A directivos de instituciones financieras, tanto del sector privado, como del sector público, particularmente de la Banca de Desarrollo.

Señores representantes de los medios de comunicación.

Señoras y señores:

En uso de las facultades que me otorga la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos, este día, al terminar mi mensaje, promulgaré la Reforma Financiera aprobada por el Congreso de la Unión.

De este modo, iniciamos el año con buenas noticias para todos los mexicanos. A partir de 2014, México contará con un sistema financiero que, además de ser más sólido y robusto, hará del crédito responsable un verdadero motor del crecimiento.

Hemos escuchado aquí, en voz del Gobernador del Banco de México y del titular de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público, las estimaciones que se hace a partir, o que se hacen a partir de experiencias en otros países, lo que posibilitará un mayor nivel de crédito entre los mexicanos, y el
impacto que esto tendrá en el crecimiento de nuestra economía.

Al elevar el crédito será, también, posible aumentar y democratizar la productividad, facilitando que nuestros emprendedores tengan los recursos necesarios para hacer realidad sus proyectos productivos.

Por eso, le agradezco a Silvia el testimonio que aquí ha rendido. Una experiencia exitosa y que ha contado con el apoyo y el respaldo de la Banca de Desarrollo, pero que su ejemplo, sin duda, es de los que queremos se replique y se extienda a lo largo y ancho del territorio nacional, en ejemplos y en experiencias de éxito que posibiliten que más mexicanos se incorporen a la actividad productiva y sus proyectos sean exitosos.

Por ello, reconozco el trabajo de los Senadores y Diputados Federales de la LXII Legislatura al haber aprobado esta Reforma que permitirá, como se ha dicho, que haya más crédito y que éste sea más barato.

Celebro, además, que este conjunto de iniciativas, emanado del Pacto por México, sea ya una realidad, a fin de seguir avanzando en la transformación del país que todos queremos.

Es importante destacar que las 13 iniciativas aprobadas, fueron ampliadas y enriquecidas durante el proceso legislativo, dando como resultado un marco jurídico innovador para alcanzar cuatro objetivos fundamentales.

Primero. Impulsar la Banca de Desarrollo. La Reforma recupera el mandato de las instituciones financieras del Estado mexicano de promover el crecimiento al crear mayores oportunidades de desarrollo en sectores económicos estratégicos.

Con base en ello y luego de haber alcanzado, como aquí lo informará el titular de Hacienda, el billón de pesos, un millón de millones en créditos de las instituciones de la Banca de Desarrollo en 2013, este año nos habremos de proponer una nueva meta.

Y ese objetivo es llegar al menos a un billón 150 mil millones de pesos en financiamiento directo e impulsado para detonar obras, potenciar al campo, las exportaciones, así como respaldar proyectos productivos de empresas y emprendedores mexicanos, lo cual significa un incremento del 15 por ciento en el crédito, que habrá de otorgar la Banca de Desarrollo del país.

De esta manera, la Reforma Financiera será un soporte valioso para los objetivos trazados también por el Instituto Nacional del Emprendedor. Además, la Banca de Desarrollo tendrá mayor flexibilidad en su operación para cumplir con sus distintos fines sociales, como la igualdad de género y el desarrollo de ciencia, tecnología e innovación.

El segundo objetivo. Mejorar la certeza jurídica de la actividad de los agentes privados del sector financiero, a fin de que haya más crédito y que éste sea más barato.

La Reforma Financiera, brinda nuevos esquemas para cumplir los contratos mercantiles, así como regímenes que facilitan el otorgamiento y la ejecución de garantías. Con ellos, las instituciones financieras tendrán mayor certeza jurídica y, al reducir sus riesgos, podrán prestar más y a menores tasas
de interés.

De esta forma, se están generando condiciones para apoyar la creación de más empresas, pero también para que las existentes crezcan y se consoliden.

Tercer objetivo alcanzado con esta reforma.

Incrementar la competencia en el sector financiero. Con esta reforma, se establece un marco jurídico que promueve la competencia, multiplicando y mejorando las opciones de crédito para los mexicanos.

Con más competencia entre los bancos, tendremos tasas más bajas, menores comisiones y, por supuesto,
mejores servicios de las instituciones financieras.

Y cuarto objetivo. Fortalecer la solidez del sector financiero.

Todos los beneficios y avances de esta reforma habrán de fortalecer la estabilidad del sistema financiero.

Gracias a ella, se han elevado a rango de ley diversas medidas encaminadas a la regulación, coordinación y sano desarrollo del sector.

La Banca mexicana, como aquí se ha reconocido, es fuerte y, con esta reforma, lo será aún más.

Lo que sigue ahora es impulsar una agenda de implementación con base en las acciones, plazos y autoridades responsables, que define la propia reforma.

Para este efecto, instruyo a la Secretaria de Hacienda y Crédito Público, a su titular, a establecer un programa de trabajo para instrumentar de manera ágil y efectiva esta reforma estructural.

También, le instruyo a coordinarse con el Banco de México y con la Comisión Federal de Competencia Económica, en el ámbito de sus respectivas responsabilidades, para cumplir los objetivos y propósitos de
la Reforma Financiera, que el día de hoy estamos promulgando.

Señoras y señores:

Con la promulgación de la Reforma Financiera concluye el proceso legislativo en esta materia y se ratifica el clima de madurez y civilidad política que distingue a la democracia mexicana en nuestro tiempo.

La Reforma Financiera se suma a otras importantes transformaciones logradas en 2013 y que ahora debemos
reflejar día a día, de manera gradual, en la vida cotidiana de todos los mexicanos.

Esta reforma nos permitirá aprovechar mejor las favorables condiciones económicas que existen para el año 2014 y con ello lograr un mayor crecimiento económico.

Con más crédito y más barato, las micro, pequeñas y medianas empresas del país tendrán un insumo esencial para modernizarse, crecer, y algo muy importante, generar empleos para los mexicanos.

Para que México sea más próspero, tenemos que seguir elevando y democratizando la productividad en todos
sectores, actividades y regiones de nuestro país.

Ese es el camino para los hogares mexicanos, que tengan mayores ingresos para que todo mexicano pueda
ganar más por su trabajo. Por ello, deseo que hagamos de 2014 un gran año para México.

Sigamos sumando esfuerzos para elevar la calidad de vida de todos los mexicanos.

Una vez más, a los presentes y desde aquí a todo México, deseo que 2014 con su trabajo, con el esfuerzo
desplegado de cada mexicana y mexicano en cualquiera que sea su espacio de actuación, todos contribuyamos a hacer de México un mejor país y que 2014 depare a la Nación y a todas y a todos los mexicanos, un gran año de logros y de felicidad.

Muchísimas felicidades.