-MODERADOR: Queda en uso de la palabra el Vicepresidente Nacional de la Cruz Roja Mexicana, licenciado Eduardo de Agüero Leduc.

-LIC. EDUARDO DE AGÜERO LEDUC: Muy buenas tardes a todas y todas ustedes.

Cruz Roja Mexicana y su Consejo Nacional de Directores se honran y les dan la cordial bienvenida a este evento.

Desde 1958 no afectaban a México al mismo tiempo, dos tormentas tropicales por dos costas diferentes. Manuel en el Pacífico, Ingrid en el Golfo de México.

La cantidad de lluvia que produjeron ambos eventos, fue suficiente para desbordar ríos y provocar deslaves que afectaron a miles de personas en varios estados del Norte, Centro y Sureste del país.

Una emergencia sin precedentes.

El Estado de Guerrero fue probablemente el más afectado, sobre todo, la zona de la montaña donde miles de personas perdieron su patrimonio, casas, cosechas, animales y, en algunos, inclusive, la vida de un ser querido.

Ante la tragedia, los mexicanos siempre hemos sido solidarios.

Por eso, hoy estamos aquí para seguir extendiendo esa mano amiga a quienes más lo necesitan.

Muchas gracias por su presencia.

-MODERADOR: Enseguida, el Presidente de los Estados Unidos Mexicanos, licenciado Enrique Peña Nieto, la Presidenta del Consejo Ciudadano Consultivo del Sistema Nacional DIF, señora Angélica Rivera de Peña; el Presidente Nacional de Cruz Roja Mexicana y su señora esposa, harán entrega de un reconocimiento e imposición de medalla al ex Presidente de Cruz Roja Mexicana y a su señora esposa.

(ENTREGA DE RECONOCIMIENTO)

-MODERADOR: Hace uso de la palabra el expresidente Nacional de Cruz Roja Mexicana, Licenciado Daniel Goñi Díaz

-LIC. DANIEL GOÑI DÍAZ: Don Enrique Peña Nieto, Presidente de los Estados Unidos Mexicanos; señora Angélica Rivera de Peña; señor Presidente de la Cruz Roja Mexicana, Fernando Suinaga; señora Presidenta de las Damas Voluntarias, Carmen Lebrija de Suinaga; doctor Miguel Ángel Mancera, Jefe de Gobierno; don Olegario Vázquez Raña; dona Gela.

Muy distinguida doctora Mercedes Juan, Secretaria de Salud; señor Secretario de Educación Pública, don Emilio Chuayffet; señor vicepresidente Eduardo de Agüero; señor vicepresidente, Carlos Freaner.

Distinguida Isis Ávila, Presidenta honoraria de la Cruz Roja del Estado de México; doctor Ahued, Secretario de Salud del Distrito Federal; contador Francisco Briseño, vicepresidente Nacional de la Cruz Roja Mexicana; Miguel Ángel Domínguez, vicepresidente Nacional; Carlos Peralta, empresario, amigo, doña Mariana.

Amigos todos; voluntarios; médicos; socorristas, enfermeras; jóvenes, y damas de la Cruz Roja Mexicana.

Hace siete años y medio en un julio de 2006, tuve el honor de recibir las riendas de esta institución, en un acto de toma de posesión, en el que sin estar en el presídium, pero estando presente, llegó el Gobernador del Estado de México, el entonces Gobernador del Estado de México, y me dijo, que era una encomienda muy importante y que contaría con su apoyo. Desde ese momento, en los momentos en que más lo requirió la institución, siempre tuve el apoyo incondicional del entonces señor Gobernador.

Fue muy importante lograr recursos conjuntos para modernizar la institución a nivel nacional. Y claro, modernizamos el mayor centro de capacitación y adiestramiento que tiene la Cruz Roja Mexicana, y que es el ejemplo mundial de capacitación.

En los primeros seis meses de remodelación, se logró que vinieran de más de 41 países a capacitarse en desastres, en emergencias, en primeros auxilios, en atenciones prehospitalarias.

Ese inmueble, que es el mayor centro, está ubicado frente al Aeropuerto de Toluca. Ese inmueble, hace algunos años, siendo otro distinguido mexiquense, fue donado a la Cruz Roja. Ese mexiquense distinguido hoy está aquí, en la mesa de honor, también, y lleva las riendas de la educación en México.

La visión de un político es una visión siempre de mediano y largo plazo.

Seguimos trabajando con el entonces Gobernador, y llegó una fecha hasta hoy, la más significativa de cumplir 100 años, la institución. Los 100 años de la Cruz Roja los celebramos en nuestra casa; en Toluca, Estado de México.

Se logró la máxima congregación de voluntarios, voluntarias de la Cruz Roja que se ha congregado en ningún otro país del mundo; más de cinco mil 800 miembros de la Cruz Roja se reunieron, siendo anfitrión nuestro Estado de México.

La Cruz Roja de España, una Cruz Roja muy importante, en estas congregaciones juntan entre mil 200, mil 500 convencionistas. Esa gran sede del Estado de México siempre ha sido muy significativa.

Y en todo momento, en los eventos más importantes de la Cruz Roja, en la primera cena de gala en donde hubo que asistir, estuvo ahí el Gobernador; cena en que hoy, hace siete años, homenajeamos a Olegario Vázquez Raña y a doña Gela, quienes me antecedieron y que me dieron la oportunidad de hacer mi mejor esfuerzo.

Para Olegario y para Gela, hoy, mi reconocimiento. Ningún esfuerzo se hace por sí sólo, supo darle una inercia; supo darle con esa capacidad de empresario una forma de, la Cruz Roja me decía, tiene que funcionar como una gran empresa en eficiencia y las utilidades deben de convertirse en recursos para acciones humanitarias.

Ese cambio de modernización de la Cruz Roja Mexicana, sin duda, se lo debemos a este gran empresario, y, sin duda, a su señora esposa que lo ha acompañado en los mejores eventos de su vida y que le ha dado lo mejor, que es la familia de don Olegario.

Olegario: Mi reconocimiento.

Tuvimos, después de los 100 años, el honor de que doña Angélica Rivera tomara protesta como Presidenta de las Damas Voluntarias y Presidenta de la Cruz Roja Honoraria del Estado de México. Siempre, en el Estado de México se caracteriza por el esfuerzo de las mujeres, y doña Angélica lo hizo en forma extraordinaria.

Quiero agradecer públicamente que, desde entonces, tuve el apoyo total del señor Gobernador, hoy señor Presidente.

Nunca me imaginé, hace siete años y medio, que aquel gobernador querido, respetado, hoy iba yo a tener el honor de tenerlo en esta grata presencia para mí y para mi familia, tan significativo, tan importante en la vida de su servidor, pero también tan importante en la vida de esta gran institución.

Quiero agradecer en forma muy especial a nuestro Presidente de Cruz Roja Mexicana: a Fernando Suinaga Cárdenas, quien con Carmen Lebrija, les auguro, no sólo les deseo, estoy cierto que con su trabajo, su capacidad y su esfuerzo seguirán conduciendo a la más noble institución humanitaria social de México, como es esta institución.

Fernando:

Que el ánimo en estos momentos en que el país requiere de inteligencia, audacia, esfuerzo y un valor humanitario importante, prevalezca en este gran consejo nacional que hoy nos ha distinguido a Isabel mi esposa y a mí.

Quiero decirles que estamos plagados de ejemplos de lo que sucedió en los últimos seis años en la Cruz Roja Mexicana.

Cada una de las mesas representa para mí un momento importante de lo que sucedió en los últimos seis años.

Sépanse ustedes que la Cruz Roja Mexicana es la que capta, es la captadora número uno de sangre voluntaria en este país. Y la captadora de los tres captadores más importantes de órganos y tejidos.

Y que entonces toqué la puerta del Procurador del Estado: Señor Procurador necesito los Ministerios Públicos ahí, porque perdemos una gran capacidad de donación de órganos, y tuve una respuesta inmediata. Dijo: Voy, pongo el Ministerio Público, y lo que se le ofrezca a la Cruz Roja.

Ese personaje, el Procurador del Distrito Federal, hoy está en esta mesa, también me honra, el que nos acompañe el doctor Miguel Ángel Mancera, quien como Procurador extendió la mano en todo momento a la Cruz Roja.

Y sé, y sé, que lo hizo y lo seguirá haciendo.

Muchas gracias, doctor.

Manejar los recursos de la institución, siempre ha sido buscar la transparencia. Y son tantas las necesidades, que recurrí a un hombre experto en las finanzas para decirle: No nos alcanza el presupuesto. Necesitamos captar más fondos para la Cruz Roja.

Y me dijo, qué necesitas: Le dije, la sociedad participa y necesitamos buscar la manera de no regalar, pero sí corresponder a la solidaridad de la ciudadanía.

Cuenta que por cada peso que los voluntarios y la sociedad done a la Cruz Roja a través de Teléfonos de México, yo pongo otro más.

Y gracias a eso, logramos aumentar la Colecta de la Cruz Roja Mexicana en forma moderna.

Carlos Slim, muchas gracias, por tu aportación. Muchas gracias, porque pones en las acciones humanitarias de México, el talento y la convicción de que los mexicanos necesitan ser atendidos en su solidaridad.

En pleno desastre en Veracruz, teníamos toneladas de despensas que llevar a Veracruz y hubo la necesidad de tocar la puerta de otro gran mexicano, porque en el trayecto vía carretera no había acceso.

De inmediato, nos ofrecieron las panzas de los aviones para llevar toda esa carga humanitaria que era necesaria.

Interjet se abrió a las puertas, como lo hizo ahora en Guerrero, lo ha hecho en Veracruz.

Por eso, por eso le va bien a las personas, por eso le va bien a las empresas, porque quien no tiene el carácter humanitario, sea empresario, sea político, no tiene una personalidad completa.

Don Miguel Alemán, ofreció y cumplió en todo momento, junto a esa bella señora, que hoy también nos acompaña.

Así que, hablar de todos ustedes que han apoyado, sería interminable.

Las grandes sequías de Durango, recurrí a otro gran mexicano, y me hizo una aportación muy importante y, claro, la hizo la aportación importante, don Miguel Rincón, y luego me dijo el señor Cardenal que es de Durango: Ahí va la mía también, y le pregunté a Miguel Rincón, dice: Sí, nada más que él te puso con las bendiciones, y yo con el otro tanto. Para estos duranguenses muchas gracias.

Es y ha sido muy importante la colaboración del Gobierno.

PEMEX es la empresa líder en México, pero también es la empresa que más aporta recursos a la Cruz Roja Mexicana. Es una empresa de riesgo, es una empresa que vive luchando por la economía y que se ha hermanado con la Cruz Roja, y ser líder en la economía es muy importante, pero también, ser líder en las aportaciones.

Así que, podría ser interminable la lista de todo lo que ha sumado a ser grande a la Cruz Roja.

Simplemente quiero decirles que todo esto lo hacemos para servir a México.

Cuando se encuentra en desastre un país, es indispensable atender con toda la capacidad y pasión.

En México, en cada Gobierno se ha caracterizado, por grandes desastres en los diferentes sexenios. En 85 nació la Protección Civil, que no existía con anterioridad.

Si recordamos, la forma de atención de cada uno de los, entonces, presidentes, los caracterizó siempre.

Nunca estuvimos de acuerdo con que eran cuatro mil 500 fallecidos, en cuanto a las cifras del 85.

Fue muy difícil entender cómo había una falta de capacitación.

Hoy, el señor Presiente entiende que los grandes huracanes se pueden, las medidas, minorizar el riesgo, trabajando mucho en la prevención. Y de esa manera minimizar los riesgos que tenemos.

Quiero decirles que mi esposa y yo nos sentimos profundamente honrados. No podría haber un foro mejor para darles a todos ustedes, podría mencionar algo de todos ustedes, o un mucho de todos ustedes.

Quiero darle las gracias a quien fungiera como Presidenta de las Damas Voluntarias, acompañándome en todo momento recorriendo la República Mexicana. Sin duda, una mujer a la que tengo todo el respeto, todo el cariño y poquito, pero todo el presupuesto que puedo tener; y que me ha dado lo mejor que puedo tener en esta vida, que son Jorge, Alejandro, Daniela, Miriam y Jorge.

Para ti, Isabel, mi reconocimiento como mujer empeñada en trabajar para la Cruz Roja Mexicana. Que Dios te dé mucha salud y la alegría que me haces favor de contagiar para hacer tantas labores, como trate yo de intentar, en esta vida.

Gracias, Isabel.

Señor Presidente:

Estoy convencido que con el entusiasmo con que usted abordó el desastre de Guerrero, lo hizo con toda decisión, con todo valor, y los mexicanos se lo apreciamos, porque es determinante sentir el apoyo de nuestros gobernantes, como usted lo ha hecho.

Recuerdo, en el Catrina, cuando sobrevoló el Presidente Bush aquella inundada Ciudad de Nueva Orleans, en el Air Force One con su perro, y bajó, y mandó no sé cuántos recursos, fue el momento más crítico del reconocimiento de la ciudadanía, porque los ciudadanos lo que pretenden es que sus gobernantes estén ahí, junto con ellos, sintiendo y sufriendo el desastre para comprenderlos cabalmente y hacer hasta el último de los esfuerzos por servirlos.

Ese es un Presidente que nunca, nunca se olvida. Y le reconozco plenamente la entrega con que usted abordó ese tema, y el apoyo que le ha brindado a la Cruz Roja en el caso de Guerrero.

Muchas, muchas gracias a todos ustedes.

Cuando tomé las riendas de la Cruz Roja, pensé que era la mejor oportunidad de dirigir y de mover, y poner el máximo de mi capacidad de esfuerzo.

Pero hoy, quien resulta positivamente lleno de emoción, soy yo, que aprendí más de la Cruz Roja. Aprendí de los grandes voluntarios.

Cuando el Casino Royal se incendiaba hablé con los voluntarios y les dije: Nadie está obligado a entrar a ese lugar, porque hay delincuencia organizada. Hablé con 12 de ellos, y nadie dio el paso atrás. Esos hombres y mujeres que entraron a salvar vidas en ese y en muchos momentos sin esperar a salvar un hermano, un amigo o un conocido. Ellos son los héroes de la Cruz Roja Mexicana; ellos son a los que nos debemos y nos permitan servirla.

Por eso, creo que la vida de esta gran institución viene lo mejor de su momento; un engranaje en forma acoplada, en forma cabal entre autoridades, gobiernos estatales, Federales y la gran institución.

Y hoy, los empresarios de México están convencidos de que la mejor inversión es en esta gran institución.

Gracias, hombres y mujeres de esta gran institución.

Gracias doña Josefina, madre adorada.

Gracias, Silvia, mamá de mí querida señora.

Gracias a todos por permitirle a esta familia entregar el corazón, entregar la pasión y entregar lo mejor que puede uno entregar para una institución que, sabe uno, es la mejor institución social de México, la de mayor confianza para servir en los momentos más difíciles.

Gracias a todos ustedes.

Sigamos haciendo una gran Cruz Roja Mexicana, porque con ello seguiremos adelante, haciendo un gran país, al que todos queremos y deseamos heredar a nuestros hijos.

Viva la Cruz Roja Mexicana y viva México.

-MODERADORA: Veremos, a continuación, la proyección del video: Operativo de Cruz Roja Mexicana Ingrid y Manuel.

(PROYECCIÓN DE VIDEO)

-MODERADOR: Interviene enseguida el Presidente Nacional de Cruz Roja Mexicana, licenciado Fernando Suinaga Cárdenas.

-LIC. FERNANDO SUINAGA CÁRDENAS: Licenciado Enrique Peña Nieto, Presidente de los Estados Unidos Mexicanos.

Señora Angélica Rivera de Peña, Presidenta del Consejo Ciudadano Consultivo del Sistema Nacional DIF y Presidenta Honoraria de Cruz Roja Mexicana.

Señora Carmen Lebrija de Suinaga, Presidenta y Coordinadora Nacional de Damas Voluntarias de Cruz Roja Mexicana; doctora Mercedes Juan López, Secretaria de Salud Federal; licenciado Emilio Chuayffet Chemor, Secretario de Educación Pública.

Doctor Miguel Ángel Mancera Espinosa, Jefe de Gobierno del Distrito Federal, le agradezco su presencia y destaco el incondicional apoyo que ha tenido con Cruz Roja Mexicana en la Ciudad de México.

Muchas gracias, señor Jefe de Gobierno.

Licenciado Olegario Vázquez Raña, expresidente Nacional de Cruz Roja Mexicana; señora María de los Ángeles Aldir de Vázquez, Dama Voluntaria de Cruz Roja Mexicana; licenciado Daniel Goñi Díaz, expresidente Nacional de Cruz Roja Mexicana.

Señora Isabel Rojo de Goñi, expresidenta Nacional de Damas Voluntarias; licenciada Isis Ávila Muñoz, Presidenta del DIF Estado de México.

Muchas gracias, Isis que nos acompañes.

Llévale un saludo al Gobernador y muchas gracias por todo el apoyo que nos has dado como Presidenta Honoraria en la Cruz Roja del Estado de México.

Doctor Armando Ahued, Secretario de Salud del Distrito Federal.

Muchas gracias por estar con nosotros y gracias por su apoyo.

Vicepresidentes; Consejeros Nacionales; Secretarios; Carlos Peralta, empresario; Mariana.

Gracias por estar con nosotros.

Funcionarios; Damas Voluntarias y Voluntarios de Cruz Roja Mexicana; invitados especiales; amigos y amigas. Todos.

Agradezco la presencia de los representantes de los medios de comunicación.

Cruz Roja Mexicana es una institución de asistencia privada que el próximo mes de febrero cumplirá 104 años de servir a la sociedad mexicana.

Esta benemérita institución se ha consolidado en la atención de desastres y el apoyo en emergencias.

El año pasado ofrecimos a nivel nacional más de un millón 300 mil servicios de ambulancia totalmente gratuitos y más de cinco millones 700 mil atenciones médicas.

Para entender la labor que ha realizado Cruz Roja Mexicana en los últimos años y de su excelente funcionamiento, es necesario hacer referencia al trabajo que realizó don Olegario Vázquez Raña, que ha sido un parteaguas en las labores que a diario realiza la benemérita institución, con una visión de liderazgo y compromiso, por supuesto, siempre de lado y apoyo de una gran señora, su esposa María de los Ángeles Aldir de Vázquez.

Yo quiero felicitar a don Olegario y agradecerle, porque no nada más ha sido expresidente de Cruz Roja Mexicana, sino además es uno de los principales benefactores. Siempre está aportando, siempre está poyando a Cruz Roja Mexicana.

También su hijo Olegario. A Olegario muchas gracias.

Siempre la familia Vázquez, siempre ha estado muy, muy cerca de Cruz Roja Mexicana, y bueno, esa gran labor que realizaron él y Gela, el rumbo que tuvieron, en nuestra querida Institución, yo les pido un aplauso para ellos.

Hablar, también, de Daniel Goñi Díaz, es hablar de quien la mano de su esposa Isabel Rojo, lograron consolidar el trabajo que realizó la institución hacia los sectores más vulnerables.

Entre otras cosas, desarrolló el Programa de Renovación del Parque Vehicular, adquiriendo más de 800 ambulancias nuevas a nivel nacional. Dio continuidad al crecimiento del Voluntariado y de la Institución; realizó un sin número de proyectos, en beneficio de la propia Institución.

Podríamos platicar aquí un rato, ya les ha platicado. Yo quiero pedirles y felicitar a Daniel e Isabel, por este merecido reconocimiento que han recibido y por su gran labor que hicieron y tuvieron al frente de la Institución, durante todos los años que estuvieron trabajando.

Muchas felicidades y muchas gracias.

El 13 de septiembre del 2013 comenzó a inscribirse una historia en nuestro país. Un hecho sin precedentes, cuando de manera simultánea la tormenta tropical Manuel impactaba por las costas del Pacífico, y el Huracán Ingrid, llegaba a tierra por las costas del Golfo de México.

El poder de la naturaleza dejó sentirse por ambas costas del país. Miles de personas resultaron afectadas, tras el paso de estos dos fenómenos meteorológicos. Una histórica emergencia, que significó el trabajo en conjunto de Gobierno y sociedad civil.

Ante esta emergencia de grandes magnitudes, se necesitan de acciones inmediatas para salvaguardar la vida de las personas, la atención en la salud, y el suministro de alimentos.

Fue la respuesta contundente, que usted, señor Presidente, y su esposa, la señora Angélica Rivera, tuvieron con los afectados, como parte del compromiso humanitario que tienen al frente de nuestro país.

Las personas afectadas necesitaban apoyo y comprensión.

Usted se acercó a la gente, los escuchó sus demandas y necesidades y giró instrucciones para apoyarlos. Esas decisiones solamente son de personas, que como usted, cuentan con una visión humanitaria.

La participación que tuvo su esposa, la señora Angélica Rivera, fue de gran importancia. Demostró ser sensible y dedicada para ayudar a nuestros hermanos.

En esta emergencia, Cruz Roja Mexicana y el Gobierno Federal trabajamos día y noche sin descansar, nos coordinamos y apoyamos en las labores de entrega de ayuda humanitaria para aliviar el sufrimiento de las personas, principalmente en la región de La Montaña de Guerrero, donde registraron las mayores afectaciones.

De manera conjunta, laboramos con las Secretarías de Gobernación, de Salud, de la Defensa Nacional, la Marina Armada de México y la Policía Federal, entre otras; logrando una extraordinaria coordinación para ayudar a quienes más lo necesitan.

Ha sido un excelente trabajo entre autoridades y sociedad civil.

Cruz Roja Mexicana acopió y entregó en propia mano a las personas afectadas, más de ocho millones 300 mil kilos de ayuda humanitaria, que beneficiaron a más de 699 mil familias en 14 estados del país.

En una segunda etapa, hemos entregado miles de artículos para el hogar: colchones, estufas, despensas, utensilios de cocina y filtros purificadores de agua. Entregados, estos, en diferentes estados de la República, entre los que destacan: Sinaloa, Tamaulipas, Guerrero y Veracruz.

Seguimos llevando ayuda a nuestros hermanos que lo perdieron todo.

Nada de esto hubiera sido posible sin la ayuda de empresarios y empresas mexicanos, sociedad civil, gobiernos, partidos políticos, sindicatos, instituciones académicas, fundaciones y asociaciones, organismos y gobiernos internacionales, deportistas, actores y actrices, así como medios de comunicación.

Solidaridad y amor por México, son las palabras con las que resumiría el apoyo que hemos recibido.

Asimismo, quiero reconocerles a todas y a todos ustedes, porque su presencia aquí, en un acto de nobleza y responsabilidad social con las causas humanitarias, les quiero decir que el recurso obtenido gracias a sus aportaciones en esta comida, servirán para rehabilitar escuelas en los lugares afectados donde tuvimos los huracanes.

Desde el 2010, tuvimos el honor y el gusto de celebrar juntos el Centenario de Cruz Roja Mexicana en el Estado de México, señor Presidente.

Hoy, la vida nos une nuevamente a usted como Presidente de la República, y a su servidor como Presidente Nacional de Cruz Roja Mexicana. Éste es un hecho que me obliga y me compromete a entregarme a nuestro querido México en forma total.

Esta benemérita institución entiende el esfuerzo y compromiso de su Gobierno con el pueblo mexicano. Ha trabajado intensamente en nuevas reformas que beneficiarán a los mexicanos, y eso hay que reconocerlo.

En Cruz Roja Mexicana estamos innovando de manera conjunta con su Gobierno. Hemos desarrollado una aplicación de primeros auxilios en emergencias para dispositivos móviles; un regalo para los mexicanos. Una aplicación que permitirá salvar muchas vidas.

También, cuenta con un segmento sobre medidas de prevención para desastres, sismos, incendios, inundaciones y huracanes. Esta guía se encuentra vinculada al número de emergencias 065 de Cruz Roja Mexicana.

La aplicación es totalmente gratuita y se denomina Primeros Auxilios Cruz Roja. Estamos seguros que beneficiará a millones de mexicanos.

Hoy, Cruz Roja Mexicana es una institución fuerte. Goza de credibilidad y confianza. Esto es gracias a la solidaridad de las y los mexicanos que creen en esta institución para ayudar a quien más lo necesita.

La señora Angélica Rivera de Peña es una de esas personas que está siempre cerca de la benemérita institución.

Quiero comentar que gracias al apoyo de la señora Angélica Rivera, quien es Presidenta Honoraria de Cruz Roja Mexicana, la Colecta Nacional de 2013 fue todo un éxito.

Muchas gracias y les pido un aplauso.

Esto, sin duda, habla bien de su sensibilidad, nobleza y cariño hacia esta institución, nuestra querida Cruz Roja Mexicana.

Señor Presidente Enrique Peña Nieto:

Comenzamos este 2014 con mucho trabajo. Es necesario que todos los mexicanos, cada quien desde su ámbito de competencia trabajemos para hacer un México mejor.

A Cruz Roja Mexicana le consta el trabajo intenso que usted y su Administración vienen realizando a favor de los mexicanos. Nos sentimos orgullosos de su liderazgo y visión en la toma de decisiones y en beneficio de los mexicanos y las mexicanas.

Labor y apoyo a las causas sociales más vulnerables ha sido una característica de su gestión, eso habla de su proyecto de nación con un perfil humanitario, lleno de sensibilidad y habla bien hacia el prójimo.

Señoras y señores:

Hoy contamos con una Cruz Roja Mexicana fortalecida y confiable.

Yo quiero agradecerles a todos ustedes, podría yo pasarme aquí un buen rato mencionando las acciones, ya Daniel nos ha mencionado de los patrocinios que tenemos de la familia Slim, de la familia Miguel Alemán, de la familia Aguirre, de PEMEX, de Miguel Rincón, de TV Azteca, de Televisa, de El Universal, de Juan Francisco; bueno, de todos ustedes.

Yo podría aquí pasarme un buen rato platicándoles.

Les agradezco a todos, no quiero omitir a nadie, por eso no menciono a todos.

Quiero agradecerles a todos ustedes y no quiero dejar pasar el agradecimiento a Carmen, mi esposa, quien ha hecho una excelente labor como dama voluntaria, como presidenta y coordinadora nacional de damas voluntarias.

Gracias, Carmen, por tu apoyo incondicional, gracias por acompañarme en este camino.

A mis hijos, Carmen, Fernando e Isabel que están por ahí, también mil gracias.

Una disculpa por el tiempo que les quito, pero ustedes lo valoran, les agradezco que me den esa comprensión y ese apoyo.

Y, bueno, la sociedad hoy reconoce el trabajo que se está haciendo y debemos seguir apoyando porque gracias a la ayuda de los mexicanos seguiremos aliviando el sufrimiento de las personas.

Muchas gracias a todos.

(A CONTINUACIÓN HIZO USO DE LA PALABRA EL PRESIDENTE DE LOS ESTADOS UNIDOS MEXICANOS, LICENCIADO ENRIQUE PEÑA NIETO. SU DISCURSO SE TRANSCRIBE POR SEPARADO.