El Presidente de la República, Enrique Peña Nieto, expresó que la consternación por los hechos ocurridos en el municipio de Iguala, Guerrero, a partir de la información proporcionada por la Procuraduría General de la República, “nos ha convocado a un duelo nacional”.

“El Gobierno, por igual, acompaña a la sociedad mexicana en este sentimiento de duelo”, añadió en un mensaje durante la primera escala del viaje que realiza a China y Australia. El Primer Mandatario manifestó, nuevamente, su solidaridad con las familias de los jóvenes estudiantes de Ayotzinapa. “Como padre, y así se los expresé personalmente en mi encuentro con ellos, comparto su tristeza y reitero que tienen, invariablemente, todo el apoyo del Gobierno de la República”, subrayó.

Señaló que “los mexicanos, hay que decirlo, estamos dolidos por lo ocurrido en Iguala”. Es un acto abominable y atroz que genera indignación y dolor, añadió.

Enfatizó que “Ayotzinapa también es un llamado a la justicia, es un llamado a la paz y a la unidad. No a la violencia, ni a la confrontación”.

El Presidente Peña Nieto aseguró que es inaceptable que alguien pretenda utilizar esta tragedia para justificar su violencia. “No se puede exigir justicia actuando con violencia”, indicó.

“Yo reitero que Ayotzinapa es un llamado a la unidad, a la reflexión, a la paz, a la concordia; a definir los mecanismos que nos permitan superar debilidades de orden institucional, pero, sobre todo, hacerlo en paz y en armonía social”, agregó.

El Titular del Ejecutivo Federal aseguró que “los mexicanos decimos no a la violencia”, y esta “no es una expresión del Gobierno, este es un sentimiento genuino de la sociedad mexicana, que dice no a la violencia”.

“Decimos sí a la justicia, al orden, a la armonía, a la tranquilidad. Decimos sí a la aplicación de la justicia ante estos hechos atroces y abominables”, dijo.

“Este es un hecho tan lamentable que debe convocarnos, insisto, a un esfuerzo colectivo de reflexión para emprender un camino que permita mejorar a aquellas instituciones del Estado mexicano que enfrentan debilidad, pero hacerlo por la vía del diálogo, del acuerdo, de la aportación de ideas, de una actitud constructiva y propositiva, y no a través de la violencia”, refirió.

NO HACER ESTA GIRA SERÍA ACTUAR CON IRRESPONSABILIDAD

El Presidente Peña Nieto expresó también, sobre su asistencia a la Cumbre de APEC en China y a la del G-20 en Australia, que “no hacerla, sería actuar con irresponsabilidad”.

“Quizá lo más fácil, lo más cómodo hubiese sido dejar de atender este compromiso que es de México. No sólo lo es del Presidente de la República; es de los mexicanos”, apuntó.

Añadió que “no atender estos eventos es dejar atrás la participación de México en foros, yo diría los más importantes que se dan año con año, y que éstos, particularmente, tienen relevancia y tendrán impacto en el devenir, en el desarrollo, en el impulso a la economía de nuestro país y en la generación de empleos”.

No atender un evento como éste sería actuar con irresponsabilidad, porque a lo que asisto es “a llevar la voz de México, a llevar la representación de los mexicanos para que tomemos acuerdos y decisiones que nos permitan impulsar el desarrollo de nuestra economía, revitalizarla, y generar más empleos”, precisó.

Puntualizó que desde hace dos años México decidió relanzar su relación con China, y con ello se busca “ampliar los canales de comercio, de inversión y de participación a más emprendedores de México, y atraer más inversiones que generen empleo en nuestro país”.

El Primer Mandatario indicó que en la visita que hará a China se firmarán varios acuerdos “que van a permitir que nuestro país tenga mayor presencia con sus productos en el mercado de ese país. Eso es abrir espacios para más inversión productiva y para generar empleos”.

Señaló que es necesario que las zonas del país que hoy se encuentran en rezago económico cuenten con mayores oportunidades, como lo puede ser que México tenga una mayor participación en los mercados de la región asiática, especialmente de China, “y no queremos posponer esto”.

Apuntó que acudir a esta gira de ninguna manera lo hace “ausente de lo que ocurre en México, como no lo hace a ninguno de los Jefes de Estado que asisten”. Todos los Jefes de Estado tienen responsabilidades, tienen tareas que cumplir en su propio país, pero hoy las tecnologías, los medios de comunicación, de forma alguna nos permiten estar invariablemente presentes todo momento en la toma de decisiones en el diario acontecer de nuestro país, y esto es justamente lo que estaremos haciendo”.

Subrayó “la trascendencia y el impacto positivo que la relación que estamos construyendo, especialmente con China, tendrá para el desarrollo económico, presente y futuro de nuestro país. Ésta la relevancia de esta gira de trabajo, la trascendencia que tendrá para todos los mexicanos”.