Carmen Aristegui (CA), conductora: Le dije que presentaríamos en este momento la versión completa del mensaje de Angélica Rivera ayer por la noche, pero tenemos oportunidad de hablar antes de eso con el vocero presidencial. Eduardo Sánchez está en la línea telefónica. Y te agradezco que estemos en contacto. Eduardo, buenos días y bienvenido.

Eduardo Sánchez (ES), vocero de la Presidencia de la República: Gracias Carmen, muy buenos días, me da mucho gusto saludarte a ti y al auditorio.

CA: Gracias Eduardo. Bueno, el primer tema que evidentemente merece tu opinión y tu comentario es lo que acabo yo de decir; yo acabo de mencionar que me preocuparía que al presidente Peña Nieto le parezca que tareas periodísticas puedan tener propósitos o efectos desestabilizadores, tal como entendí que dijo el día de ayer en este mensaje que acabamos de reproducir en sus partes más importantes y en donde Peña Nieto está diciendo que otro tema que quiere abordar…

Lo leo para que tú lo comentes: “…otro tema que quiero abordar y del que soy sensible y no sé si esté vinculado a esto que pareciera un afán orquestado para desestabilizar y por oponerse a un proyecto de nación; en días recientes y justamente cuando emprendía la gira de trabajo, surgieron señalamientos sobre la propiedad de mi esposa”.

Los señalamientos que surgieron fueron evidentemente los que están contenidos en el reportaje especial que le llamamos “La Casa Blanca de Enrique Peña Nieto” y a mí me preocupa, Eduardo, y lo dije al aire, que el Presidente de México pudiera asociar o esté asociando, o me da idea que está asociando una tarea periodística con un afán orquestado de desestabilización. ¿Qué me dices tú, Eduardo?

ES: Con mucho gusto Carmen. Mira, sí lo escuché, escuché tu comentario y por eso pedí la oportunidad de salir al aire. Aquí tengo en mi poder la versión estenográfica de lo dicho ayer por el Presidente de la República en Cuautitlán, Estado de México y me gustaría referir en contexto algunos párrafos que aluden a lo que nos estás señalando.

Habla, en uno de estos párrafos dice: “…pero también hemos advertido que al amparo de este dolor -se refiere al dolor de las personas de la comunidad y de todos los mexicanos en torno a la desaparición de los 43 estudiantes-, que al amparo del sufrimiento –y continúo la cita textual- de los padres de familia y al amparo de esta consternación social que hay por los hechos de dolor y de horror que de acuerdo a la investigación se tuvieron en Iguala, hemos advertido los movimientos de violencia que, al amparo y al escudo de esta pena pretenden hacer valer protesta”.

Y continúa: “Protestas que a veces no está claro su objetivo, pareciera que respondieran a un interés de generar desestabilización, de generar desorden social y, sobre todo, de atentar contra el proyecto de nación que hemos venido impulsando”.

Más adelante señala que “sin duda han afectado intereses -al referirse al proceso de reformas emprendido por este Gobierno-, de lo que mucho tienen y de otros que se oponen al proyecto de nación”.

Continúa dos párrafos abajo: “Siguiente tema que quiero abordar y del que soy sensible y no sé si esté vinculado a esto que pareciera un afán orquestado por desestabilizar y por oponerse al proyecto de nación; en días recientes y justamente cuando emprendía la gira de trabajo, surgieron señalamientos sobre una propiedad de mi esposa”.

Más adelante dice lo siguiente: “Sobre este tema en particular -se refiere a la casa de su señora esposa-, es claro que es un tema de la mayor sensibilidad porque éste no es un tema que atente contra el Gobierno –repito, porque éste no es un tema que atente contra el Gobierno-, es un tema que pone en señalamiento al Presidente de la República y a su familia”.

Y continua: “Por eso mi interés, mi claro interés de orden prioritario de dejar aclarado ante la sociedad mexicana cómo ha sido y cuál es el patrimonio que tiene el Presidente de la República”.

Yo creo, Carmen, que estos párrafos le dan en un contexto absoluto a lo referido por el Presidente de la República, nuestra indeclinable vocación por respetar todas las expresiones, la libertad de expresión y la que tienen también los ciudadanos en sus diferentes formas para expresar sus puntos de vista, sus inconformidades y lo que tengan que expresar, siempre dentro del marco de la ley, como es este caso.

CA: Entiendo entonces, Eduardo Sánchez, que el vocero del Presidente está planteando lo que tú mismo le contestaste a Carlos Loret de Mola en Televisa hace unos días cuando te preguntó sobre qué veían en este reportaje y tú dijiste: interés periodístico.

ES: Así es.

CA: ¿Podría decir que Peña Nieto piensa lo mismo que tú estás diciendo?

ES: Yo diría que es exactamente al revés, yo soy, yo refiero a lo que el Presidente de la República, su pensamiento, y ese es mi trabajo, ser precisamente la voz del Presidente de la República.

CA: Entonces, esta idea que queda en la primera frase que yo reproduje, en donde dice que no sabe si el tema de la propiedad de su esposa está vinculado o no con el afán orquestador de desestabilización, ¿eso lo hacemos a un lado?

ES: No, no dice eso…

CA: Lo leo textual.

ES: Déjame volver a leer…

CA: Si quieres lo leemos textual.

ES: Lo leemos de manera textual…

CA: Lo leemos textual, aquí lo tengo, igual que tú.

ES: Dice: “Siguiente tema que quiero abordar y del que soy sensible y no sé si esté vinculado a esto, que pareciera un afán orquestado por desestabilizar y por oponerse al proyecto de nación”.

CA: O sea que tiene cierta duda.

ES: Cuando dice “Que esté vinculado a esto”, se refiere a los párrafos anteriores que ya leí y que son precisamente a las expresiones violentas que en torno a la desaparición de los estudiantes en Iguala se han expresado por distintos sectores de la sociedad y que, desde luego, ninguno de los sectores de la sociedad que ha expresado esta violencia tiene que ver con los deudos de las personas asesinadas, las seis personas asesinadas la noche del 26 de septiembre o los estudiantes desaparecidos.

Yo leía un texto el fin de semana que refería esto y que creo que es prudente también señalar; es decir, no hemos visto ni se ha reportado que un solo familiar de las víctimas del secuestro masivo en Iguala le haya prendido fuego a un edificio o haya incendiado un camión…

CA: Totalmente de acuerdo.

ES: Etcétera, ¿no?

CA: Déjame cerrar esta parte y te pregunto de lo otro. Disipo entonces, dejemos el tema, disipo entonces mi inquietud de que el Presiente de México pudiera pensar que la tarea periodística o esta tarea periodística tenga afanes o propósitos o efectos desestabilizadores.

ES: Así es. Hasta el 10 de noviembre pasado el Presidente de la República, por conducto de su vocero, quien habla en esta ocasión, lo expresé con toda claridad a pregunta expresa del periodista Carlos Loret de Mola. “¿Qué ven ustedes en esto?” Respuesta: “Interés periodístico que debo informar y que es mi obligación hacer para cubrir el espacio”.

CA: Eduardo Sánchez, el presidente Peña Nieto a su regreso de la gira dijo que serías tú el que daría una explicación…

ES: Así es.

CA: Cambiaron de opinión, ¿por qué?

ES: Por varias razones. La primera… Déjame dejar al final la más importante. La primera, porque se trata de un inmueble de un privado, es decir, de una ciudadana que es la primera dama y no es un tema que estrictamente corresponda al Gobierno de la República o a información gubernamental.

Y segundo, porque la primera dama quiso ser ella misma en persona quien hiciera la aclaración pertinente y ante ello, y al tener ese derecho por tratarse de un asunto estrictamente privado, pues la primera dama fue la que anoche hizo las aclaraciones del caso.

CA: “Estrictamente privado” es un tema que podemos debatir. Estamos hablando de que se confirma que la propiedad legal de la casa está en manos de un contratista del Estado de México, un contratista que ganó la licitación del tren México-Querétaro, un contratista que ha tenido mucho vínculo y relación con Enrique Peña Nieto y eso es un tema que coloca el asunto en un territorio del conflicto de interés.

Sobre el tema del conflicto de interés que este caso arroja, ¿qué dice Eduardo Sánchez?

ES: Bueno, primero que coincido contigo, que éste es un tema que vale la pena debatir y creo que éste es un buen momento para hacerlo.

A ver, en primer lugar se trata de un inmueble dentro del patrimonio de una persona que no es servidor y es la señora Angélica Rivera de Peña. Ese sería el primer fundamento para que yo pueda calificarlo como un tema de su interés privado.

Segundo, del tema de conflicto de interés creo que vale la pena hacer varias precisiones. En primer lugar, la señora Angélica Rivera no es funcionario público y por lo tanto no tiene facultades para celebrar contratos a nombre del Gobierno de la República. De hecho, el Presidente de la República tampoco firma contratos, las facultades para hacerlo las tienen los funcionarios que las leyes claramente señalan con ese propósito y que, desde luego, tienen además la responsabilidad de rendir cuentas en los mismos términos que las leyes señalan.

Segundo, vamos a ver qué dice la ley con respecto a los servidores públicos y la adquisición de bienes inmuebles. El artículo octavo, fracción décimo segunda de la Ley Federal de Responsabilidades de los Servidores Públicos establece que los servidores públicos no podrán obtener bienes inmuebles bajo un precio notoriamente inferior al de mercado. En este caso concreto la compra se dio en condiciones de mercado.

La señora Angélica Rivera, como presidenta del DIF, ocupa un cargo honorario, no percibe ingresos y, como lo he dicho anteriormente, no es un servidor público.

Ante la preocupación que algunas personas han expresado respecto de un posible conflicto de interés, déjame ser muy claro: no existe tal conflicto y los hechos lo demuestran.

Grupo IGA, esta empresa constructora inmobiliaria, ha participado en diversas licitaciones de proyectos del Gobierno de la República, pero seamos claros Carmen y demos la información completa: la Secretaría de Comunicaciones y Transportes, que es la dependencia que ejerce el mayor gasto para construcción de infraestructura, ha firmado hasta este momento más de seis mil 396 contratos con más de cuatro mil empresas. El monto de Programa Nacional de Infraestructura para este sexenio es de 1.32 billones, con “b”, billones de pesos, de los cuales el monto ejecutado hasta este momento es de 184 mil millones de pesos.

De este total, Grupo IGA únicamente por lo que hace a la Secretaría de Comunicaciones y Transportes ha recibido un contrato por 450 millones de pesos, esto sumado a la construcción y replanteamiento del hangar presidencial, no representa ni el 1 por ciento del monto de 184 mil millones de pesos al que me he referido, de manera que aquí destacó dos datos importantes: seis mil 396 contratos hasta este momento de la Secretaría de Comunicaciones y Transportes, cuatro mil 090 empresas participantes y Grupo IGA tiene dos, uno que tenga que ver con el Fonden, que es este Fondo de Reconstrucción para Casos de Desastres Naturales y otro que tiene que ver con el hangar presidencial.

CA: ¿El hangar presidencial está a cargo de IGA, el nuevo?

ES: El hangar presidencial a está cargo de IGA, una empresa filial de IGA.

CA: ¿Es una asignación directa?

ES: Es una acción directa pero creo que cuando… se llaman adjudicaciones directas, que tienen como propósito, como requisito en este caso a cuatro postores, es decir se hace una invitación a cuatro postores. ¿Por qué se justifica de acuerdo con la propia ley de adquisiciones el que existe este procedimiento? Porque se trata de una instalación de seguridad nacional, resulta obvio que las instalaciones que tienen que ver en dónde van a estar albergados los aviones utiliza el primer mandatario, pues no es una obra que pueda ser manejada por cualquier persona.

Entonces la ley, la propia ley que expidió el Congreso de la Unión establece la posibilidad de que se haga con este tipo de procedimiento en donde se invitó a cuatro postores, de los cuatro postores este grupo resultó ganador atendiendo principalmente a dos criterios: el primero, que esta de las empresas que participaron fue la única que acreditó tener experiencia en el tema aeronáutico y en el tema de construcción; y segundo, que su oferta económica fue notoriamente mejor que las demás empresas, y bajo este concepto se hizo esta asignación directa.

CA: ¿Por qué monto?

ES: No tengo el monto, lo tenía yo aquí…

CA: Mil millones, decía Proceso.

ES: No te podría confirmar, pero esa es la cantidad que se ha estado ventilando en medios de comunicación.

CA: Déjame regresar a la ley, Eduardo Sánchez, a la Ley Federal de Responsabilidades Administrativas de los Servidores Públicos. Hace un momento hablaste de que no pueden adquirir en un precio notoriamente inferior al mercado de bienes o servicios, bueno aquí déjame preguntarte, nosotros hicimos un avalúo independiente a partir de los planos, de las fotos, de las imágenes y de la información que públicamente pudimos adquirir y el valuador independiente que hizo ese trabajo profesional, le asignó un valor de aproximadamente siete millones de dólares.

Finalmente, ¿en cuánto estaría comprando la esposa del presidente esté bien inmueble?

ES: A ver, primero quisiera yo expresar algunas dudas que tengo respecto del avalúo que haces referencia. Este documento de lo que se conoce, hay varias preguntas que yo me hago, primero quién es este valuador independiente; cuáles son sus capacidades técnicas para usted hacer un trabajo como éste; tercero, ¿cuáles fueron los insumos que tomó en consideración para llevar a cabo este trabajo?; cuarto, ¿cuál fue la metodología, los protocolos utilizados para llevar a cabo este trabajo? Y desde luego, ¿bajo qué condiciones se hizo la contratación de este valuador independiente? Esta sería mi primera reflexión.

CA: Un segundito, todo eso está contestado, salvo el nombre del valuador que nosotros mantuvimos en reserva a solicitud del valuador, pero lo que nosotros como medio, como periodistas que hicimos esta investigación podemos decir que es un valuador independiente y todo lo que has preguntado está explicado en el documento que se ha difundido que es precisamente la manera en que llegó a esta valuación a partir de los insumos públicos disponibles, léase los planos, las imágenes que el propio arquitecto aragonés subió a su sitio, las informaciones de las dimensiones de la casa, que están identificadas en el Registro Público de la Propiedad , los elementos que están a la luz pública en este momento y que el propio evaluador especifica en su documento al hacer este cálculo de avalúo con el valor de mercado, con el valor comercial y con los datos específicos de las dimensiones de la propiedad, de los lotes, de los terrenos y de lo que públicamente está a disposición de esta investigación.

Esto está contenido dentro del conjunto de documentos que se pueden consultar directamente cuando se accede a la multimedia que se hizo y donde tú puedes ver cada uno de los elementos y documentos que sostienen o sustentan esta investigación, por eso el tema de que el avalúo de esta manera está ahí para poder ser consultado.

Y como digo, por razones de confidencialidad que nos solicitó el propio valuador hemos reservado el nombre del mismo, pero está todo su documento escrito y podrás comprender que la solicitud que hizo el valuador independiente es comprensible en este contexto de cosas.

Sí podemos como medio de información, en este caso los investigadores que hicimos esta tarea, sostener que se trata de un profesional acreditado para tal tarea. Ese es un tema que lo dejamos aquí y que las preguntas que tú fórmulas creo que se pueden contestar muy claramente a partir de lo que te estoy mencionando del documento disponible.

El otro tema que yo te quisiera plantear, Eduardo Sánchez, hablando de la ley, como tú lo dices, así como mencionaste la de que no se puede adquirir por un precio notoriamente inferior al mercado algo que asocia a un servidor público, pues podemos poner ahí en duda si quieres o en discusión cuánto vale una casa así y dejamos ese tema en un encorchetado, si vale siete millones de dólares o si vale 54 millones de pesos, o la valuación que se le quiera hacer si es que alguien quiere poner foco en esa parte de la ley que tú estás mencionando.

Hay otra parte que me parece muy importante en este momento y te aprecio que estemos hablando para que nos contestes; el artículo 43 de la Ley Federal de Responsables Administrativas de los Servidores Públicos dice:

“Las dependencias, entidades e instituciones públicas estarán obligadas a proporcionar a la Secretaría de la Función Pública la información fiscal y mobiliaria o de cualquier otro tipo relacionada con los servidores públicos, sus cónyuges, concubinas o con concubinarios y dependientes económicos directos con la finalidad de que la autoridad verifique la evolución del patrimonio de aquellos”.

Efectivamente, Angélica Rivera no tendría la obligación legal de decirle a la Función Pública, “tengo una casa en Las Lomas”, pero sí el Presidente de la República tendría obligación de hacerlo en su propia declaración patrimonial.

Como no ha sido accesible públicamente la declaración patrimonial del Presidente en esos detalles, pregunto si en su declaración patrimonial ante la Función Pública, Enrique Peña Nieto reportó las propiedades, incluyendo la Casa Blanca de su esposa Angélica Rivera.

ES: Con mucho gusto Carmen. Antes quisiera regresarme al tema de este valuador anónimo, que creo que y atendiendo a la invitación a debatir este tema, hacer también algunas precisiones; primero, no está claro quién es, desde luego, cuáles son sus capacidades técnicas para hacerlo y creo que también es importante detallar que tampoco está, ni es conocido cuál fue la metodología utilizada.

¿Y por qué es importante la metodología? Porque una cosa muy distinta es una estimación de valor y otra cosa muy diferente es un avalúo. Un avalúo requiere de cuando menos una inspección física, primera consideración; segunda consideración respecto de este avalúo, el precio de la casa se pactó hace casi tres años y habría que ver si esto fue tomado en cuenta por esta persona que prefiere mantener su nombre en el anonimato.

¿Por qué subrayo lo del anonimato? Porque estamos aquí frente a dos entidades privadas, una, que es el equipo que hace esta investigación, en donde se contiene este avalúo o esta estimación de valor y; por el otro lado, otro ente privado que ha hecho un acto de transparencia, que es precisamente la Primera Dama. Por eso creo que, en estricta justicia entre dos privados…

CA: Dejémoslo así, está bien, podemos dejar que la casa vale 54 millones, está bien.

ES: …Pues la transparencia no es solamente valor de una de las partes.

CA: De los dos lados, me parece muy bien. Podemos dejarlo de esta manera, si te parece, nosotros conseguimos este avalúo que está explicado, que está con este documento, que lo puede consultar quien quiera, que dice que esa casa tiene un valor aproximado, considerando todos estos elementos históricos, de siete millones de dólares.

Pero no es tan relevante si vale siete millones de dólares o 54 millones de pesos en lo esencial; independientemente de incluso valoraciones que puedan variar de esta manera, lo relevante en este caso es quién es el dueño de la propiedad, que es este contratista. Y volvemos al punto del asunto del conflicto de interés, que tú acabas de decir que no hay tal conflicto de interés, pero que el debate está abierto.

Y está la otra parte sobre lo que la ley obliga y pregunté si el Presidente de la República había incluido en la declaración patrimonial -a la que sí está obligado el Presidente de la República- las propiedades de su esposa, como la Casa Blanca y las demás que mencionó ayer en su mensaje.

ES: Con todo gusto Carmen, yo quisiera terminar la interioridad, cuando se ha hablado de imprecisiones y de falsedades, pues que uno de los elementos más sólidos de ello tiene que ver…

CA: Me tranquilizas, me tranquilizas, que la impresión sea el precio de la casa y que estamos a discusión si cuesta siete millones de dólares, lo demás creo que está bastante contundente.

ES: Me gustaría terminar la idea Carmen, porque no alcanzo a escuchar cuando, como te estoy hablando de un teléfono celular, al hablar y escucharte se obstruye la comunicación. Te decía yo para continuar la idea….

CA: Bueno, aprovechando la interrupción, Eduardo, ¿tendrías inconveniente, Eduardo, que haga un instante de un corte y volvemos contigo en este punto, que es muy importante?

ES: Con todo gusto, Carmen. Claro que sí.

CA: Volvemos.

CA: Regresamos al aire en esta conversación con el vocero de la Presidencia de México, Eduardo Sánchez. Gracias Eduardo, por la espera, en estos anuncios y cortes que teníamos aquí y, bueno, pues regresamos y retomamos el hilo de la conversación que deriva de lo que ayer en un mensaje dijo Angélica Rivera, la esposa del Presidente y lo que antes dijo el propio Peña Nieto, anunciando que sería su esposa la que hablara del tema de la llamada casa blanca.

Sin que sea, desde mi punto de vista, el tema principal, pero que es importante terminar de hablar del tema, Eduardo, estabas en el asunto de tus dudas acerca del avalúo independiente que nosotros dimos a conocer a través de la investigación, producto de, efectivamente, el trabajo de un experto en la materia que considera, según su estudio, que la casa tiene un valor aproximado de siete millones de dólares.

Independientemente de la valuación o de la discusión sobre la valuación de la casa, en el documento que se da a conocer por parte de Angélica Rivera dice en la cláusula cuarta del contrato de compraventa con Grupo IGA que: “Las partes de común acuerdo han convenido en fijar como precio de la operación objeto del presente contrato la suma de 54 millones de pesos, más los intereses que se causen durante la vigencia del mismo, a una tasa de 9 por ciento anual, siendo la vigencia de este contrato el plazo de ocho años, suma que será cubierta por el comprador”, y ahí se describe de la siguiente manera:

“Los tres primeros años se pagarán únicamente los intereses que se generen a partir de la aplicación de la tasa de 9 por ciento anual sobre la suma de 54 millones. A partir del cuarto año y durante el resto de la vigencia del contrato se cubrirá en enero de cada año, en enero de cada año siete millones de pesos, e incluye los intereses causados en el mes de enero.

“Durante la vigencia de contrato a partir del cuarto año se pagan mensualidades de febrero a diciembre por un monto de 560 mil pesos, que incluye capital, intereses, sobresaldos, insolutos, hasta el finiquito del contrato.

“De existir alguna diferencia para el pago total del presente contrato se ajustará en la última mensualidad que se pague y para garantizar el pago de las cantidades que debe cumplir el comprador, en los términos de este contrato éste otorgará en garantía pagarés a favor del vendedor. El comprador podrá realizar pagos anticipados sin penalización alguna”.

Así que estamos frente a una cláusula cuarta de contrato de compraventa con Grupo IGA, que es por 54 millones de pesos, más los intereses que aquí se acaban de mencionar, con lo cual el valor de la casa tendría que calcularse de cierta manera.

ES: El valor de la deuda, el valor de la casa está establecido ahí, 54 millones de pesos…

CA: Que tendrá que pagar con los interés.

ES: …Y los intereses y todas las consideraciones que has hecho incidirían en no el valor de la casa, sí en el tamaño de la deuda.

CA: Pero, bueno, dejemos el valor de la casa, te parece Eduardo, en esta parte, en dónde está el avalúo y está lo que ella da a conocer en este documento y dejemos el punto ahí en que la gente tiene información a la mano para hacer su propia consideración sobre el valor de la casa.

Está el tema de lo que la ley plantea, que el Presidente debe reportar patrimonialmente a la Función Pública sus propios bienes y los bienes de su esposa o cónyuge y esto que acabo de leer en la ley correspondiente. ¿Qué dices?

ES: Bueno, mira, primero quisiera decir con toda claridad que no existe obligación en la ley de declarar los bienes correspondientes al cónyuge, concubina o concubinario, de acuerdo con lo que señala la Ley Federal de Responsabilidades Administrativas de los Servidores Públicos.

Sustento esta afirmación: los artículos de 35 y 36 de esta ley establecen que los funcionarios públicos estamos obligados a presentar con oportunidad y veracidad la situación de sus bienes en los términos que establece esta ley y el artículo 44 al que has hecho mención dice textual lo siguiente.

CA: 43.

ES: Ah, perdón, 43: “Las dependencias, entidades e instituciones públicas están obligadas a proporcionar a la Secretaría -se refiere a la de la Función Pública- la información fiscal, inmobiliaria o de cualquier tipo relacionada con servidores públicos, cónyuges, concubinas, concubinarios, dependientes económicos directos, con la finalidad de que la autoridad verifique la evolución del patrimonio de aquéllos”.

Este artículo, como podrás ver, hace obligados de esta disposición a las dependencias, no a los servidores públicos.

CA: Pero las dependencias no tienen cónyuges, ¿cómo está eso?

ES: Vuelvo a leer: “Las dependencias, entidades e instituciones públicas estarán obligadas a…”, aquí no dice servidores públicos, ¿por qué no dice servidores públicos? Porque este artículo y el que sigue -el artículo 44- se refieren al evento de unja investigación.

Lo leo textual: “Para los efectos de la ley y de la legislación penal se computarán entre los bienes que adquieran los servidores públicos, o con respecto de los cuales se conduzcan como dueños, los que reciban o de los que dispongan su cónyuge, concubina, concubinario y sus dependientes económicos directos, salvo que se acredite que éstos los obtuvieron por sí mismos -como es el caso de la señora Peña- y por motivos ajenos al servidor público -como es el caso de la señora Peña-“.

Quisiera referirme entonces a la declaración patrimonial del Presidente de la República. La declaración patrimonial del señor Presidente Enrique Peña Nieto, que fue presentada el 15 de enero de 2013, se señaló expresamente en el capítulo de datos patrimoniales, rubro dos que “Solo se incluyen los ingresos del servidor público, no se incorporan los del cónyuge y dependientes económicos”.

La razón, la ley no lo obliga a él, ni a ningún servidor público a presentar los bienes de sus dependientes económicos, ni de sus cónyuges y la independencia económica, que ha quedado más que acreditada por parte de la señora Primera Dama.

CA: Y creo que aquí entramos en el punto, Eduardo Sánchez, que es clave precisamente de la lectura de la interpretación de la ley, que es el artículo 44, que acabas de mencionar. Efectivamente, no están obligados a declarar tal cosa, salvo que se acredite que estos bienes los obtuvieron por sí mismos, bueno no tienen la obligación de hacerlo si los obtuvieron por sí mismos y por motivos ajenos al servicio público.

ES: Es correcto.

CA: Creo que aquí está el punto, Eduardo Sánchez, precisamente donde uno dice “aquí hay un conflicto de interés o aquí hay algo que puede estar siendo un incumplimiento de esta Ley de Responsabilidades Administrativas de los Servidores Públicos”.

Pregunto: ¿no está relacionada la adquisición, la compra, el acuerdo con la inmobiliaria, la contratación del arquitecto, el diseño, los trámites, todo lo que hizo Grupo Higa, contratistas del gobierno del Estado de México y contratistas del Gobierno Federal, no estuvo relacionada todo ese conjunto de situaciones precisamente con el vínculo de Higa y el presidente Peña Nieto, o sea, con el servidor público?

ES: Por supuesto que no, Carmen. Además la ley lo señala con absoluta claridad, y vuelvo a repetir…

CA: ¿Cómo fue el contacto de Angélica Rivera con Grupo Higa?

ES: Lo expresó ayer la señora Angélica Rivera de Peña en su…

CA: ¿Lo conoció así nada más, no tenía vínculo con, o sea, el vínculo está establecido por su relación con el Presidente?
ES: Mira, ante especulaciones, hechos. Lo que dice la ley es muy claro “Salvo que se acredite que éstos se obtuvieron por sí mismos”. La señora Angélica Rivera, ayer lo vimos en el video que se divulgó a través de diferentes medios de comunicación, hizo un análisis pormenorizado de cómo llevó a cabo esta operación, de cuál es el origen de sus recursos y la señora no es servidor público.

Por eso yo decía al principio que no siendo servidor público el acto de transparencia que tuvo es desde luego relevante; informó de sus ingresos, de cómo adquirió sus propiedades con total honestidad, aportó documentos, como es el contrato al que ya se ha referido, su declaración de impuestos, e insisto, pese a que no estaba obligada a ello.

Además para evitar especulaciones la señora anunció que decidió vender sus derechos sobre la propiedad, es decir, traspasarla y no adquirirla.

Es fundamental, Carmen, que las y los mexicanos sepan la verdad sobre este asunto y de la misma manera en la que tú gentilmente has hecho referencia al lugar en el que se encuentran los documentos que sustentan la investigación periodística, yo quisiera también hacerlo con el público, toda la información está disponible en la página de Internet www.angelicarivera.com.

Por lo que hace al conflicto de interés ya ha quedado establecido, y lo he manifestado así, que no existe tal conflicto de interés, cuáles son las razones y cuáles son los fundamentos, si tú quisieras que los repitiera lo hago con muchísimo gusto.

CA: No, yo creo que con lo que has dicho la gente tendrá capacidad de analizar lo que tú estás planteando y lo que nosotros estamos planteando y lo que se está poniendo a consideración pública, que eso es lo importante. Ni tú y ni yo vamos a negar la relevancia que tiene para un país, para una democracia que se pueda transparentar el asunto patrimonial de los mandatarios, es un tema de todos los días en cualquier democracia.

ES: Por supuesto. Y precisamente ese es el propósito y el motivo por el que estoy aprovechando la oportunidad que me das para comunicarme contigo y con el auditorio.

CA: Por lo pronto, Eduardo Sánchez, podemos, digamos, que a raíz de esta conversación, a raíz de lo que dice Angélica Rivera, de lo que dijo, de lo que tú mismo dijiste en un primer momento, por lo pronto lo que se confirma es que la propiedad legal de esta casa de Sierra Gorda 150 se encuentra a nombre de esta filial del Grupo Higa, esta constructora que obtuvo los contratos que aquí hemos mencionado ampliamente.

También se confirma, Eduardo, que la casa en cuestión se encuentra en posesión de la familia Peña Nieto Rivera, tal incluso como nos lo confirmó por escrito el Estado Mayor Presidencial, a quien también consultamos para esta investigación y nos dio la respuesta correspondiente, donde se confirma que se encuentra en posesión, digamos, de la familia Peña Nieto Rivera.

No se ha negado también un elemento muy importante respecto a que es la casa de la familia Peña Nieto Rivera, porque no han negado lo que la propia Angélica Rivera le dijo a una revista sobre que será la casa a la que regresen como familias con sus hijos después de que se termine la presencia prestada, como dice Angélica Rivera, de Los Pinos.

ES: Mira, la mención que haces precisamente de esta entrevista me da un argumento muy sólido para establecer un hecho: que la casa ha estado a la vista de todo el mundo y lo digo con esta generalización a partir de diversas publicaciones que se han dado, la de la revista a la que aludes, que es del 1° de mayo del 2013. Y desde luego que la casa no es propiedad de ninguna familia, la casa es propiedad de la Primera Dama en los términos que la propia Primera Dama lo ha expresado y lo expresó ayer.

Yo creo, Carmen, que los hechos que hemos referido en esta ocasión…

CA: Pero será la casa del Presidente, a ver, uno tiene una casa de diferentes maneras, uno es la propiedad legal, que no está a nombre de Angélica Rivera, sino del Grupo IGA y del señor Hinojosa…

ES: Eso sería debatible…

CA: Otra cosa es la casa del Presidente en el sentido que ella lo plantea, es, “la casa a la que nos iremos a vivir después de Los Pinos”.

ES: Eso sería debatible, no se encuentra en posesión de la señora Rivera y ya explicó cómo la com… perdón, o sea, se encuentra esta casa en posesión de la señora Rivera, es una compraventa que se ha perfeccionado en tanto que el Código Civil establece que una compraventa se perfecciona en el momento en que las partes se ponen de acuerdo en la cosa y en el precio.

De manera que, insisto, ese punto sería debatible. Lo que también es importante, Carmen…

CA: Pero aquí un segundo, un segundito porque es importante…

ES: …Perdóname y hago referencia a lo que acabas de señalar.

CA: A ver sí.

ES: De los contratos -cito textual- múltiples que tuvo esta empresa…

CA: Pero me permites un segundo sobre la posesión. En posesión de la señora Rivera, si el Presidente y la señora Rivera, con el arquitecto Aragonés, diseñaron juntos la casa, tal como se escucha la entrevista que le da a Alberto Tavira el arquitecto Aragonés; si el Estado Mayor Presidencial nos dice que tienen como obligación legal cuidar las propiedades y los espacios públicos y privados a los que asiste el Presidente, ¿damos por sentado que el presidente Peña Nieto también está en posesión de la Casa Blanca?

ES: Está en posesión su legítima dueña, que es la señora Angélica Rivera, en tanto tiene un contrato de compraventa con reserva de dominio, que es del conocimiento público y que está publicado en esta página de internet a la que me he referido.

CA: ¿Asiste el presidente Peña Nieto a la casa de Sierra Gorda?

ES: El presidente Peña Nieto, recordarás, Carmen, que al principio de la administración, cuando la casa Miguel Alemán, la Residencia Oficial de Los Pinos, que está destinada a albergar a la familia presidencial, había sido ocupada para oficinas y en tanto se estaba haciendo esta modificación, el Presidente de la República tuvo su domicilio ahí.

Es más, Omar Aguilar, reportero, puede dar testimonio que justamente el día de la elección en la que el presidente Enrique Peña Nieto salió victorioso los reporteros se ubicaron a uno y otro lado de la propiedad, es decir, en avenida de las Palmas y en Sierra Gorda para esperar la salida del Presidente, de manera que todo esto ha sido público y notorio incluso para la fuente de la Presidencia de la República y la que entonces cubría las actividades del candidato Peña Nieto.

CA: ¿Tienes información, Eduardo Sánchez, de si el Presidente de la República en calidad de Presidente o en calidad de candidato o en calidad de precandidato hizo uso de otro inmueble en propiedad del señor Hinojosa?

ES: ¿Me podrías repetir la pregunta? No la comprendí.

CA: Sí. Te pregunto si tienes información de que el Presidente de la República haya hecho uso, haga uso o haya hecho uso como candidato, como Presidente o como precandidato de alguna otra propiedad del Grupo IGA?

ES: Desconozco los titulares de las propiedades que han sido utilizados por el candidato Peña Nieto, pero con mucho gusto busco la información y te la hago llegar encantado de la vida.

CA: Te lo agradeceré mucho y, bueno, queda abierto todo este tema, Eduardo, porque, efectivamente, este tipo de ejercicios acaban siendo de enorme utilidad -me parece- para la sociedad mexicana, porque es una manera de mostrar la manera en que se preguntan cosas, la manera en que el poder responde, en que el Gobierno puede responder sobre los cuestionamientos o sobre las dudas y situaciones derivadas de una información esta naturaleza. Déjame cerrar con este punto, planteándote si el Gobierno mexicano encontraría necesario lo que algunos han planteado en diferentes columnas o comentarios sobre hacer una investigación independiente de la Secretaría de la Función Pública, independiente de la propia Presidencia, para clarificar lo que hubiera que clarificar sobre el tema de la “Casa Blanca”.

ES: Mira, nosotros, como funcionarios públicos, como servidores públicos, estamos sujetos a lo que señala la ley. Al mismo tiempo somos los primeros obligados, como parte del Poder Ejecutivo, para que la ley se cumpla, de manera que todo lo que esté dentro del marco de la ley para esclarecer absolutamente cualquier duda que exista, insisto, todo lo que esté dentro del marco de la ley, será, por supuesto, de aceptación nuestra.

CA: ¿Algo más, Eduardo Sánchez, para cerrar esta conversación y mantener el contacto, si tú me lo permites?

ES: Nada, agradecerte mucho el espacio para poderme comunicar contigo y con el auditorio. Me llevo el pendiente de darte más información al respecto y, desde luego, estoy a tu disposición y de tu equipo para cualquier aclaración que se requiera.

CA: Que ése es un último punto, qué bueno que lo dijiste, porque también escuché del Presidente una mención así, de lado, que me pareció que era un poco de recriminación, de que se había divulgado esta investigación el pasado 9 de noviembre, cuando él estaba en camino a su gira internacional, y, bueno, a lo mejor estoy sobreinterpretando y por eso mejor te pregunto a ti.

Si hubiera esa idea de que hubo un cierto dolo o idea de que iba a salir publicada esa información cuando el Presidente estuviera fuera, sí quisiera que pudieras corroborar ante el público, por esa mención del presidente Peña Nieto de ayer, que esta investigación es una investigación que incluyó varios elementos, uno de ellos fundamental fue la consulta directa a ustedes.

ES: Bueno, no, no…

CA: Es una investigación de cuatro meses. Te lo voy a decir, déjame te lo digo y me contestas; es una investigación de cuatro meses, que empezó por plantear el 27 de noviembre… Bueno, un antecedente inicial es 27 de noviembre 2013, se solicitó una copia de la declaración patrimonial de Angélica Rivera a la Presidencia de la República, la respuesta fue que ella no estaba obligada a presentar una relación de bienes, ése como primer antecedente.

Después tenemos varias consultas del mismo tipo y solicitudes de información por escrito, que fueron atendidas tanto por la Función Pública como por la Presidencia de México, y también es importante decir que se nos solicitó prórroga legal al final de la historia por parte de la Función Pública para contestar las preguntas específicas que les formulamos, empezando porque de quién era la casa, empezando por preguntar lo siguiente: si en la revista “Hola” la señora Angélica Rivera dice que será la casa donde vivirá toda la familia Peña Nieto-Rivera, nosotros empezamos por preguntar eso en solicitudes de información por escrito, que al final de cuentas fueron contestadas con un “No vamos a entregar información porque se considera información de carácter confidencial”.

Lo que quiero decir, y me importa mucho, es que no es un asunto de la semana pasada, no es un tema en donde tanto la Función Pública como las propias instancias de transparencia, los órganos de transparencia del Gobierno mexicano no hayan tenido información sobre nuestras solicitudes específicas respecto a esta propiedad de Sierra Gorda número 150.

Y me importa decirlo porque me pareció, y ahora con eso cerramos, que había una alusión como si hubiera sido un asunto sacado de la manga en términos del tiempo en que se decide transmitir o publicar una investigación de esta naturaleza.

ES: De manera muy respetuosa debo decirte que difiero de tu punto de vista y lo hago con absoluto respeto a tu profesionalismo y a la manera en la que te conduces y además doy testimonio de una relación, que te conozco de hace mucho tiempo y eres una periodista a la que respeto profundamente.

Déjame hacer algunas puntualizaciones a ese respecto. Las solicitudes de información a las que has aludido son solicitudes de información que se utilizan por la vía de la Ley de Transparencia, ¿esto qué significa? Son parte de una gran cantidad de solicitudes de información que llegan a la Presidencia de la República, en este caso, y a otras dependencias del Gobierno de la República, en donde solicitan información que va, y déjame decirte que en esto no estoy haciendo ninguna exageración, desde cuál es el sueldo del Presidente, cuántos árboles hay en la Residencia Oficial de los Pinos…

CA: Lo que la gente quiera preguntar.

ES: Lo que quiera preguntar.

CA: Así dice la ley, “Lo que quieras preguntar”.

ES: Es correcto.

Hago este contraste porque la relación que personalmente tengo con el espacio de Carmen Aristegui pues es frecuente, es constante, hay una comunicación constante, es parte de mi trabajo y es parte del trabajo que disfruto mucho y en este caso yo no tuve ninguna solicitud de información…

CA: No digo que tú, Eduardo.

ES: Perdón, quisiera continuar.

CA: Sí, sí.

ES: No tuve ninguna solicitud de información, no tuve ninguna solicitud o planteamiento respecto de una investigación, lo que sí hay es lo que dices y es absolutamente cierto, son solicitudes de información que no aluden a una información periodística, que son preguntas concretas, reciben respuesta concreta y, desde luego, por personas que no estamos… nosotros no identificamos como parte del equipo de Carmen Aristegui.

Déjame hacer el contraste; la mañana del sábado 8 de noviembre recibí dos llamadas telefónicas.

CA: Nueve.

ES: ¿Es sábado 9 o domingo 9?

CA: Ah no, no, perdóname; sí, sí, sábado 8 y domingo 9.

ES: Sí, recibí dos llamadas telefónicas de dos corresponsales extranjeros que me hicieron planteamientos idénticos cada uno por separado y me preguntaban: “oiga, tenemos información el sentido de que hay una casa… bla bla bla”, esto, insisto, previo a que apareciera en la revista Proceso y, desde luego, en el portal de Aristegui on line.

Entonces: “oiga, tengo esta información, quisiera saber cuál es el punto de vista de la Presidencia de la República”; esto en los códigos de ética de las empresas en medios de comunicación extranjeros es algo muy habitual.

CA: Sí, está muy bien.

ES: Y hacen esa consulta. Esa consulta jamás la recibimos por parte de tu equipo y desde luego que me pongo a tus órdenes para que en el fututo, pues con muchísimo gusto.

CA: No, pero, a ver, preguntamos por escrito, no, no me digas eso porque… no, a ver, a ver, eso es muy grave, lo que me dices, porque querría decir que para que nuestra solicitud de información a la Presidencia te tendríamos que haber hablado a ti; nosotros preguntamos y nos contestaron por escrito.

ES: Simplemente hago el contraste de los métodos distintos que son utilizados…

CA: Bueno, tan válido uno como el otro.

ES: …En donde uno plantea una pregunta a través de un escrito por la vía burocrática en donde hacen uno una pregunta concreta, no se plantea una investigación, no se plantea el contexto de la investigación y, por lo tanto, la respuesta es tan concreta como la pregunta; y en el otro caso se recibe una solicitud de información en un contexto de una investigación en donde aluden perfectamente bien de qué se trata y permite, pues poder dar información puntual y a tiempo, ¿no?

CA: Bueno, si quieres agregar, es que se pueden hacer por las dos vías y en este caso fue por las dos vías, más tarde… bueno, con mayor anticipación de lo que fueron las solicitudes por escrito hubo solicitudes vía telefónica, por ejemplo, a la gente de prensa del DIF nacional, a Luis Torres Tello se le solicitó una postura respecto a si Angélica Rivera podía hablar de la propiedad de esa casa, porque la que declaró fue Angélica Rivera, hubo una solicitud específica sobre eso.

Hubo también un texto, un mensaje de texto por parte de Luis Torres Tello, que comentó que ya había hecho contacto con la Presidencia de la República y que ellos atenderían la petición, esto es el 23 de junio de 2014 y, bueno, en fin, ha habido diferentes maneras, incluyendo, Eduardo, incluyendo las llamadas o los mensajes, que si no fueron al vocero directamente, fueron a otras instancias gubernamentales.

Y lo que quiero dejar aquí en todo caso como mi comentario sobre el tema es que no es una investigación que haya estado hecha sin una consulta directa a los aludidos, independientemente de si se hizo una llamada al vocero específicamente o no, que no es la única instancia en la cual podíamos haber obtenido información y tan es así que la respuesta que se nos da es una respuesta por escrito contestando que no es posible dar respuesta a las preguntas que se formularon y que también están disponibles en el contexto de la investigación.

Es un comentario adicional, es algo que me importaba mencionar, por el tipo de alusiones que se podían hacer sobre la intención o la motivación de un reportaje que tiene única -y te agradezco que tú lo reconozcas así-, única y estrictamente un interés periodístico.

ES: Así ha sido reconocido Carmen, pero quisiera, insisto, con el más absoluto respeto a ti como periodista y como profesional, que no es lo mismo, es decir, no es lo mismo que se plantee una solicitud de transparencia que hace una pregunta concreta y que reciba una respuesta concreta, a una investigación periodística en donde, además el código de ética de MVS lo señala y lo señala claramente, dice en su parte conducente:

“El contrapunto -y cito el texto de MVS y de la periodista Carmen Aristegui- favorece el equilibrio y el análisis”.

CA: Estoy absolutamente de acuerdo.

ES: “Reporteros, redactores y comentaristas deben recabar todos los puntos de vista de los actores involucrados en un hecho noticioso y dar cuenta al público de a quién se buscó y no fue posible localizar”.

Lo digo porque en este caso no se establece en este código la temporalidad con la que se debe hacer, refiero yo a dos medios internacionales que lo hicieron con anterioridad de manera muy clara y vuelvo a decir finalmente, estoy a tus órdenes y las de tu equipo, es mi trabajo hacerlo, para poder darles información de los temas que ustedes estimen conveniente.

CA: Y para cerrar mi opinión sobre el tema creo que cumplimos cabalmente con lo que establece el código de ética en cuestión, porque solicitamos información específica por escrito y fue respondida por escrito.

En fin, dejemos esta parte del debate porque al final de cuentas lo que importa es el contenido principal del reportaje, que desde todos puntos de vista ha sido confirmado en términos de que esta propiedad está a nombre de un contratista y la está adquiriendo, dice la señora Angélica Rivera, ella misma con sus recursos.

Ese es el corazón del asunto y de la discusión abierta de un tema que, bueno, como coincidimos, Eduardo Sánchez, es muy importante airear, airear abiertamente, analizar abiertamente, porque es uno de los ejes principales de cualquier intento de vida democrática que tengamos la sociedad, los medios, los periodistas, los funcionarios, la transparencia y la claridad suficiente para saber, en este caso, la condición patrimonial de quienes toman decisiones en nuestro nombre, la condición patrimonial de los mandatarios, la condición patrimonial de su entorno. Todo eso que forma parte de cualquier vida democrática en cualquier país del mundo, el tema patrimonial de los mandatarios es un asunto relevante y eso creo que ni tú ni yo vamos a debatir del tema.

ES: Es correcto Carmen, yo solamente insistiría con la amplia disposición en mi oficina y de tu servidor para que podamos darles la información y conocer el contexto de sus investigaciones y de esa manera ser mucho más eficientes para por informar al público y que tengan ustedes desde un principio nuestra versión, para no tener que entrar entonces en aclaraciones.

CA: Bueno, eso es mucho mejor que se pudiera hacer desde el principio, eso sería mejor, pero creo que estamos en un punto muy importante donde se puede analizar, con documentos, con elementos de formación dura todo eso que está a la mesa y que te agradezco podamos conversar esta manera y estemos en contacto, como siempre.

ES: Al contrario Carmen, muchas gracias a ti y muy buenos días para ti, para tu equipo y para el auditorio.