Esta mañana, el Presidente Enrique Peña Nieto sostuvo una conversación telefónica con su homólogo estadunidense, Barack Obama, a quien le reconoció su visión y liderazgo por emprender las Acciones Ejecutivas de Responsabilidad por la Inmigración.

El Primer Mandatario expresó la plena disposición de su gobierno para apoyar el éxito de las medidas anunciadas, que tienen el potencial de beneficiar a un número muy significativo de mexicanos en Estados Unidos.

Para ello, el Presidente Peña Nieto le comentó que ha instruido a los 50 Consulados de México en los Estados Unidos para que, en su momento, apoyen y brinden la atención necesaria a los ciudadanos mexicanos que radican en aquel país, que ya son parte de la comunidad estadunidense, y que estén en la posibilidad de beneficiarse de esta decisión.

A su vez, el Presidente Barack Obama le manifestó su interés por que ambos gobiernos trabajen conjuntamente, para informar el alcance de las medidas ejecutivas y de la población que podría ser beneficiada con ellas.

Finalmente, ambos mandatarios acordaron continuar con una estrecha cooperación, fortalecer el principio de responsabilidad compartida como eje central de la conducción de la relación bilateral, así como impulsarlo en el contexto de los retos regionales.