Señoras y señores:

Muy buenas tardes a todas y a todos ustedes.

Excelentísimo señor Presidente de la República hermana de Honduras, Juan Orlando Hernández. Muchas gracias por su hospitalidad.

Y quiero reconocer de manera particular al señor Alcalde de Comayagua, al señor don Carlos Miranda, este gesto que, en nombre del pueblo de Comayagua, tiene para con el Presidente de los mexicanos, para con un servidor, al entregarme la llave de estas bella ciudad, ciudad histórica que fuera capital de este país hermano de Honduras.

Quiero dejar solamente un testimonio de agradecimiento, sobre todo ante esta gente congregada del pueblo hermano de Honduras, pendiente de esta Visita Oficial que hacemos a la República hermana de Honduras, y en donde venimos a reafirmar el interés y, sobre todo, toda la voluntad para estrechar los lazos de hermandad entre el pueblo de México y el pueblo de Honduras.

Queremos, como hoy aquí tiene lugar, corresponder a las muestras de calidez y de hospitalidad que todas y todos ustedes me están dispensando.

Quiero decirles, en nombre del pueblo de México, un pueblo solidario, fraterno y que siempre quiere tender lazos de amistad y de cordialidad para con todos los pueblos hermanos de Centroamérica y de América Latina.

Quiero, en nombre de mi pueblo, en nombre de México, dejar un saludo en cada uno de ustedes. Ese saludo fraterno y que espero sea el que aliente y que inspire el trabajo de diálogo político, de cooperación, de mayor acercamiento, y de trabajo coordinado y conjunto para seguir impulsando la prosperidad, el bienestar y el desarrollo de nuestros pueblos.

Señor Presidente de Honduras.

Muy distinguido Alcalde de Comayagua:

Muchas gracias por su hospitalidad.

Muchas gracias por darme la oportunidad y alto honor de estar en esta tierra cálida y generosa de Honduras.

Y muchas gracias por distinguirme con la entrega de esta Llave de este pueblo hermano de Comayagua.

Muchísimas gracias.